27669
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-27669,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-3.7,ajax_fade,page_not_loaded,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
Benito de Morales. Acequia de Colmenar.
BENITO DE MORALES

 

Ingeniero hidráulico y maestro de obras. Sevilla, s XVI- h. 1600.

 

La biografía de Benito de Morales es muy desconocida. No se disponen de datos personales más allá de su vecindad en 1545[1] y posible nacimiento en Sevilla. Tuvo distintas facetas en su vida profesional, destacando la de ingeniero hidráulico, si bien también ejerció de maestro de obras. Fue una figura de gran importancia, cuya valía ha sido defendida especialmente por Nicolás García Tapia[2], a la altura de otros contemporáneos italianos o flamencos, que han sido objeto de mayor atención por la historiografía.

 

Las primeras noticias de su actividad se sitúan en Andalucía[3], así su participación en el sevillano Hospital de las Cinco Llagas o de la Sangre (dirigido por Martin de Gainza), convocado en 1545[4] por ser uno de los maestros más insignes de la ciudad[5]. En 1567 realiza el proyecto de la hospedería del desaparecido monasterio de San Agustín de Sevilla[6]. Este encargo estuvo determinado por su fama, uno de los maestros albañiles “más prácticos y de más experiencia que hay en la ciudad”[7]. Este status debió ser determinante en su camino a la Corte, pero también su prestigio como ingeniero, a partir de un viaje a Madrid en 1570[8] para llevar una peritación de los daños del molino de San Julián del cabildo de Córdoba, causados por la aceña de Martos[9], que reformaría en el mismo año con el proyecto de molinos y batanes. Está documentado un estanque pesquería en esta ciudad andaluza que debió construir en torno a esa fecha[10].

 

El hecho fue que en ese mismo año entró al servicio de Felipe II como fontanero mayor, con cometidos en Aranjuez, El Escorial y Valladolid. Hay noticias anteriores de un maestro de cantería, Benito Morales, vinculado a la Corona en 1557[11] que podrían identificarse con el artífice en su faceta arquitectónica. Sin embargo, su más amplio perfil respondió, aunque en un segundo nivel, al modelo iniciado por Juan Bautista de Toledo y seguido por Juan de Herrera (Morales trabajó a sus órdenes), profesionales que asumieron tanto proyectos de arquitectura como de ingeniería. Benito de Morales ejemplificó el relevo de flamencos e italianos por maestros españoles, proceso que se había iniciado en los reales sitios a partir de 1567, tras el fallecimiento de Juan Bautista de Toledo y que inició una nueva fase del renacimiento español.

 

En Valladolid, Benito de Morales trabajó en el viaje de aguas de Argales, para el suministro de agua potable a la ciudad[12]. Fue uno de los responsables de las primeras trazas y niveles, incluso fue contratado en 1584 por el consistorio como ingeniero de las fuentes para la ejecución de la obra[13], aunque finalmente en 1585 y por problemas técnicos se optó por un proyecto de Juan de Herrera[14]; posiblemente en este momento fue cuando Morales participó en las obras del puente de Boecillo[15], al sur de Valladolid sobre el Duero. En 1587 aún estaba en activo en el proyecto de reconstrucción del puente romano de Alconétar[16], cerca de Portugal, tentativa que vino a sumarse a otras anteriores como la de Rodrigo Gil de Hontañón y la de Alonso de Covarrubias con Hernán Ruiz[17].

 

Todo parece indicar que hasta el final de su vida profesional permaneció al servicio de la Corona[18]. Benito de Morales contó para algunos de estos proyectos con otros profesionales como el maestro de obras Juan de Castro (acequia de Colmenar) o el también ingeniero hidráulico de origen andaluz Francisco de Montalbán (presente en la acequia de Colmenar y en el proyecto vallisoletano[19]), probablemente llegado a la Corte con él.

 

La andadura de Benito de Morales en la Corte comenzó en 1570, cuando fue llamado por Felipe II para un cometido de gran complejidad, la acequia de Colmenar en el río Tajo, una de las infraestructuras integrada en el proyecto territorial del real sitio de Aranjuez[20]. Junto al sevillano, fueron convocados a mostrar su opinión sobre los trabajos fallidos de Francesco Sitoni otras figuras del momento como Juan de Herrera, Juanelo Turriano, Jerónimo Gili o Pedro de Esquivel[21]. Fue el suyo el dictamen más duro[22], con nueva propuesta alternativa de mediciones y trazado. Parece que el nivel empleado era de su propia invención[23], artilugio que fue defendido por Juan de Herrera. De alguna manera, los españoles cerraron filas ante el dictamen tibio de los italianos sobre Sitoni. García Tapia[24] afirma que el trazado final, aunque bajo la dirección de Gili, fue de Morales, quien en cualquier caso dio solución a los problemas de nivelación.

