26977
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-26977,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-3.7,ajax_fade,page_not_loaded,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
Ce. del Moral y Villanueba y la urbanización del espacio del entorno añadidas por Fosman en la Hoja 2 de su actualización de la Topographia de Texeira. BNF, VD-31 (3)-Format 4.
GREGORIO FOSMAN Y MEDINA

 

Gregorio Fosman y Medina (También Forst Man, Fostman y Frosman), «Abridor de láminas», pintor, dibujante y cartógrafo, Madrid c. 1635-1714. Activo entre 1652 y 1714.

 

Durante un tiempo se consideró que era oriundo de Flandes, por como aparecía su apellido en algunas de sus producciones. La presencia del locativo Matritensis en la mención de responsabilidad de obras, a partir de 1672, despeja esta duda. Nació en Madrid, en fecha desconocida, hijo de Juan Fosman y Ana Benita de Medina, afincados en la Villa y Corte[1]. Aterido, estima la fecha de su nacimiento en torno a 1635[2]. Su actividad conocida, deducida de las fechas consignadas en sus obras, va desde 1652 hasta 1714. A partir de esta fecha, no está documentada ninguna obra y se considera como el año de su defunción. Estos sesenta y dos años de actividad le convierten en uno de los artistas del buril más fecundos y longevos del panorama artístico de su época. Inició su aprendizaje junto a Pedro de Villafranca y Malagón, probablemente a finales de 1640. En 1657 se casa con María de la Encarnación Perete, nieta de Pedro Perret e hija adoptiva de Villafranca, con la que tuvo dos hijos, Pedro Antonio Bonifacio (5 de junio de 1661[3]) y Martín Francisco (1672 – antes de 1693). Dos años más tarde, el 19 de marzo de 1695, falleció su mujer. La obra del grabador es inmensa y tipológicamente se puede agrupar en retratos, portadas de carácter arquitectónico, aquitecturas efímeras, heráldica, emblemática y cartografía.

 

El vínculo con Villafranca ocupa una parte importante de la vida de Fosman, no solo a través de las relaciones familiares: su matrimonio, el madrinazgo de su primer hijo por Vicenta Villafranca, el padrinazgo del segundo, por Francisco Montero de Espinosa, yerno de Villafranca. Aparece en diversos documentos y contratos con su maestro con quien compartirá trabajos. Incluso aparecerá como albacea de su primer testamento rubricado el 29 de abril de 1677[4]. A partir de los años 80 después de cuatro décadas, parece que la relación termina.

 

La actividad conocida a través de las estampas que han llegado hasta nosotros comienza en 1652, año en que se edita la obra Choronica de los Descalços de la Santissa Trinidad Redentores de cautiuos. Fosman graba, de forma muy limpia y firma como Gregorio forst man f el escudo de Luis Méndez de Haro, a quien va dedicada la obra[5]. A partir del siguiente año, 1653, proliferan las obras del artista. Entre ellas destaca especialmente La Descripcion del Obispado de Jaen, un mapa creado, dibujado y grabado por él (Gregorio Forst Man, inuen del. Scul). La cartografía era una difícil y rara especialidad en la que pocos burilistas hispanos aplicaron su arte, y en la que Fosman fue prolijo, con la talla de las planchas para cuatro mapas y un plano.

 

El mapa del Obispado de Jaén es un grabado calcográfico de 280 x 380 milímetros que se editó como ilustración de la obra Santos y santuarios del obispado de Jaén y Baeza de Francisco Bilches. Se reaprovechó para la edición de Catalogo de los obispos de las iglesias catedrales de la diocesis de Jaen y annales eclesiásticos deste obispado de Martin de Ximena Jurado, en 1654.

 

Con la excepción de este mapa delineado y grabado por él, parece que para el resto de sus grabados utiliza obras de otros artistas. Cita algunos de ellos en sus planchas delante de su nombre en el bienio 1690-2, como ya indicó Aterido[6].

 

La última obra conocida de Fosman es el Berdadero retrato de la Milagrosa Imagen de Ntra. Sra. de la Blanca de la Ciudad de Bitoria. a devoción de un devoto suio, que va firmada Gregorio Fosman sculp. En Madrid Año de 1714, en la que el oferente, Manuel del Barco, reza arrodillado a los pies de la imagen de la Virgen[7].

