27681
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-27681,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-3.7,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
Evaristo del Castillo, Fachada principal del palacio de la marquesa de Sonora a la calle Ancha de San Bernardo de Madrid (actual sede del Ministerio de Justicia), 1797, Archivo de la Villa de Madrid, Madrid.
EVARISTO DEL CASTILLO LÓPEZ

 

Arquitecto. Madrid, 27 de octubre de 1768 – Madrid, 13 de marzo de 1798.

 

Nacido el 27 de octubre de 1768, en la madrileña calle de la Palma, Evaristo María Rafael y José fue el tercer hijo del pintor madrileño José del Castillo y su mujer Antonia López[1]. Es lógico pensar que, en un principio, quisiese seguir los pasos de su progenitor y formarse como pintor, abrazando, desde muy joven, los principios del arte[2]. Al igual que su padre y, al menos, dos de sus hermanos[3] completó su instrucción asistiendo a las clases gratuitas de dibujo que se impartían por las noches en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

 

No se puede precisar cuándo ingresó en la Academia, pues su nombre no se registra en los libros de matrículas de la docta corporación. No obstante, el hecho de que falten los registros correspondientes a los años que median entre 1779 y 1783 y que su nombre figure por primera vez en los libros de actas en 1780, permitiría situar su ingreso en 1779 o 1780[4]. Precisamente, el 31 de diciembre de este último año aparece opositando en las ayudas de costa mensuales de la Academia, obteniendo 4 votos en la sala de Cabezas[5]. Volvería a fracasar al año siguiente, en los premios mensuales de septiembre y noviembre, por la clase de Principios y de Cabezas, al percibir 3 y 2 votos respectivamente[6]. Galardón que tampoco conseguiría en enero y marzo, en la sala de Cabezas, y abril, octubre y diciembre de 1782, en la sala de Figuras[7]. En cambio, sí que conquistaría el ansiado premio por la clase de Principios en el mes de abril de 1783, traducido en 100 reales, al conseguir 6 de los 13 votos de los profesores[8].

 

A partir de 1784 los intereses de Evaristo del Castillo se escoran hacia el estudio de la arquitectura, pues, ese mismo año, oposita por la tercera clase de Arquitectura en los premios generales de la Academia[9]. El asunto sobre el que debía de trabajar durante seis meses, para la denominada prueba «de pensado», consistió en dibujar «el capitel del templo de Júpiter Stator de medio pie de diámetro»[10] y para la prueba «de repente», en las dos horas que se le señalasen, una «planta y capitel dórico, según las dimensiones de Vignola»[11]. No percibió voto alguno.

 

En los años siguientes, continuaría su formación aspirando a las mencionadas ayudas de costa. En 1785, se le registra concursando por la de segunda clase de Arquitectura (de 150 reales), consiguiendo el premio en abril y noviembre y en febrero de 1786, por todos los votos, y mayo de 1787[12].

 

Precisamente, en este último, volvió a concurrir a los premios generales, opositando por la segunda clase de Arquitectura[13]. Para la prueba «de pensado», se propuso «idear una puerta de entrada a esta Corte en lugar de la de Atocha que forme esquadra con el paseo de las Delicias y con el Prado» y para la «de repente», Una portada de un palacio. En primera votación, Fernando Sánchez consiguió el primer premio y, en segunda, Evaristo conquistó 7 apoyos y, por tanto, se le adjudicó el segundo premio. El 8 de julio «a las 5 de la tarde» fue examinado por los profesores «y habiendo respondido adecuadamente» se ratificó la concesión del premio, traducido en una medalla de plata de 8 onzas[14].

 

Entre octubre de 1788 y mayo de 1790 continuaría sufragando su formación compitiendo en los premios mensuales de la Academia, siempre optando por la primera clase de Arquitectura, traducida en 200 reales, donde cosechó el triunfo en 3 ocasiones[15]: en octubre de 1788, con «un magnífico cenador circular para un jardín, de orden corintio y de 21 pies de diámetro», al obtener 4 de los 5 votos de los profesores; en diciembre, por «el arco de Constantino con su planta, fachada y costado según Desgoderz», con los votos de los 6 vocales, a pesar de figurar que el asunto a tratar era «un magnífico sepulcro para una persona real», y en febrero de 1789, con «una iglesia circular, de orden corintio y sesenta pies de diámetro», por 4 votos frente a los 2 que consiguió Manuel de la Peña; por el contrario, fracasaría en abril de 1790, con «un patio de trescientos pies en quadro para un palacio de orden jónico, riguroso, colosal, que abrace el cuerpo bajo y principal, con galería para comunicación con las habitaciones», al conseguir un único voto frente a los 3 que obtuvo Mateo Vicente Tabernero.

