25869
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-25869,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-3.7,ajax_fade,page_not_loaded,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
Francisco de Cubas. Sección longitudinal de la Catedral de Santa María la Real de la Almudena. Archivo de la Catedral de la Almudena. 1885.
FRANCISCO DE CUBAS Y GONZÁLEZ-MONTES,
MARQUÉS PONTIFICIO DE CUBAS, MARQUÉS DE FONTALBA (I)

 

Arquitecto, político. (Madrid, 13 de abril de 1827 – 2 de enero de 1899.

 

Francisco de Cubas y González-Montes, nació en una familia modesta, cursó estudios de Filosofía y más tarde, en 1845 ingresó en la Escuela de Arquitectura de Madrid. Su formación constó de dos años preparatorios, realizados en una escuela externa y cinco años de carrera en la Escuela[1]. El 18 de julio de 1852 después de concluir la carrera, pero aún sin tener el título, solicitó ser pensionado en Roma, donde perfeccionó sus estudios. Al concluir los tres años de la pensión ordinaria se le concedió oficialmente el título de arquitecto el 17 de diciembre de 1855. Como nos dijo Cabello en su necrológica “Los estudios por él verificados en la capital del antiguo mundo y la observación de notables monumentos durante su viaje por extranjeros países, constituyeron el rico arsenal que su hábil talento dio a conocer en las múltiples ocasiones, en que para suerte suya tuvo ocasión, sin cortapisa, de dar libertad a sus concepciones artísticas, viniendo a ejercer la profesión a Madrid, en una época en que la rutina y las antiguas prácticas imperaban todavía por lo que a la construcción se refiere y sin que los más débiles destellos del Arte se reflejasen en ninguna de las edificaciones por aquel período emprendidas, excepción hecha de las que Gándara selló con su peregrino talento artístico”[2].

 

Ya instalado en Madrid, contrajo matrimonio con Matilde Erice y Urquijo, miembro de una influyente familia de la burguesía financiera que pronto llegó a formar parte de la aristocracia. Se casaron el 10 de enero 1860, cuando ella tenía tan sólo 20 años. Con este matrimonio Francisco de Cubas se introdujo en el ambiente aristócrata madrileño. Los primeros años de matrimonio vivieron en la Carrera de San Jerónimo, 5 y 7, en un edificio que había hecho Francisco de Cubas en 1858, con fachada, en un edificio que era propiedad del tío de Matilde, Estanislao de Urquijo, marqués de Urquijo, persona fundamental en el progreso de la carrera arquitectónica de Francisco de Cubas. En 1866 se trasladaron a vivir al número 22 de la calle de la Montera, lugar donde residieron hasta su fallecimiento. En 1866, el Papa León XIII le concedió el título de marqués de Cubas y en 1893, la reina regente María Cristina le nombró marqués de Fontalba.

 

En 1870 leyó su discurso de ingreso en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que tuvo por título “Consideraciones generales crítico-históricas sobre la Arquitectura” siendo respondido por José Amador de los Ríos.

 

Fue presidente de la Sociedad Central de Arquitectos, fundada en 1849 para defender los intereses de los profesionales de dicho gremio. Esta sociedad creo en 1874 el Boletín de la Sociedad Central de Arquitectos.

 

También fue vocal de la Comisión Central de Monumentos a la que consultaban las Comisiones Provinciales de Monumentos creadas por Real Orden de 13 de junio de 1844[3]. Asimismo fue vocal de la Junta de Urbanización y Obras y de la Junta Superior de Prisiones y jefe superior de Administración Civil.

 

Además de su carrera como arquitecto también tuvo inquietudes políticas, afiliándose al Partido de la Unión Conservadora. Fue diputado por Madrid en la legislatura de 1891-1893 y senador por la provincia de Ávila entre 1896-1898.

 

El 6 de noviembre de 1892 fue nombrado presidente de la alcaldía de Madrid. En el corto espacio de tiempo de su mandato, un mes escaso, inauguró la Biblioteca Nacional y sobre todo consiguió destapar y eliminar la corrupción del anterior alcalde, Alberto Bosch.

 

Como indica Navascués, las obras de Francisco de Cubas y González-Montes “responden a dos estéticas y a dos épocas diferentes. Por un lado, su arquitectura asimila el estilo italianizante y tardoneoclásico aprendido en Pascual y Colomer y, por otra parte, sus edificios de carácter religioso traducen formas netamente neogóticas que recuerdan por igual el «gothic revival» inglés y el neomedievalismo a lo Viollet-le-Duc”[4].

 

EDIFICIOS DE VIVIENDAS

 

En su obra nos encontramos primordialmente dos tipos de edificaciones, las casas construidas para la burguesía y la aristocracia como nos dice Da Rocha “localizadas preferentemente en áreas privilegiadas de la ciudad, como el Ensanche, el barrio de Retiro, las cercanías del Paseo de Recoletos o las zonas comerciales del centro donde hallamos ejemplares de auténtico lujo con una cuidadísima decoración en forma de abultados de yeso y magníficas rejerías”[5]. Por otro lado están las viviendas construidas para la clase trabajadora, con escasa ornamentación en sus fachadas y situadas en el casco histórico pero en las llamadas por Da Rocha “calles populares”.

 

El edificio de viviendas más antiguo de los realizados por Francisco de Cubas se encuentra en la Carrera de San Jerónimo, 5, 7 y 9, realizado en 1858, con fachada a la calle de Alcalá, 6 y 8. Es el edificio en que vivió el arquitecto entre 1861-1866, tras su boda con la sobrina de Urquijo[6]. Estas viviendas han sido demolidas.

 

En 1859 recibió un nuevo encargo a través de Urquijo, para realizar el proyecto de una Casa-Palacio de la calle Ventura de la Vega, 3. El edificio consta de tres plantas con un balcón corrido en el cuerpo central y con miradores laterales. El solar era de la Sociedad Española Mercantil e Industrial. El edificio todavía se encuentra en pie[7].

 

Edificio de viviendas en la calle Caballero de Gracia 10, Madrid, 1862.

 

Otro edificio digno de destacar es el de la calle Valverde, 25 y 27 y Barco 34 realizado entre 1863-1864[8] para el político y economista Manuel Bermúdez de Castro. De nuevo utiliza como un elemento para señalar la zona más noble de la vivienda el balcón corrido de la planta principal, adornado con sus famosos yesos realizando motivos vegetales para destacar los dos pisos principales.

 

Cabe destacar el edificio de viviendas conocido como Casa de Isern en la Carrera de San Jerónimo 18 realizado en 1865. Es un edificio de estilo goticista, en él, Francisco de Cubas ha combinado la vivienda señorial con la de alquiler y comercial dado que en las dos plantas inferiores se instaló la famosa sastrería Isern. La fachada destaca por la tracería gótica con arcos conopiales enmarcados entre dos columnas que rematan en un pináculo. La rejería empleada en todos los balcones es de una gran belleza con decoración de roleos[9]. En 1875, Isern encargará a Cubas la construcción de otra casa en la Corredera Baja de San Pablo, 7.

 

En el mismo año Eduardo Díaz Otero le encargó la construcción de un nuevo edificio de viviendas en la calle de Villanueva 6 con Gil de Santibáñez. Da Rocha destaca que la decoración de este edificio podría compararse con el trabajo realizado en el Palacio Arenzana por la gran riqueza de elementos que adornan su fachada y la calidad de las rejerías que van definiendo con su decoración la categoría de las diferentes plantas del edificio[10].

 

La comercial calle de Carretas, 13, fue el lugar elegido en 1877, por Nicolás Sanginés, para construir el Bazar de la Unión Comercial[11]. Cubas diseñó una gran tienda en el pasaje inferior y viviendas en las plantas superiores, posibilitando también el acceso por la calle de Cádiz. Las rejerías de los balcones recuerdan a las viviendas de la calle de Villanueva, 6.

 

En la calle de Preciados, 35, esquina con Ternera y por encargo de José Gil y hermano, proyectó un nuevo edificio en 1878 que está en la línea del anterior, con locales comerciales en la planta baja y viviendas destinadas al alquiler en las plantas superiores[12].

 

En la memoria de los proyectos Cubas define, en algunos casos, para quien van destinadas las viviendas que diseña, ese es el caso del proyecto de viviendas para “clases acomodadas” que construye para José Gil y hermano en la calle Encarnación, 10 con la Plaza de la Marina Española[13]. En 1881 También diseñó el edificio contiguo en Encarnación, 8, para los mismos propietarios.

 

En 1880 la viuda de Bermúdez de Castro, Encarnación O’Lavolor mandó edificar un edificio de viviendas con fachada a la calle Jacometrezo y plaza de Callao, edificio derribado 30 años después con motivo de la apertura de la Gran Vía[14].

 

La calle de la Montera fue donde Cubas tuvo su vivienda habitual, en 1881 decidió construir enfrente de su vivienda un nuevo edificio, será en el número 29. Dado el carácter comercial de la calle de la Montera, el edificio fue proyectado con planta baja y entresuelo con destino comercial, mientras que los pisos superiores se destinaron a casas de renta. Este edificio ha sido derribado[15].

 

Edificio de viviendas, en la calle de Villalar 4 y 6, Madrid, 1876. Encargo realizado por el conde de la Fuente Nueva de Arenzana propietario del Palacio Arenzana limítrofe con estas viviendas. El destino era el alquiler. Decoración de la fachada a base de decoraciones renacentistas y balcones con una cuidada decoración de rejería[16].