 

También trabajó en la acequia o caz de Sotomayor y de modo general en las ramificaciones de caces y caceras que integraban el sistema de riego de Aranjuez[25]. En la acequia del Jarama, se plantearon problemas semejantes[26]. La presencia de Morales fue requerida para nuevamente evaluar a Sitoni en 1571 junto a Juan de Castro, Juanelo Turriano y Jerónimo Gili[27], dictamen que desembocaría en la dirección de la empresa por parte de Turriano y Juan de Herrera, aunque el proyecto quedó varado y no fue terminado hasta el siglo XVIII.

 

Morales, por otra parte, ideó un sistema de diques para desviar el cauce del río Tajo y dragar las aceñas de la dehesa de Alhóndiga[28], posiblemente a raíz de la riada de 1569 que destruyó numerosos puentes, entre ellos el mismo de Alhóndiga[29]. De su autoría fueron también algunos molinos construidos en el Tajo, en el territorio del real sitio de Aranjuez, bajo el novedoso modelo de regolfo[30].

 

Como fontanero mayor, tuvo a su cargo el mantenimiento y diseño de estanques en Aranjuez. En las inmediaciones del palacio planificó en estas fechas algunos de formas geométricas, alejándose de los modelos flamencos de la década anterior y fusionando, como había visto en los mismos alcázares de Sevilla, el vocabulario manierista con la tradición hispanomusulmana[31]. Los documentos describen entre otros, un estanque y pesquería proyectado para la entrada al jardín de la Isla que se complementaba con un cenador a modo de islilla al que se accedía por una pasarela[32]; y un estanque junto a las aceñas junto al palacio, a fin de embellecer la vista de la residencia real[33]. En ocasiones planteó canales, como los del agua del Jarama, que combinaban la función de pesquería con la de riego, lo lúdico con lo utilitario, referenciando los ejemplos de Córdoba, que el mismo Felipe II había visto[34].

 

Sin embargo, su obra más conocida fue la “machina de agua clara” de Aranjuez[35], un ingenio para la depuración del agua[36], alabado por Juanelo y el mismo Felipe II, que fue demolido en el siglo XVIII[37]. Fue proyectado en 1571 y puesto en marcha en 1572. Morales dirigió además, por orden de Felipe II, los trabajos de las conducciones que habrían de salir una hacia una fuente para consumo humano y otra hacia el jardín de la Isla[38]. El invento se levantó junto al río, al este del palacio, en lo que hoy es el jardín del Parterre. Su función era decantar y aromatizar las aguas de los canales con diversas materias para su potabilidad, mejorando su sabor, olor y color, lo cual redundó además en la calidad cristalina del agua de las fuentes del jardín de la Isla. Una década después Morales recurriría a este invento en el proyecto de agua potable de Valladolid[39].

 

La figura de Benito de Morales hoy se reconoce como la de un influyente maestro de obras, ingeniero hidráulico e inventor del renacimiento español, con entidad propia, quien ejercitó su actividad más novedosa al servicio de Felipe II, un entorno que, por otra parte, dio lugar a que su relevancia quedase a la sombra de otros nombres contemporáneos.

 

 

CRONOLOGÍA DE OBRAS MADRILEÑAS

 

– Acequia de Colmenar. Río Tajo (1570)

A.G.S., C.S.R., Leg. 252, fols. 66, 77, 105, 106, 107 y 108. Leg. 254, fol. 89.

LLAGUNO Y AMIROLA (1829), t. III, pp. 116 y 247. GARCÍA TAPIA (1990), p. 169. GARCÍA TAPIA (1992), p. 76. GARCÍA TAPIA (1994), pp. 27-28. MERLOS (1998), pp. 82-86. LUENGO (2005). TORIBIO (2015).

 

– Diques y molinos en el Tajo (h. 1570)

A.G.S., C.S.R., leg. 253. 5, fols. 211, 212, 213 y 236.

GARCÍA TAPIA (1990), pp. 466-467. GARCÍA TAPIA (1994), pp. 27-28. MERLOS (1998). TORIBIO (2015).

 

– Estanques y pesquerías. Aranjuez (1571-1572)

A.G.S., C.S.R., leg. 253, fols. 83 y 125; leg. 253.5, fol. 212.