 

Volvería a participar en los premios generales celebrados en 1790, por la primera clase de Arquitectura, en los que obtuvo el primer premio, con siete votos a favor[16]. Para la prueba «de pensado» se acordó, a comienzos de diciembre del año anterior, que se diseñase «Un colegio magnífico y universidad para las ciencias y artes donde haya todas las comodidades necesarias: planta baja, principal, fachada, costado y dos cortes», y para la «prueba de repente», Un altar aislado para una catedral con columnas y pilastras. De los 23 vocales asignados para otorgar el premio, Evaristo del Castillo consiguió 7 votos y, por tanto, la medalla de oro de 3 onzas del primer premio[17].

 

En junta ordinaria celebrada el primero de mayo de 1791, se leyó un oficio del conde de Floridablanca, secretario de Estado y protector de la Academia. En el documento planteaba recuperar las pensiones de estudio en Roma, suspendidas años antes, aunque sólo por la rama de Arquitectura, pues la pintura y la escultura contaban en España «con un crecido número de producciones reputadas por obras maestras de todos los profesores». Para ello, opinaba que la Academia eligiese a los discípulos más sobresalientes para este fin, proponiendo él mismo a Evaristo del Castillo, vencedor en los últimos premios generales, y a Silvestre Pérez, sujeto de talento y destreza, según le constaba por informes. Enterada la junta, convino a ello y propuso a los dos jóvenes para que fueran enviados a Roma durante un período de tres años, «para estudiar sobre las ruinas del antiguo, observar los mejores edificios modernos en las principales ciudades de Italia y llenar su imaginación de ideas nobles y magníficas». Irían a Roma en calidad de pensionados extraordinarios, con una ayuda de costa de 60 doblones para el viaje (3.600 reales) y una pensión de 8.000 reales anuales, quedando sujetos a una instrucción de 17 puntos y a la protección del embajador de España en Roma, José Nicolás de Azara[18]. El 21 de julio se pusieron en camino hacia Barcelona, llegando a Roma el 5 de septiembre[19]. No se puede calibrar hasta qué punto en la elección de Evaristo medió su padre, protegido del conde de Floridablanca en ese tiempo (1787-1792).

 

De los trabajos que Evaristo pudo realizar durante los 2 primeros años de su pensión, se tiene noticia de los dibujos ejecutados sobre las ruinas del templo de Antonio y Faustina, con la posible colaboración del arquitecto madrileño Isidro González Velázquez, enviados a la Corte en agosto de 1793. Obras que le proporcionaron la prórroga de su pensión durante un año más y el título de académico de mérito, otorgado en extrañas circunstancias, al no estar regulado en los estatutos de gobierno[20]. Por noticias posteriores, se sabe que, entre aquellos planos, figuraban: un intercolumnio, un pórtico, la planta y un costado del templo, «con la vista del foro y colocación de la estatua ecuestre de Marco Aurelio», además de su descripción, «un cogollo del capitel corintio y dos molduras de la cornisa de dicho orden», el cornisamento del orden corintio del templo y el perfil del orden corintio y su basa[21].

 

Carlos Sambricio refiere, según lo recogido por Rafols, que en 1792 Evaristo del Castillo y Silvestre Pérez trabajaron, al menos, en dos proyectos que remitieron desde Roma de forma conjunta: los diseños para el altar mayor, presbiterio y coro de la nueva Seo de Lérida y los planos con las modificaciones en el presbiterio y coros de la Seo de Gerona[22].