 

EL AUTO DE FE CELEBRADO EN MADRID

 

Aunque todas sus obras las grabó en Madrid, hay dos relacionadas especialmente con la Villa y Corte. La primera es el auto de Fe que se celebró en la Plaza Mayor de Madrid con motivo de las nupcias de Carlos II con María Luisa de Orleans, el 30 de junio de 1680. La fecha, la fiesta de San Pablo, fue elegida por el propio monarca. Fosman recibió el encargo de abrir una lámina para ilustrar la obra de José Vicente del Olmo Relacion historica del auto general de fe, que se celebro en Madrid este año de 1680. Del Olmo, renombrado arquitecto, era familiar del Santo Oficio y fue uno de los organizadores del acto. El diseño del graderío para tal fin, el denominado Teatro, se encomendó a Fernando Villegas, pero de la dirección de la construcción del mismo, se encargó el propio del Olmo. La lámina de cobre es de gran tamaño, 403 x 570 milímetros, la mayor sobre la que había trabajado hasta ese momento. En la mención de autoría figura Gregorio Fosman Faciebat en Madrid Año de 1680. Fue el único grabado que acometió en este año y que desarrollaría en los meses siguientes al Auto. En todo caso estaba terminada e impresa antes de mediados de octubre, fecha en que empiezan a emitirse las diversas aprobaciones y licencias para la obra, que culminan con la fijación de la Tasa el tres de diciembre. La escenografía que representa el grabado es una vista volada desde el sur de las gradas que se levantaron para la realización del gran espectáculo barroco que constituyó el Auto. El Teatro se erigió excéntrico en la plaza, apoyado lateralmente en el lado de poniente y elevado a la altura del segundo nivel de balcones. Sobre el mismo aparecen todos los personajes y elementos que intervienen en el Auto, acompañados de una codificación alfa numérica que servía para su identificación en la Expiicacion del diseño, y lugares del Teatro, que se describe entre las páginas 138 a 144 de la obra, al final de la cual estaba inserto el grabado plegado, entre las páginas 144 y 145. La vista del observador del grabado choca frontalmente con los balcones de la Casa de la Panadería, entre los que sobresale en el centro de la obra, el palco con dosel que aloja a la familia real, Carlos II, María Luisa de Orleans y la reina madre, Mariana de Austria, únicos personajes destacados y diferenciados de todo el público que llena los balcones. Tras la grada del lado oriental del Teatro se aprecia el cuerpo bajo del lado norte de la plaza con los arcos y medias columnas adosadas entre ellos, fruto de la reconstrucción de la Casa de la Panadería tras el incendio de 1672.

 

La plancha de este grabado se conserva y fue adquirida en 2018 por el Museo del Prado[8].

 

En 1683 Francisco Rizi utiliza el grabado para la realización del cuadro de título homónimo. El tamaño del lienzo, 277 x 438 centímetros, permitió al artista pormenorizar en el dibujo de los personajes de la composición.

 

El interés que suscitó esta obra del Olmo superó la barrera de los siglos. En 1820 Benito Cano la reimprime completamente[9], acompañándola de un grabado al acero que reproduce simplificadamente y de menor tamaño (252 x 357 milímetros) el de Fosman.

 

MANTUA CARPETANORUM SIVE MADRITUM VRBS REGIA

 

