27803
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-27803,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-3.7,ajax_fade,page_not_loaded,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
Custodio Teodoro Moreno, Maqueta del Teatro Real de Madrid, 1835, Museo de Historia, Madrid.
CUSTODIO TEODORO MORENO Y MORENO.

 

Arquitecto. Estremera (Madrid), 9 de noviembre de 1780-Madrid, 21 de noviembre de 1754.

 

Gracias a los datos aportados, en vida del arquitecto, por el crítico Eugenio de Ochoa se tienen noticias muy precisas de los primeros años de la carrera artística de Custodio Teodoro Moreno. Según llegó a relatar en un artículo que le dedicó en la revista El Artista, su padre, Domingo Venancio, «a quien debió su primera y esmerada educación y el gusto especial a las artes y a la literatura que nunca le abandonó aun en medio de sus grandes ocupaciones», fue quien se percató, en su niñez, de su inclinación hacia la arquitectura, al dibujar, «no sin alguna propiedad, las fachadas y torre de Estremera»[1]. Ante tales muestras innatas hacia lo artístico, fue enviado a Madrid, donde se matriculó, con 11 años de edad, el 3 de septiembre de 1792, en la sala de Geometría de la Real Academia de San Fernando[2].

 

En la Academia y asesorado por Pedro de Arnal, director de la sección de Arquitectura de la institución matritense, se adentró en la práctica del dibujo de figuras, al tiempo que estudiaba matemáticas con Antonio Varas y arquitectura, primero, con el académico Ramón Durán y con Manuel Machuca después. Este último dirigió su carrera hasta los 18 años de edad, concluyendo su aprendizaje bajo la dirección de Isidro González Velázquez [3]. En ese tiempo, participó, con éxito, por la segunda clase de Arquitectura, en los premios generales de la Academia de 1799, donde consiguió el primer premio al ejecutar un Edificio público para la venta de víveres y una Puerta dórica de entrada a un jardín[4].

 

En 1803, intentó, sin éxito, acceder al título de maestro arquitecto, para lo cual hubo de presentar, ante la Comisión de Arquitectura de la Academia, 3 planos de un Cementerio con su respectivo informe[5]. Graduación que tampoco obtendría en diciembre de 1805, al exponer ante la Comisión los planos de «un palacio episcopal con seminario, una iglesia parroquial para un pueblo de 300 vecinos y un hospital con iglesia y habitación de dependientes para el Buen Suceso de esta Corte»[6]. A pesar de lo cual, por iniciativa del viceprotector de la Academia, Pedro Ceballos, se volvieron a revisar los 3 proyectos presentados; y vistos de nuevo, por real orden de 4 de mayo de 1806, se le concedió el título de maestro arquitecto, «más no el de académico de mérito que debe de procurarse»[7].

 

Desde esa fecha y hasta el año 1809, «en que proyectó y dirijió la obra del aumento de la iglesia de Orusco [de Tajuña, en Madrid], se redujeron sus ocupaciones a leer y estudiar los mejores tratados de su profesión»[8]. En el Diario de Madrid del 2 de marzo de 1809, se le cita como contribuyente, con 5.000 reales, de la parte que debía de aportar al gobierno intruso por deuda de guerra. Una contribución que no se entiende, dada la escasez de noticias profesionales que se tienen sobre él en este período, sino es porque en estos años sus ocupaciones se centraban en la venta de casas, cuando, según noticias recogidas en el citado diario, residía en la calle del Caballero de Gracia, número 34[9].

 

Finalizada la guerra, el 25 de agosto de 1814 fue nombrado maestro de obras de las reales Caballerizas y sus agregados, y al año siguiente, el 30 de marzo, arquitecto de las mismas, «y en el desempeño de este destino ha tenido ocasión de manifestar sus grandes conocimientos en la construcción, principalmente en la de apeos, de que dio pruebas también en las obras que de esta clase ha ejecutado»[10]; construyendo para dicho fin la Real Ballestería del Pardo (1827-1834) y las nuevas cocheras del Campo del Moro (1829-1834)[11].

 

A finales de abril de 1814, solicitaría el grado de académico de mérito de la Academia. Para ello, suplicaba que se le dispensase de la realización de nuevas pruebas, ya ejecutadas cuando se le nombró maestro arquitecto, y se le satisficiese el asunto a disertar para la obtención del título. Enterada la Junta y dando la razón al arquitecto, se procedió al sorteo de los números del libro correspondiente para señalarle el citado asunto y, saliendo los números 5, 8 y 24, se le halló con el mérito suficiente para premiarle, por 23 votos, con el grado solicitado[12]. Aquella disertación llevaba por título Paralelo entre la arquitectura griega y la gótica[13].

 

A partir de ese momento, se vería sumergido totalmente en labores profesionales y docentes vinculadas con la Academia: a finales de ese mismo año, sería nombrado para impartir la «nueva delineación de figuras geométricas […]» en la sala de Principios, junto a Francisco Pérez Rabadán[14], y, a comienzos de 1817, se le propuso, con José Joaquín Troconiz, como vocal de la Comisión de Arquitectura, supliendo en el bienio a Juan Gómez y a Juan Miguel de Inclán[15]. Por real orden de 6 de noviembre de ese año, se le designaría teniente director de aritmética y principios geométricos en el estudio de la Merced de la calle Fuencarral de Madrid[16], del cual fue también secretario[17]. Y por otra real orden, de 6 de junio de 1818, se le concedió el título de teniente director honorario por la sección de Arquitectura de la Academia[18], cuya tenencia se le otorgaría en titularidad años más tarde (1822)[19].