 

Dos años más tarde, construyó dos nuevos edificios en la calle de Villalar 7 y 9, por encargo de Juan Manuel de Urquijo, II marqués de Urquijo. Eran unos edificios de viviendas para vecinos de clases medias, con balcones corridos y fachada con decoración de cabezas en alto relieve con dioses mitológicos[17].

 

Entre 1878 y 1881, la duquesa de Medinaceli encargó a Cubas tres edificios de viviendas en solares contiguos a su palacio de la calle de Génova con Marqués de la Ensenada[18]. Estas viviendas al igual que el palacio han sido derribadas. El edificio se construyó con dos plantas para igualar las alturas con el palacio.

 

Siguiendo la corriente de construir dos viviendas contiguas, en 1877, la marquesa de Castelflorite encargó a Cubas el proyecto para unos edificios en la calle Almirante, 3 y 5 con destino a familias acomodadas. Como nos dice Da Rocha, esta vez cambia los balcones corridos por individuales, aunque mantiene la calidad de las rejerías[19].

 

Uno de los proyectos más destacados, sobre todo por su ubicación está en la calle Valenzuela y Alfonso XII con la Plaza de la Independencia, fueron encargados en 1878 por Narciso Salabert, marqués de la Torrecilla. Las fachadas no están muy decoradas, centrándose los adornos en la zona de los balcones, que como es habitual tienen una rejería de gran calidad[20].

 

En la calle de Ayala 4 y 6 realizó dos edificios que fueron demolidos pero que eran un claro ejemplo de lo que es diseñar una fachada guardando el equilibrio gracias a colocar en el piso superior una tribuna en los extremos opuestos[21].

 

En 1890 comenzó el proyecto de unos seis edificios que se realizarían en unos terrenos de su propiedad en la calle de Jorge Juan 11, 13[22]. En 1892 construyó en el número 16 de Jorge Juan con vuelta a Lagasca, 23[23]. Es una vivienda en estilo neomudejar, con el ladrillo visto como elemento decorativo en lugar de los tradicionales yesos que tan magistralmente venía empleando Francisco de Cubas. Este tipo de construcciones lo veremos en muchos edificios construidos por el marqués de Cubas a partir de este momento.

 

Fueron varios los aristócratas que encargaron al marqués de Cubas edificios para clases medias o bajas como el de la calle Primavera, 5[24], Princesa y Negras[25] o incluso Fuencarral, 140[26]. Él mismo va a construir viviendas destinadas a las clases obreras entre 1881 y 1885, hace dieciséis edificios en la Costanilla de San Andrés, 12 a 22 y las calles Mancebos, 2 – 14 y Redondilla, 1 – 11[27]. Cinco en la calles Bailén, 33 – 39 con vuelta a Angosta de los Mancebos, 7 y Yeseros, 2 y 4 con vuelta a Redondilla, 12[28] y dos en la calle Redondilla, 4 y 6 Mancebos, 16,Granado, 1 y la plaza del Granado 1 y 2[29]. Son viviendas sobrias con pocos elementos decorativos pero las rejerías siguen siendo de una gran calidad.

 

PALACETES

 

Navascués comenta que “al formarse el nuevo paseo de Recoletos, una vez aprobado el ensanche y derribadas las tapias de la cerca, se convirtió aquel lugar en el favorito de la aristocracia madrileña, que paulatinamente fue abandonando los viejos caserones y palacios de las tortuosas calles inmediatas a palacio. Alcanzó la reforma sufrida en la Corte por el año 1860, que comprendió principalmente el Paseo de Recoletos y el comienzo del Barrio de Salamanca, y tuvo ocasión de adoptar nuevas formas en la ornamentación de las fachadas de las casas y Palacios que por entonces construyera en la barriada más elegante y aristocrática de Madrid”[30].

 

En estos primeros años construyó palacios urbanos para la nobleza y la alta burguesía En 1863 recibió un encargo de Ramón Aranaz, empresario y político, para que le construyera un palacete con una casa anexa en el Paseo de Recoletos, esquina con Bárbara de Braganza, hoy desaparecido. Era un edificio de estilo neorrenacentista[31]. Tres años después Aranaz le encargó la construcción de la casa-palacio contigua, también desaparecida, era un edificio con una ornamentación muy cuidada, con hornacinas, esculturas y guirnaldas adornando toda la fachada.

 

Uno de los palacetes que todavía se conserva es el Palacio de Alcañices, en el Paseo de Recoletos 13, Madrid, 1865. Hoy en día se le conoce como Palacio del Duque de Sesto. Nos dice Navascués que si bien tiene carácter palaciego y señorial, se amolda a un patrón de arquitectura eminentemente urbana, de una sola fachada y balcones volados al modo de las casas de vecindad. Consta de una planta baja con semisótano, principal y piso alto. La puerta de ingreso fue modificada, descentrándola con relación al eje del edificio. El motivo principal de la fachada es la logia de tres huecos abierta en la planta noble. La logia, a la italiana, va flanqueada por dos pilastras del orden corintio con decoración neorrenacentista de candelieri, tondos en los que aparecen cabezas alegóricas en altorrelieve que representan la ciencia, la industria y el comercio. También debemos destacar la rejería de los balcones y pasamanos de la escalera adornados con motivos florares. Cubas también encargó la decoración pictórica del edificio a Lozano, Bellver y Figueras[32]. El edificio ha, asimismo, reformado por completo su interior para albergar las dependencias del Consejo General de la Abogacía[33].

 

Francisco de José de Osorio parece que quedó muy satisfecho con el trabajo realizado por Cubas ya que, años más tarde, en 1870, le encargó la reforma de su palacio de la calle de Alcalá, demolido pocos años más tarde para construir el Banco de España,

 

En 1872 construyó un nuevo edificio al lado del anterior, en el número 15 del Paseo de Recoletos. Es un espacio más sencillo, un palacio eminentemente urbano con balcones decorados con rejería de guirnaldas, muy al gusto de las obras ya construidas por Cubas En la planta baja, López-Dóriga instaló un establecimiento financiero, una casa de giro. El resto del edificio fue utilizado como vivienda del propietario. El edificio respondía, por tanto, a un doble programa comercial y residencial que se resolvió con un doble acceso en el interior del zaguán. La planta está formada por un doble martillo con tres zonas diferenciadas: la parte noble con fachada al paseo, el núcleo central de distribución con las escaleras y la zona trasera, que estaría destinada a dormitorios y estancias de servicios[34]. Esta planta ha sufrido numerosas alteraciones, especialmente cuando perdió su carácter palaciego para convertirse en sede bancaria aunque se ha conservado parte de la estructura original de los salones de la planta noble. Fue rehabilitado por Rubén Moreno Sahuquillo y Javier García-Izquierdo Ruiz entre 1987-1990.

 

Muy cerca del Paseo de Recoletos construyó el Palacio de los condes de la Fuente Nueva de Arenzana (1876-1879) en la calle de Salustiano Olózaga con Villalar, actualmente sede de la Embajada de Francia. Nos dice Da Rocha que se construyó en los antiguos terrenos del Pósito de la Villa[35]. El edificio fue vendido en 1882 al gobierno francés quien lo ha rehabilitado en varias ocasiones. La decoración de la fachada es de estilo renacentista

 

Palacio Bedmar (1872-1874) encargado a Cubas por Manuel Antonio de Acuña, marqués de Bedmar en la esquina de la calle de Génova con Zurbano. Es un edificio de estilo neobarroco, calificado por varios especialistas como afrancesado con detalles como mansardas[36]. Este edificio sufrió un incendio la noche del 30 de noviembre de 1874 que destruyó las cubiertas y dañó gravemente las plantas superiores. Este palacio se derribó en los primeros años del siglo XX.

 

CONVENTOS, IGLESIAS, ASILOS Y EDIFICIOS DEDICADOS A LA ENSEÑANZA

 

En 1868 recibió un encargo de Estanislao de Urquijo para que realizase unas escuelas para niños y niñas en Murga y Llodio (Álava). Un tercio del presupuesto de las obras fue sufragado por suscripción pública y el resto lo financió Urquijo. Las obras terminaron en 1870. Actualmente acogen al Colegio La Salle de formación profesional[37].

 

Construcción del Convento de las Salesas Reales de la Visitación de Santa María en la calle de Santa Engracia, 18 y 20, siguiendo el proyecto de Federico Aparici 1880[38]. Este convento se levantó para acoger a las religiosas que fueron expulsadas del antiguo convento de las Salesas Reales. La iglesia que centra todo el edificio es de estilo neogótico con elementos característicos de este arte tal como podemos apreciar por el chapitel, el rosetón, los pináculos, las bóvedas de crucería, así como el cimborrio sobre trompas.

 

Colegio Nuestra Señora del Recuerdo (Jesuitas) construido hacia 1880 en los terrenos cedidos por el Duque de Pastrana-Infantado en la Quinta de El Recuerdo (Chamartín de la Rosa). Consta que puede ser un edificio construido con la intervención del marqués de Cubas, quien parece asesoró a su compañero Francisco Rabanal. Era un edificio diseñado en estilo neogótico. En 1920, se levantó un nuevo edificio de estilo neogótico-mudéjar construido por el arquitecto Modesto López Otero, inspirado en la casa de Ignacio de Loyola, en Azpeitia.