La segunda es la reproducción del gran plano de Madrid de Pedro Texeira. Puede ser que el éxito de la comercialización de esta obra de Texeira sirviera de acicate para que el impresor, Santiago Ambrona, vislumbrase la idea de acometer un nuevo y más ambicioso proyecto: llevar de nuevo a las prensas la estampación de la obra señera del portugués, el gran plano de Madrid que se había estampado en Amberes casi un cuarto de siglo antes, una apuesta editorial que se antojaba sólida debido al prestigio y éxito de la edición original. Ambrona ya se hizo cargo de la estampación del mapa de Portugal del Portugués, cuya primera impresión se produjo en 1662. Probablemente no era posible recuperar las planchas originales que podrían estar en manos de los responsables de la edición, los hermanos van Veerle en Amberes. Es presumible que la producción de la Topographia finalizase con muerte de Felipe IV en 1665, a quien estaba dedicada, habiendo ya fallecido Texeira tres años antes. En todo caso el precio de cada ejemplar a buen seguro era muy costoso, y había que disponer de más de cinco metros cuadrados de pared para exhibir tan magna obra. La idea de reproducir el plano al mismo tamaño parecía inasequible, a pesar de que Ambrona disponía en su imprenta de tórculos para estampar grabados del tamaño del de las hojas de la Topographia de Amberes. Trabajaban en ese momento en Madrid dos de los mejores artífices del buril. Marcos Orozco ya había grabado el mapa de Portugal de Texeira que se edita en 1662, mientras que Fosman era el grabador de moda en ese momento tras grabar el auto de Fe en la Plaza Mayor de Madrid.

 

Se decidió reducir el plano de Texeira para su grabado en cuatro hojas. El tamaño de los cobres que abrió Fosman para traspasar la obra del portugués era algo inferior al que utilizó para el grabado del Auto de Fe, 403 x 570 milímetros, y quizá fuese el condicionante del ajuste de la reducción a esta dimensión de plancha. El título de la obra, MANTUA CARPETANORUM SIVE MADRITUM VRBS REGIA, figura en la filacteria que corona la representación. El plano tiene unas medidas totales de 1090 x 787 milímetros y de 1071 x 770 en el marco (1090 x 782 milímetros totales del plano montado sumando las medidas de las hojas sueltas para el montaje, y 1058 x 766 milímetros en marco en el ejemplar del Archivo de Villa). El tamaño máximo del marco para cada cuarterón era 544 x 391 milímetros, con las medidas distintas para cada uno de los lados de la plancha de grabado. Esto hace que todas las planchas tengan dimensiones diferentes.

 

El plano tiene un tamaño aproximado de un séptimo con respecto al del portugués. Como sucede en el original al que copia, las escalas son múltiples con la repetición del Pitipié de 500 varas castellanas, que ofrece medidas desiguales en las hojas 3 (9,9 centímetros) y 4 (9,64 centímetros). Las otras son el Pitipié de Mil Pies (6,2 centímetros) y el Pitipié de Quinientos Pasos (8,1 centímetros). La escala que resulta al utilizar las primeras es de c. 1 : 4217 y c. 1 : 4330. El plano está rodeado por un marco que delimita la representación, con un espacio entre la línea del marco y la huella de la plancha de un 1 milímetro. Realmente, parece una copia bastante exacta del original, a tamaño reducido y de muy inferior factura tanto en el grabado como en la rotulación, defecto que se compensa por la actualización de la planta de la Villa y Corte. El grabador madrileño reproduce incluso las figuras que se encuentran a los lados del tarjetón central de la parte inferior, pero eso no evita que un análisis detallado muestre los efectos de esta reducción. Fosman se limita a reproducir fielmente el trazado de las manzanas, pero no el alzado en volumen de los edificios, ni el detalle de los mismos. Ya no es posible contar en las fachadas orientadas al medio día el número de puertas y ventanas, algo de lo que Texeira presumía en su dedicatoria en la cartela central. La división de las hojas afecta, esta vez, a elementos que Saverij tuvo mucho cuidado en respetar, de forma que la cartela inferior se encuentra repartida entre las hojas 3 y 4. Mantiene las cartelas de las escalas y del título en idéntica posición que en la de éste, aunque varía el contenido informativo de las mismas. En las de la izquierda y la derecha conserva las escalas gráficas con idénticas unidades de medida, y añade la nueva mención de responsabilidad, ofreciendo una interesante información adicional respecto a la técnica del grabado: Gregorio Fosman latallo con Aguafuerte, en Madrid año. 1683. No es la única modificación. El diseño de ambas cartelas se simplifica, con la eliminación de los mascarones que las coronaban, que se sustituyen por veneras. La línea que debería enmarcar por la derecha a las escalas en la cartela del lado derecho, no existe. En la cartela central sustituye el amplio título por esta mucha más corta subscripción: A COSTA DE SANTIAGO AMBRONA uendese y Estampase en su Casa enfrente del Colegio de Sº. Tomas en la calle de Atocha[10].