 

En 1820, por mediación del ministro de la Gobernación y en nombre de la Cortes, la Academia convocó a concurso, mediante reales órdenes de 5 de agosto y 14 de septiembre, la erección de un monumento que eternizara la memoria de haber jurado el Rey la Constitución (9 de junio de 1820). A tal fin, el 21 de septiembre, en junta extraordinaria, la docta corporación ofreció una medalla de oro de 6 onzas al autor del «pensamiento más sobresaliente» que se presentaría en un diseño en planta y alzado sobre hojas «que no bage su tamaño de los de marca mayor». Los participantes tendrían de plazo hasta el 15 de mayo de 1821 para presentar sus pruebas, incluyendo una memoria donde indicasen las razones artísticas, filosóficas y poéticas que se adoptasen[20]. A este concurso concurrieron Francisco Javier de Mariátegui, Melchor Cano, Antonio de Goicoechea, Francisco Javier Adán, Manuel Álvarez, Manuel Rodríguez, Francisco Elías, Juan José de Alzaga, Joaquín Rigal y Custodio Moreno. En junta general, celebrada el 28 de mayo de 1821, se procedió al examen y votación de las pruebas. De lo que resultó que Custodio Moreno obtuvo 13 votos y, por tanto, el premio con una obra que consistía en un Liceo Nacional[21].

 

Ese mismo año, a comienzos de abril, solicitaría, infructuosamente, la plaza de teniente arquitecto mayor de Madrid, por fallecimiento de Manuel Peña Padura. A pesar de ello, se le otorgó el título de teniente director de Policía[22]. Y, al siguiente, se le designó como arquitecto mayor interino en comisión del Ayuntamiento, en sustitución de Antonio López Aguado, tras el hundimiento del teatro del Príncipe la noche del 3 de febrero de 1822, y segundo teniente arquitecto mayor de Madrid[23]. Durante los 2 años que ejerció en estos oficios se encargó de las obras de fontanería de la villa, la remodelación de la Casa de la Carnicería, de la Puerta de Toledo, de la cuesta de la Vega, los paseos del Canal de Manzanares, plazas y mercados (Carmen calzado y plazuela de la Cebada), la alcantarilla de Recoletos, empedrados o los paseos del Retiro y portillo de Gilimón[24]. Unas prerrogativas por las cuales, tras el fin del Trienio Liberal, fue investigado por su conducta política y enajenado de sus cargos.

 

En febrero de 1824 solicitaba a la Academia, con el aval del infante Carlos María, el permiso oportuno para poder impartir clases por el día en la sala de Arquitectura a los discípulos que asistían a su estudio particular. A tal fin, y accediendo la Junta, dispuso que se le arreglase la sala grande próxima al oratorio[25]. En este sentido, se sabe que, desde 1815, contaba con un crecido número de discípulos, «el que fue aumentado considerablemente en los años sucesivos, pasando de sesenta los aprobados de maestros de obras, arquitectos y académicos de mérito». Entre ellos cabría citar a Antonio de Goicoechea, Mariano José de Lascuraín, Juan Morán Lavandera, Lucio de Olarrieta o Narciso Pascual Colomer, «prodigando a todos una enseñanza gratuita y haciéndoles celebrar cuarenta actos públicos en la real Academia, leyendo las disertaciones que ellos mismos formaban sobre diferentes puntos de la profesión que les eran propuestos, cuya reunión forma un cuerpo de doctrina artística muy recomendable»[26].

 

Para 1825 se le había otorgado el título arquitecto de la Real Escuela Veterinaria, aunque no sería hasta el 8 de enero de 1828 cuando se hiciese oficial su nombramiento, reedificando el edificio y erigiendo un teatro anatómico y pabellones de fraguas y herreros[27]. El 10 de octubre de 1826 solicitaba que se le reparase en el restablecido cargo de teniente arquitecto mayor de Madrid con el fin de cuidar de la rama de Fontanería[28]. Por acuerdo del Ayuntamiento de Madrid, el 18 de septiembre de 1827, se procedió a la votación de 2 vacantes de tenientes, obteniendo Custodio la plaza de segundo teniente mayor de Madrid, por 11 votos, con el beneplácito del Rey, al trabajar a su servicio. En esa misma sesión, se nombró, por 8 votos, a Francisco Javier Mariátegui tercer teniente mayor de Madrid[29].

 

A finales de 1828 la congregación del Real Oratorio del Caballero de Gracia en Madrid planteaba la necesidad de concluir la fachada principal proyectada por Juan de Villanueva en 1789. A tal fin, Custodio Moreno, consiliario seglar de la junta, ideó un diseño económico que se ajustara a los planes de la congregación. Para llevar a cabo el proyecto, vendió las dos basas y capiteles de las columnas trazadas por Villanueva y presentó los planos ante la Academia de San Fernando para que comprobase que su idea se ajustaba a la del citado arquitecto. El proyecto se concluyó en 3 años, pues la inauguración de la iglesia se hizo realidad el primer domingo del mes de mayo de 1831[30].

