25569
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-25569,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-3.7,ajax_fade,page_not_loaded,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
José Antonio Corrales Gutiérrez. Fotografía propiedad particular.
JOSÉ ANTONIO CORRALES GUTIÉRREZ

 

Arquitecto. Madrid, 5 de noviembre de 1921 – Madrid, 25 de julio de 2010.

 

Nacido en Madrid, José Antonio Corrales es uno de los seis hijos del matrimonio formado por Antonio Corrales Cano, oriundo de Villaescusa del Butrón (Burgos), quién estudio derecho y trabajó después en la entidad financiera familiar Banca Corrales Hermanos, y María Josefa Gutiérrez de Soto, hermana del celebérrimo y prolífico arquitecto Luis Gutiérrez Soto. Era el mayor de seis hermanos.

 

Titulado en la Escuela de Arquitectura en junio de 1948, comienza su actividad ganando el Premio Nacional de Arquitectura el mismo año, por su primer premio en el concurso para una ermita de montaña con hospedería aneja en tierras de La Mancha. Además, pronto participa en otros concursos, bien en solitario, como la Cruz de los Caídos en la Plaza de la Moncloa, convocado por el Ayuntamiento de Madrid en 1949, por el que obtiene uno de los cinco premios, bien asociado a compañeros, como Luis Cabrera, consiguiendo con éste el segundo galardón para la Casa Sindical de Madrid.

 

Al poco comienza a colaborar con su tío Luis Gutiérrez Soto, una esporádica pero fructífera asociación, siendo una de las primeras obras conjunta la ampliación de la Piscina Stella de Madrid en 1952, en la que las referencias racionalistas a la desaparecida Piscina La Isla del último son evidentes. Reconocía Corrales haber aprendido con él profesionalidad, además de poder disfrutar de su magnífica biblioteca, cuyos ejemplares de revistas alemanas de arquitectura le abrieron los ojos.

 

Con el concurso para la construcción de la Facultad de Ciencias de Barcelona en 1953, inicia magistralmente su asociación profesional con su amigo y compañero de promoción Ramón Vázquez Molezún. El segundo premio obtenido debió animarlos a mantener su futura colaboración, que se consolidó al año siguiente con la construcción del Centro de Segunda Enseñanza y Formación Profesional en Herrera de Pisuerga (Palencia), escribiendo a partir de entonces, juntos, algunas de las páginas más bellas de la arquitectura española de la segunda mitad del siglo XX. Fue una asociación respetuosa, plena de éxito en la que cada uno supo mantener su originalidad, incluso su propio estudio, aunque se hallasen geográficamente muy próximos en la calle Bretón de los Herreros, e incluso disparidad de criterios a la hora de construir una obra unitaria y coherente. Precisamente, en ese estudio en un semisótano de Bretón de los Herreros 57, en el que Corrales se instaló en 1955 y mantuvo hasta el final de sus días, es dónde desarrolló toda su brillante actividad.

 

En este mismo año celebra su matrimonio con María Isabel Lantero Rozpide, con quien tuvo cuatro hijos, Mateo y Marcos, ambos arquitectos, Pablo y Tomás, y dos hijas, María y Claudia.

 

Desde el primer momento de su actividad, además de sus colaboraciones, Corrales y Molezún realizaron proyectos individuales e incluso juntos trabajaron con otros compañeros, como Alejandro de la Sota, con quién realizan en 1957 uno de los edificios más brillantes de su producción temprana: la Residencia Infantil para Cristalería Española en Miraflores de la Sierra. Se trata de una obra de carácter funcionalista, pero influida por el organicismo de Alvar Aalto, condicionada por la fuerte pendiente del terreno, que obliga a su aterrazamiento, y el clima crudo de la sierra madrileña. La planta está configurada por tres plataformas unidas por rampas, dividiéndose, como ha estudiado el profesor Alberto Sanz, en dos áreas: “la de actividades diurnas y comunitarias, con amplias estancias y porches, y la nocturna, con los dormitorios, y bajo éstos, excavados, los aseos y dependencias auxiliares”. La plataforma inferior se destina a servicios complementarios, acceso, administración o residencia del guarda. Los materiales utilizados son la piedra en los muros y la uralita pintada de blanco en la cubierta inclinada, que en determinados puntos se abre para iluminar cenitalmente.