 

No se vuelve a tener noticias de Evaristo hasta agosto de 1794[23], cuando se le concediese de nuevo una prórroga de su pensión durante otro año más. También se sabe que, en estos momentos, estaba levantando, junto a Silvestre Pérez, los planos geométricos de uno de los patios de la villa de Mecenas, el santuario de Hércules Victor, en Tívoli, «único ejemplar de orden dórico griego que existe en Italia»[24]. En agosto de 1795, se leía ante la Junta una carta de los dos pensionados donde informaban que habían «diseñado en siete papeles con su breve y sencilla aplicación los fragmentos de la Vila tiburtina de Mecenas» y que, habiendo sido entregados a Azara, éste los remitiría a la Academia a través de Manuel Godoy. Para octubre ya habían llegado a Madrid, pues se daba noticia de que los 7 planos habían estado expuestos ante la Junta: «representaban las ruinas de la casa de Mecenas en Tívoli restaurada por dichos pensionados, según los datos que resultan de las mismas ruinas y del juicio que, de la integridad de aquel edificio, habrá formado dicho señor ministro Azara»[25]. Estos planos sirvieron de base al jesuita mexicano Pedro José Márquez para ilustrar su Illustrazioni della Villa di Mecenate in Tivoli (1812), grabada por Giovanni Battista Cipriani y Vincenzo Feoli[26]. Según quedó registrado en el inventario de la Academia de 1824, Evaristo hubo de realizar la «planta de la gran casa de Mecenas en Tíboli» y una «vista de las ruinas de la casa de Mecenas, mirada por el casiotelo sobre una montaña»[27].

 

A comienzos de julio de 1796, la Academia se volvía a hacer eco de una misiva de Castillo y Pérez en la que informaban del envío de 22 diseños que habían delineado del pórtico de Octavia y Livia y del teatro Marcelo respectivamente. Las tensas relaciones internacionales entre Francia y Roma aconsejaban no prolongar más su estancia en la ciudad del Tíber, por lo que, en esa misma junta, se decidió que regresasen de forma inmediata a la Corte[28]. Para finales de octubre, ambos se encontraban ya en la Madrid[29].

 

El estudio de Evaristo del Castillo sobre el complejo arqueológico del pórtico de Octavia y Livia se vino a traducir en una memoria con la descripción del conjunto y 10 diseños con los que había ilustrado la restauración y el estado de conservación de las ruinas, para lo cual hubo de acudir a fuentes como Suetonio y Plinio y echar mano de la Forma Urbis marmórea del Campidoglio[30]. Entre aquellos diseños, hoy en día desaparecidos, se venían a registrar en la sala de Arquitectura de la Academia: las «basas e ymposta del orden corintio» del pórtico, su planta, su fachada principal con parte del foro y su opuesta, un corte del monumento y la planta general, «con todo su foro y los dos templos antiguos que había en su centro». Aparte se registraban, 9 planos ejecutados en Roma en 1795 y 5 más «copiados en Roma del Antiguo», estos últimos depositados en la sala 10 de la Academia[31].

 

En diciembre de ese mismo año, la Junta examinaba los dibujos de Castillo y Pérez y leía un oficio de Azara, escrito a la salida de los 2 pensionados de Roma, donde elogiaba su aplicación y conducta. Por todo ello, «acordó que se recomendasen estos pensionados al señor protector a fin de que S.M. tuviese a bien (si fuese de su real agrado) servirse de ellos en alguna comisión de Arquitectura»[32].

 

En junta particular celebrada en la Academia el 1 de enero de 1797, Evaristo del Castillo y Silvestre Pérez eran propuestos, por dos años, como vocales en la Comisión de Arquitectura, en sustitución de Antonio Aguado y Francisco Sánchez, al haber concluido su período[33]. El primer encargo de los nuevos vocales fue la ejecución en limpio de 2 trazas destinadas a la construcción de un nuevo tabernáculo, «en planta circular y con columnas», y la mudanza del coro de la catedral de Málaga, según los deseos de su director, Juan Pedro Arnal[34]. Evaristo asistiría únicamente a 3 sesiones más: el 23 de mayo y 28 de noviembre de 1797 (núms. 121 y 124) y el 28 de febrero de 1798 (núm. 125).

 

Al tiempo de ejercer como vocal en la Comisión de Arquitectura de la Academia, se encargaría del único proyecto que llegaría a dirigir en su corta vida: la remodelación del palacio de la marquesa de Sonora en Madrid, situado en la calle Ancha de San Bernardo. La marquesa, María de la Concepción Valenzuela, viuda de José Gálvez, adquirió la propiedad al marqués de Grimaldo en 1797. Para finales de junio de ese año el proyecto de restauración ya había sido diseñado por Castillo, pues se pedía la licencia oportuna al Ayuntamiento de Madrid con el fin de que se iniciasen las obras. Tras el pertinente informe del arquitecto mayor Juan de Villanueva y la aprobación del comisario regidor del cuartel, a comienzos de julio, se daba luz verde al proyecto. Las obras se desarrollaron con bastante lentitud y no llegaron a finalizarse hasta 1828[35].