 

En la calle Caballero de Gracia construye la Capilla y el Colegio del Sagrado Corazón, (1878-1880) ya derribado, lo más destacado era su capilla, inaugurada en septiembre de 1880. Como la mayoría de las iglesias que proyectó tenía una planta de cruz latina, de una sola nave, con cabecera poligonal y coro, en alto, a los pies[39]. Es un edificio realizado en estilo neogótico.

 

Poco tiempo después decidió involucrarse en la construcción del Asilo de Huérfanos del Sagrado Corazón de Jesús, fundado por Ernestina Manuel de Villena, quien encargó a Cubas el proyecto, que el arquitecto hizo gratuitamente. Como nos cuenta Navascués “La primera piedra del edificio, que se encuentra en la calle de Claudio Coello, número 100, se puso en diciembre de 1880, y seis años más tarde .estaba terminada la iglesia, que es la parte de mayor interés de todo el edificio. La planta de aquella era de cruz latina, de una sola nave. Su fachada está centrada con respecto al resto del edificio (asilo, colegio, talleres, etc.), siendo toda ella de ladrillo, excepto las finas labores caladas en piedra que aparecen en el gran ventanal, el rosetón alto y los huecos rasgados a los lados de la entrada. Los temas de estos calados remedan obras del mismo género del siglo xv. En su interior los haces de finas columnillas, arcos conopiales, tribunas abiertas en el presbiterio v crucero, denota la inspiración en modelos flamígeros”[40]. Francisco de Cubas siempre ayudó económicamente a esta institución benéfica[41]. El edificio fue demolido.

 

En Bilbao hizo también el proyecto del Colegio del Sagrado Corazón (1882-1884)[42]. Constaba de una residencia para religiosas, un colegio de niñas y una capilla. El modelo era muy similar a Llodio. Hoy ha desaparecido.

 

En 1883 comenzó la construcción del Convento de las Siervas de María, en la plaza de Chamberí, Fundado por Santa María Soledad Torres Acosta, quien falleció en él en 1887. Es muy interesante el interior neogótico. Tiene planta de cruz latina de una sola nave, siguiendo el estilo imperante en todos los edificios religiosos diseñados por Cubas[43]. Este convento fue ampliado por Francisco Mendoza Cubas en 1899. Se llevó a cabo una segunda ampliación realizada por Luis Mª Cabello Lapiedra entre 1903-1905 y una tercera ampliación llevada a cabo por Teodoro de Anasagasti entre 1918-1921.

 

En el mes de mayo de 1883 Francisco de Cubas recibió el encargo de hacer la reforma y ampliación de la Universidad Católica de Deusto. Las obras comenzaron en el mes de junio y quedaron finalizadas en septiembre de 1886. Era un edificio que iba a albergar todas las actividades docentes pero también serviría de residencia para los alumnos lo cual implicaba que tuviera lugares de estudio, bibliotecas, laboratorios, etc. sin olvidar zonas reservadas para el culto, se proyectaron cuatro capillas, y un gran salón de actos, además de lugares de recreo y actividades deportivas.

 

Da Rocha nos dice que este edificio “responde a un eclecticismo clasicista con fundamentos neorrenacentistas (alhomadillas, pilastras, columnas adosadas…) y rasgos neogriegos (órdenes clásicos, frontones, acróteras…) armónicamente combinados en los espacios religiosos con numerosos detalles medievalistas de extracción preferentemente neorrománica (columnillas, parteluces, arquivoltas…) aunque también neogótica (arcos apuntados y retablos con pináculos en la antigua capilla de alumnos)[44]. La planta está formada por unos espacios cuadrangulares, tiene dos grandes patios con forma de claustro y como elementos destacados debemos mencionar la Biblioteca hoy convertida en Salón de Grados, la Capilla Gótica y el Paraninfo sin dejar de mencionar la escalera que es uno de los elementos más importantes del edificio. La construcción de este edificio corrió a cargo de La Enseñanza Católica, presidida en aquel momento por Manuel de Isasi e integrada por trece miembros de la sociedad bilbaína, siendo la Compañía de Jesús la que se hizo cargo de la dirección académica. En un principio tenía estudios de Derecho, Filosofía, Ingeniería y Arquitectura.

 

En 1883 se inauguró una pequeña iglesia en Tetuán de las Victorias que es proyecto de Cubas.

 

En 1884 construye el Convento de San Fernando en la calle de Bravo Murillo esquina a Tiziano, es un edificio que se construyó gracias a las aportaciones económicas realizadas por el marqués de Cubas que lo diseñó en estilo neogótico. Ha sido demolido.

 

Proyecto para el Colegio Asilo de la Divina Pastora en la calle Fernández de la Hoz con García de Paredes[45]. No hay constancia de que este colegio se haya construido.

 

En 1887 se aprobó el proyecto para construir el Colegio de Nuestra Señora de las Maravillas, en la calle de Bravo Murillo, 122, donde hoy se encuentra el mercado municipal. Da Rocha nos dice que “se inició en agosto de 1886 cuando los Hermanos de las Escuelas Cristianas pertenecientes a una congregación religiosa de maestros franceses, adquirieron unos terrenos en una zona próxima a la actual glorieta de Cuatro Caminos… Los Hermanos de La Salle, como también se les denomina, querían construir su nuevo noviciado en Madrid”[46].Este edificio cambió su destino y pasó a ser un instituto de segunda enseñanza que fue quemado y destruido completamente en 1931 cuando se proclamó la Segunda República.

 

Colegio Maravillas: Escuelas Católicas gratuitas de Niñas[47], construido en el Barrio de Salamanca y dirigido por las madres Concepcionistas, hoy demolido.

 

La Capilla del Apostolado del Sagrado Corazón de Jesús y San Ignacio de Loyola[48], construida en el Camino de San Isidro (Carabanchel).

 

En 1888-1889 Francisco de Cubas realiza el proyecto y dirige las obras de la nueva iglesia de Santa Cruz. Ocupará el solar de la antigua iglesia y convento de Santo Tomás, en el número 6 de la calle de Atocha. La antigua parroquia de Santa Cruz, estaba situada en la plaza de las Provincias. Dado que la antigua iglesia tenía la torre más alta de las iglesias madrileñas, el marqués de Cubas mantuvo el diseño de la nueva iglesia con una altísima, rematada por una aguja que nunca llegó a construirse. La planta de la iglesia es como todas las que hace Francisco de Cubas, una sola nave con capillas laterales, crucero con tribunas y ábside poligonal, todo ello cubierto con bóvedas de crucería y en el centro, un cimborrio sobre trompas en forma de arquivoltas. Por problemas económicos las obras tuvieron que pararse y la iglesia será concluida por el ayudante de Cubas, Miguel de Olabarría que la terminará en 1902[49].

 

En 1891 construyó la Iglesia y Escuela de los barrios de Prosperidad y Guindalera[50]. La iglesia, al igual que había hecho en las Salesas se encontraba en el Centro del edificio y tiene elementos neorrománicos y neogóticos.

 

En 1894 el obispo José María de Cos le encargó una capilla nueva para el Palacio Arzobispal. Realizó una capilla de planta rectangular cubierta con bóvedas de arista sobre pilares compuestos. La decoración interior la realizó Félix Granda.

 

Capilla del Colegio del Sagrado Corazón (1897-1899), edificado en la calle de Leganitos con Reyes. Se construyó sobre los terrenos del Palacio de los Duques de Pastrana[51]. Fue hecha en estilo neorrománico.

 

REHABILITACIÓN DEL CASTILLO DE BUTRÓN, GATIKA (VIZCAYA)

 

Es digna de destacar la reconstrucción del Castillo de Butrón, Gatika (Vizcaya), 1873-1875. Como nos dice Navascués “el mejor ejemplo del historicismo neogótico aplicado a la arquitectura civil”[52]. Narciso de Salabert y Pinero, marqués de la Torrecilla y señor de Butrón fue el que encargó a Francisco de Cubas la rehabilitación del castillo. Es un edificio de carácter militar, como dice Óscar da Rocha “conserva un marcado carácter militar gracias a la destacada presencia de las murallas y a la rotundidad de los grandes cubos, ofreciendo, además, una imagen pintoresca, asimétrica y aparentemente desordenada por la diferencia de altura entre los mismos, el desplazamiento a un lado de la torre principal y la ausencia de atalaya en el norte. Sin embargo la adición de innumerables torrecillas, barbacanas, saeteras, arcos de distinta traza, escudos, tejados de pizarra y diversos adornos góticos suaviza su apariencia de fortaleza, para presentársenos finalmente como un atractivo y evocador capricho palaciego”[53]. Esta restauración está basada en las doctrinas de Viollet-le-Duc[54]. La relación de esta familia con el marqués de Cubas continuó a lo largo de los años, haciéndole diversos encargos para la construcción de edificios de viviendas e incluso en 1886 la marquesa le encargo un panteón por fallecimiento de su esposo. En los últimos años se intentó hacer una subasta para vender el edificio pero quedó desierta[55].