 

Sin embargo, el reconocimiento profesional lo alcanzan muy poco después con el Pabellón de España para la Exposición Universal de Bruselas de 1958, fruto de un concurso nacional dos años anterior, convocado por el Ministerio de Asuntos Exteriores a tal fin. Con él alcanzaron su primera distinción internacional, dando muestra pronto de este fecundo y magistral quehacer común. Lo concibieron como un pabellón fluido, escalonado, adaptado al solar, utilizando como módulo “un paraguas hexagonal prefabricado y ligero para formar la cubierta”, en palabras del propio Corrales, que se multiplica adosado, pudiendo conformar una superficie infinita. Cada hexágono, de ahí el nombre popular del pabellón, tiene 3 m de lado y se sostiene por una columna de hierro galvanizado, hueca, que hace además las veces de bajante de la cubierta. El cerramiento era en unos lados opaco, de ladrillo, y en otros transparente, de vidrio y aluminio. En el montaje de la instalación interior y el mobiliario volvió a participar Alejandro de la Sota junto a otros muchos arquitectos y artistas, como Javier Carvajal, José Luis Picardo, Jesús de la Sota, Joaquín Vaquero Turcios, Amadeo Gabino, José María de Labra o Manuel Suárez Molezún.

 

Dada la importancia y éxito de la obra, el Estado recuperó el material arquitectónico y lo entregó a la Delegación Nacional de Sindicatos, la cual decide al año siguiente su instalación en la IV Feria Internacional de la Casa de Campo de Madrid para Pabellón del Ministerio de Agricultura, adaptándolo al terreno, respetando las encinas existentes y organizándolo en torno a tres patios. La disposición ahora es más elaborada, menos fluida, pero más ordenada, diferenciando con la disposición de los paraguas las zonas de exposición y de circulación, aunque perdiendo el escalonamiento original. Sus restos, sin uso, maltratados por el tiempo, a pesar de ser una de las arquitecturas de exposiciones que más trascendencia internacional han tenido, aún se conservan.

En 1958 vuelve a colaborar con su tío Luis Gutiérrez Soto en la “Parcela G” del Barrio Gran San Blas, una excepción en la producción residencial burguesa del último. Se trataba de un grupo de más de dos mil viviendas subvencionadas para la Obra Sindical del Hogar, en el que interviene también Ramón Vázquez Molezún y Julio Cano Lasso. Destaca su distribución urbanística con un eje central en espina, donde se sitúan los bloques de mayor altura con las viviendas dúplex y, en general, la preocupación por la adaptación de los edificios a la topografía, garantizando las vistas y el soleamiento.

 

Precisamente, en este barrio, Corrales sería autor en solitario, diez años más tarde, de su Iglesia Parroquial, llamada de San Blas, para cuya volumetría se inspira en la arquitectura nórdica, adaptada al conjunto urbano circundante en cuanto a los materiales empleados. Tiene una sola nave, con tres crujías, el altar en un ángulo y en el opuesto el acceso al templo, lo que produce un gran dinamismo espacial.

 

En el otoño de 1958 visita los Estados Unidos de América, junto con Ramón Vázquez Molezún, José Antonio Arenillas y José Ángel Carrión, entre otros, como parte de un programa de intercambio técnico para el estudio de la construcción de viviendas, que los llevó a recorrer diecinueve ciudades de nueve estados. Fue organizado por el Ministerio de Industria, patrocinado por la Comisión Nacional de Productividad Industrial y por la Administración de Cooperación Internacional de los Estados Unidos (I.C.A.).