 

Con motivo del enlace entre Fernando VII y María Cristina de Borbón, en 1829, el Ayuntamiento de Madrid nombró en su seno una comisión para celebrar con festejos, entre el 11 y el 16 de diciembre, la entrada de la Princesa a la Corte y el enlace de los Monarcas. Por delegación de Antonio López Aguado, Custodio Moreno dirigió la erección de un Arco en la calle de Alcalá a imitación del de Constantino el Magno, con alegorías, estatuas e inscripciones, y un templete, en la Puerta del Sol, como Monumento erigido a la memoria de los Conquistadores del Nuevo Mundo, con varias estatuas y adornos[31].

 

A mediados de 1831, junto a Juan Antonio Cuervo, solicitaría al Ayuntamiento que se separase a Luis López de Orche de todos los encargos que tuviese de Madrid, en función de no ser uno de los tenientes nombrados y de los numerosos errores cometidos en varias de las obras que se le habían encomendado[32], y se encargaría, por real orden de 17 de julio, de las obras del Real Coliseo de la plaza de Oriente, «con la expresa e indispensable condición de no separarse en lo más mínimo del plan del difunto arquitecto Antonio López Aguado»[33], para lo cual, hubo de ejecutar una maqueta desmontable del mismo, conservada hoy en día en el Museo de Historia de Madrid[34].

 

Precisamente, tras la muerte de Antonio López Aguado, el 27 de junio de 1831, se procedió a tratar el nombramiento de un nuevo arquitecto mayor de Madrid. El Ayuntamiento daría cuenta entonces del envío de 3 memoriales remitidos para cubrir la plaza. Uno de ellos fue enviado por Custodio Moreno, en el que, en realidad, proponía a Juan Antonio Cuervo para la tenencia, «no obstante su avanzada edad, a quien parece corresponde de justicia […]» Los procuradores propusieron entonces que la plaza saliese a «oposición entre todos los arquitectos, siendo el asunto o programa el proyecto de una cárcel para esta Villa, premiando a el autor del mejor pensamiento con el destino de Arquitecto Mayor de Madrid», contra lo cual, protestaron Cuervo y Moreno. Finalmente, se resolvió votar a los candidatos en función de sus solicitudes. En la votación, quedó en primer lugar Francisco Javier de Mariátegui, en segundo lugar, Cuervo, y en tercer lugar Juan Blas Molinero. El 29 de febrero de 1832 el Rey resolvía nombrar a Mariátegui arquitecto mayor de Madrid con un sueldo anual de 14.150 reales[35]. Este hecho provocó la renuncia de Custodio Moreno a la plaza de teniente de arquitecto mayor de Madrid; dimisión que fue aceptada por oficio del secretario de Estado al Corregidor de Madrid el 23 de marzo de ese año. Para aquel entonces Moreno había ejecutado «las obras del Saladero, Plaza Real, Puerta y Puente de Toledo, formación de planos y proyectos, y entre ellos el del nuevo Matadero, funciones públicas y otros de consecuencia […]»[36]; entre estos últimos cabría señalar el adorno de la fachada de la iglesia del Buen Suceso, ejecutado con motivo del nacimiento de la infanta María Isabel, el 10 de octubre de 1830[37].

 

Por real orden de 31 de enero de 1833, sería nombrado teniente arquitecto mayor del rey, tras el fallecimiento de Manuel Álvarez Sorridas, y el 13 de agosto recibiría los honores de Comisario de Guerra, decorando, ese mismo año, la iglesia del convento de San Jerónimo el Real con motivo de la jura de la infanta María Isabel como princesa de Asturias. No acabarían aquí los gajes para el arquitecto, pues, durante la Regencia y por real orden de 23 de diciembre de 1838, la reina María Cristina de Borbón le eleva al título de arquitecto mayor de Palacio y reales sitios. Un cargo del que se jubilaría por propia voluntad el 18 de enero de 1844, sucediéndole en el cargo Narciso Pascual Colomer[38].

 

Durante estos años, tras la ejecución de un Plano topográfico de Madrid, encargo del marqués viudo de Pontejos, corregidor de la villa de Madrid (1834-1838)[39], participa, entre 1838 y 1844 y por medio de sus nuevos cargos, en las obras del Real Museo de Pintura y Escultura (actual Museo Nacional del Prado), reformando las salas de la crujía suroeste y su opuesta de la planta inferior, acondicionando los paramentos y zaguán de la puerta frente al Jardín Botánico, donde colocaría la colección de vaciados que Isidro González Velázquez trajo de Italia, además de otras obras de conservación y mantenimiento, como solados, emplomados, recorridos de cubiertas o la colocación de esculturas y otros elementos ornamentales en las fachadas y 7 pararrayos en las cubiertas[40].