 

MUSEO DEL DOCTOR VELASCO

 

Una de las obras más importantes realizada por Francisco de Cubas ha sido el Museo Antropológico, (1873-1875) es el Museo Velasco. En un principio se conocía como «Museo Anatómico del Dr. Velasco».​ La construcción del edificio comenzó el 16 de abril de 1873 y finalizó el 17 de marzo de 1875. La inauguración fue el 29 de abril de 1875, asistiendo al acto el rey Alfonso XII[56]. ​ Es un edificio de estilo clásico con un orden jónico en las columnas que sustentan el pórtico. Este Museo, hoy conocido como Nacional de Antropología sigue custodiando la colección que el Doctor Velasco atesoró durante más de cuarenta años[57].

 

CATEDRAL DE SANTA MARÍA LA REAL DE LA ALMUDENA (MADRID)

 

Hemos querido dejar un capítulo aparte para la Catedral de Santa María la Real de la Almudena de Madrid (1880-1882), planteada por el marqués de Cubas como un gran edificio gótico que seguía los modelos de las grandes catedrales francesas, provocando un contraste con el clasicismo barroco del Palacio Real.

 

La construcción de la Catedral de Santa María la Real de la Almudena tiene dos etapas bien diferenciadas, en la primera se llevará a cabo un proyecto realizado por el Marqués de Cubas y en la segunda se ejecutará el proyecto de Fernando Chueca Goitia y Carlos Sidro.

 

La idea de construir una catedral dedicada a Santa María en Madrid se remontan a la época de Carlos V, el emperador acudió al Papa León X con una petición para hacer catedral el templo de Santa María de la Almudena, en agradecimiento por haberle curado de una enfermedad. El 23 de julio de 1518 fue expedida una bula autorizando la consagración como catedral de la iglesia de Santa María de la Almudena, a lo que se opuso el cardenal arzobispo de Toledo, Guillermo de Croy, que consiguió hacer desistir de su intención al emperador.

 

Es retomada por Felipe III quien obtuvo del Papa Clemente VIII una bula para construir la Catedral de Madrid. Vuelve a oponerse el cardenal arzobispo de Toledo, pero el rey no desiste y con el apoyo de la reina Margarita de Austria sigue adelante con su proyecto. La muerte de la reina, que era el alma de toda aquella organización, hace que el proyecto sea parado de nuevo, hasta que en 1623, la reina Isabel de Borbón, esposa de Felipe IV, apoya la idea de levantar una Catedral en Madrid. Cuenta para llevar adelante su proyecto con el apoyo del conde-duque de Olivares y con el Ayuntamiento de Madrid quien aportará el solar de la casa de Pedro González de Mendoza, junto a la iglesia de Santa María y doscientos mil ducados. La reina, por su parte, dio una aportación de sesenta mil ducados. El 15 de noviembre de 1623, se puso la primera piedra de este proyecto que tampoco vio la luz.

 

En 1868, tras el derribo de la Iglesia de Santa María, la Congregación de Esclavos de Santa María la Real la Almudena comienza a dar los primeros pasos para conseguir un nuevo edificio donde dar culto a la Virgen. Contaron con el apoyo de la reina María de las Mercedes, quien consiguió que el rey Alfonso XII cediese los terrenos para la construcción en la Plaza de la Armería y la Cuesta de la Vega, pero su prematura muerte, el 26 de junio de 1878, no le permitió continuar apoyando este proyecto, aunque el rey se implicó y decidió que el nuevo templo sería el lugar donde se instalaría la capilla mortuoria de la reina.

 

A finales de julio de 1878, el marqués de Cubas recibe el encargo de confeccionar el proyecto de una nueva Iglesia para albergar la imagen de Santa María la Real de la Almudena y que fuera panteón de la reina. El rey Alfonso XII, donó 125.000 reales para contribuir a su construcción del edificio.

 

El 14 de julio de 1881 comenzaron los trabajos de desmonte y el 4 de abril de 1883, el rey Alfonso XII colocó la primera piedra recordando en dicho acto a la reina María de las Mercedes como la promotora de este proyecto. Se creó una Junta para la construcción del nuevo templo que estaba presidida por el arzobispo de Toledo.

 

La Iglesia pasará a ser catedral en 1885, cuando Madrid es erigida en diócesis por el Papa León XIII. En ese momento, el marqués de Cubas reforma el proyecto inicial para reconvertir la iglesia en catedral. Es un proyecto de estilo neogótico, aplicando los esquemas ideales de Viollet-le Duc. Adoptó el modelo de la catedral de Reims y decidió construir el edificio con una cripta empleando como material constructivo la piedra, trabajándola con gran riqueza ornamental. Fallecido el rey Alfonso XII, el 25 de noviembre de 1885, el proyecto constructivo de la catedral fue apoyado por la reina María Cristina.

 

Lafuente Ferrari en su estudio sobre la catedral de la Almudena dice que “afortunadamente una catedral es tarea larga, y en ella se suceden varias generaciones, cada una modifica, recorta o replantea lo que fue proyectado en un principio”. El marqués de Cubas, fallecido en 1899, tuvo varios sucesores en la dirección de las obras que realizaron notables modificaciones sobre el proyecto primitivo, los arquitectos Miguel Olavarría, Enrique Repullés y Vargas, Juan Moya y Luís Mosteiro. Moya, sin apartarse de la corriente goticista, modificó la traza inicial, “suprimió el cimborrio colosal proyectado por Cubas y corrigió los excesivos verticalismos prescindiendo de algunas de las torres proyectadas y trazando el triforio”[58].

 

La cripta es de estilo románico con cinco naves, las laterales dedicadas a capillas y la girola con capillas radiales. Está construida con pilares cruciformes y arcos transversales que se apoyan en columnas empotradas y bóvedas de cañón. Los capiteles, todos ellos diferentes.

 

Se abrió al culto el 31 de mayo de 1911 y en 1945, Lafuente Ferrari invita a las personas que se interesen por la arquitectura a visitar las obras de la Almudena y sobre todo recomienda recorrer la grandiosa cripta totalmente terminada y dice sobre ella que tiene una ”arbitraria arquitectura escenográfica, el misterio de sus luces, la soledad de sus capillas, costosamente decoradas con mármoles, sepulcros, mosaicos y pesadas lámparas de orfebrería industrial, todo rico, ostentoso” [59].

 

En 1899 falleció el marqués de Cubas y las obras las continuaron Miguel Olabarría, Enrique Mª Repullés y Juan Moya. La cripta se inauguró en 1911, pero las obras iban a un ritmo muy lento, suspendiéndose durante la Guerra Civil y reanudándose, con escasos recursos, en 1939, dirigiendo los trabajos Luis Mosteiro. A partir de entonces cambian los criterios estéticos y no se considera adecuada una catedral gótica por el contraste que producía en el entorno. En 1944 la Dirección General de Bellas Artes convocó un concurso nacional para dar una nueva solución arquitectónica, que fue ganado por Fernando Chueca Goitia y Carlos Sidro[60].

 

En 1949 se les encargó a estos arquitectos preparar el proyecto definitivo, que presenta importantes variaciones respecto al de Cubas, sobre todo en los alzados, la cúpula y en la fachada principal, que adopta un aire más acorde con el barroco clasicista del Palacio Real, planteando una vuelta a la idea inicial de Sachetti que integraba la iglesia en la composición del palacio, formando un núcleo cerrado. El interior se mantuvo en estilo gótico, pero transformando los alzados, bajando la altura de la nave mayor y eliminando las bóvedas de crucería. En 1950 se reiniciaron las obras, terminándose el claustro en 1955 y la fachada principal en 1960, a falta de elementos decorativos. Aunque las obras estuvieron paralizadas algunos años desde 1969, fueron terminadas bajo la dirección de Fernando Chueca Goitia, siendo consagrada por el papa Juan Pablo II el 15 de junio de 1993.

 

MONUMENTOS FUNERARIOS

 

Como nos dice Carlos Saguar “la obra funeraria de Cubas se puede dividir en dos grandes tipos de realizaciones: enterramientos subterráneos con una resolución exterior en forma de enlosado más o menos sobrio (Panteones de Arenzana, Cubas y Candilla, más la sepultura de Martín Portero) y grandes mausoleos o capillas sepulcrales (Panteones de Fernández Núñez, Torrecilla y Elorz).. Quedan fuera de estas categorías dos encargos singulares, como son el Proyecto de Monumento funerario para la reina Mercedes en la madrileña iglesia de la Almudena y el mencionado Sepulcro del Gran Duque de Alba en la iglesia del convento de San Esteban de Salamanca”[61].

 

OBRAS POR ORDEN CRONOLÓGICO

 

– 1858.

 

Proyecto de Casa de Maternidad, Madrid, 1858. ARABASF 49-7/1 D. Francisco de Cubas. Informe acerca de sus trabajos en el año de prórroga de la pensión, que consisten en un proyecto de casa de Maternidad. 1957. El proyecto de Cubas está perdido, quedan únicamente comentarios realizados por la Academia.

 

Viviendas en la Carrera de San Jerónimo, 5 y 7 con fachada a la calle de Alcalá, 6 y 8. 1858. AVM 4-196-28.

 

– 1859

 

Casa-Palacio de la Calle de Ventura de la Vega, 3, Madrid. 1859. AVM 4-222-33.

 

– 1860

 

Edificio de viviendas en la Puerta del Sol, 10 y 11, c/v Calle de Preciados, Calle de Tetuán c/v Calle del Carmen, Madrid, 1860. Viviendas para Antolín de Udaeta. El proyecto y Lucio del Valle y Antonio Ruiz de Salces. Cubas hizo la dirección de la obra.