 

A través de las noticias que se tienen de la declaración conjunta de pobre que formalizó Evaristo junto a una tal Victoria Atti, a finales de noviembre de ese mismo año, se sabe que el madrileño había contraído matrimonio con ésta tiempo atrás. Por su apellido, debía de ser de origen italiano y es posible que se venga a relacionar con la familia política de Manuel de Mendizábal, secretario de la Embajada Española en Roma. Es sabido que Antonia Atti, sobrina de la esposa del citado secretario, casó en Roma con el también arquitecto Ignacio Haan, instalándose en Madrid tras su regreso a España. No se puede precisar todavía si Evaristo contrajo matrimonio con ella en España o en Roma. En la escritura, los contrayentes nombraban como herederos universales de los bienes que pudiesen reunir a los futuros hijos que hubiese en el matrimonio, lo que implica que aún no tenían descendencia[36].

 

El 13 de marzo de 1798 Evaristo del Castillo fallecía, súbitamente, en Madrid a los 29 años de edad, en la misma morada donde su padre había fenecido años antes: el número 20 de la calle de la Madera Alta, habiéndosele administrado los santos sacramentos y la extremaunción. Fue enterrado de secreto en la parroquia de San Martín de Madrid[37].

 

BIBLIOGRAFÍA

 

ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos (de los siglos XVII y XIX) en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando», Academia: Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 91 (2000), pp. 79-237.

 

ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos (de los siglos XVII y XIX) en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (II)», Academia: Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 92-93 (2001), pp. 103-271.

 

ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos (de los siglos XVII y XIX) en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (III)», Academia: Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 94-95 (2002), pp. 103-254.

 

ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos (de los siglos XVII y XIX) en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (IV)», Academia: Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 96-97 (2003), pp. 141-280.

 

ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos (de los siglos XVII y XIX) en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (V)», Academia: Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 98-99 (2004), pp. 121-273.

 

ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos (de los siglos XVII y XIX) en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (VI)», Academia: Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, (2006), 102-103, pp. 151-332.

 

BARCIA, ÁNGEL MARÍA, Catálogo de la colección de dibujos originales de la Biblioteca Nacional, Madrid, Tipografía de la Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, 1906.

 

Distribución de los premios concedidos por el Rey nuestro señor a los discípulos de las nobles artes, hecha por la Real Academia de San Fernando, en la Junta Pública de 14 de julio de 1787, Madrid, 1787.

 

Distribución de los premios concedidos por el Rey nuestro señor a los discípulos de las nobles artes, hecha por la Real Academia de San Fernando, en la Junta Pública de 4 de agosto de 1790, Madrid, 1790.

 

Distribución de los Premios concedidos por el Rey nuestro Señor a los discípulos de las Tres nobles Artes hecha por la Real Academia de San Fernando en la Junta pública de 13 de julio de 1796, Madrid, 1796.

 

FERNÁNDEZ DE MORATÍN, LEANDRO, Diario (Mayo 1780-Marzo 1808), ed. a cargo de René y Mirelle Andioc, Madrid, Castalia, 1968.

 

GARCÍA SÁNCHEZ, JORGE, «Planos de arquitectos españoles publicados en Roma (S.XIX): El teatro de Marcelo y el santuario de Hércules vencedor», Archivo Español de Arqueología, 81 (2008), pp. 177-200.

 

GARCÍA SÁNCHEZ, JORGE, Los arquitectos españoles frente a la Antigüedad. Historia de las pensiones en Roma (Siglos XVIII y XIX), Madrid, Bormova, 2011.

 

GARCÍA-TORAÑO MARTÍNEZ, ISABEL CLARA (ed.), Dibujos de arquitectura y ornamentación de la Biblioteca Nacional. Siglo XVIII, Madrid: catálogo de exposición celebrada en la Biblioteca Nacional de España, del 17 de septiembre al 22 de noviembre de 2009, Fundación Banco de Santander, Fundación COAM, 2009.

 

LÓPEZ ORTEGA, JESÚS, José del Castillo (1737-1793): un pintor cortesano de la segunda mitad del siglo XVIII, Madrid: 2022 [en prensa].