 

Otro de los grupos de vivienda social en el que participa Corrales con Molezún es el Poblado Dirigido de Almendrales de 1959, al que se sumaron Javier Carvajal y José María García de Paredes. Entre los cuatro realizan este conjunto para el Instituto Nacional de la Vivienda, utilizando como módulo un bloque irregular de cinco alturas, con cuatro viviendas por planta alrededor de la escalera central iluminada cenitalmente. Este bloque conforma agrupaciones lineales norte-sur, adosándose dos a dos o permaneciendo aislados, para adaptarse a la topografía de la mejor forma posible. Los cambios de nivel dan gran variedad a los planos de fachada, que se abren al mediodía y son casi opacos en la orientación contraria.

 

Años más tarde, en este poblado, pero en solitario, Corrales proyecta 126 viviendas de Renta Limitada para la Obra Sindical del Hogar, mediante un bloque escalonado que agrupa siete casas, con un total de 14 viviendas/planta, y alturas que varían, adaptándose al terreno de fuerte pendiente. Las fachadas se componen de modo diferente según su orientación, unificadas por el ladrillo visto, utilizando las placas de fibrocemento rojo para los tendederos. Al interior de la manzana se organiza un espacio ajardinado orientado a mediodía.

 

Es en este periodo cuando hace su incursión en la docencia, consiguiendo plaza de profesor de Proyectos de 5º curso en la Escuela de Arquitectura de Madrid.

 

En paralelo, en 1962, Corrales y Molezún construyen dos interesantes edificios de oficinas, los Laboratorios Profidén en Fuencarral y el de Selecciones de Reader’s Digest en la Avenida de América. El primero fue un hito en el paisaje norte de Madrid, con su imagen plástica aislada sobre un cerro y un juego de volúmenes escalonados, cuya horizontalidad se acentúa con la alternancia de superficies opacas y transparentes. En su programa se recogía la complejidad del edificio, localizándose en él los laboratorios, pero también el departamento técnico y administrativo, las clínicas, la nave de fabricación, almacén, garajes y talleres.

 

La sede del Selecciones en la Avenida de América formaba parte de un escaparate hacia la entrada más internacional a la capital. El edificio tenía doble carácter administrativo e industrial, por lo que se planteó como una macla de dos cuadrados en planta, con una modulación estricta, basada en la dimensión de una tabiquería desmontable a presión, adaptable a los cambios de uso. Esta innovación tecnológica era extendida a los techos, también desmontables, para poder incorporar todo tipo de instalaciones. Al exterior destaca por sus alusiones al Constructivismo, con paramentos revestidos de gres. Su transformación en los años setenta destruyó su distribución interior, salvándose la estructura, y modificó el interesante despiece de las carpinterías.

 

La gran obra de los arquitectos en la década de los sesenta es, en cambio, una residencia particular, la Casa Huarte, promovida por el constructor y mecenas de artistas Jesús Huarte. La casa es de carácter compacto y cerrado, con referencias a la arquitectura de Alvar Aalto, cuyos murallones la separan de la urbanización en la que se asienta, preservando la intimidad. Su planta en peine está organizada por tres patios, cada uno con un uso diferente: en el oriental se sitúa la entrada; en el central la piscina, destinado principalmente a los niños; y en el occidental los dormitorios. Para aislar estas dos últimas zonas, un ala de servicios une las alcobas principales con el comedor y cierra el segundo patio, cuya cubierta ajardinada no altera las vistas ni la relación del resto de dependencias con la naturaleza. El espacio se caracteriza por su carácter diáfano, pues las habitaciones pueden unirse o independizarse mediante puertas correderas. Esta cualidad del espacio se ve realzada por la luminosidad del interior, facilitada por los grandes ventanales que se abren hacia sur y al jardín, si bien están lo suficientemente protegidos de los cambios térmicos y de las radiaciones solares. La integración de lo moderno y lo vernáculo es otro de sus principales aciertos.