 

– 1862

 

Edificio de viviendas en la Calle de Caballero de Gracia, 10, Madrid, 1862.

 

– 1863

 

Edificios de la Calle de Valverde, 25 y 27 y Barco 34 1863-1864. AVM 4-279-12 Realizados para el economista Manuel Bermúdez de Castro.

 

Casa-palacio Aranaz, Paseo de Recoletos, 27 c/v a la Calle de Bárbara de Braganza, Madrid, 1863 AVM 4-262-60 y 4-429-52.

 

– 1865

 

Edificio de viviendas Casa de Isern, Carrera de San Jerónimo, 18 c/v Pozo, Madrid, 1865. AVM. ASA 4-430-36.

 

Palacio de Alcañices, en el Paseo de Recoletos, 13, Madrid, 1865. AVM 4-308-39

 

Palacio del marqués de Alcañices, calle de Alcalá c/v Paseo del Prado, Madrid, 1865. (Palacio vendido en 1882 para hacer frente a unas deudas y demolido para la construcción del Banco de España.

 

– 1866

 

Casa-palacio Aranaz, Paseo de Recoletos, 29, Madrid, 1866. AVM 4-262-60 y 4-429-52.

 

Edificio de la Calle de Pelayo, 22, Madrid 1866. AVM 4-430-33.

 

– 1867

 

Edificio de viviendas en la Calle de la Cava Baja, 16 c/v a la Calle del Almendro, 2. Madrid, 1867.

 

– 1868

 

Posada del Dragón, en la Calle de la Cava Baja, 14, Madrid, 1868. AVM 4-428-19 y 4-429-25

 

Escuelas para niños y niñas en Murga y Llodio (Álava), 1868 – 1870.

 

Escuelas públicas en Llodio (Álava), anterior a 1875.

 

– 1871

 

Edificio de viviendas, Calle de Preciados, 27 c/v a la Calle del Postigo de San Martín, Madrid, 1871. AVM. 5-60-7.

 

Edificio de viviendas, Calle de la Primavera, Madrid, 1871. AVM 5-468-78 y 6-424-4.

 

– 1872

 

Palacio López Dóriga, Paseo de Recoletos, 15, Madrid 1872.AVM 5-60-14.

 

Casa Palacio de Bedmar, Ronda de Recoletos, Madrid, 1872.AVM 5-68-9

 

– 1873

 

Edificio de viviendas, Calle de la Cava Baja, 45 c/f Cava Alta 36, Madrid, 1873.

 

Proyecto de edificio de viviendas Calle de los Estudios c/v Calle de Juanelo, Madrid, 1873.

 

Museo de Antropología del Doctor Velasco, Calle de Alfonso XII, 68 c/v Paseo de la Infanta Isabel, 11, Madrid, 1873. AVM 5-103-32

 

– 1875

 

Edificio de viviendas, Calle de Villanueva, 6, Calle de Gil de Santibáñez, Madrid, 1875. AVM. ASA. 5-268-43.

 

Edificio de viviendas, Corredera Baja de San Pablo, 7, Madrid, 1875. AVM 5-268-4 y 5-269-43

 

Palacete Calle de Ventura Rodríguez, Madrid, 1875.

 

– 1876

 

Edificio de viviendas, Calle de la Encarnación, 10 c/v Plaza de la Marina Española, Madrid, 1876. AVM 5-405-18 y 6-440-2 pp. 257-260.

 

Edificio de viviendas, Calle de Villalar, 4 y 6, Madrid, 1876. AVM 5-405-22 y 6-440-3.

 

Proyecto y construcción de un Palacio en la Calle de Salustiano Olózaga, 9, por encargo del Conde de la Fuente Nueva de Arenzana, Embajada de Francia, Madrid, (1876-1879). AVM 5-405-22 y 6-440-3.

 

– 1877

 

Edificios de viviendas, Calle del Almirante, 3 y 5, Madrid, 1877.AVM 5-406-10. ASA, 6-440-2.

 

Pasaje de la Unión Comercial y edificio de viviendas, Calle de Carretas, 13 con acceso por la de Calle de Cádiz, Madrid, 1877.-1880. AVM 5-405-71 pp. 265-269.

 

– 1878

 

Iglesia y escuela de niñas del Sagrado Corazón, Calle del Caballero de Gracia, 40 y 42, Madrid, (1878-1880)AVM 5-567-60.

 

Edificios de Viviendas, Calle de Villalar 7 y 9, Madrid, 1878. AVM 5-467-16 y 6-440-2 pp. 280-183.

 

Edificio de viviendas, Calle de las Aguas ,6 y 8, Madrid, 1878.AVM 6-440-3.

 

Edificio de viviendas, Calle de Preciados, 35 esquina a Calle de la Ternera, Madrid, 1878.AVM 5-466-58, ASA 6-440-3,

 

Edificio de viviendas, Plaza de la Independencia, 6 c/v a la Calle de Alfonso XII 2, Madrid, 1878.AVM 5-467-3, 6-134-15, ASA 6-440-3 6-404-17.

 

Casa Palacio de la calle Baño (propiedad de la Sociedad Española Mercantil e Industrial

 

Reconstrucción del Castillo de Butrón, Gatika (Vizcaya), 1878.-1875.

 

– 1879

 

Edificio de viviendas, Calle de Fuencarral, 140 Madrid, 1879-1889. AVM 5-300-50

 

Panteón de los Duques de Fernán Núñez, Alameda de Osuna, Madrid, 1879.

 

Edificio de viviendas, Calle de Alfonso XII, 4 c/v Valenzuela, 9, Madrid, 1879.AVM 5-467-3, 6-102-31, 6-440-3, 6-404-17 y 18-143-33.

 

– 1880

 

Edificio de viviendas, Calle de Luis de Góngora, 3, Madrid, 1880. Para Joaquín López Dóriga. ASA. 5-476-74, 6-404-17.

 

Edificio de viviendas en la calle Jacometrezo y plaza de Callao, 1880. Edificio derribado 30 años después con motivo de la apertura de la Gran Vía. AVM 5-489-28,

 

Construcción del Convento de las Salesas Nuevas de la Calle de Santa Engracia, 18 y 20, siguiendo el proyecto de Federico Aparici 1880. AVM 5-446-15.

 

Asilo de Huérfanos del Sagrado Corazón de Jesús, Calle de Claudio Coello, 100 c/v a la Calle de Lagasca c/v Juan Bravo, Madrid, 1880. AVM 6-31-5.

 

Reforma y ampliación de edificio de viviendas Plaza de Santa Bárbara, 10 c/v a la Calle de Santa Teresa, Madrid, 1880.

 

Edificios de viviendas, Calle del Marqués de la Ensenada, 14, 16 y 18 c/v Calle de Génova, Madrid, 1880.AVM 5-447-6.

 

Proyecto de monumento funerario de la Reina Mercedes, Madrid, 1880.

 

Catedral de Nuestra Señora de la Almudena, Calle de Bailén c/v a la Calle Mayor, Madrid, 1880 -1882. Archivo de la Catedral de la Almudena.

 

– 1881

 

Iglesia de Nuestra Señora del Pilar, Barrio de la Guindalera, Madrid, 1881.

 

Edificio de viviendas, Calle de la Montera,29, Madrid, 1881. AVM 5-491-17.

 

Manzana de dieciséis edificios de viviendas, Costanilla de San Andrés c/v a la Calle de la Redondilla c/v Calle de Mancebos, Madrid, 1881. AVM 6-411-2, 6-411-5, 7-243-5, 7-243-10, 7-344-31, 13-100-21 y 13-102-1

 

Edificio de viviendas de la Calle de la Encarnación, 8, 1881-1883- Encardo realizado por la Sociedad de José Gil y hermano. AVM 6-132-12.

 

– 1882

 

Colegio e Iglesia del Sagrado Corazón, Bilbao. (1882-1884). Archivo Histórico Foral de Vizcaya BFAH/AHFB. SIG. 4-0019/036.

 

Edificios de viviendas, Calle de Ayala, 4 y 6, Madrid, 1882.ASA 6-172-98.

 

Edificio de viviendas, Calle de Bailén, 37, Madrid, 1882.

 

Edificio de viviendas Calle de Bailén, 39 c/v Calle de los Yeseros, 2 y 4 c/v Calle de la Redondilla, Madrid, 1882. AVM 6-411-2, 6-411-5, 7-243-5, 7-243-10, 7-344-31, 13-100-21 y 13-102-1.

 

Colegio de Nuestra Señora del Recuerdo, Plaza del Duque de Pastrana, 5 c/v Calle de Mateo Inurria, Madrid, 1882. Archivo de España de la Compañía de Jesús en Alcalá de Henares (AESI-A)

 

Convento de religiosas Siervas de María Plaza de Chamberí c/v Calle de Eduardo Dato 1, Madrid, 1882.Archivo de la Villa de Madrid ASA, 6-168-75; 6-408-22; 11-431-16; 14-442-11; 24-96-24; 24-102-31.

 

– 1883

 

Manzana de dos edificios de viviendas, Calle de la Redondilla, 4 – 8, Calle de los Mancebos, 16, Plaza del Granado, 1 y 2, Madrid, 1883.AVM 8-15-64

 

Edificio de viviendas, Calle de Don Ramón de la Cruz, 3. Madrid, 1883. Casa que se proyectó pero no llegó a construirse. AVM 10-79-82.