GARCÍA TAPIA (1990), pp. 420-421. MERLOS (1998), pp. 89. LUENGO (2005). TORIBIO (2015), p. 680. MERLOS y SOTO (2020), pp. 294-295

 

– Máquina de agua clara. Aranjuez (1571-1572)

A.G.S., C.S.R., leg 253.6, fols. 43, 51, 54, 85, 86, 87 y 134. Real Biblioteca, 1211.

GARCÍA TAPIA (1990), pp. 236-242. GARCÍA TAPIA (1994), pp. 27-28. LUENGO (2005), pp. 153-155. TORIBIO (2015), p. 681.

 

– Acequia de Jarama.

AGS, CSR, leg. 254.8, fol. 83.

RIVERA (1984). GARCÍA TAPIA (1990). GARCÍA TAPIA (1992). LUENGO (2005). MERLOS (1998).

 

– Caz de Sotomayor y otros canales. Aranjuez.

A.G.S., C.S.R., leg. 254.8, fol. 81; leg. 321, 4.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

AGAPITO Y REVILLA, JUAN, Arquitectura y urbanismo del antiguo Valladolid, Valladolid: Maxtor, 2018, pp. 207-209 y 249.

 

BUSTAMANTE GARCÍA, AGUSTÍN, La arquitectura clasicista del foco vallisoletano, 1561-1640, Valladolid: Institución Cultural Simancas, Diputación, 1983.

 

CEÁN BERMÚDEZ, JUAN AGUSTÍN, Descripción artística del Hospital de la Sangre de Sevilla, Valencia: Benito Monfort, 1804.

 

DURÁN FUENTES, MANUEL, La construcción de puentes romanos en Hispania, Santiago de Compostela: Junta de Galicia, 2004, pp. 181-187.

 

FERNÁNDEZ GONZÁLEZ, ALBERTO, «El desaparecido monasterio sevillano de San Agustín: planos inéditos del siglo XIX», Archivo Español de Arte, LXXXVI, 344 (2013), pp. 311-330.

 

GARCÍA TAPIA, NICOLÁS, Técnica y poder en Castilla durante los siglos XVI y XVII, Salamanca: Junta de Castilla y León, 1989.

 

GARCÍA TAPIA, NICOLÁS, Ingeniería y Arquitectura en el Renacimiento Español, Valladolid: Universidad, Secretariado de Publicaciones, 1990.

 

GARCÍA TAPIA, NICOLÁS, «Juan de Herrera y la ingeniería civil», en Juan de Herrera y su influencia. Actas del simposio. Camargo 14-17 julio 1992 (ARAMBURU-ZABALA, MIGUEL ÁNGEL, ed.), Santander: Universidad de Cantabria, 1992. pp. 69-77.

 

GARCÍA TAPIA, NICOLÁS, Patentes de invención españolas en el Siglo de Oro. Madrid: Oficina Española Patentes, 1994, pp. 27-28.

 

GARCÍA TAPIA, NICOLÁS, «Benito de Morales», en Diccionario Biográfico electrónico (DB~e) de la Real Academia de la Historia, http://dbe.rah.es/biografias/63923/benito-de-morales

 

GARCÍA TAPIA, NICOLÁS, «Francisco de Montalbán», en Diccionario Biográfico electrónico (DB~e) de la Real Academia de la Historia, s.f. https://dbe.rah.es/biografias/63921/francisco-de-montalban

 

GARCÍA TAPIA, NICOLÁS, Los Molinos y los científicos españoles del Renacimiento. s.f.

http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/los-molinos-y-los-cientificos-espanoles-del-renacimiento/html/

 

GARCÍA TAPIA, NICOLÁS y RIVERA BLANCO, FRANCISCO JAVIER, «La Presa de Ontígola y Felipe II en el siglo XVI», Revista de Obras Públicas, 236 (1985), pp. 477-492.

 

LLAGUNO Y AMIROLA, EUGENIO, Noticias de los arquitectos y arquitectura de España desde su restauración, Madrid: Imprenta Real, 1829.

 

LUENGO AÑÓN, ANA, Aranjuez utopía y realidad (tesis doctoral), Évora: Universidad, 2005. Ed. Madrid: CSIC, IEM, Doce Calles, 2008.

 

MARTÍN GONZÁLEZ, JUAN JOSÉ, «Las arcas reales de Valladolid», Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología, 48 (1982), pp. 389-404.

 

MERLOS ROMERO, MAGDALENA, Aranjuez y Felipe II. Idea y forma de un Real Sitio, Madrid: Comunidad, Consejería de Cultura, 1998.