 

MONLEÓN, PEDRO, Arquitectos españoles en la Roma del Grand Tour. 1746-1796, Madrid, Abada Editores, 2003.

 

PARDO CANALÍS, ENRIQUE, Los registros de matrícula de la Academia de San Fernando de 1752 a 1815, Madrid, C.S.I.C, 1967.

 

PORTELA SANDOVAL, FRANCISCO JAVIER, «Noticias sobre algunos artistas que estudiaron en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en tiempos de Carlos III», en El arte en tiempos de Carlos III, Madrid, actas de las IV jornadas de arte celebradas entre 29/30 de noviembre al 1/2 de diciembre de 1988 en el departamento de Historia del Arte «Diego Velázquez», Centro de Estudios Históricos, CSIC, Alpuerto, 1989, pp. 451-456.

 

RODRÍGUEZ, DELFÍN (coord.), Hacia una nueva idea de la Arquitectura. Premios generales de Arquitectura de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1753-1831), Madrid: cat. exp. 25 marzo-3 de mayo de 1992, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Comunidad de Madrid, 1992.

 

SALTILLO, MARQUÉS DE, «Casas madrileñas del siglo XVIII y dos centenarias del siglo XIX», Arte Español, XVII (1948), pp. 13-59.

 

SAMBRICIO, CARLOS, «Un álbum de dibujos poco conocido: el de Silvestre Pérez en la Biblioteca Nacional», Archivo Español de Arte, 181 (1973), pp. 45-58.

 

SAMBRICIO, CARLOS, Silvestre Pérez, arquitecto de la Ilustración, Zarauz: Comisión Cultural del Colegio de Arquitectos de San Sebastián, 1975.

 

SAMBRICIO, CARLOS, La arquitectura española de la Ilustración, Madrid: Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España-Instituto de Estudios de Administración Local, 1986.

 

TOVAR MARTÍN, VIRGINIA, «Juan Pedro Arnal», en SAMBRICIO, CARLOS (coord.), La Casa de Correos, un edificio en la ciudad, Madrid: Comunidad de Madrid, 1988, pp. 99-130.

 

TOVAR MARTÍN, VIRGINIA, El palacio del Ministerio de Justicia, Madrid: Ministerio de Justicia, 2004 (2ª edición aumentada y corregida de El palacio del ministerio de justicia y sus obras de arte, Madrid: Ministerio de Justicia, 1986).

 

VALDÉS, HILDA, «Las ilustraciones de la Villa de Mecenas en Tívoli del jesuita mexicano Pedro José Márquez (1741-1820)», Boletín de la Biblioteca Nacional de México, 1 (2019), pp. 43-52.

 

CATÁLOGO DE OBRAS RELACIONADAS Y CONSERVADAS CON MADRID

 

Arquitecturas:

 

Palacio de la marquesa de Sonora (actual sede del Ministerio de Justicia), 1797, calle de San Bernardo, núm. 45, Madrid.

Ref.: A.V., A.S.A., 1-55-4.

Bibl.: SALTILLO, MARQUÉS DEL, «Casas madrileñas del siglo XVIII…», 1948, pp. 46-48; TOVAR MARTÍN, VIRGINIA, El palacio del Ministerio…, 2004.

 

Dibujos:

 

Pórtico para una cancillería (planta y alzado), 1785, núm. inv. A-4980, lápiz negro, tinta gris y aguada gris sobre papel verjurado, 721 x 504 mm, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-84.

Bibl.: MONLEÓN, PEDRO, Arquitectos españoles…, 2003, p. 279; ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos…», 2006, p. 235.

 

Un cementerio, 1787, lápiz negro, tinta china y aguadas negra, gris y rosa sobre papeles verjurados, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Planta y sección CD, núm. inv. A-4 741, 858 x 605 mm.

Sección AB, núm. inv. A-4742, 313 x 433 mm.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-85.

Bibl.: ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos…», 2001, pp. 200 y 201; MONLEÓN, PEDRO, Arquitectos españoles…, 2003, p. 279.

 

Una puerta para Madrid en lugar de la de Atocha (planta y alzado), 1787, núm. inv. A-3447, lápiz negro, tinta china y aguada gris sobre papel verjurado, 605 x 919 mm, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-85.