 

La relación de nombres no se circunscribe al espacio que ocupaba en el lado inferior izquierdo del plano la correspondiente tabla en la Hoja 16 de la Topographia. La reducción de tamaño obliga a que esta nómina continúe bajo el mismo, extendiéndose por toda la anchura del plano. Un elemento ornamental que se cambia por completo es el gran grabado alegórico del margen superior derecho, que se sustituye por un escudo real de diseño menos complejo y visualmente más ligero. Pero el escudo no es novedoso. Fosman copia, a casi idéntico tamaño, el presente en el lado superior izquierdo de la Descripcion del Reyno de Portugal de Texeira, grabado por Marcos Orozco, con la única mutación de la real persona que ocupa ahora el trono, Carlos II, representado en su escudo, que mide 174 milímetros. Para adaptarlo, Fosman eliminó, apropiadamente, el cuartel con las armas de Portugal[11] –que desde 1668 no pertenecía a los territorios carolinos– y varía algunos de los elementos decorativos del blasón, cuyo grabado es más delicado que el del modelo que copia. Parece que Fosman había previsto dejar el suficiente espacio para su inclusión en el plano, limitando el dibujo del relieve en la zona elegida, lo que no evitó que algunos trazos del mismo excediesen el área escogida. Así al grabar el escudo se aprecia cómo este se sobre impone a las líneas de la orografía subyacente. Un detalle que pareció no apreciar el grabador al reproducir la cruz que remata la corona fue que, mientras en el modelo que copia ésta se apoya claramente en un orbe, la de Fosman lo hace sobre una bola ovoide de mayor tamaño que el resto.

 

Para vincular más la figura del monarca al diseño, como ya hiciera Texeira en el suyo[12], se añaden en la relación de la leyenda inferior los números 151, Hospicio del Ave Mª fundación del Rey N.S.D. Carlos segº en 1673[13] y el 170 que reza Arcos de la Plaça de Palacio fabrica que mando executar el Rey y N. S. D. Carlos segundo. Ambos están presentes en el diseño. La leyenda contiene las letras de la A a la T, los números romanos de i a lxxx y números arábigos de 1 a 171, que en realidad son 172 puesto que en la casa de campo está repetido el 103 que recoge en dos entradas diferentes: Puerta Principal y Casadel Alcaide. Esta, se había grabado incorrectamente como Casdel y tuvo que encajar la a en posición de súper índice entre la s y la d. La planimetría incluye algunas de las innovaciones que se habían producido en el tejido urbano madrileño. Como señaló oportunamente Molina Campuzano, estas aparecen mejor recogidas en la Tabla dentro del epígrafe LO AÑADIDO A ESTA VILLA DE MADRID desde el año de 58 hasta 83, que en el propio diseño. Esta aclaración parece pertinente ya que Fosman quiere enlazar con la evolución urbana que se produjo en Madrid tras la impresión del plano de Texeira, aunque lo hace coincidir con los años posteriores al momento de la edición de la Topographia, no realmente con el año en el que se terminó el levantamiento planimétrico. Entre estas innovaciones no recoge, por ejemplo, la modificación que tuvo lugar en la fachada de la Iglesia del convento de Nª Sª del Loreto edificada durante el reinado de Felipe IV, según proyecto de Juan Gómez de Mora que, a su finalización en 1678, exhibía dos torres rematadas en chapiteles. Texeira en su plano muestra el esbozo de la obra inacabada, única en esta situación en todo el plano, con un diseño alejado del resultado final que muestra Chalmandrier en el suyo de 1761, y claramente diferenciada de los edificios colindantes. En el de Fosman es imposible apreciar nada más allá que una serie de fachadas con orientación ligeramente hacia el suroeste, con la única referencia al establecimiento religioso que la numeración aneja (XLII). Eso no sucede en el dibujo y rotulación de las calles de la Hoja 2 entre la puerta de Alcalá y el Convento de los Agustinos frente a la denominada Huerta de Juan Fernández[14]. Este espacio aparecía en el plano de Texeira con huertas y un enorme espacio baldío, ahora ocupado por una serie de jardines, huertos y manzanas de casas en torno a los Hornos que, según consignó Fosman con el número 171, recibían el nombre de Villanueba. Fue origen de dos nuevas vías: la Ce del Moral y Villa Nueua, con una clara falta de sintonía en como aparece escrito en el diseño y en la leyenda. El dibujo de este nuevo espacio urbano es obra de Fosman. El grabado es a veces deficiente tanto en la rotulación, con los nombres poco marcados en la plancha, como en el tejido urbano. En otros casos, debido al escaso espacio que queda por el grado de reducción de las calles, al tener que encajar los nombres junto al dibujo de los elementos del plano, unido a los numerosísimos trazos involuntarios al desplazar el buril sobre la superficie de la plancha que dejaron marca sobre la capa de cera, producen un efecto abigarrado en la impresión. Esta misma circunstancia es motivo de un defectuoso traspaso de la rotulación al plano. Lo vemos en la hoja tercera en la que Fosman graba Ce. d S. Miguel y Ca. de S. Miguel, cambiando la letra en posición de superíndice, que podría inducir a confusión, cuando pudo grabar Caua de S. Miguel, nomenclatura que utilizará Espinosa de los Monteros en su plano, con solo haber corrido la S. hacia el postigo que divide en dos la calle.