 

MERLOS ROMERO, MAGDALENA y SOTO CABA, VICTORIA, «Aranjuez and Hydraulic Engineering: Public Utility, Leisure Utility», en DUARTE RODRIGUES, ANA y TORIBIO, CARMEN (eds.), History of Water Management in the Iberian Peninsula between the Sixteenth and the Nineteenth Centuries: A comparative approach, Birkhäuser-Springer, 2020, pp. 281-307.

 

TORIBIO MARÍN, CARMEN, La forma del agua. Temas e invariantes en el jardín y el paisaje. Análisis de casos (Holanda-España, 1548-1648) (tesis doctoral), Madrid: Escuela Técnica Superior de Arquitectura. Universidad Politécnica, 2015.

 

MARÍA MAGDALENA MERLOS ROMERO

FECHA DE REDACCIÓN: 14 DE NOVIEMBRE DE 2021

FECHA DE REVISIÓN:

 

NOTAS

[1] EUGENIO LLAGUNO Y AMIROLA, Noticias de los arquitectos y arquitectura de España desde su restauración, Madrid: Imprenta Real, 1829, t. III, p. 19.

[2] NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Patentes de invención españolas en el Siglo de Oro, Madrid: Oficina Española Patentes, 1994, pp. 27-28.

[3] NICOLÁS GARCÍA TAPIA, «Benito de Morales», en Diccionario Biográfico electrónico (DB~e) de la Real Academia de la Historia, s.f., http://dbe.rah.es/biografias/63923/benito-de-morales.

[4] EUGENIO LLAGUNO Y AMIROLA, Noticias…, t. III, p. 19.

[5] JUAN AGUSTÍN CEÁN BERMÚDEZ, Descripción artística del Hospital de la Sangre de Sevilla, Valencia: Benito Monfort, 1804, p. 11.

[6] ALBERTO FERNÁNDEZ GONZÁLEZ, «El desaparecido monasterio sevillano de San Agustín: planos inéditos del siglo XIX», Archivo Español de Arte, LXXXVI, 344 (2013), pp. 311-330, en esp. 322. 1567. Planta para la hospedería del convento de San Agustín de Sevilla. Archivo General de Indias (A.G.I.), Mapas Planos, Europa-África, nº 74.

[7] A.G.I., Indiferente general, 2005, s. fol. Cfr. ALBERTO FERNÁNDEZ GONZÁLEZ, “El desaparecido…”, p. 322.

[8] EUGENIO LLAGUNO Y AMIROLA, Noticias…, t III, pp. 21 y 183. Cfr. NICOLÁS GARCIA TAPIA, Los Molinos y los científicos españoles del Renacimiento, s.f.

http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/los-molinos-y-los-cientificos-espanoles-del-renacimiento/html/.

[9] EUGENIO LLAGUNO Y AMIROLA, Noticias…, t III, p. 19.

[10] “de esta forma a visto Su Magestad otro que hize en Córdoba que pesca muy bien”, afirmación de Benito de Morales a propósito de un proyecto de estanque para Aranjuez. h. 1571 Archivo General de Simancas (A.G.S.), Casas y Sitios Reales (C.S.R.) leg. 253.5, fol. 212. NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Ingeniería y Arquitectura en el Renacimiento Español, Valladolid: Universidad, Secretariado de Publicaciones, 1990. Otro ejemplo “subida a la forma de los que su mag. vio en Cordoba”. h. 1571. A.G.S., C.S.R., leg. 253.5, fol. 212.

[11] A.G.S., Escribanía Mayor de Rentas, Contaduría de Mercedes, 85, 47.

[12] NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Ingeniería…, pp. 321-348. El trabajo en las fuentes de Valladolid y otras zonas cercanas A.G.S., C.S.R., leg, 275.1, fol. 121, 1 y 122.

[13] AGUSTÍN BUSTAMANTE GARCÍA, La arquitectura clasicista del foco vallisoletano, 1561-1640, Valladolid: Institución Cultural Simancas, Diputación, 1983, p. 401.

[14] JUAN JOSÉ MARTÍN GONZÁLEZ, «Las arcas reales de Valladolid», Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología, 48 (1982), pp. 389-404, en esp. 390; JUAN AGAPITO Y REVILLA, Arquitectura y urbanismo del antiguo Valladolid, Valladolid: Maxtor, 2018, pp. 207-209 y 249.

[15] NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Patentes… pp. 27-28.

[16] A.G.S., C.S.R., leg. 254, fol. 108. Cfr. NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Ingeniería…, p. 190.

