27668
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-27668,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-3.7,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
Orla del título de académico, Manuel Salvador Carmona, según el diseño ejecutado por Antonio González Velázquez González, 1772, Calcografía Nacional, Madrid.
ANTONIO GONZÁLEZ VELÁZQUEZ GONZÁLEZ.

 

Arquitecto. Madrid, 1756/1757 – México, 21 de abril de 1810.

 

Cabe situar su nacimiento en Madrid hacia 1756 o 1757. Fue hijo del pintor y arquitecto Alejandro González Velázquez y de su segunda mujer Isabel González y, por tanto, sobrino de los pintores Luis y Antonio y nieto del escultor Pablo González Velázquez[1]. Recibió su primera formación en el estudio que su padre mantenía en su domicilio de la madrileña calle del Olmo y en las clases de Perspectiva propia de la pintura y la escultura de la Academia de San Fernando, de las que aquél era director desde 1766. Su concurrencia y aplicación en los estudios de aquella materia le aportó, en diciembre de 1770, el premio mensual de 120 reales y en 1772, fallecido ya su padre, 600 reales por el diseño de la orla de los títulos de académicos de la docta corporación, arreglado y perfeccionado en algunos ornatos por su tío Antonio[2].

 

Su mala situación económica, derivada de la muerte de Alejandro, le obligó a solicitar a la Academia, en abril de 1772, una ayuda para continuar sus estudios. En atención a su extrema pobreza, la Junta, por mediación de su homónimo tío, le asignaría una prestación de 4 reales diarios durante 3 años prorrogables, quedando bajo el cuidado del director de Arquitectura y de Perspectiva Diego de Villanueva. Tenía la obligación de asistir a las clases de la Academia y de entregar en las juntas ordinarias de cada mes las obras sobre las que trabajase en las salas[3].

 

Ese mismo año se presentaría, por la segunda clase de Arquitectura, a los premios generales de la Academia. Para la denominada prueba «de pensado» la Junta decretó que los discípulos dibujasen un Teatro para las comedias españolas y, para la prueba «de repente», una Planta y fachada de orden jónico compuesto para una puerta principal de entrada a un jardín. No obtuvo premio alguno[4].

 

Al año siguiente asistiría al referido Villanueva en la ejecución de los diferentes planos realizados sobre las plantas de la nueva sede de la Academia y, a finales de noviembre, como prueba de sus progresos, se decretaba su pase a la sala de Figuras. No obstante, la Junta observó que no concluía bien las obras, incorrección que corrigió a través de las observaciones de su tío Antonio, y la falta de gusto en una de sus pruebas, a pesar de ello, en 1776, se aprobaba su pase a la clase de Yeso[5].

 

En 1778 volvía a concurrir a los premios generales de la Academia. En esta ocasión, por la primera clase de Arquitectura. Para la prueba «de pensado», Antonio debía de ejecutar en los 6 meses acordados Un gran hospicio y, para la «de repente», en las 2 horas estipuladas, Un mausoleo según los antiguos. Tampoco conseguiría gracia alguna[6].

 

En junta particular celebrada en la Academia a finales de 1779, se decretó que, tras 7 años como pensionado, se le debía de rescindir su pensión. No obstante, como observa Soledad Cánovas del Castillo, se le siguió dando la ayuda diaria que venía percibiendo y se presentó, a pesar de estarle vedado, a 3 premios mensuales por la clase de Arquitectura. A comienzos de marzo de 1780 y amparado por el marqués de la Florida, a la sazón viceprotector de la docta corporación, se le prorrogaría su beca hasta finales de año; un estipendio al que hubo de renunciar al solicitar, en agosto de ese mismo año, el título de académico de mérito. Junto a la pertinente solicitud, presentaría, como prueba para la concesión del título, una Colegiata en cinco planos, otorgándose la distinción con los votos favorables de 25 vocales[7].

 

Como académico de mérito por la clase de Arquitectura, Antonio González Velázquez asistiría a la celebración de los premios generales de la Academia de 1781, ejerciendo su derecho al voto[8], y, un año y medio después, solicitaría la plaza de ayudante de la clase de Perspectiva. La Junta desestimaría su petición, a pesar de lo cual, se observó que, si en un futuro se aprobase la implantación de esa plaza, se le tendría presente. Del mismo modo, se le recomendó al conde de Floridablanca para que le emplease en las obras reales y poder así subsistir[9].