 

Fosman rotula en su copia del plano 366 nombres de los 383 presentes en la Topographia. Debido a la división que realiza de la Topographia de Texeira, algunos de los nombres se encuentran distribuidos entres dos hojas. La Calle Maior, lo está entre tres: las hojas 2, 3 y 4. La diferencia de 17 rótulos entre las dos cifras indica que hay nombres que se encuentran en el plano de Texeira que Fosman no incorpora en el suyo: no se incluye, a pesar de tener espacio suficiente, el Camino de S. Bernardino de la Hoja 2. Las Calles de Anuque ospese (aparece dos veces), de Fubaxz los ospon, del Alatae, de los Conctiae y de S. Barbara, de la 8; la Calle de S. Jorge, de la 9; las de Ciara, S. Gil, S. Iacinis, del Peso del Arina, el Peso de la Arina y los Lavaderos, de la 13; la Calle de los Bodegones de la 14; y las de S. Blas, S. Eugenio y la Calle nueua de los Reyes, de la Hoja 19. Esta ausencia se podría justificar, en algunos casos, por la falta de espacio para colocar el rótulo, motivada por la reducción de la escala. Sería el caso de las calles de S. Barbara, S. Gil, del Peso del Arina, el Peso de la Arina, pero no así en los otras. En estas dos últimas se podría buscar una explicación más adecuada. En 1666 el Concejo de la Villa traslada la Alóndiga, situada frente al Peso del Harina, a su nuevo emplazamiento en las afueras de la Puerta de Alcalá. El Pósito aparece con el número 27 en el plano de Texeira, y ese mismo número lo recoge Fosman en la leyenda, pero no lo graba en la planimetría, aunque sí indica la nueva situación con el número 171, Hornos de la Villa, última entrada reseñada en la leyenda de su plano. Tal vez y debido a esto, el grabador omitió los dos nombres y el número de esta renovada representación madrileña. He acudido a la Planimetría General de Madrid, realizada a mediados de la siguiente centuria, para conocer la denominación de las calles que rodean a esta manzana, la número 148 de la misma. Varias de ellas no están recogidas en el plano de Texeira. La Ce de S. Bruno corresponde a el Peso del Arina. La Calle del Peso del Arina es en la Planimetría la Calle del Azotado, hoy Calle de Grafal. La lateral al oeste es la Caua Baja de S. Francifco, y por el noreste cierra con la Ce de los Tintes.

