27478
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-27478,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-3.7,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
PEDRO TOMÉ Y VERCRUYSSE

 

Madrid, 183?-La Habana,?

 

Figura de la arquitectura madrileña del siglo XIX, apenas se conocen datos de su biografía. En 1848 Pedro Tomé estaba estudiando en Roma pensionado por la reina Isabel II y a su regreso donó a la Escuela Especial de Arquitectura detalles en yeso de edificios clásicos y renacentistas de aquella ciudad.

 

En 1816, auspiciado por la Real e Ilustre Archicofradía del Santísimo Sacramento, Santo Cristo de la Redención del Mundo y Ánimas del Purgatorio, se levanta el cementerio de la Sacramental de San Lorenzo y San José, cerca del puente de Toledo, junto a la calle de la Verdad, según el proyecto del arquitecto Pedro Tomé y Vercruysse. Su primera fase se abre en 1852. Es de planta rectangular y su frente mira hacia Madrid. Se inicia con un patio de galerías de nichos en todos sus frentes, excepto en su fachada principal de estilo neoclásico en la que destaca el monumental pórtico central tetrástilo, con frontón rematado en cruz. Está enlazado con la capilla, cuya construcción se retasa unos años, por dos pabellones extremos; esta, la capilla, se desarrolla en esquema de pronaos seguido de cella con ábside semicircular oculto al exterior por cabecera recta. El patio de San Lorenzo se diseñó rodeado de nichos con pórticos protectores sobre apoyos de hierro fundido. En 1860 Tomé proyecta un nuevo patio cuadrado y en 1863 plantea otro nuevo patio al tiempo que se retoma la construcción de la capilla, terminada en 1866 y hoy desaparecida. En esta misma fecha de 1866 Pedro Tomé también planea el patio del Santísimo Sacramento cuya fachada principal remata con dos pequeños torreones en sus extremos, hoy en buen uso. El cementerio se restauró en 2002 por Adela y Josefa Cassinello con criterios conservacionistas y fue incluido como Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de conjunto histórico artístico de la Villa de Madrid, al afectarle, por extensión el referido al resto de las sacramentales.

 

En 1852 le conceden licencia para para construir una casa de varios pisos en la calle de la Justa, nº 30, manzana 457. El expediente del Archivo de la Vila 4-83-50 nos da noticia completa de la construcción de este edificio. La calle de la justa desapareció bajo el trazado de la nueva Gran Vía y se situaba aproximadamente entre la calle de la Silva, la calle de San Bernardo y la Gran Vía. Conectaba la calle de San Bernardo, en su inicio, con la calle de la Estrella, formando una curva muy pronunciada.

 

Poco más sabemos de este arquitecto, salvo que poco tiempo después aparece como arquitecto municipal de La Habana, casado con Margarita Martínez Torres. Tiene un hijo, Esteban Tomé Martínez, que figura como Juez Colector de Rentas Reales, Real Hacienda y Notario Público en Colón, provincia de Matanzas, Cuba.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

AA.VV.: Guía de Arquitectura. Madrid, 1992

 

ARQUITECTURA de Madrid, “Cementerio Sacramental de San Lorenzo y San José”, 1851. Ref.: F3.403

 

CARRASCO MUÑOZ DE LA VERA, CARLOS, Cementerios de Madrid. Madrid, 1984

 

CORRAL, JOSÉ DEL, Los cementerios de las Sacramentales. Madrid, 1954

 

FERNÁNDEZ TALAYA, MARÍA TERESA, Rehabilitaciones en Madrid, Ayuntamiento de Madrid, Fundación Caja Madrid, E.M.V. 2003

 

REPULLÉS Y VARGAS, ENRIQUE Mª, Panteones y sepulcros en los cementerios de Madrid, Ávila, 1991

 

SAGUAR QUER, CARLOS, Arquitectura funeraria madrileña del siglo XIX. Madrid, 1989

 

SAGUAR QUER, CARLOS: “Un Père Lachaise para Madrid. El debate sobre los cementerios en el siglo XIX. “Anales del Instituto de Estudios Madrileños”, 1998, 59-87

 

RAQUEL FERNÁNDEZ-BURGOS PRESA

FECHA DE REDACCIÓN: 22 DE DICIEMBRE DE 2020

FECHA DE MODIFICACIÓN:

X