 

A comienzos de julio de 1784, su nombre se vuelve a inscribir en los libros de actas al participar como vocal, por la sección de Arquitectura, en la concesión de los premios generales de la Academia. No así, en la distribución de premios[10], seguramente por estar preparando los trámites necesarios para poder contraer matrimonio con la parmesana Rosa Cody, hija de Francisco y Catalina Falorsi, cuyo enlace se celebraría el 16 de septiembre de ese mismo año en la parroquia de San Sebastián de Madrid[11].

 

Es probable que se puedan fechar en 1785 los diseños que llegó a ejecutar para el tabernáculo, mesa de altar y decoración del presbiterio de los padres capuchinos de San Antonio de Madrid, según lo recogido por noticias posteriores, y que, en ese tiempo, fuese empleado por Francesco Sabatini en trabajos para el Palacio real Nuevo de Madrid y otras obras reales[12], demostrando así que las plegarias de la Junta al secretario de Estado y protector de la Academia no habían caído en saco roto.

 

El 5 de febrero de 1786 Antonio enviaría un nuevo memorial a la junta académica. En su papel, solicitaba la plaza de teniente director por la sección de Arquitectura, vacante por promoción del arquitecto Juan de Villanueva a la de director honorario. La tenencia fue cubierta por Manuel Martín Rodríguez[13]. Perdería así la única posibilidad que contempló de promocionarse en el magisterio artístico cortesano, pues, poco después, el 13 de marzo, Ignacio de Hermosilla y Sandoval, ministro del Supremo Consejo de Indias y antiguo secretario de la Academia de San Fernando, escribía al marqués de la Sonora, José Gálvez, secretario del despacho del Consejo de Indias, comunicándole la elección de Antonio González Velázquez para el cargo de director de la sección de Arquitectura de la recién fundada Academia de San Carlos en México.

 

El cargo estaba dotado con 2.000 pesos anuales y se le haría entrega de 12.000 reales más para los gastos del viaje. El 21 de abril se le expedía el oportuno pasaporte, partiendo de Madrid, junto a su mujer y una hija de corta edad, a comienzos de mayo. A mediados de ese mes se encontraba ya en Cádiz, esperando una nave que le trasladara a México vía Veracruz, motivo por el cual tuvo que hipotecar su equipaje en 3.300 reales para su completo flete. El 23 de junio se le despachaba la licencia oportuna en la fragata Nuestra Señora del Rosario y San Francisco de Asís, embarcando al día siguiente. Para mediados de septiembre, Antonio González Velázquez había llegado ya a México[14].

 

Durante los primeros años de Antonio en México su magisterio artístico se vio comprometido por las tensas relaciones suscitadas con el director general de la Academia, Jerónimo Antonio Gil[15], hasta el punto de solicitar al secretario de la Academia de San Fernando, Antonio Ponz, su regreso a España en 1788[16]. Todo parece indicar que las fricciones entre el director general y los directores particulares continuaron, aunque tiempo después, olvidando viejas rencillas, el propio Gil confesaría que Antonio había cumplido hasta ese momento con su cargo, formando a muchos discípulos con gran provecho.

 

A través del plan de estudios que le solicitó la Academia de San Carlos en 1794, se vislumbran el sistema emprendido por el madrileño en la formación de sus discípulos. Estos se instruían en el dibujo de figuras hasta poder copiar medianamente los modelos de yeso, hacía hincapié en que estudiasen el curso de matemáticas de Bails y que analizasen detalladamente a Vignola, los templos de Vitruvio y otras construcciones contemporáneas, con el fin de adquirir el buen gusto y facilitar sus composiciones. Asimismo, adiestraba a sus alumnos en el arte de «montear», con su cálculo, para formar toda clase de arcos y bóvedas y en el análisis de los distintos tipos de mezclas, de tierras o de piedras, además de aplicarse en la construcción de cimbras, andamios y demás prácticas arquitectónicas. También defendía la implantación de clases prácticas, al aire libre, con el fin de estudiar las construcciones in situ[17].