 

Otra manzana en conflicto de la que Fosman no recoge lo que rotuló Texeira es la que en la Planimetría se consigna con el número 397, con frentes a las calles Preciados, hacia el norte, de la Sarten hacia el sur, nombre que Fosman corrigió del erróneo Cerlen de Texeira. Saverij rotuló en la fachada occidental de esta manzana Calle de Fubaxz los ospon, nombre que no se corrige en el segundo estado de plancha del plano y que en la Planimetría aparece como Calle de las Veneras, erróneamente nombrada Calle de los Conctiae, ubicada por Texeira en el tramo final de su Calle de la Cerlen antes del cruce con la Calle de los Angeles. La fachada oriental de la manzana da a la Calle de la Ternera, nombrada en la Topographia como Calle del Alatae. Ni esta ni la anterior se encuentran rotuladas en la copia de Fosman. Tampoco la Calle de los Conctiae.

 

Pero también hay calles que no se encontraban rotuladas en la Topographia y en las que Fosman añade el nombre. Es el caso de la C. de las Postas de la Hoja 4 que partía de la Calle de S. Iacinis (S. Jacinto) nombrada erróneamente Zapª de uiejo en el plano de Fosman, hasta la Calle Mayor.

 

En el traspaso de la toponimia urbana del plano de Texeira, Fosman comete algún error que, aunque subsanado, dejó marca en la superficie de la plancha debido a la talla al aguafuerte. En la Hoja 1, en la Ce. del Relos, inicialmente se había grabado como Ce. del Relasia. Los trazos de esta denominación se observan perfectamente marcados en el impreso, especialmente la parte superior de la i.

 

En cuanto al lenguaje que usa Fosman, se aprecian todavía confusión en las grafías que representan a la z y c actuales con el uso de la c y ç. Texeira, en la Hoja 13, rotula Calle de la Zarza, perfectamente escrita. Fosman lo hace como Ce de la Zarca en la Hoja 2. Pero en esta misma hoja graba Calle de Ortaleça, pero también Camino de Ortaleca, cuando ya Texeira había nombrado en ambos casos como Ortaleza, sin que parezca que adopta una metodología uniforme en la rotulación de los nombres. El mismo criterio sigue en Descalcas, en lugar de Descalzas.

 

Al margen de las alteraciones señaladas, están presentes otras mutaciones en la rotulación con respecto al plano de 1656 en las que se puede observar todo tipo de fenómenos. Se rotula PRADO DE LOS RECOLETOS AVGVSTINOS, o Caua vaja de S. Francisco, que no aparecen así en la Topographia de Texeira ninguno de los estados, y se mejora en otros como CAMPO GRANDE. En otras ocasiones la rotulación con romanas versales queda mal resuelta por la disminución del tamaño del dibujo en el diseño, que no se acompaña con semejante proporcionalidad en el rótulo. Obsérvese en la PLACA DE LA CEVADA. El nombre se desplazó en exceso a la izquierda hasta tocar con la manzana de casas del lado izquierdo de la plaza habiendo espacio suficiente para encajarlo. Por este motivo se tuvo que simplificar haciendo que la DE fuera un único trazo que contuviera a las dos letras, al igual que la CE, en este caso, para respetar la presencia de la ermita que separa el nombre en dos partes. Por otra parte, enmienda la escritura de algunos de los topónimos presentes en el plano: Ce. de Labapies, Ce. de los Enbajadores, Ce. del Olibar, Ce. del Estudio, Ce. de miro al Rio, Red de S. Luis, Calle del Prado, Ce. de Chinchilla... Con la intención de facilitar la lectura del plano se abrevian algunos de la toponimia. Calle como tal solo está presente en ocho nombres, y en el resto se rotula como Ce., aunque también como Ce, o simplemente C, sin que se aplique el criterio de forma homogénea. En el dibujo de la edificación y debido al estrechamiento de las calles en función de la escala a la que se dibujó el plano, con frecuencia las torres atraviesan los viales ocultándolos, hasta alcanzar la manzana inmediatamente próxima.

 

En la leyenda referente a los diversos establecimientos e hitos urbanos madrileños existen también diferencias. Con frecuencia Fosman sustituye la conjunción y por i. En otras ocasiones, recurre a la simplificación para reducir las dimensiones del párrafo: se aprecia en la sustitución fundacion de por fundolo. Hay variaciones más importantes. En el número XI de la leyenda de la Topographia se asienta Convento y Colegio de S. Tomas del Orden de S. Domingo, fundaçion de su Religion 1584. En el plano de 1683 Fosman graba: Conuº i Colegio de S. Tomas del Orden de S. Domingo fundación de sus Religiosos año de 1583. Esta vez el madrileño cambia Religion por Religiosos y la fecha se ajusta, correctamente, al momento en que el colegio de Teología se convierte, por la intervención de Fray Diego de Chaves, en Priorato independiente.