 

En la Academia de San Fernando, tras haber sido designado el 5 de agosto de 1832 académico de mérito de la de San Carlos en Valencia, por real orden de 30 de marzo de 1834, se le agraciaría, junto a Juan Miguel de Inclán, con los honores de director de la sección de Arquitectura[41]. Una titularidad que adquiriría tras la muerte de su maestro Isidro González Velázquez (7 de diciembre de 1840), al proponerle la Junta como candidato junto a Tiburcio Pérez Cuervo[42]. En junta ordinaria de 3 de enero de 1841, se pasó a la votación para la plaza, obteniendo Custodio Moreno 15 votos frente a los 3 de Pérez[43], siendo nombrado, por real orden, el 22 de febrero[44]. Tres años después, el 14 de enero de 1844, la Junta daba noticia de haber concluido el trienio de director general de la Academia, ostentado por la rama de Escultura en la figura del director Francisco Elías, y tocando el turno a la Arquitectura, se designaron para la nueva dirección a Custodio Moreno y a Juan Miguel de Inclán. En la votación, Inclán consiguió 24 apoyos y Moreno 18, por lo que se propuso al primero[45]. Poco después, Custodio Moreno dimitiría de su plaza de director de Arquitectura[46], agraciándole la Junta con el grado de director honorario de la Academia de San Fernando[47] y la Academia de la Purísima Concepción de Valladolid con el título de académico de honor[48].

 

Retirado los últimos años de su vida, fallecería en Madrid el 21 de noviembre de 1854, nombrando como heredera universal de todos sus bienes a su segunda esposa Luisa de Vidart, con quien había contraído matrimonio el 4 de febrero de 1835, «mediante a no tener herederos forzosos». Recibió sepultura en el cementerio de la Sacramental de San Pedro y San Andrés[49].

 

BIBLIOGRAFÍA.

 

ANDRA VALERA, FERNANDA (coord.), Cuatro siglos de teatro en Madrid: Teatro Albéniz, Teatro Español, Teatro María Guerrero, Madrid: mayo-junio 1992, Museo Municipal de Madrid, Consorcio para la Organización de Madrid, Capital Europea de la Cultura 1992, 1992.

ARBAIZA BLANCO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos (de los siglos XVII y XIX) en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (III)», Academia: Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 94-95 (2002), pp. 103-254.

 

ARBAIZA BLANCO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos (de los siglos XVII y XIX) en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (IV)», Academia: Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 96-97 (2003), pp. 141-280.

 

ARBAIZA BLANCO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos (de los siglos XVII y XIX) en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (V)», Academia: Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 98-99 (2004), pp. 121-273.

 

ARBAIZA BLANCO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos (de los siglos XVII y XIX) en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (VI)», Academia: Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, (2006), 102-103, pp. 151-332.

 

CÁVEDA, JOSÉ, Memorias para a historia de la Real Academia de San Fernando y de las Bellas Artes en España: desde el advenimiento al trono de Felipe V, hasta nuestros días, Madrid: Imprenta de don Manuel Tell, 2 tomos.

 

Esposición de los festejos y regocijos públicos que la M. N. L. I. C. y M. H. villa de Madrid tiene dispuestos para solemnizar el augusto enlace del rey N.S. don Fernando VII, con la serenísima señora princesa doña María Cristina de Borbón, Madrid: Imprenta de F. Sancha, 1829.

 

FERNÁNDEZ MUÑOZ, ÁNGEL, «El Teatro Real de Madrid, “Opus Iterruptus”», Arquitectura, 244 (1983), pp. 56-61.

 

GARCÍA-NAVARRO, AGUIRRE, INÉS, «El deán don Pedro Díaz Escandón (1738-post 1826) y el proyecto de Custodio Teodoro Moreno para la iglesia de San Roque del Acebal, Llanes, Asturias», Liño: Revista Anual de Historia del Arte, 19 (2013), pp. 41-52.

 

GOITIA CRUZ, AITOR, «Los arcos honoríficos de Antonio López Aguado y Custodio Moreno de 1816 y 1829», en El patrimonio gráfico. La gráfica del patrimonio: XVIII Congreso Internacional de Expresión Gráfica Arquitectónica, Zaragoza: Universidad de Zaragoza, 2020, pp. 47-50.

 

HERRERO, MAIRA, «1851: Proyecto definitivo del Real Coliseo de la Plaza de Oriente», Arquitectura, 307 (1996), pp. 48-51.

 

LÓPEZ GONZÁLEZ, BEATRIZ, «Un estudio sobre clasicismo y anticlasicismo en la Academia de San Fernando: el “paralelo entre la arquitectura griega y gótica” (1814), de Custodio Moreno», en Actas del X Congreso del CEHA. Los clasicismos en el arte español, Madrid: 27-30 septiembre de 1994, Departamento de Historia del Arte U.N.E.D., 1994, pp. 363-366.

 

LÓPEZ DE MENESES, AMADA, «El oratorio del Caballero de Gracia», Boletín de la Sociedad Española de Excursiones, XXXIX (1931), pp. 299-308

 

Manifiesto de la conducta observada y méritos contraídos por don Custodio Teodoro Moreno en el tiempo en que sirvió la plaza de Arquitecto mayor de Madrid, para la que fue nombrado espontáneamente, sin pretensión por su parte, por el Ayuntamiento llamado Constitucional en 6 de febrero de 1822, Madrid: en la imprenta que fue de Fuentenebro, 1824.

 

MOLEÓN GAVILANES, PEDRO, La arquitectura de Juan de Villanueva. El proceso del proyecto, Madrid: Colegio Oficial de Arquitectos, 1988.

 

MOLEÓN GAVILANES, PEDRO, Proyectos y obras para el Museo del Prado. Fuentes documentales para su historia, Madrid: Museo Nacional del Prado, 1996.