 

Dentro de sus competencias, además de certificar los diseños destinados a las oposiciones para los pensionados, estaba a su cargo la aprobación de proyectos y planos de obras religiosas y civiles de la capital y otras ciudades de Nueva España. Así, en la documentación de la antigua Academia de San Carlos, se hallan muestras de su parecer y el estudio de varios planos y proyectos tanto de México como de San Luis Potosí, Córdoba, Monterrey o Zinacantepec, entre otros[18].

 

En México, Antonio hubo de ampliar su prole, pues allí se ha podido documentar el nacimiento de varios de sus hijos y de su mujer Rosa Cody: Victoriana, nacida el 23 de marzo de 1787, Petronila, nacida el 31 de mayo de 1789, Luciano, nacido el 7 de enero de 1791, Luisa Gonzaga, nacida 21 de junio de 1792, Tomas, nacido el 18 de septiembre de 1795, Gregorio, nacido el 16 de noviembre de 1797, y Agustina, nacida 28 de agosto de 1799[19], y es sabido que, hasta el final de sus días, residió en varios domicilios dentro de la feligresía de la iglesia del Sagrario metropolitano de la catedral. Así, son conocidos los que llegó a arrendar en la esquina de Santa Inés, en la calle de la Acequia, en la calle de la Machincuepa, en la calle Segunda del Indio Triste, en el portal de Mercaderes o en la calle de San Francisco[20].

 

El 21 de abril de 1810, Antonio González Velázquez fallecía en México, habiendo recibido los santos sacramentos en su casa de la calle de San Francisco. Al día siguiente fue enterrado en la iglesia del Sagrario metropolitano de la catedral[21]. Hasta su muerte, estuvo encargado de varias obras civiles y religiosas, entre las que cabría destacar la Plaza mayor, el proyecto de la Real Fábrica de Tabacos, la iglesia de San Pablo el Nuevo, la capilla de Santa Teresa en la iglesia de Santa Teresa La Antigua, la reedificación del convento de religiosas de Jesús María y la edificación de la capilla del Recogimiento de Santa María Magdalena, todas ellas en la ciudad de México[22].

 

BIBLIOGRAFÍA

 

ANGULO IÑÍGUEZ, DIEGO, «La Academia de Bellas Artes de Méjico y sus pinturas españolas», Arte en América y Filipinas, I (1935), pp. 1-75, reed. en Isabel Mateo Gómez, Diego Angulo Iñíguez, historiador del arte, Madrid: C.S.I.C., 2002, pp. 153-192).

 

ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos (de los siglos XVII y XIX) en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (II)», Academia: Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 92-93 (2001), pp. 103-271.

 

ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos (de los siglos XVII y XIX) en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (V)», Academia: Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 98-99 (2004), pp. 121-273.

 

ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos (de los siglos XVII y XIX) en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (VI)», Academia: Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, (2006), 102-103, pp. 151-332.

 

BÁEZ MACÍAS, EDUARDO, Guía del Archivo de la Antigua Academia de San Carlos 1801-1843, México: Universidad Nacional Autónoma de México, 1972.

 

BÁEZ MACÍAS, EDUARDO, Jerónimo Antonio Gil y su traducción de Gérard Audran, México: Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Estéticas, 2001.

 

BÁEZ MACÍAS, EDUARDO, Historia de la Academia de Bellas Artes de San Carlos (1781-1910), México: tesis doctoral, Universidad Nacional Autónoma de México, 2002.

 

BÁEZ MACÍAS, EDUARDO, Guía del Archivo de la Antigua Academia de San Carlos 1781-1910, México: Universidad Nacional Autónoma de México, 2003.

 

BÁEZ MACÍAS, EDUARDO, Historia de la Escuela Nacional de Bellas Artes: antigua Academia de San Carlos (1781-1910). México: Universidad Nacional Autónoma de México, Escuela Nacional de Artes Plásticas, 2009.

 

BROWN, THOMAS, La Academia de San Carlos de la Nueva España, México: Sep Setentas, 1976, 2 tomos.

 

Calcografía Nacional. Catálogo general, Madrid: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Calcografía Nacional, 2004, 2 tomos.

 

CÁNOVAS DEL CASTILLO, SOLEDAD, «El arquitecto Antonio González Velázquez y la Academia de Bellas Artes de San Fernando», Academia: Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 88 (1999), pp. 31-56.