 

Como sucede con el original al que copia, sobreviven muy pocos planos de Fosman. Se conoce la existencia de tres ejemplares originales[15]. Uno del Archivo de Villa (AVM P-A-31) en la actualidad en depósito en el Museo de Historia de Madrid. El que se conserva en la Bibliothèque Nationale de France, procedente del antiguo Gabinete de estampas (VD-31 (3)-Format 4), se encuentra en hoja suelta y conserva todos sus lados, excepto en la hoja cuarta en la que se han cortado el lado izquierdo y el superior para el montaje. Todas las hojas tienen estampado en tinta el sello br coronado de la Biblioteca Real. La hoja 2 tiene escrito sobre el marco superior del lado derecho la abreviatura 23. Gaig. que hace alusión al volumen correspondiente a la colección de dibujos y estampas de su antiguo poseedor, François Roger Gaignières[16]. El tercero pertenece a una colección particular[17]. En todo caso, es un corto número de una estampación que se antoja numerosa a pesar de que no debió prolongarse en el tiempo. En 1700 fallece Carlos II, a quien el plano estaba tácitamente dedicado y le sucede en el trono Felipe V, el primer borbón en el trono de España, con el consiguiente cambio en el diseño del escudo, esta vez de manera sustancial. De esta forma el tiempo durante el que se pudo imprimir el plano fue también limitado: diecisiete años.

 

En el deteriorado ejemplar del Archivo de Villa son muy interesantes los añadidos manuscritos al diseño que lleva. Uno de ellos es la manzana de casas dibujadas a tinta en el lado inferior izquierdo del plano en la Plaza de la Cevada, que se superpone al Humilladero de Nª Sª de Gracia y que queda limitado por lo que sería el arranque de la Calle del Humilladero y por el sur por la Calle del Viento, tal como aparece la rotulación de estas calles en el plano de Espinosa de los Monteros de 1769. Esta manzana tapa parcialmente el carruaje que atraviesa la plaza y que Fosman había copiado de la Topografía, aunque en este caso tirado solo por un tronco de equinos.

 

Como ocurrió con el Auto de Fe, la copia de la Topographia de Texeira fue la única obra que Fosman grabó en el año 1683.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

ÁNGEL ATERIDO, «El grabador madrileño Gregorio Fosman y Medina», Anales del Instituto de Estudios Madrileños, XXXVII (1997), pp. 87-99.

 

LUIS MIGUEL ÁNGEL APARISI LAPORTA, El plano de Texeira trescientos cincuenta años después, Madrid: Área de Gobierno de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras del Ayuntamiento de Madrid, 2008.

 

FRANCISO MARÍN PERELLÓN «Primera copia del plano de Pedro Texeira Manuta Carpetanorum, de Gregorio Fosman y Medina», La Ilustración de Madrid, nº 22. Invierno 2011-12.

 

MIGUEL MOLINA CAMPUZANO, Planos de Madrid de los siglos XVII y XVIII, Madrid: Fundación Caja Madrid, 2002, pp. 282-289.

 

ELENA PÁEZ RÍOS, Repertorio de grabados españoles en la Biblioteca Nacional, Madrid: Ministerio de Cultura, Secretaría General Técnica, 1981, Vol. I, pp. 361-368.

 

JOSÉ MARÍA SANZ-HERMIDA, «Poder real y cartografía en el reinado de Carlos II», en Cristina Bravo Lozano, Adrian Guyot, Marina Mestre Zaragozá (coords.), Majesté et represéntations dans L’Espagne de Charles II, Paris: Classiques Garnier, coll. Constitution de la modernité. (en prensa)

 

 

JOSÉ MARÍA JORGE SANZ-HERMIDA

 

FECHA DE REDACCIÓN: 22 DE DICIEMBRE 2020

FECHA DE REVISIÓN:

 

NOTAS

[1] A.H.P., prot. 11054, fol. 505. «Declaración de Pobre de Gregorio Fosman y Medina», 10-9-1695. Cfr. ÁNGEL ATERIDO, «El grabador madrileño Gregorio Fosman y Medina», Anales del Instituto de Estudios Madrileños, XXXVII (1997), p. 87.