 

– 1884

 

Reforma y ampliación de la Universidad Católica de Deusto, Avda. de las Universidades s/n, Bilbao, 1884.

 

– 1885

 

Proyecto de reparación del claustro de San Jerónimo el Real y de Edificio para sección del Seminario Conciliar, Madrid, 1885.

 

– 1986

 

Panteón de los marqueses de la Torrecilla en la Sacramental de San Isidro, Madrid, 1886

 

– 1888

 

Palacio de la Comisión de la Santa Cruzada, Plaza Conde de Barajas, 7 c/v Calle del Maestro Villa, 3, Madrid, 1888.

 

Iglesia Parroquial de Santa Cruz, realizada sobre el solar del antiguo convento de Santo Tomás. Miguel de Olabarría, estrecho colaborador de Cubas, concluyó las obras en 1902., Calle de Atocha, 6, Madrid, 1888.

 

– 1890

 

Edificios de viviendas, Calle de Jorge Juan, 9, 11, 13 y 15, Madrid, 1890.AVM 6-32-40 y 6-172-98,

 

– 1891

 

Iglesia y Escuela de los barrios de Prosperidad y Guindalera. 1891. AVM 7-364-60

 

Proyecto de Seminario Conciliar de Madrid Calle de Eduardo Dato c/v Calle de Fernández de la Hoz, 24, Madrid, 1891.

 

– 1892

 

Edificios de viviendas Calle de Lagasca, 25 y 27, Madrid, 1892.

 

Edificio de viviendas Calle de Claudio Coello, 20 y 22, Madrid, 1892.

 

Edificio de viviendas, Calle de Jorge Juan, 16 c/v Calle de Lagasca, Madrid, 1892.AVM 16-215-2.

 

– 1894

 

Capilla del palacio episcopal de Madrid, Calle de San Justo, 2, Madrid, 1894-1895.

 

– 1997

 

Capilla del Sagrado Corazón de Jesús Calle Leganitos con Calle de los Reyes. 1997-1999. AVM 16-15-23.

 

BIBLIOGRAFÍA FRANCISCO DE CUBAS

 

CUBAS Y GONZÁLEZ-MONTES, FRANCISCO DE. Memoria sobre el estado de la hacienda municipal en 31 de octubre de 1892, presentada al Excmo. Ayuntamiento de Madrid por su Alcalde Presidente Excmo. Sr. Marqués de Cubas en sesión de 15 de noviembre de 1892. Ayuntamiento de Madrid.

 

CUBAS Y GONZÁLEZ-MONTES, FRANCISCO DE. “Academia Española de Bellas Artes en Roma. Pensionados de Arquitectura”. Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, IV. 1884. Págs. 4-7.

 

CUBAS Y GONZÁLEZ-MONTES, FRANCISCO DE. “Sección de Arquitectura. Proyecto del Palacio Episcopal para Astorga”. Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, año IX, tomo IX, febrero 1889. Págs. 36-42

 

CUBAS Y GONZÁLEZ-MONTES, FRANCISCO DE. “Consideraciones generales crítico-históricas sobre la Arquitectura” Discurso de ingreso en la Academia de Bellas Artes de San Fernando (respuesta de José Amador de los Ríos) Madrid. Imprenta de Manuel Tello. 1870.

 

BIBLIOGRAFÍA GENERAL[62]

 

AZORÍN GARCÍA, FRANCISCO, El sueño de una catedral madrileña, Madrid, Avapies, 1984.

 

BALDELLOU SANTOLARIA, MIGUEL ÁNGEL, Arquitectos en Madrid. Madrid. Ayuntamiento de Madrid. 2005.

 

BARRIO LOZA, JOSÉ ÁNGEL, Y BASURTO FERRO, NIEVES, “El edificio central de la Universidad de Deusto”, en AA.VV. Universidad de Deusto. Centenario. Bilbao, Universidad de Deusto, 1987, págs… 167-199

 

BRAVO NAVARRO, MARTÍN, La Almudena, historia de la iglesia de Santa María la Real y de sus imágenes. Madrid. Editorial Mundial. 1993.

 

BRIZ, H. “El Marqués de Cubas”, Blanco y Negro, 14-I, 1899, p. 13.

 

CABELLO LAPIEDRA, LUIS MARÍA, “Madrid, su historia y sus arquitectos”. Anuario de la Asociación de Arquitectos de Cataluña, 1899, págs. 221-264.

 

CABELLO LAPIEDRA, LUIS MARÍA, Necrología ”El Marqués de Cubas”, en Arquitectura y Construcción, año II, n.º 46 (23 de enero de 1899), págs. 21-27.

 

CABELLO LAPIEDRA, LUIS MARÍA, “Madrid y sus arquitectos en el siglo XIX”. Resumen de Arquitectura, nº 1, 1901, págs. 3-7 y nº 3, 1901, págs. 34-44.

 

CABELLO LAPIEDRA, LUIS MARÍA, “De los pasados tiempos. El marqués de Cubas”. La Época. 1 de abril de 1935, pág. 6.

 

CHUECA GOITIA, FERNANDO, «Trascendencia que tiene para el Gran Madrid la Catedral de la Almudena. «, en Gran Madrid, nº 3, 1948, pp. 29-34.

 

CHUECA GOITIA, FERNANDO, «Premio Nacional de Arquitectura: Iglesia de la Almudena. «, en Nueva Forma, nº 21, oct. 1967, p. 26.

 

CHUECA GOITIA, FERNANDO, “El marqués de Cubas, restaurador de la arquitectura religiosa”. Ciclo de Conferencias, Revolución y restauración en Madrid, VI. Instituto de Estudios Madrileños. Madrid, 1994.

 

CHUECA GOITIA, FERNANDO, “Ventura Rodríguez, Juan de Villanueva y el Marqués de Cubas: tres grandes arquitectos y personajes del urbanismo madrileños”. Anales del Instituto de Estudios Madrileños, Tomo XXVII, págs. 149-159. Madrid, 1989.

 

CHUECA GOITIA, FERNANDO, La Invención de una Catedral, El Consultor de los Ayuntamientos, Madrid, 1995.

 

CHUECA GOITIA, FERNANDO, La Almudena. Instituto de Estudios Madrileños. Madrid. España 1979, tomo I 161-180

 

ENRÍQUEZ DE SALAMANCA, JOSÉ MARÍA Y VERDASCO, FÉLIX, Historia de la Parroquia    de Santa Cruz de Madrid. Madrid. Área de la Alianza Cultural, 1988.

 

FERNÁNDEZ BREMÓN, JOSÉ, “La nueva iglesia de Santa Cruz”. La Ilustración   Española y Americana. Año XXXIII, nº III, 22 de enero de 1889, pág. 52.

 

FERNÁNDEZ CASANOVA, ADOLFO, Informe sobre el proyecto de monumento sepulcral para guardar los restos del Duque de Alba en Salamanca por el arquitecto Excmo. Sr. Marqués de Cubas. Manuscrito 1893. Biblioteca Nacional de España.

 

FERNÁNDEZ TALAYA, MARÍA TERESA, JUNQUERA PRATS. JESÚS, Museo de la Catedral de la Almudena, Madrid 2007.

 

FERNÁNDEZ TALAYA, MARÍA TERESA, “Construcción de la cripta de la Catedral de la Almudena: un siglo transcurrido desde su consagración. Ilustración de Madrid. Revisa trimestral de la cultura madrileña. Año VI, nº 30. 2011, pág. 73-74.

 

FERNÁNDEZ VILLA, DOMINGO, Santa María de la Almudena. Patrona de Madrid. León. Everest, 1981.

 

GÓMEZ HERAS, M. Y FORT GONZÁLEZ, R. “Localización de canteras de materiales no tradicionales en la arquitectura de Madrid: la cripta de la Catedral de Santa María la Real de la Almudena”. Materiales de Construcción, Vol. 54, nº 274, 2004, págs. 33-49.

 

GÓMEZ AZMEQUETA, ADOLFO, “La arquitectura madrileñas del ochocientos”. Hogar y Arquitectura nº 75, marzo-abril, 1968, págs. 102-120.

 

GÓMEZ AZMEQUETA, ADOLFO, “La arquitectura neomudejar madrileñas en los siglos XIX y XX”. Arquitectura, Año 11, nº 25. Mayo 1969, págs. 1-74.

 

GONZÁLEZ-VARAS IBÁÑEZ, IGNACIO. Los Palacios de la Castellana, historia, arquitectura y sociedad. Madrid. Turner, 2010.

 

GONZÁLEZ-VARAS IBÁÑEZ, Ignacio. Palacios urbanos: la revolución urbana de Madrid a través de sus palacios. Madrid. Ayuntamiento de Madrid. Dirección General de la Oficina del Centro. 2010.

 

JUNQUERA PRATS, JESÚS, TARRERO HALCÓN, MARÍA CRISTINA. “La cripta-parroquia en el Museo de la Catedral: Santa María la Real de la Almudena”. Ilustración de Madrid. Revista trimestral de la cultura matritense. Año VI, nº 20, nº 2011, pp. 75-78.

 

LAFUENTE FERRARI, ENRIQUE. “La solución arquitectónica de la Catedral de la Almudena. Arte Español. Volumen XVI. Primer trimestre, 1945, págs. 9-22.