 

CÁNOVAS DEL CASTILLO, SOLEDAD, Los hermanos González Velázquez: Luis, Alejandro y Antonio, Madrid: tesis doctoral inédita, Facultad de Geografía e Historia, Universidad Complutense de Madrid, 2004, 3 tomos.

 

CARRETE PARRANDO, JUAN, El grabado a buril en la España ilustrada: Manuel Salvador Carmona, Madrid: Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, 1989.

 

CARRETE PARRONDO, JUAN y VILLENA, ELVIRA, El grabado en el siglo XVIII. Joaquín José Fabregat. Valencia. Madrid. México, Valencia: Generalitat Valenciana, Consell Valencia de Cultura, 1990.

 

CARRILLO Y GARIEL, ABELARDO, Grabados de la colección de la Academia de San Carlos, México: Universidad Nacional Autónoma, 1982.

 

CHARLOT, JEAN, Mexican Art and the Academy of San Carlos 1785-1915, Texas: University of Texas Press, 1962.

 

Distribución de los premios concedidos por el rey nuestro señor a los díscípulos de las nobles artes, hecha por la Real Academia de San Fernando en la Junta pública de 5 de julio de 1772, Madrid: por don Joaquín Ibarra, 1772.

 

Distribución de los premios concedidos por el rey nuestro señor a los discípulos de las nobles artes, hecha por la Real Academia de San Fernando en la Junta pública de 25 de Julio de 1778, Madrid: por don Joaquín Ibarra, 1778.

 

Distribución de los premios concedidos por el rey nuestro señor a los díscipulos de las nobles artes, hecha por la Real Academia de San Fernando en la Junta pública de 14 de julio de 1781, Madrid: por don Joaquín Ibarra, 1781.

 

Distribución de los premios concedidos por el Rey Nuestro Senor a los discípulos de las Nobles Artes, hecha por la Real Academia de San Fernando en la junta pública de 17 de julio de 1784, Madrid: por don Joaquín Ibarra, 1784.

 

DONAHUE-WALLACE, KELLY, Jerónimo Antonio Gil and the Spanish Enlightenment, Albuquerque: University of New Mexico Press, 2016.

 

Estatutos de la Real Academia de San Carlos de Nueva España, México: en la Imprenta Nueva Mexicana de don Felipe Zúñiga y Ontiveros, 1785.

 

ESTRADA FÉLIX, GENARO, Algunos papeles para la Historia de las Bellas Artes en México, México: Academia Nacional de San Carlos, 1935.

 

FERNÁNDEZ GARCÍA, JUSTINO, Guía del Archivo de la Antigua Academia de San Carlos 1781-1800, México: Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Estéticas, 1968.

 

FERNÁNDEZ GARCÍA, MATÍAS, Parroquia madrileña de San Sebastián: algunos personajes de su archivo, Madrid: Caparros, 1995

 

GALINDO Y VILLA, JESÚS, «Reseña histórica de la Academia Nacional de Bellas Artes, antigua de San Carlos», Anales de la Academia Nacional de Bellas Artes de México, I (1913), p. 9.

 

GONZÁLEZ FRANCO, GLORINELA, «El arquitecto José Antonio González Velázquez y el Neoclásico en la Nueva España», Boletín de Monumentos Históricos, 1 (2004), pp. 69-77.

 

MORALES Y MARÍN, JOSÉ LUIS, La pintura en España. 1750- 1808, Madrid: Cátedra, 1994.

 

PÁEZ RÍOS, ELENA, Repertorio de grabados españoles en la Biblioteca Nacional, Madrid: Ministerio de Cultura, Secretaría General Técnica, 1981-1985.

 

QUINTANA MARTÍNEZ, ALICIA, La Arquitectura y los arquitectos en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1744-1774), Madrid: Xarait, 1983.

 

RODRÍGUEZ, DELFÍN (coord.), Hacia una nueva idea de la Arquitectura. Premios generales de Arquitectura de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1753-1831), Madrid: cat. exp. 25 marzo-3 de mayo de 1992, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Comunidad de Madrid, 1992.

 

TOUSSAINT, MANUEL, Arte colonial en México, México: Universidad Autónoma Nacional de México, Instituto de Investigaciones Estéticas, 1983.