Bibl.: MONLEÓN, PEDRO, Arquitectos españoles…, 2003, p. 279; ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos…», 2006, p. 255.

 

Una portada de un palacio (planta y alzado), 1787, núm. inv. A-4987, lápiz negro y aguada gris sobre papel verjurado, 490 x 300 mm, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-85.

Bibl.: MONLEÓN, PEDRO, Arquitectos españoles…, 2003, p. 279; ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos…», 2006, p. 228.

 

El Arco de Constantino según Desgodetz, 1788, lápiz negro, tinta china y aguada gris sobre papeles verjurados, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Planta, núm. inv. A-3431, 429 x 635 mm.

Alzado de la fachada, núm. inv. A-3431 bis, 437 x 684 mm.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-85.

Bibl.: MONLEÓN, PEDRO, Arquitectos españoles…, 2003, p. 279; ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos…», 2004, p. 247.

 

Un colegio y universidad para las ciencias y las artes, 1790, lápiz negro, tinta china y aguadas de colores sobre papeles verjurados y avitelados, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Planta baja, núm. inv. A-620, 984 x 596 mm.

Planta principal, núm. inv. A-621, 964 x 59 3 mm.

Alzado de las fachadas principal y lateral, núm. inv. A-622, 606 x 968 mm.

Secciones AB y CD, núm. inv. A-623, 618 x 964 mm.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-85.

Bibl.: ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos…», 2002, p. 104; MONLEÓN, PEDRO, Arquitectos españoles…, 2003, p. 279.

 

Un altar aislado para una catedral con columnas y pilastras (planta y alzado), 1790, núm. inv. A-511 5, papel lápiz negro y aguadas negra y gris sobre papel verjurado, 510 x 333 mm, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-85.

Bibl.: ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos…», 2000, p. 123; MONLEÓN, PEDRO, Arquitectos españoles…, 2003, p. 279.

 

Sillería de coro (en colaboración de Silvestre Pérez), 1792, núm. inv. Dib/14/27/1, pluma, pincel, lápiz lápiz grafito, tinta china negra y aguadas grisáceas sobre papel amarillento verjurado grueso, 325 x 251 mm, Sala Goya, Biblioteca Nacional de España, Madrid.

Bibl.: BARCIA, ÁNGEL MARÍA, Catálogo de la colección…, 1906 núm. 1.554; SAMBRICIO, CARLOS, «Un álbum de dibujos…», (1973), p. 49; SAMBRICIO, CARLOS, Silvestre Pérez…, 1975, p. 51.

 

Vistas de la denominada Villa de Mecenas (templo de Hércules Víctor) en Tívoli (alzado y sección), 1795, núm. inv. A-5427, lápiz negro, tinta china y aguadas negra y gris sobre papel verjurado, 630 x 965 mm, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-85, 3-125 y 3-620.

Bibl.: ARBAIZA BLACO-SOLER, SILVIA, y HERAS CASAS, CARMEN, «Inventario de los dibujos arquitectónicos…», 2001, p. 130; MONLEÓN, PEDRO, Arquitectos españoles…, 2003, s/p; GARCÍA SÁNCHEZ, JORGE, Los arquitectos españoles…, 2011, p. 68, fig. 53.

 

Tabernáculo de Málaga (en colaboración de Silvestre Pérez), 1797, núm. inv. Dib/14/27/41, pluma, pincel, lápiz grafito, tinta china negra, aguadas grisáceas y amarillas sobre papel blanco grisáceo verjurado, 281 x 247 mm, Sala Goya, Biblioteca Nacional de España, Madrid.

Ref.: A.R.A.B.A.S.F., 3-139.

Bibl.: Barcia, ÁNGEL MARÍA, Catálogo de la colección…, 1906, núm. 1.592, p. 246; SAMBRICIO, CARLOS, Silvestre Pérez…, 1975, p. 52 y núm. 59; TOVAR MARTÍN, VIRGINIA, «Juan Pedro Arnal», p. 124; GARCÍA-TORAÑO MARTÍNEZ, ISABEL CLARA, Dibujos de arquitectura…, 2009, núm. 91/13.

 

El palacio de la marquesa de Sonora en Madrid, 1797, tinta parda y china sobre papel verjurado amarillento, Archivo General de Palacio, sección Planos, Palacio real de Madrid.

Planta baja y principal, núm. 264, 500 x 718 mm.