 

LAMPEREZ ROMEA, VICENTE. “La arquitectura española contemporánea. Tradicionalismos y exotismos”. La Construcción Moderna. año IX.nº 13, 1911, pags. 261-267.

 

LORENTE JUNQUERA, MANUEL. “D. Francisco de Cubas (1827 – 1899)”, en Revista Nacional de Arquitectura, año VIII (septiembre de 1948), pág. 364.

 

LOZOYA, MARQUES DE, Historia del arte hispánico. Vol. V. Barcelona, 1949.

 

MARÍN PERELLÓN, FRANCISCO JOSÉ, “Panteón de Fernán Núñez en parque público proyectado por el marqués de Cubas”. La Ilustración de Madrid. Revista trimestral de la cultura madrileña. Año V, nº 15, 2010-2011, págs. 21-22.

 

MESONERO ROMANOS, RAMÓN, “Iglesia Catedral de Madrid”, en El Museo Universal, n.º 5 (1 de marzo de 1895), págs. 33-35

 

MURO GARCÍA-VILLALBA, FUENSANTA, “El proyecto de la Catedral de la Almudena”, en El Madrid no construido: Imágenes arquitectónicas de la ciudad prometida, Madrid, Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, 1986.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, “La obra arquitectónica del Marqués de Cubas”, en Villa de Madrid, n.º 34 (1972), págs. 19-31.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, Arquitectura y arquitectos madrileños del siglo XIX”. Madrid. Biblioteca de Estudios Madrileños, XX. Instituto de Estudios Madrileños. 1973.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, “Del neoclasicismo al modernismo” en Historia del arte hispánico, tomo V. Madrid. Alhambra, 1979.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO Y QUESADA MARTÍN, MARÍA JESÚS, El siglo XIX. Bajo el signo del romanticismo. Madrid. Silex, 1992.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, “La catedral de Santa María de la Almudena de Madrid”, en AA.VV.: Las propuestas para un Madrid soñado de Teixeira a Castro. Madrid. Consorcio para la Organización de Madrid Capital Europea de la Cultura, 1992, págs. 167-175.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, Arquitectura española (1808-1914) en summa artis, vol. XXXV. Madrid. Espasa Calpe, 1993.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, Catedrales de España. Madrid. Espasa Calpe, 1998.

 

NIÑO AZCONA, LORENZO, Biografía de la parroquia de Santa Cruz, Madrid, Imprenta Juan Bravo, 1955.

 

OLAGUER-FELIÚ Y ALONSO, FERNANDO, Takkenberg-Krohn, Renate. “Balcones de Madrid”. Villa de Madrid, nº 91, 1987. Págs. 3-24.

 

OLAGUER-FELIÚ Y ALONSO, FERNANDO, “Denominaciones estéticas y tipologías de los balcones madrileños del siglo XIX. Anales del Instituto de Estudios Madrileños, XI, 1975, págs., 251-254.

 

OLAGUER-FELIÚ Y ALONSO, FERNANDO, “La rejería industrial en el Madrid del siglo pasado”. Comercio e Industria, junio 1982.

 

OLAGUER-FELIÚ Y ALONSO, FERNANDO, “Notas para una historia de la rejería arquitectónica madrileña”. Anales del Instituto de Estudios Madrileños, XIX, 1982. págs., 151-166.

 

OLAGUER-FELIÚ Y ALONSO, FERNANDO, “Notas para una historia de la rejería arquitectónica madrileña”. Anales del Instituto de Estudios Madrileños, XXII, 1985. págs. 159-184.

 

OLAGUER-FELIÚ Y ALONSO, FERNANDO, “Notas para una historia de la rejería arquitectónica madrileña (IIIª parte) siglo XX”. Anales del Instituto de Estudios Madrileños, XXXI, 1992. págs. 85-94.

ORDIALES GINÉS, ENRIQUE, Guía del Castillo de Butrón, Gatika, Grafinorte, 1995.

 

PALIZA MONDUATE,MAITE, El Castillo de Butrón, un episodio del romanticismo, Bilbao, Estudios Arriaga, 1992.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, Los estilos medievales en la arquitectura madrileña del siglo XIX 1789 1868. Tesis doctoral. Madrid UCM. 1990, pp. 767-768.

 

PRIETO GONZÁLEZ, JOSÉ MANUEL, (1998). «A propósito de la nueva orientación dada a las pensiones de arquitectura en el extranjero a mediados del siglo XIX. Francisco de Cubas y su proyecto para una Casa de Maternidad». Asclepio 50 (1).

 

PRIETO GONZÁLEZ, JOSÉ MANUEL, (2004). Aprendiendo a ser arquitectos. Creación y desarrollo de la Escuela de Arquitectura de Madrid. (1844-1914) Madrid CSIC.

 

PRIETO GONZÁLEZ, JOSÉ MANUEL, (2007). «Apuntes biográficos: Cubas y González-Montes, Francisco de». En Manuel Silva Suárez, ed. El ochocientos: profesiones e instituciones civiles. volumen V de Técnica e Ingeniería en España. Zaragoza: Real Academia de Ingeniería / Institución Fernando el Católico / Prensas Universitarias de Zaragoza. pp. 643-644.

 

PRIETO Y PRIETO,MANUEL. “El Museo Antropológico”, en La Ilustración Española y Americana, números XVII, XVIII y XIX (mayo de 1875), págs. 249, 307-310 y 323-366.

 

PULIDO FERNÁNDEZ, ÁNGEL, Reseña del Museo Antropológico del Doctor Velasco, Madrid, Imprenta Aguado, 1875

 

PULIDO FERNÁNDEZ, ÁNGEL, “Exterior e interior del Panteón de la familia de los Duques de Fernán Núñez”, en La Ilustración Española y Americana, n.º XL (30 de octubre de 1890).

 

REPULLÉS Y VARGAS, ENRIQUE MARÍA, “El Marqués de Cubas”, en Arquitectura y Construcción, año II, nº 46 (1899), págs. 31-32.

 

REPULLÉS Y VARGAS, ENRIQUE MARÍA, “Necrología. El marqués de Cubas”, en Resumen de Arquitectura, año XXVI, n.º 2 (febrero de 1899), págs. 13-15.

 

REPULLÉS Y VARGAS, ENRIQUE MARÍA, “Obras Arquitectónicas del Marqués de Cubas: La Nueva Catedral de la Almudena”, en Arquitectura y Construcción, año V, n.º 47 (febrero de 1899), págs. 39-40.

 

REPULLÉS Y VARGAS, ENRIQUE MARÍA, “Madrid (España). Nueva Catedral de Madrid dedicada a Nuestra Señora de la Almudena”, en Arquitectura y Construcción, n.º 99 (abril de 1901), págs. 101- 105.

 

REPULLES Y VARGAS, ENRIQUE MARÍA, “La obra arquitectónica del Marqués de Cubas (1826-1899) Arquitectura y Construcción.

 

ROCHA ARANDA, OSCAR DA, Francisco de Cubas y González-Montes (1827-1899), El marqués de Cubas. El hombre y el arquitecto en el Madrid del siglo XIX, Madrid, Libros Mablaz, 2015.

 

RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas. Tesis doctoral inédita (2 volúmenes). Madrid. Universidad Politécnica. Escuela Superior de Arquitectura de Madrid. 1992.

 

SAGUAR QUER, CARLOS., “Arquitectura modernista en los cementerios madrileños”. Goya, números 217-218, julio-octubre, 1990. Págs. 65-77.

 

SAGUAR QUER, CARLOS, Arquitectura funeraria madrileña del siglo XIX. Tesis doctoral. Madrid. Universidad Complutense. 1989.

 

SERRANO FATIGATI, E.“Las obras de la catedral madrileña”, en La Ilustración Española y Americana, n.º VIII (28 de febrero de 1895), pág. 134

 

SIERRA DELAGE, MARTA, “El Museo del Doctor Velasco. Proyecto del Marqués de Cubas”, en Goya, n.º 167-168 (marzo-junio de 1982), págs. 287-294.

 

SOJO GIL. PEDRO IGNACIO, Una obra menos del Marqués de Cubas en Álava, las escuelas públicas del Valle de LLodio. Llodio. Ayuntamiento, 1993.

 

TERÁN, FERNANDO DE, Historia y Urbanismo en España. Siglos XIX y XX. Madrid. Cátedra, 1990.

 

TOAJAS ROGER, MARÍA DE LOS ÁNGELES, El neomudejar en Madrid. 1900-1930. Artes Gráficas Municipales. 1997.

 

URRUTIA NÚÑEZ,ÁNGEL, Bibliografía básica de arquitectura en Madrid: siglos XIX y XX.  Anuario del Departamento de Historia y Teoría del Arte,  Nº 27, 1987, págs. 67-90.

 

MARÍA TERESA FERNÁNDEZ TALAYA

FECHA DE REDACCIÓN: 15 DE OCTUBRE 2019

FECHA DE REVISIÓN: 28 DE DICIEMBRE 2019

 

NOTAS

[1]PRIETO GONZÁLEZ, JOSÉ MANUEL (2004). Aprendiendo a ser arquitectos. Creación y desarrollo de la Escuela de Arquitectura de Madrid. (1844-1914) Madrid CSIC. Citado por Rocha Aranda, Oscar da. Francisco de Cubas y González-Montes (1827-1899), El marqués de Cubas. El hombre y el arquitecto en el Madrid del siglo XIX, Madrid, Libros Mablaz, 2015, p. 159.