[17] 1553 y 1560 respectivamente. MANUEL DURÁN FUENTES, La construcción de puentes romanos en Hispania, Santiago de Compostela: Junta de Galicia, 2004, pp. 181-187, en esp. 182. También menciona el autor un proyecto no ejecutado entre 1569 y 1580, que tal vez sea el de Benito de Morales. NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Ingeniería…, pp. 461-467.

[18] Los pagos se suceden en la documentación del Archivo General de Simancas, concretamente en A.G.S., Consejo y Juntas de Hacienda, carpeta 23, fols, 158-164.

[19] NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Técnica y poder en Castilla durante los siglos XVI y XVII, Salamanca: Junta de Castilla y León, 1989; GARCÍA TAPIA, Nicolás, Ingeniería…; NICOLÁS GARCÍA TAPIA, «Francisco de Montalbán», en Diccionario Biográfico electrónico (DB~e) de la Real Academia de la Historia. s.f.. https://dbe.rah.es/biografias/63921/francisco-de-montalban

[20] MAGDALENA MERLOS ROMERO, Aranjuez y Felipe II. Idea y forma de un Real Sitio, Madrid: Comunidad, Consejería de Cultura, 1998, pp. 82-86.

[21] EUGENIO LLAGUNO Y AMIROLA, Noticias…, t. III, p. 116 y 247; NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Ingeniería…, pp. 169; NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Juan de Herrera y la ingeniería civil, en Juan de Herrera y su influencia. Actas del simposio. Camargo 14-17 julio 1992 (ARAMBURU-ZABALA, Miguel Ángel, ed.), Santander: Universidad de Cantabria, 1992. pp. 69-77, en esp. 76.

[22] NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Patentes…, pp. 27-28.

[23] NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Patentes…, pp. 27-28.

[24] NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Patentes…, pp. 27-28.

[25] A.G.S., C.S.R., leg. 254.8, fol. 81, leg. 321, 4.

[26] FRANCISCO JAVIER RIVERA, Juan Bautista…, pp. 144-145; NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Ingeniería…, 1990, pp. 427-433; NICOLÁS GARCÍA TAPIA, «Juan de Herrera…», p. 76; MAGDALENA MERLOS ROMERO, Aranjuez…

[27] ANA LUENGO AÑÓN, Aranjuez…, pp. 139-140. 1571. A.G.S., C.S.R., leg. 254.8, fol. 83.

[28] NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Patentes…, pp. 27-28. A.G.S., C.S.R., leg. 253. 5, fol. 211, 212, 213 y 236.

[29] NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Ingeniería…, pp. 466-467.

[30] NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Patentes…, pp. 27-28.

[31] NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Ingeniería…, pp. 420-421 y 426; MAGDALENA MERLOS ROMERO, Aranjuez…, p. 89; ANA LUENGO AÑÓN, Aranjuez…, p. 153; MAGDALENA MERLOS ROMERO, y VICTORIA SOTO CABA, «Aranjuez and Hydraulic Engineering: Public Utility, Leisure Utility”, en DUARTE RODRIGUES, Ana y TORIBIO, Carmen (eds.), History of Water Management in the Iberian Peninsula between the Sixteenth and the Nineteenth Centuries: A comparative approach, Birkhäuser-Springer, 2020, pp. 281-307, en esp. 294-295; CARMEN TORIBIO MARÍN, La forma del agua. Temas e invariantes en el jardín y el paisaje. Análisis de casos (Holanda-España, 1548-1648) (tesis doctoral), Madrid: Escuela Técnica Superior de Arquitectura. Universidad Politécnica, 2015, p. 680.

[32] A.G.S., C.S.R., leg. 253, fol. 83.

[33] A.G.S., C.S.R., leg. 253, fol. 125.

[34] A.G.S., C.S.R., leg. 253.5, fol. 212.

[35] NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Ingeniería…, p. 236-242; NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Patentes… pp. 27-28; ANA LUENGO AÑÓN, Aranjuez…, p. 153-155; CARMEN TORIBIO MARÍN, La forma …, p. 681.

[36] A.G.S., C.S.R. leg 253.6, fol. 85, 86 y 87.

[37] Leandro Bachelieu, 1734, Plano de la fábrica que se está demoliendo en el nuevo jardín del Real Sitio de Aranjuez, y se levantava seis pies y medio más que el piso de Palacio, y serviría, según parece para adelgazar el agua que con el repetido paso de las líneas de cajas se lograría. Su disposición conforme a lo que fácilmente se puede reconocer era esta […] Real Biblioteca, 1211.

[38] A.G.S., C.S.R. leg 253.6, fol. 43, 51, 54, 85, 134.

[39] NICOLÁS GARCÍA TAPIA, Patentes… pp. 27-28.

X