Fachada principal a la calle Ancha de San Bernardo, núm. 265, 514 x 732 mm.

Fachada a la calle de la Manzana, núm. 266, 514 x 732 mm.

Fachada a la calle de los Reyes, núm. 267, 500 x 715 mm.

Comedor 1, núm. 268, 604 x 455 mm.

Comedor 2., núm. 269, 610 x 455 mm.

Corte dado por la línea AB de su planta, núm. 270, 422 x 288 mm.

Diseño para rejas, núm. 271, 326 x 596 mm.

Ref.: A.V., A.S.A., 1-55-4.

Bibl.: SALTILLO, MARQUÉS DEL, «Casas madrileñas del siglo XVIII…», 1948, pp. 46-48; TOVAR MARTÍN, VIRGINIA, El palacio del Ministerio…, 2004, pp. 87-91.

 

JESÚS LÓPEZ ORTEGA.

FECHA DE REDACCIÓN: 23 DE DICIEMBRE DE 2021.

FECHA DE REVISIÓN:

 

NOTAS

[1] El pintor José del Castillo tuvo 4 hijos: José María, Antonio, Evaristo y Tomás de Villanueva (LÓPEZ ORTEGA, JESÚS, José del Castillo…, 2022, docs. 87, 100, 108 y 122).

[2] Primero en el hogar que el pintor madrileño arrendó en el número 26 de la calle de la Cruz Verde «entrando por la del Pez mano yzquierda», propiedad de Isabel Rangel, y más tarde en el número 20 de la calle de la Madera Alta esquina de la del Rosario, casas de administración (LÓPEZ ORTEGA, JESÚS, José del Castillo…, 2022,).

[3] PORTELA SANDOVAL, FRANCISCO JAVIER, «Noticias sobre algunos artistas…», 1991, p. 452.

[4] PARDO CANALÍS, ENRIQUE, Los registros…, 1967, pp. ix y x.

[5] Archivo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid [A.R.A.B.A.S.F.], junta ordinaria de 31 de diciembre de 1780, 3-84, fol. 167.

[6] A.R.A.B.A.S.F., juntas ordinarias de 7 de octubre y 2 de diciembre de 1781, 3-84, fols. 195 y 199,

[7] A.R.A.B.A.S.F., juntas ordinarias de 3 de febrero, 5 de mayo y 3 de noviembre de 1782 y 5 de enero de 1783, 3-84, fols. 202, 208, 217 y 220.

[8] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 4 de mayo de 1783, 3-84, fol. 226.

[9] Distribución…, 1784; y RODRÍGUEZ, DELFÍN, Hacia una nueva idea de la Arquitectura…, 1992, p. 113.

[10] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 7 de diciembre de 1783, 3-84, fol. 238.

[11] A.R.A.B.A.S.F., general de 9 de julio de 1784, 3-84, fols. 253-255.

[12] A.R.A.B.A.S.F., juntas ordinarias de 1 de mayo y 4 de diciembre de 1785, 3-84, fols. 287 y 297; 5 de marzo de 1786, 3-85, fol. 6; y 3 de junio de 1787, 3-85, fol.45. En abril de 1785, el asunto de la prueba presentada por Castillo fue «un intercolumnio con nicho donde colocar una estatua», en mayo, «las partes en grande» de la Sala de las cuatro columnas de Vitruvio, y en febrero de 1786, El templo circular de Baco. En mayo de 1787, no se registra el asunto que hubo de ejecutar ni siquiera se dice que fuese laureado con galardón alguno, pues en ese mes se señala a José del Castillo como merecedor del premio, con 4 votos. Sin duda una errata, pues se ha conservado la prueba de Evaristo entre los fondos de la Academia.

[13] Distribución…, 1787; y RODRÍGUEZ, DELFÍN, Hacia una nueva idea de la Arquitectura…, 1992, p. 123.

[14] A.R.A.B.A.S.F., juntas ordinarias de 3 de diciembre de 1786 y 1 de julio de 1787, 3-85, fols. 31 y 45; general de 7 de julio firmada el 8 de julio de 1787, fols. 49-51; y pública de 14 de julio de 1787, 3-85, fols. 51-54; Distribución (1787).