 

MOLEÓN GAVILANES, PEDRO, «Galería biográfica en torno a Isidro Velázquez», en Isidro Velázquez (1765-1840), arquitecto del Madrid fernandino, Madrid: Ayuntamiento de Madrid, 2009, pp. 126-128.

 

MOLEÓN GAVILANES, PEDRO, El arquitecto Juan de Villanueva (1739-1811), Madrid; Akal, 2020.

 

MONTES SERRANO, CARLOS, «El Real Oratorio del Caballero de Gracia en Madrid», Academia: Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 76 (1993), pp. 266-311.

 

NAVASCUÉS PALACIOS, PEDRO, Arquitectura y arquitectos madrileños del siglo XIX, Madrid: Instituto de Estudios Madrileños, CSIC, 1973.

 

NAVASCUÉS PALACIOS, PEDRO, Arquitectura española 1808-1914, Summa Artis: historia general del Arte, Madrid: Espasa Calpe, 1993, t. XXXV-2.

 

OCHOA, EUGENIO DE, «D. Custodio Teodoro Moreno», El Artista, t. III (1836), pp. 151-153.

 

PÁEZ RÍOS, ELENA, Repertorio de grabados españoles en la Biblioteca Nacional, Madrid: Ministerio de Cultura, Secretaría General Técnica, 1981-1985.

 

PARDO CANALÍS, ENRIQUE, «Proyectos de monumentos conmemorativos en Madrid de 1820 a 1836», Archivo Español de Arte, 103 (1953), pp. 215-236.

 

PARDO CANALÍS, ENRIQUE, Los registros de matrícula de la Academia de San Fernando de 1752 a 1815, Madrid: C.S.I.C., 1967.

 

RODRÍGUEZ, DELFÍN (coord.), Hacia una nueva idea de la Arquitectura. Premios generales de Arquitectura de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1753-1831), Madrid: cat. exp. 25 marzo-3 de mayo de 1992, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Comunidad de Madrid, 1992.

 

RUIZ MUÑOZ, CECILIA, El Teatro Real de Madrid: cinco siglos de evolución, trabajo fin de grado, Madrid: Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, Universidad Politécnica de Madrid, 2021.

 

SAMBRICIO, CARLOS, La arquitectura española de la Ilustración, Madrid: Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España-Instituto de Estudios de Administración Local, 1986.

 

VEGA, JESUSA, Origen de la litografía en España. El Real Establecimiento Litográfico, Madrid: Museo Casa de la Moneda, octubre-diciembre de 1990, Fábrica Nacional de Monedad y Timbre, 1990.

 

OBRAS CONSERVADAS Y RELACIONADAS CON MADRID.

 

Escritos:

 

-Murat desmascarado, tragedia en quatro actos, por don Custodio Teodoro Moreno, Madrid: 1814, Biblioteca Nacional de España, Madrid.

Ref.: Mss. 15907.

 

-Paralelo entre la arquitectura griega y la gótica, 1814, A.R.A.B.A.S.F., 3-324, Biblioteca de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-313-3.

Bibl.: LÓPEZ GONZÁLEZ, BEATRIZ, «Un estudio sobre clasicismo…», 1994, pp. 363-366.

 

Arquitecturas:

 

Obras de remodelación y aumento en la parroquia de San Juan Evangelista, 1809, calle José Cavañeras, 13, Orusco de Tajuña, Madrid.

Bibl.: OCHOA, EUGENIO DE, «D. Custodio Teodoro…», 1836, p. 151.

 

-Fachada principal del Real Oratorio del Caballero de Gracia, 1829/1831, calle del Caballero de Gracia, número 5, Madrid.

Ref.: A.V., Secretaría, 1-120-15.

Bibl.: LÓPEZ DE MENESES, AMADA, «El oratorio del Caballero…», 1931, pp. 303 y 304; MONTES SERRANO, CARLOS, «El Real Oratorio del Caballero…», 1993, p. 302.

 

-Armadura para las luces del escenario del Teatro Real de Madrid, 1831/1850, plaza de Santa Isabel, s/núm., Madrid.

Ref.: A.V., Secretaría, 1-59-35 y 3-364-18.

Bibl.: RUIZ MUÑOZ, CECILIA, El Teatro Real de Madrid…, 2021, p. 39.

 

Dibujos:

 

Edificio público para la venta de víveres, 1799, lápiz negro, tinta negra y aguadas sobre papel verjurado, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Planta, núm. inv. A-2291, 651 x 974 mm.

Alzado de las fachadas principal y lateral, núm. inv. A-2292, 640 x 960 mm.

Alzado de la fachada posterior y sección AB, núm. inv. A-2293, 641 x 972 mm.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-86.

Bibl.: RODRÍGUEZ, DELFÍN, Hacia una nueva idea de la Arquitectura…, 1992, p. 145; ARBAIZA BLANCO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos…», 2002, p. 184.

 

-Puerta dórica de entrada a un jardín (planta y alzado), 1799, núm. inv. A-3515, lápiz negro y aguada gris sobre papel verjurado, 518 x 334 mm, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-86.

Bibl.: RODRÍGUEZ, DELFÍN, Hacia una nueva idea de la Arquitectura…, 1992, p. 145; BLANCO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos…», 2004, p. 212; y 2006, p. 269.