 

Al año siguiente, en 1966, realizan otra obra residencial, pero esta vez colectiva y de carácter burgués en el barrio de El Viso. Precisamente, para adaptarse a la tipología de vivienda unifamiliar existente, e impactar al mínimo en su entorno, rodean el bloque de jardines y le dan a las fachadas un acabado claro, una tonalidad ocre. Es interesante el diseño estructural sin vigas, lo que permite plantas libres y juegos volumétricos, con cuerpos volados, ventanales en esquina y terrazas.

 

En los sesenta y setenta, los dos arquitectos contribuyen a redibujar el nuevo perfil del eje Recoletos-Castellana de Madrid, proyectando y construyendo varios de sus edificios, resultado de distintos concursos. Los primeros concursos resultaron fallidos, comenzando en 1964 por el Teatro de la Ópera en AZCA, promovido por la Fundación Juan March y en el que consiguen la tercera posición, con la participación de José María García de Paredes y José Luis Aranguren; continúan al año siguiente con el Palacio de Congresos, en este caso con José de la Mata; después con el Banco de Bilbao, que ganaría Saénz de Oíza, en cuya propuesta apuestan por una planta y sección con malla modular, con variaciones seriadas y tipológicas, tal y como lo ha descrito el profesor Justo Isasi; y con la colaboración del Consulting Eyser, Corrales y Molezún trabajan juntos en el estudio de soluciones para la Plaza de Colón de Madrid, entre 1969 y 1970.

 

Sin embargo, su principal aportación al lugar, porque sí se construyó, fue el Edificio Bankunión, fruto de un concurso restringido en 1972 entre los principales arquitectos de la época, para el que se pedía representatividad, como sede de sus oficinas principales. Ellos van a plantear un volumen con criterios de máximo aprovechamiento de la luz natural, pero con protección solar de los huecos, y máxima diafanidad espacial, mediante un gran forjado único y soportes en fachada, e incluso la instalación de aire acondicionado. Bajo la influencia de Robert Venturi, una gran bóveda de cañón cubre el edificio a modo de gran contenedor tecnológico, remarcado por el color rojo de la chapa metálica que reviste las fachadas. En un juego formal de materiales y volúmenes que se opone a unas ordenanzas urbanísticas anacrónicas.

 

En esta línea, al año siguiente y junto con Gerardo Salvador Molezún, primo de Ramón, y Rafael Olalquiaga, proyectan el Banco Pastor en el Paseo de Recoletos, en un solar en esquina, donde antes estuviera el palacete Aranaz. A juicio del profesor Gabriel Ruiz Cabrero es uno de los mejores ejemplos de integración de una pieza de arquitectura contemporánea en un entorno clásico, conjugando el volumen acristalado de una oficina moderna con los elementos presentes en el entorno, como la cubierta inclinada, cornisas, falsas columnas, miradores o zócalos. “No se trata de una fachada, sino de una piel continua. La cornisa de inclinación definida por la ordenanza, que no por la tradición. Los zócalos reducidos al abstracto. Muros, columnas, ventanas…, se diluyen en un abstracto conjunto de líneas, planos, reflejos…”.

 

Para la Cooperativa Farmacéutica Cofares construyen en Alcobendas en 1970 un edificio de laboratorios, oficinas y almacén con la colaboración de Rafael Olalquiaga, en el que tratan de conjugar la belleza con una solución industrial, predominantemente funcional. Destaca su fachada, con su revestimiento de chapa metálica plegada, ligera, los cuerpos volados acristalados y sus huecos rasgados horizontales. La chapa plegada es también el material utilizado en su Edificio Técnico para IBM en San Fernando de Henares (1971), con una acertada disposición interior, mientras que en el Almacén Central y Oficinas de Galerías Preciados, en esta misma localidad y dos años posterior, optan por un doble cerramiento, el externo mediante una celosía suspendida desde la cubierta, para proteger del sol y de las vistas y acoger la publicidad.