[15] A.R.A.B.A.S.F., juntas ordinarias de 7 de septiembre, 5 de octubre, 9 de noviembre y 7 de diciembre de 1788, 4 de enero y 1 de febrero de 1789, 4 de abril y 2 de mayo de 1790, 3-85, fols. 84, 86, 88, 89, 91, 92, 94, 123 y 124.

[16] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 6 de diciembre de 1789, 3-85, fol. 113; junta general de 15 de julio de 1790, 3-85, fols. 132-134; Distribución (1790).

[17] Distribución…, 1790; y RODRÍGUEZ, DELFÍN, Hacia una nueva idea de la Arquitectura…, 1992, p. 127.

[18] A.R.A.B.A.S.F., juntas ordinarias de 1 de mayo, 5 de junio y 3 de julio de 1791, 3-85, fols. 157-159 y 164; junta particular de 1 de mayo de 1791, 3-124, fols. 167 y 168; y 1-49-6; Archivo del Ministerio de Asuntos Exteriores, Madrid [A.M.A.E.], Santa Sede, leg 362/28 (MONLEÓN, PEDRO, Arquitectos españoles…, 2003, pp. 277-299; y GARCÍA SÁNCHEZ, JORGE, Los arquitectos españoles…, 2011, pp. 53-75).

[19] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 7 de agosto de 1791, 3-85, fols. 167 y 168; A.M.A.E., Santa Sede, leg. 362/28. 28-9-1791.

[20] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 10 de noviembre de 1793, 3-85, fols. 272 y 273. No se puede precisar en qué medida la muerte de su padre en Madrid, en octubre de ese año, fue causa de este nombramiento (MONLEÓN, PEDRO, Arquitectos españoles…, 2003, pp. 289 y 290).

[21] A.R.A.B.A.S.F., 3-620.

[22] SAMBRICIO, CARLOS, «Un álbum de dibujos…», (1973), p. 49.

[23] La falta de información de Evaristo del Castillo en Roma viene, en cierta forma, a contrarrestarse con las anotaciones que el escritor Leandro Fernández de Moratín ofrece en su famoso Diario. Al parecer, el literato tuvo un trato continuo con Castillo durante sus estancias en la ciudad del Tíber. Así, registra, desde marzo de 1794, sus encuentros en la casa del pensionado, sus almuerzos ocasionales o sus continuos paseos por las calles de Roma, al tiempo que las visitas conjuntas a la biblioteca de la Sapienza, la villa Borghese, el circo «Caracallae», la Galleria Doria, la «Synagoga» o Santa Maria Maggiore, entre otras varias iglesias, e incluso, si el Castillo que registra en Bolonia es Evaristo, una visita a San Michele in Bosco (FERNÁNDEZ DE MORATÍN, LEANDRO, Diario…, 1968).

[24] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 3 de agosto de 1794, 3-85, fol. 297.

[25] A.R.A.B.A.S.F., junta particular de 4 de octubre de 1795, 3-125, fols. 24 y 25.

[26] Valdés, HILDA, «Las ilustraciones…», (2019), pp. 43-52.

[27] A.R.A.B.A.S.F., 3-620.

[28] A.R.A.B.A.S.F., junta particular de 3 de julio de 1796, 3-125, fol. 48.

[29] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 30 de octubre de 1796, 3-86, fol. 62.

[30] A.R.A.B.A.S.F., Pensionados, Arquitectura, 1-49-6.

[31] A.R.A.B.A.S.F., 3-620. Entre 1832-1836, figuraban, en la sala de Arquitectura de la Academia, 17 dibujos de Evaristo del Castillo «puestos en marcos y cristales […]» (A.R.A.B.A.S.F., 2-57-4).

[32] A.R.A.B.A.S.F., junta ordinaria de 4 de diciembre de 1796, 3-86, fol. 64.

[33] A.R.A.B.A.S.F., junta particular de 1 de enero de 1797, 3-125, fol. 65.

[34] A.R.A.B.A.S.F., 3-139, núms. 128 y 129, 29 de diciembre de 1796 y 7 de marzo de 1797, fols. 286 y 287.

[35] TOVAR MARTÍN, VIRGINIA, El palacio del Ministerio…, 2004.

[36] LÓPEZ ORTEGA, JESÚS, José del Castillo (1737-1793)…, 2022, docs. 87, 100, 108 y 122.

[37] LÓPEZ ORTEGA, JESÚS, José del Castillo (1737-1793)…, 2022, doc. 237.

X