[2]CABELLO Y LAPIEDRA, LUIS Mª, “El marqués de Cubas” Necrológica, en Arquitectura y Construcción, propiedad inmueble, Artes Industriales y Decorativas. Revista técnica quincenal. Barcelona, 23 de enero de 1899. Número 46, Año II, Cuaderno 2, pp. 21-26.

[3] Las Comisiones Provinciales de Monumentos eran órganos consultivos de los Gobernadores Civiles, para la defensa y protección del patrimonio Histórico. Dependen de la Real Academia de la Historia, para lo que respecta a monumentos históricos y a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, para los monumentos artísticos. Tras la creación de las Comisiones Provinciales se constituye la Comisión Central de Monumentos en Madrid con la que mantienen relaciones las Comisiones Provincial.

[4]NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO. “La obra arquitectónica del Marqués de Cubas”, en Villa de Madrid, n.º 34 (1972)pp. 19-31.

[5]ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas y González-Montes (1827-1899), El marqués de Cubas. El hombre y el arquitecto en el Madrid del siglo XIX, Madrid, Libros Mablaz, 2015, p. 170.

[6]ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 171.

[7]AVM 4-222-33. Citado por CABELLO Y LAPIEDRA, LUIS Mª, “Madrid y sus arquitectos en el siglo XIX. 1899. Número 46, Año II, Cuaderno 2, pp. 22. Rocha Aranda, Oscar da. Francisco de Cubas…2015, p.171.

[8]AVM 4-279-12 RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. 1992, La arquitectura del Marqués de Cubas. Tesis doctoral inédita (2 volúmenes). Madrid. Universidad Politécnica. Escuela Superior de Arquitectura de Madrid. Págs. 185-187. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 174.

[9]AVM4-430-36 RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ. MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas... pp. 192 -195.

[10]AVM. 5-268-43 RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas… pp. 240-250. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 178.

[11] AVM 5-405-71 RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp. 265-269. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 179.

[12] AVM 5-466-58 y 6-440-3 RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp. 273-275. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA, Oscar da. Francisco de Cubas… 2015, p. 180.

[13]AVM 5-405-18 y 6-440-2 RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas… pp.257-260. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 180.

[14]AVM 5-489-28, RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas… pp. 324-328. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 181.

[15]AVM 5-491-17. RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas… pp.344-346. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 181.

[16]AVM 5-405-22 y 6-440-3. RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas… pp. 251-256. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR Da. Francisco de Cubas… 2015, p. 181.

[17] AVM 5-467-16 y 6-440-2. RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas… pp. 280-283. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 181.

[18] AVM 5-447-6. RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp. 329-331. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 183.

[19] AVM. 5-406-10 y 6-440-2 RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas… pp. 261-264. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p.183.

[20] AVM 5-467-3, 6-102-31, 6-440-3, 6-404-17 y 18-143-33. RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES.La arquitectura del Marqués de Cubas… pp. 284-289. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 184.

[21] AVM 6-32-40 y 6-172-98, RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp.371-374. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 184.

[22] AVM 8-4-14, 8-4-15 RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas… pp. 402-408. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 185.

[23]ROCHA ARANDA, OSCAR DA Francisco de Cubas y González-Montes (1827-1899)… 2015. Pág. 186..

[24] AVM5-468-78 y 6-424-4, RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas… pp. 284-289. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 185.

[25] AVM 5-476 y 6-404-17, RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES.La arquitectura del Marqués de Cubas… pp. 317-323. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 190.

[26] AVM 5-300-50 y 6-424-4.RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES.La arquitectura del Marqués de Cubas… pp. 293-295. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 189.

[27] AVM 6-132-1RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES.La arquitectura del Marqués de Cubas… pp. 347-357. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 190.

[28] AVM 6-411-2, 6-411-5, 7-243-5, 7-243-10, 7-344-31, 13-100-21 y 13-102-1.RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp.361-367 Citado por Rocha Aranda, Oscar da. Francisco de Cubas… 2015, p. 190.

[29] AVM 8-15-64 RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp.368-370 Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p.190.

[30]Navascués Palacio, Pedro. “La obra arquitectónica del Marqués de Cubas”… (1972) Págs. 19-31.

[31] AVM 4-262-60 y 4-429-52. RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp.181-174 y 199-203. Citado por Rocha Aranda, Oscar da. Francisco de Cubas… 2015, p. 197.

[32] AVM 4-308-39. RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp.174-180. Nos dice ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 193. que este expediente, cuya tramitación comenzó en 1865, fue trasladado a otro departamento municipal en 1969 y desde entonces se encuentra en paradero desconocido, por lo que no se puede acceder ni a la memoria ni al plano original..

[33] Reforma y acondicionamiento: José Ramón Lastra Rubio: 1987 (P). 2ª Reforma y acondicionamiento : Vicente Sánchez de León Pacheco : 1998 (P).

[34]AVM 5-60-14. RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp. 227-230. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, pp. 199-200.

[35]“Expediente promovido por don Ramón Rey, en representación de don Benito Arenzana, Conde de Fuente Nueva. Calle de Salustiano Olózaga, núm. 9”. AVM 6-440-3, 5-405-22. Rodríguez Rodríguez, María Dolores. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp. 251-256. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, pp. 200-234.

[36] AVM 5-68-9. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, pp. 203-204.

[37]RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp. 109-113. SOJO GIL. PEDRO IGNACIO. Una obra menos del Marqués de Cubas en Álava, las escuelas públicas del Valle de LLodio. Llodio. Ayuntamiento, 1993. Citados en ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 273.

[38] AVM 5-446-15. RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp. 313-316. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, pp. 230-231.

[39]AVM 5-567-60. RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp. 276-279. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 225.

[40] La Ilustración Española y Americana, núm. XLVIII, 30 de diciembre de 1880, pág. 395, y núm. XXVII, 30 de julio de 1886, pág. 52. Citado por NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO. “La obra arquitectónica del Marqués de Cubas”, en Villa de Madrid, n.º 34 (1972), págs. 19-31.

[41] AVM 6-31-5. RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp. 307-312. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 226.

[42] ARCHIVO HISTÓRICO FORAL DE VIZCAYA BFAH/AHFB. SIG. 4-0019/036. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p.. 274.

[43]AVM 6-168-75; 6-408-22; 11-431-16; 14-442-11; 24-96-24; 24-102-31.

[44]ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 278. Todo el proyecto se conservan en el Archivo General de la Universidad de Deusto. Para más información sobre este edificio debemos consultar BARRIO LOZA, JOSÉ ÁNGEL, Y BASURTO FERRO, NIEVES: “El edificio central de la Universidad de Deusto”, en AA.VV. Universidad de Deusto. Centenario. Bilbao, Universidad de Deusto, 1987, págs.. 167-199. RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp.140-142. 159-161 y 378-382. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 236.

[45] AVM 6-406-10 RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp.383-385. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 236.

[46] ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 242..

[47] AVM 7-364-60 RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp.389-391.

[48] AVM 11.438-38.

[49]RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp.392-400.

[50] AVM 7-364-60 RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp. 414-416. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 237.

[51] AVM 16-15-23. RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, MARÍA DOLORES. La arquitectura del Marqués de Cubas…pp. 425-427. Citado por ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. Pág. 249.

[52]NAVASCUÉS PALACIOS, PEDRO, Arquitectura y arquitectos madrileños del siglo XIX. Anales del Instituto de Estudios Madrileños. 1993 pág. 328.

[53]ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, p. 270.

[54]ORDIALES GINÉS, ENRIQUE. Guía del Castillo de Butrón, Gatika, Gracinorte, 1995.

[55] Para más información véase ROCHA ARANDA, OSCAR DA. Francisco de Cubas… 2015, pp.269-273.

[56]AVM 5-103-32..

[57] Para más información ver Rocha Aranda, Oscar da. Francisco de Cubas… 2015, pp.261-266.

[58]LAFUENTE FERRARI, ENRIQUE. “La solución arquitectónica de la Catedral de la Almudena”. Arte Español, primer trimestre 1945, pág. 7

[59]FERNÁNDEZ TALAYA, MARÍA TERESA. “Construcción de la cripta de la Catedral de la Almudena: un siglo transcurrido desde su consagración. Ilustración de Madrid. Revista trimestral de la cultura madrileña. Año VI, nº 30. 2011,págs. 73-74.

[60] FERNÁNDEZ TALAYA, MARÍA TERESA. JUNQUERA PRATS. JESÚS. Catálogo del Museo de la Catedral de la Almudena, Madrid 2007.

[61]SAGUAR QUER, CARLOS. “Arquitectura modernista en los cementerios madrileños”. Goya, núms 217-218, julio-octubre, 1990. Págs. 65-77. SAGUAR QUER, CARLOS. Arquitectura funeraria madrileña del siglo XIX. Tesis doctoral. Madrid. Universidad Complutense. 1989.

[62] Parte de esta bibliografía ha sido citada por ROCHA ARANDA, OSCAR DA, en su obra El Marqués de Cubas. El arquitecto. También ha sido citada por Fuensanta Muro García-Villalba en la ficha realizada para el Diccionario Biográfico de la Real Academia de la Historia. http://dbe.rah.es/biografias/5490/francisco-de-cubas-y-gonzalez-montes.

 

X