[2] Ibid., p. 88.

[3] . ÁNGEL ATERIDO (art. cit.), nota 18, p. 91.

[4] . J.L. BARRIO MOYA, «Nuevas noticias sobre la actividad artística de Pedro Villafranca y Malagón», Cuadernos de Estudios Manchegos, 18, 1988, pp. 113.

[5] El texto de Diego de la Madre de Dios (O.SS.T) se editó en los talleres madrileños del Licenciado Juan Martínez del Barrio. Juan de Noort grabó el fronstipicio. La estampa de Fosman aparece en el f. [7]r.

[6] ÁNGEL ATERIDO (art. cit.) pp. 93-94.

[7] . La estampa está dedicada a D. Manuel de Toledo, «Tiniente General de los Exercitos en el Principado de Cataluña».

[8] Número de Catálogo G005959. En el reverso de la misma hay una pintura al óleo, copia de la conocida como “Zingarella” de Correggio.

[9] Relacion histórica del auto general de fe, que se celebró en Madrid en el año de 1680 con asistencia del Rey don Carlos II : fiel y literalmente reimpresa de la que se publicó en el mismo año, Madrid : imprenta de Cano : se hallará en la librería de Matute, calle de las Carretas inmediato á la Imprenta Nacional, 1820

 

[10]. En el mapa de Portugal la casa de Ambrona figura junto al Conuento de Stº. Thomas, al igual que en otro mapa que estampa el impresor en 1705, Descripcion de España y sus reynos : con la adnotacion de los lugares mas principales, grabado por Clemens Puiche.

[11]. El grabador ya había abierto en 1677 una portada para la obra De regio patronatu… de Pedro Frasso, en la que copia el modelo de representación regia que diseñó Texeira para su Topographia, eliminando el escudo de Portugal. Vid. mi artículo «Poder real y cartografía en el reinado de Carlos II», en Cristina Bravo Lozano, Adrian Guyot, Marina Mestre Zaragozá (coords.) Majesté et représentations dans l’Espagne de Charles II, Paris: Classiques Garnier, coll. Constitution de la modernité. (En prensa).

[12] XXIX Convento de N.Sra de Monserrate de Religiosos de S. Benito. Fundacion del Catolico Y poderoso Rey Don Felipe quarto Nuestro Señor. Año 1641.

[13] El edificio fue posteriormente reformado en época de Felipe V, por Pedro Ribera, y del que hoy admiramos la espectacular portada decorada por el escultor Juan Alonso Villabrique y Ron.

[14] . Vid. LUIS MIGUEL ANGEL APARISI LAPORTA, El plano de Texeira trescientos cincuenta años después, pág. 59.

[15] MOLINA CAMPUZANO (1960): Planos de Madrid de los siglos XVII y XVIII, p. 288-289. El plano que reproduce en esta obra es el de la BNF cuya signatura de entonces cita Vb 147, ff. 18, 19, 20 y 21 que formaba parte de una colección facticia encuadernada en dos volúmenes sobre vistas, planos y grabados de Madrid. En la actualidad, y debido su tamaño, se cambió a la signatura que se indica en el texto.

[16] Coleccionista y anticuario que amasó desde muy joven un gran repertorio de documentos, grabados y dibujos. Sirvió a la casa de Guisa. En 1711 dona a Luis XIV su colección, que, en 1717, dos años después de su muerte, se divide en tres partes, una de las cuales ingresa en al Biblioteca Real, cuyo sello ostentan todas las hojas del plano.

[17] FRANCISCO MARÍN PERELLÓN, «Primera copia del plano de Pedro Texeira Manuta Carpetanorum, de Gregorio Fosman y Medina», La Ilustración de Madrid, nº 22. Invierno 2011-12.

X