 

Un palacio episcopal y seminario conciliar, vicaría y cárcel de la Corona, 1805, lápiz negro, tinta negra y aguadas de colores sobre papel avitelado, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Planta baja, núm. inv. A-4290, 635 x 936 mm.

Planta principal, núm. inv. A-4291, 624 x 927 mm.

Alzado de la fachada principal y sección AB, núm. inv. A-4292, 633 x 934 mm.

Alzado de la fachada lateral y secciones CD, MN y PQ, núm. inv. A-4293, 603 x 914 mm.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-87; 4-68-3; 3-139; 3-140.

Bibl.: BLANCO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos…», 2006, pp. 193 y 194.

 

Una iglesia parroquial para un pueblo de 300 vecinos, con habitación para el cura párroco y sacristán, 1805, lápiz negro, tinta negra y aguadas de colores sobre papel avitelado, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Planta, núm. inv. A-3997, 638 x 472 mm.

Alzado de la fachada principal, núm. inv. A-3998, 471 x 618 mm.

Alzado de la fachada lateral, núm. inv. A-3999, 462 x 626 mm.

Sección AB, núm. inv. A-4000, 478 x 637 mm.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-87; 4-68-3; 3-139; 3-140.

Bibl.: BLANCO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos…», 2004, p. 161.

 

Nuevo templo y hospital para la Corte, situado en el mismo terreno que ocupa actualmente y que lleva por nombre del Buen Suceso, 1805, lápiz negro, tinta negra y azul y aguadas de colores sobre papel verjurado, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Plantas baja y principal y alzado de la fachada principal, núm. inv. A-2621, 618 x 915 mm.

Alzado de la fachada lateral y sección AB, núm. inv. A-2622 601 x 912 mm.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-87; 4-68-3; 3-139; 3-140.

Bibl.: BLANCO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos…», 2003, p. 249; y 2004, p. 141.

 

Diseño de la obra ejecutada en una casa situada en el número 16 de la calle de Jacometrezo en Madrid, manzana 361, 1818, lápiz negro, tinta bugalla y china y aguadas gris y rosa sobre papel verjurado, s/m, Archivo de la Villa de Madrid.

Ref.: A.V., Secretaría, 1-57-106.

Bibl.: NAVASCUÉS PALACIOS, PEDRO, Arquitectura y arquitectos madrileños…, 1973, p. 63.

 

Diseño de fachada de una nueva casa situada en los números 2 y 3 de la calle Arenal en Madrid, manzana 391, 1818, lápiz negro, tinta bugalla y china y aguada gris sobre papel verjurado, s/m, Archivo de la Villa de Madrid.

Ref.: A.V., Secretaría, 1-57-118.

Bibl.: NAVASCUÉS PALACIOS, PEDRO, Arquitectura y arquitectos madrileños…, 1973, p. 63.

 

Diseño de fachada de una casa situada en el número 14 de la calle de Majaderitos en Madrid, manzana 208, 1819, lápiz negro, tinta bugalla y china y aguada gris sobre papel verjurado, s/m, Archivo de la Villa de Madrid.

Ref.: A.V., Secretaría, 1-57-114.

Bibl.: NAVASCUÉS PALACIOS, PEDRO, Arquitectura y arquitectos madrileños…, 1973, p. 63.

 

Diseño de fachada de una casa situada en el número 4 de la calle de las Hileras en Madrid, manzana 390, 1819, lápiz negro, tinta bugalla y china y aguadas gris y rosa sobre papel verjurado, s/m, Archivo de la Villa de Madrid.

Ref.: A.V., Secretaría, 1-57-122.

Bibl.: NAVASCUÉS PALACIOS, PEDRO, Arquitectura y arquitectos madrileños…, 1973, p. 63.

 

Diseño de fachada de una casa situada en el número 6 de la calle de Toledo en Madrid, manzana 146, 1821, lápiz negro, tinta bugalla y china y aguada gris sobre papel verjurado, s/m, Archivo de la Villa de Madrid.

Ref.: A.V., Secretaría, 1-58-63.

Bibl.: NAVASCUÉS PALACIOS, PEDRO, Arquitectura y arquitectos madrileños…, 1973, p. 63.

 

Diseños para las fachadas de una casa, propiedad de Manuel de la Braña, situada en el número 6 de la calle de la Cava Baja en Madrid, manzana 149, 1821, lápiz negro, tinta bugalla y china y aguada gris sobre papel verjurado, s/m, Archivo de la Villa de Madrid.

Ref.: A.V., Secretaría, 1-58-66.

Bibl.: NAVASCUÉS PALACIOS, PEDRO, Arquitectura y arquitectos madrileños…, 1973, p. 63.

 

Diseño de planta y fachada de una casa, propiedad de Custodio Teodoro Moreno, situada en los números 63 y 64 de la calle de Peligros en Madrid, manzana 291, 1825, lápiz negro, tinta bugalla y china y aguada gris sobre papel verjurado, s/m, Archivo de la Villa de Madrid.

Ref.: A.V., Secretaría, 1-59-91.

Bibl.: NAVASCUÉS PALACIOS, PEDRO, Arquitectura y arquitectos madrileños…, 1973, p. 63.