 

ZÚÑIGA Y ONTIVEROS, FELIPE DE (1786-1810), Calendario manual y guía de forasteros en México […], México: con su privilegio en su Oficina.

 

CATÁLOGO DE OBRAS MADRILEÑAS RELACIONADAS Y CONSERVADAS

 

Grabados:

 

Orla del título de académico, Manuel Salvador Carmona, según el diseño ejecutado por Antonio González Velázquez González, 1772, núm. inv. R 3803, aguafuerte y buril, talla dulce sobre cobre, 430 x 568 mm, Calcografía Nacional, Madrid.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-83, 3-213 y 3-214.

Bibl.: PÁEZ RÍOS, ELENA, Repertorio de grabados…, 1981-1985, t. III, 1969-37; CARRETE PARRANDO, JUAN, El grabado a buril…, 1989, núm. 130, p. 100; CÁNOVAS DEL CASTILLO, SOLEDAD, «El arquitecto Antonio González Velázquez…», 1999, p. 51; Calcografía Nacional… 2004, t. I, p. 211.

 

Dibujos:

 

Templo de la Rotonda en Roma, últimamente remodelado en su interior (sección), 1779, núm. inv. A- 4949, lápiz negro, tinta china, aguadas gris, azul y negra sobre papel verjurado, 472 x 685 mm, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-84.

Bibl.: CÁNOVAS DEL CASTILLO, SOLEDAD, «El arquitecto Antonio González Velázquez…», 1999, p. 51; ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos…», 2006, p. 281.

Templo de la Paz en Roma, 1779, lápiz negro, tinta china y aguada gris sobre papel verjurado, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid:

Planta, núm. inv. núm. A-4543, 695 x 491 mm.

Alzado de la fachada principal, núm. inv. A-4544, 488 x 696 mm.

Sección, núm. inv. A-4545, 486 x 694 mm.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-84.

Bibl.: CÁNOVAS DEL CASTILLO, SOLEDAD, «El arquitecto Antonio González Velázquez…», 1999, p. 51; ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos…», 2006, pp. 288 y 289.

 

Templo de Baco (sección), 1779, núm. inv. A-4699, lápiz negro, tinta china y aguada gris sobre papel verjurado, 508 x 686 mm, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-84.

Bibl.: CÁNOVAS DEL CASTILLO, SOLEDAD, «El arquitecto Antonio González Velázquez…», 1999, p. 52; ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos…», 2004, p. 135; y 2006, p. 282.

 

Iglesia de una colegiata, con su capilla parroquial reservada, 1780, lápiz negro, tinta china y roja y aguadas negra, gris y verde sobre papeles verjurados, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid:

Planta, núm. inv. A-4078, 948 x 596 mm.

Alzado de la fachada principal y sección CD, núm. inv. A-4079, 577 x 916 mm.

Alzado de la fachada posterior y sección EF, núm. inv. A-4080, 590 x 950 mm.

Alzado de la fachada lateral, núm. inv. A-4081, 593 x 947 mm.

Sección AB, núm. inv. A-4082, 593 x 948 mm.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-84 y 5-192-1.

Bibl.: CÁNOVAS DEL CASTILLO, SOLEDAD, «El arquitecto Antonio González Velázquez…», 1999, p. 52; ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos…», 2001, p. 210.

 

JESÚS LÓPEZ ORTEGA.

FECHA DE REDACCIÓN: 23 DE DICIEMBRE DE 2021.

FECHA DE REVISIÓN:

 

NOTAS

[1] CÁNOVAS DEL CASTILLO, SOLEDAD, «El arquitecto Antonio González Velázquez…», 1999, pp. 32 y 33. En este estudio, Soledad Cánovas rebate el posible origen ilegítimo de Antonio, según lo señalado por MORALES Y MARÍN, JOSÉ LUIS, La pintura en España…, 1994, p. 113. Para la segunda generación de los González Velázquez es imprescindible la obra de CÁNOVAS DEL CASTILLO, SOLEDAD, Los hermanos González Velázquez…, 2004.

[2] QUINTANA MARTÍNEZ, ALICIA, La Arquitectura…, 1983, p. 122; CÁNOVAS DEL CASTILLO, SOLEDAD, «El arquitecto Antonio González Velázquez…», 1999, pp. 33-35.