 

A partir de 1972 acometen una de las más importantes actuaciones civiles en la capital, la construcción de la Estación de Chamartín, fruto de un concurso, en el que contaron con la participación de Olalquiaga y José Antonio Pruneda, con el que se pretendía culminar el proceso de desarrollo de los accesos ferroviarios y convertir aquélla en la principal terminal del tráfico de largo recorrido. El conjunto es, realmente, una primigenia estación intermodal con enlace a cercanías y a la red de metro, más un aparcamiento de coches cubierto, un edificio de autocama y de facturación de mercancías, un gran hotel, restaurantes y locales comerciales y una central térmica, que se complementaría posteriormente con edificios de correos, aduanas y otros servicios. Su preocupación se centra en resolver adecuadamente las circulaciones, mediante un complejo sistema de calles elevadas, que llegan hasta el vestíbulo general de viajeros y a las escaleras que bajan directamente a los andenes. Destaca la resolución formal de las cubiertas con un sistema de bóvedas de cañón con mallas trianguladas, alternadas con cubiertas planas. El proyecto recoge el concepto de macroestructura contenedora de usos múltiples e indeterminados, como explicó Pilar Martín-Serrano, influido por las propuestas de Candilis o Kenzo Tange.

 

En 1977 finalizan las obras del Centro Parroquial de María Inmaculada y San Vicente en la peatonal avenida del Brasil, buscando la integración polifuncional mediante puertas correderas, que permitían unir el templo, capilla de diario y vestíbulo, pero diferenciándose, por cambio de nivel, con los salones y viviendas parroquiales. Al interior utilizan la fábrica de ladrillo rojizo visto, mientras que al exterior es el mismo material, pero en tonos marrón oscuro, combinado con cerramientos metálicos.

 

Nada más iniciarse la década de los ochenta, la Empresa Municipal de la Vivienda les encarga un grupo residencial en la confluencia de la M-30 y la carretera de Valencia, lo que dota al conjunto de carácter de hito en una de las entradas más concurridas a Madrid. Se trata de dos torres idénticas, giradas levemente para adaptarse al trazado en curva de la calle Sierra Elvira, con viviendas mínimas y algunos pisos dúplex a media altura, que se reconocen al exterior. Destaca su volumetría sencilla, con ciertos rehundidos, el juego de tonalidades del ladrillo y la combinación de huecos diversos.

 

Con apenas dos años de diferencia fallecen su padre y su madre, en 1981 y 1983, respectivamente, coincidiendo esta última fecha con el proyecto para el Banco de España que llevan a cabo Corrales y Molezún al final de la calle de Alcalá. Se trataba de una parcela irregular, con fuerte desnivel, por lo que los arquitectos decidieron dividirla en tres bloques conformando una planta en L, dos de ellos simétricos con respecto a un eje perpendicular a la vía pública. Al exterior buscaron la monumentalidad, creando un pórtico de doble altura en su acceso principal, y aunque no quedó bien conseguida por la limitación urbanística en el número de plantas, sí se logró al interior mediante un vestíbulo abierto que recorre todos los pisos.

 

Para la exposición del V Centenario del Descubrimiento de América en Sevilla, Corrales y Molezún realizan en 1989 una de sus últimas arquitecturas conjuntas, el proyecto para el Pabellón de España, y dos años más tarde la reconstrucción del antiguo Pabellón de Bruselas, sito en la Casa de Campo, para el que plantean dejarlo sin cerramientos en la mitad de su superficie, para un porche, paseo, con flores, y la otra para restaurante y centro cultural del barrio. Diez años más tarde, ya fallecido Ramón Vázquez Molezún el 1 de octubre de 1993, le proponen a José Antonio Corrales nuevamente su reconstrucción, pero finalmente la rechaza, pues consideraba que no había seguridad en su uso posterior, unido a la obsolescencia de la construcción.