 

Arco en la calle de Alcalá a imitación del de Constantino el Magno, 1829, núm. inv. Dib/ 18/1/606, tinta negra y aguadas grises y negras sobre papel verjurado amarillento, 303 x 212 mm, Sala Goya, Biblioteca Nacional de España, Madrid.

Bibl.: Esposición de los festejos y regocijos…, 1829, núm. 3, pp. 25-28, GOITIA CRUZ, AITOR, «Los arcos honoríficos …», 2020, pp. 47-50.

 

Monumento erigido a la memoria de los Conquistadores del Nuevo Mundo, 1829, tinta negra y aguadas sepia, azules, ocres y marrones sobre papel amarillento, Sala Goya, Biblioteca Nacional de España, Madrid.

Fachada al costado, núm. inv. Dib/18/1/607, 303 x 212 mm.

Fachada principal, núm. inv. Dib/18/1/608, 303 x 212 mm.

Planta, núm. inv. Dib/18/1/609, 303 x 212 mm.

Bibl.: Esposición de los festejos y regocijos…, 1829, núm. 4, pp. 29-31.

 

Diseño de fachada de una casa, propiedad de Custodio Teodoro Moreno, que se ha de construir en el número 62 de la calle Fuencarral en Madrid, manzana 315, 1836, lápiz negro, tinta bugalla y china y aguada gris sobre papel verjurado, s/m, Archivo de la Villa de Madrid.

Ref.: A.V., Secretaría, 1-66-5.

 

Diseño de fachada de la casa que fue de Niños Cantores situada en el número 35 de la calle de Leganitos en Madrid, manzana 551, 1840, lápiz negro, tinta bugalla y china y aguadas grises, ocres y azules sobre papel verjurado, s/m, Archivo de la Villa de Madrid.

Ref.: A.V., Secretaría, 3-365-4.

 

Grabados:

 

Arco en la calle de Alcalá a imitación del de Constantino el Magno (litografiado por Federico de la Torre, según diseño de Custodio Moreno), 1829, núm. inv. GR-0711, piedra, lápiz y pluma y tinta negra sobre papel blanco avitelado, 275 x 388 mm sobre papel de 289 x 439 mm, Archivo-Biblioteca de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Bibl.: PÁEZ RÍOS, ELENA, Repertorio de grabados…, 1981-1985, 1999-2; VEGA, JESUSA, Origen de la litografía en España…, 1990, núm. 473, p. 394.

 

Vista de frente y planta del monumento erigido a la memoria de los Conquistadores del Nuevo Mundo (litografiado por Enrique Blanco, según diseño de Custodio Moreno), 1829, núm. inv. GR-0712, piedra, lápiz y pluma y tinta negra sobre papel blanco avitelado, 255 x 400 mm sobre papel de 290 x 439 mm, Archivo-Biblioteca de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Bibl.: PÁEZ RÍOS, ELENA, Repertorio de grabados…, 1981-1985, 1999-2; VEGA, JESUSA, Origen de la litografía en España…, 1990, núm. 474, p. 394.

 

Vista de costado del monumento erigido a la memoria de los Conquistadores del Nuevo Mundo (litografiado por Federico de la Torre, según diseño de Custodio Moreno), 1829, núm. inv. GR-0713, piedra, lápiz y pluma y tinta negra sobre papel blanco avitelado, 253 x 247 mm sobre papel de 290 x 440 mm, Archivo-Biblioteca de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Bibl.: PÁEZ RÍOS, ELENA, Repertorio de grabados…, 1981-1985, 1999-2; VEGA, JESUSA, Origen de la litografía en España…, 1990, núm. 475, p. 394.

 

-Fuente en memoria del nacimiento de la princesa María Isabel (litografiado por Vicente Camarón y Torra, según diseño de Custodio Moreno), 1834, núm. inv. INVENT/15036, litografía sobre papel, 440 x 305 mm, Sala Goya, Biblioteca Nacional de España, Madrid.

Bibl.: PÁEZ RÍOS, ELENA, Repertorio de grabados…, 1981-1985, 391-17.

 

Otras obras:

 

Maqueta del Teatro Real, 1835, núm. inv. 00003.069, madera, 75 x 123 x 175 cm, Museo de Historia, Madrid.

Ref.: AV, Secretaría, 1-59-35 y 3-364-18.

Bibl.: ANDRA VALERA, FERNANDA (coord..), Cuatro siglos de teatro…, 1992, núm. 28, p. 294.

 

JESÚS LÓPEZ ORTEGA.

FECHA DE REDACCIÓN:

FECHA DE REVISIÓN:

 

NOTAS

[1] OCHOA, EUGENIO DE, «D. Custodio Teodoro…», 1836, p. 151.

[2] A.R.A.B.A.S.F., 3-301 (PARDO CANALÍS, ENRIQUE, Los registros de matrícula…, 1967, p. 183).

[3] OCHOA, EUGENIO DE, «D. Custodio Teodoro…», 1836, p. 151.

[4] Distribución…, 1799; RODRÍGUEZ, DELFÍN, Hacia una nueva idea de la Arquitectura…, 1992, p. 145.

[5] A.R.A.B.A.S.F., junta de 3 de noviembre, núm. 186, 3-139, fol. 372; junta ordinaria de 6 de noviembre de 1803, 3-87, fol. 51.