[3] QUINTANA MARTÍNEZ, ALICIA, La Arquitectura…, 1983, pp. 90-93; CÁNOVAS DEL CASTILLO, SOLEDAD, «El arquitecto Antonio González Velázquez…», 1999, pp. 36 y 37.

[4] Distribución…, 1772; y RODRÍGUEZ, DELFÍN, Hacia una nueva idea de la Arquitectura…, 1992, p. 81.

[5] Soledad Cánovas da cuenta de algunas de los trabajos entregados por Antonio a la Junta como muestras de sus progresos: 1773: Plan, corte y fachada de un templo en figura de cruz griega; 1774: un dibujo de un Edificio en perspectiva, Templo en perspectiva empezado, la Elevación en perspectiva de un templo y la idea de otro, Plan y elevación geométrica de una especie de atrio de su invención, un Cornisón en perspectiva y 4 figuras de academia de su mano; 1775: la Elevación de la Puerta de Alcalá mirada desde el campo; y 1778: un dibujo de Adriana (CÁNOVAS DEL CASTILLO, SOLEDAD, «El arquitecto Antonio González Velázquez…», 1999, pp. 37-39).

[6] Distribución…, 1778; y RODRÍGUEZ, DELFÍN, Hacia una nueva idea de la Arquitectura…, 1992, p. 101.

[7] CÁNOVAS DEL CASTILLO, SOLEDAD, «El arquitecto Antonio González Velázquez…», 1999, pp. 40-44.

[8] Distribución…, 1781.

[9] CÁNOVAS DEL CASTILLO, SOLEDAD, «El arquitecto Antonio González Velázquez…», 1999, pp. 46 y 47.

[10] Distribución…, 1784.

[11] Archivo de la iglesia de San Sebastián de Madrid, Libro de matrimonios 30, fol. 161 (CÁNOVAS DEL CASTILLO, SOLEDAD, «El arquitecto Antonio González Velázquez…», 1999, nota 53, p. 55).

[12] CÁNOVAS DEL CASTILLO, SOLEDAD, «El arquitecto Antonio González Velázquez…», 1999, p. 47.

[13] CÁNOVAS DEL CASTILLO, SOLEDAD, «El arquitecto Antonio González Velázquez…», 1999, pp. 47 y 48.

[14] ANGULO IÑÍGUEZ, DIEGO, «La Academia de Bellas Artes…», 2002, pp. 153-192. Sobre la Academia de San Carlos en México, véase, sobre todo: CHARLOT, JEAN, Mexican Art…, 1962; BROWN, THOMAS, La Academia de San Carlos de la Nueva España…, 1976; BÁEZ MACÍAS, EDUARDO, Historia de la Escuela Nacional de Bellas Artes…, 2009.

[15] CARRETE PARRONDO, JUAN, y VILLENA, ELVIRA, El grabado en el siglo XVIII. Joaquín José Fabregat…, 1990; DONAHUE-WALLACE, KELLY, Jerónimo Antonio Gil…, 2016.

[16] ESTRADA FÉLIX, GENARO, Algunos papeles…, 1935, p. 29.

[17] CARRILLO Y GARIEL, ABELARDO, Grabados de la colección…, 1982, pp. 7-10; BÁEZ MACÍAS, EDUARDO, Jerónimo Antonio Gil…, 2001, doc. 3, pp. 79-84.

[18] FERNÁNDEZ GARCÍA, JUSTINO, Guía del Archivo…, 1968; y BÁEZ MACÍAS, EDUARDO, Guía del Archivo…, 1972.

[19] Archivo de la iglesia de la Asunción del Sagrario metropolitano de México, bautismos de españoles (1785/1803).

[20] ZÚÑIGA Y ONTIVEROS, FELIPE DE, Calendario manual…, 1786-1810.

[21] Archivo de la iglesia de la Asunción del Sagrario metropolitano de México, defunciones de españoles (1809-1815), fol. 148.

[22] TOUSSAINT, MANUEL, Arte colonial en México…, 1983, pp. 223 y 224; y GONZÁLEZ FRANCO, GLORINELA, «El arquitecto José Antonio González Velázquez…», 2004, pp. 69-77.

X