 

Precisamente, dentro de su producción en solitario, José Antonio Corrales demostró que su genialidad traspasaba los límites de su colaboración con Molezún.

 

En este sentido, el Real Club Náutico de San Martín de Valdeiglesias de 1958 fue una ocasión temprana para hacerlo evidente, el cual sitúa en un promontorio rocoso sobre la ribera sur del Pantano de San Juan, a cuyo alrededor había surgido un enclave de segunda residencia en esa década. Se plantearon dos fases, realizando sólo la primera, con el embarcadero y taller en la planta baja y la sede social, con los vestuarios, estar, salón, bar y las amplias terrazas hacia el embalse, en la superior. La construcción se realizó a base de pórticos de hormigón visto, lo que da al Club un aspecto fabril, y ligeros sistemas de cerramiento, cubrición y divisiones interiores, haciendo referencia en las escaleras tipo barco o el mobiliario a su carácter náutico.

 

Un año antes había proyectado la Casa Invernadero en Arturo Soria, con un volumen de planta rectangular, racionalista, en el que destaca la pieza con cubierta inclinada acristalada, vista en invierno y protegida con esteras en verano. Es también interesante por su modernidad el efecto de sus huecos horizontales rasgados en sus muros de ladrillo visto.

 

Otra de las residencias unifamiliares que proyecta en solitario la lleva a cabo precisamente en las cercanías del Pantano de San Juan, la Casa López-Dóriga de 1967. De nuevo vuelve a aprovecharse aquí, como en el Club Náutico, de la pendiente existente, escalonando la planta y creando el acceso principal en el nivel intermedio, de modo que conecta el vestíbulo, mediante escalinatas, con el resto de las zonas de la casa. Al exterior se distingue por su volumen plástico, de gran pureza, que integra elementos yuxtapuestos, quiebros y cerramientos diversos.

 

Su producción residencial en solitario culmina en 1974 al realizar su propia residencia familiar en una colonia a las afueras de Madrid, una obra de madurez donde funde un racional programa con la orgánica adaptación a un terreno en pendiente y geométricamente complejo. Por este motivo organiza la casa en planos escalonados, abiertos y permeables mediante paneles correderos, dividiéndola en dos zonas básicas: vivienda y estudio, y cuidando las texturas y los detalles. Destaca su fachada al sur, con contundentes huecos horizontales y una pérgola metálica que avanza hacia el jardín.

 

Interesante es la sede de Ediciones Susaeta en el Polígono de las Mercedes (1964), emparentada con su anterior Edificio Profidén, en cuyo exterior juega con el revestimiento de ladrillo y chapa metálica, los escalonamientos volumétricos y la alternancia de macizos y huecos, predominando en éstos la horizontalidad. Y también lo es la Iglesia del Santísimo Cristo de la Misericordia (1971) del barrio de Tetuán, adaptada a la topografía del terreno, de planta triangular y reducidas dimensiones, y compositivamente a las directrices arquitectónicas y artísticas derivadas del Concilio Vaticano II, en cuanto a una transformación del espacio religioso, fundiéndose los fieles y sacerdote en torno al Misterio. Tres vigas de celosía metálica organizan las sencillas crujías, con distintos usos, sobre las que apoya una cubierta plana que permite la formación de lucernarios corridos y la colocación de los conductos de aire.

 

Además, colaboró con otros arquitectos, como se ha referido, destacando también entre ellos a Estanislao Pérez Pita, con quién consigue un premio en el concurso para la realización de la Universidad Autónoma de Madrid en 1969; o Antonio Cavero, construyendo un grupo de viviendas de lujo en el Parque del Conde Orgaz en 1974. En este caso, ambos plantean una construcción escalonada, con pisos, semiáticos y áticos dúplex con un extenso programa, si bien en los dos últimos casos con amplias terrazas unidas al salón y en el tercero incluso con piscinas privadas, generando torreones con grandes chimeneas y retranqueados, dando gran dinamismo a la fachada meridional. “Este programa tan ambicioso contrasta, – como explicó Vicente Patón -, con la humildad de los materiales empleados, ladrillo en los paramentos y chapa de acero lacada en color óxido en marcos de huecos y barandillas”.