[6] A.R.A.B.A.S.F., junta de 30 de diciembre de 1805, núm. 210, 3-139, fol. 408; Junta ordinaria de 5 de enero de 1806, 3-87, fol. 217.

[7] A.R.A.B.A.S.F., junta 27 de febrero de 1806, núm. 2, fol.2; junta ordinaria 1 de junio de 1806, 3-87, fols. 244 y 245; 4-68-3.

[8] OCHOA, EUGENIO DE, «D. Custodio Teodoro…», 1836, p. 151.

[9] Diario de Madrid, núm. 61, 2-3-1809, p. 246; núm. 273, 30-9-1813, p. 407; y núm. 148, 28-5-1814, p. 599.

[10] OCHOA, EUGENIO DE, «D. Custodio Teodoro…», 1836, p. 152.

[11] A.G.P., Personal, caja 716/11 (MOLEÓN GAVILANES, PEDRO, «Galería biográfica…», 2009, p. 128).

[12] A.R.A.B.A.S.F., juntas ordinarias de 1 de mayo, 5 de junio y 2 de octubre de 1814, 3-87, fol. 446, 451, 488 y 489; 1-43-3.

[13] A.R.A.B.A.S.F., 3-324 y 3-313-3 (LÓPEZ GONZÁLEZ, BEATRIZ, «Un estudio sobre clasicismo…», 1994).

[14] A.R.A.B.A.S.F., junta particular de 28 de octubre de 1814, 3-127, fol. 22; y junta ordinaria de 6 de noviembre de 1814, 3-87, fol. 493.

[15] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 19 de enero de 1817, 3-87, fols. 612 y 613. Durante su bienio como miembro de la Comisión de Arquitectura de la Academia, se encargó, entre 1819 y 1820, del proyecto de la iglesia de San Roque de Acebal en Llanes, Asturias (GARCÍA-NAVARRO, AGUIRRE, INÉS, «El deán don Pedro Díaz Escandón…», 2013).

[16] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 9 de noviembre de 1817, 3-87, fol. 666.

[17] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 14 de enero de 1818, fol. 3-87, 681.

[18] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 15 de junio de 1818, 3-87, fol. 717.

[19] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 15 de diciembre de 1822, 3-87, fol. 785.

[20] A.R.A.B.A.S.F., junta extraordinaria de 21 de septiembre de 1820, 3-88, fols. 42 y 43.

[21] A.R.A.B.A.S.F., junta general de 28 de mayo de 1821, 3-88, fols. 55 y 56 (PARDO CANALÍS, ENRIQUE, «Proyectos de monumentos…», 1953).

[22] A.V., Secretaría, 2-189-43 (NAVASCUÉS PALACIOS, PEDRO, Arquitectura y arquitectos…, 1973, p. 61).

[23] A.V., Secretaría, 1-42-58 (Manifiesto de la conducta…, 1824).

[24] A.V., Secretaría, 1-114-88.

[25] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 25 de febrero de 1824, fol. 100.

[26] OCHOA, EUGENIO DE, «D. Custodio Teodoro…», 1836, p. 152.

[27] A.G.P., Personal, caja 716/11 (MOLEÓN GAVILANES, PEDRO, «Galería biográfica…», 2009, p. 128).

[28] A.V., Secretaría, 1-42-58.

[29] A.V., Secretaría, 1-43-9.

[30] LÓPEZ DE MENESES, AMADA, «El oratorio del Caballero…», 1931, pp. 303 y 304; MONTES SERRANO, CARLOS, «El Real Oratorio del Caballero…», 1993, p. 302.

[31] Esposición de los festejos y regocijos…, 1829.

[32] A.V., Secretaría, 1-176-32.

[33] A.V., Secretaría, 1-59-35 y 3-364-18 (FERNÁNDEZ MUÑOZ, ÁNGEL, «El Teatro Real de Madrid…», 1983; HERRERO, MAIRA, «1851: Proyecto definitivo…», 1996).

[34] ANDRA VALERA, FERNANDA (coord..), Cuatro siglos de teatro…, 1992, núm. 28, p. 294.

[35] A.V., Secretaría, 1-171-33.

[36] A.V., Secretaría, 1-171-36.

[37] El Correo, Madrid, núm. 570, 2-3-1832, p. 2.

[38] A.G.P., Personal, caja 716/11 (MOLEÓN GAVILANES, PEDRO, «Galería biográfica…», 2009, p. 128).

[39] A.V., Secretaría, 1-81-58.

[40] MOLEÓN GAVILANES, PEDRO, Proyectos y obras..., 1996, pp. 64, 160-166.

[41] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 4 de mayo de 1834, 3-89, fol. 103.

[42] A.R.A.B.A.S.F., junta particular de 23 de diciembre de 1840, 3-128, fol. 40.

[43] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 3 de enero de 1841, 3-90, fol. 45.

[44] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 14 de marzo de 1841, 3-90, fol. 48.

[45] A.R.A.B.A.S.F., junta general de 14 de enero de 1844, 3-90, fol. 128.

[46] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 18 de febrero de 1844, 3-90, fol. 132.

[47] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 31 de mayo de 1844, 3-90, fol. 137.

[48] A.R.A.B.A.S.F., 1-42-2.

[49] MOLEÓN GAVILANES, PEDRO, «Galería biográfica…», 2009, p. 128.

X