 

También residencial, pero con carácter social, interviene en 1978 junto con Antonio Rolando en Orcasur, remodelando uno de los polígonos del antiguo poblado de absorción. Se trata de dos bloques, uno de mayor altura al norte, de 4 a 7 alturas, para adaptarse a la pendiente del terreno, y otro al sur con dos, dejando una calle peatonal intermedia para mejor soleamiento de ambos. Al exterior vuelve a hacer uso de la variedad de materiales y colores, como el ladrillo, aluminio y chapa o rejilla galvanizada.

 

Por entonces su hijo Mateo comienza a trabajar en su estudio, de hecho, desde 1975 y hasta su titulación en 1981, cuando se independiza. Más adelante lo haría el menor, Marcos, arquitecto en 1992. Con los dos, más María Jesús Fernández, realiza en 1995 el Grupo 300 en Valdebernardo, para SEGISA. Al equipo le habían correspondido dos manzanas y dos bloques lineales, situados simétricamente respecto a un eje-bulevar, retranqueando los primeros para reducir la profundidad y planteando cuatro crujías con dos viviendas por planta y escalera. Como material exterior utilizaron el ladrillo rojo, jugando con su aparejo para enriquecer sus paramentos, colocándolo de canto, con la cara horadada vista, como antepecho de las terrazas.

 

José Antonio Corrales contó a lo largo de su vida con el máximo reconocimiento social que un arquitecto puede esperar. Y así fue Premio Nacional de Arquitectura en dos ocasiones, 1948 y 2001, Premio “Juan de Villanueva” de Arquitectura en 1977, por el edificio del Banco Pastor, Medalla de Oro de la Arquitectura (1992) y Premio Antonio Camuñas de Arquitectura (2004). Fue Académico de Número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1999) en sustitución de Luis Cervera Vera, en cuyo acto de recepción leyó el discurso: “Al hilo de la Arquitectura”, contestado por Antonio Bonet Correa, y profesor invitado en numerosas universidades e instituciones, actividad que se acrecentó en sus últimos años.

 

En el periodo final de su vida, tuvo la preocupación por el legado de su archivo profesional y para ello efectuó una depuración y reordenación de toda la documentación del mismo, básicamente constituida por planos, fotografías y paneles de su ingente obra. Este pensamiento se acrecentó a raíz de la donación del archivo perteneciente a su compañero Ramón Vázquez Molezún al Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid en 2004 y de la exposición homenaje que se le rindió desde la Fundación en octubre de 2006, en la que él colaboró desinteresadamente.

 

Sin haber resuelto ese legado, el 25 de julio de 2010 fallecía en Madrid el arquitecto José Antonio Corrales, caballero recto, honesto, tenaz y riguroso. Como afirmaba en una entrevista para el diario El País en 1992, junto a Molezún, “en cada proyecto somos innovadores, siempre buscamos algo, no somos nada tradicionales. Somos como nuestro carácter concursante, competitivos y optimistas”. Y es que este optimismo había sido seña de identidad de esa magnífica generación de arquitectos de posguerra a la que los dos pertenecieron, aquella que al albur de 1950 inició su labor, rompiendo con la arquitectura oficial, para tender puentes entre la vanguardia europea de la época, los supuestos del racionalismo español de los años treinta y el mundo mediterráneo. Aquella generación, y Corrales en ella, desde su opción aperturista pero aún minoritaria, habría de devolver a la arquitectura española su perdida posición en el orden mundial, en cuanto a desarrollo formal, tipológico y tecnológico.

 

CRONOLOGÍA

 

– 1948

 

Proyecto de ermita de montaña con hospedería aneja en tierras de La Mancha, para el Concurso Nacional de Arquitectura.

 

– 1948

 

Anteproyecto para el concurso para la Casa Sindical de Madrid, con Luis Cabrera.

 

– 1952

 

Ampliación de la Piscina Stella, calle Arturo Soria, 231, con Luis Gutiérrez Soto. (Archivo de Villa de Madrid 43-323-2)

 

– 1953

 

Reforma del Teatro Cine Pavón, calle Embajadores, 9, Madrid.

 

– 1954

 

Proyecto de Facultad de Ciencias de Barcelona, con Ramón Vázquez Molezún (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P054).

Proyecto de la Mutualidad de Artes Gráficas, calle Luisa Fernanda, 16, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P002 y VM/D053)

 

– 1955

 

Exposición del Centenario de la Telecomunicación, Parque del retiro, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún y Javier Carvajal (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P063)

 

– 1956

 

Pabellón de España en la Exposición Universal de Bruselas de 1958, con Ramón Vázquez Molezún.

Viviendas y oficinas, calle Ayala, 13, Madrid. (Archivo COAM 3.611/56 y 2.016/58).

Casa Álvarez Mon, Cercedilla (Madrid), con Ramón Vázquez Molezún (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P016)

Casa Ramírez Escudero en La Florida, calle Barrencalle, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P047)

 

– 1957

 

Residencia Infantil para Cristalera Española, Carretera de Rascafría, Km. 2, Miraflores de la Sierra (Madrid), con Ramón Vázquez Molezún y Alejandro de la Sota, (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P017, VM/D002)

Casa Invernadero, calle Arturo Soria, 210, Madrid (Archivo COAM 3.443/57).

 

– 1958

 

Viviendas para la Obra Sindical del Hogar, Parcela G, Gran San Blas, Madrid, con Luis Gutiérrez Soto, Ramón Vázquez Molezún y Julio Cano Lasso (Archivo Regional de Madrid, IVIMA, 9437/1, 9433/1 y 10169/1 y 2; Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P074 y P075)

Real Club Náutico, Pantano de San Juan, San Martín de Valdeiglesias (Madrid)

 

– 1959

 

Nueva instalación del Pabellón de los Hexágonos en la IV Feria Internacional del Campo en la Casa de Campo de Madrid, con Ramón Vázquez Molezún.

Viviendas para el Instituto Nacional de la Vivienda en el Poblado Dirigido de Almendrales, Madrid, con Javier Carvajal, José María García de Paredes y Ramón Vázquez Molezún (Archivo Regional de Madrid, IVIMA 57.533; Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P071 y P072, P251 y P252)

 

– 1960

 

Viviendas tipo Castilla para el Instituto Nacional de la Vivienda, con Ramón Vázquez Molezún (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P160 a P165)

 

– 1961

 

Proyecto para la Casa Gómez-Acebo, Camino Viejo de la Zarzuela, El Pardo, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún(Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P047).

 

Proyecto de edificio de viviendas, calle Cea Bermúdez, Madrid (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P086)

 

Proyecto de Industrias Siderúrgicas de la Edificación, Carretera Madrid-Valencia, km. 1, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P097)

 

– 1962

 

Antiguo Edificio Profidén, calle Isla de Java, 1, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún (Archivo COAM4210/63; Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P190 y P191)

Edificio de Selecciones Reader’s Digest en Madrid (actual Instituto de Enseñanzas Integradas), calle Torrelaguna, 58, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún y Antonio Cavero.(Archivo COAM3736/62, 12927/68, 785/77)

 

– 1963

 

126 Viviendas de Renta Limitada para la Obra Sindical del Hogar en el Poblado Dirigido de Almendrales, Madrid.

 

– 1964

 

Proyecto para el Teatro Nacional de la Ópera de Madrid, con José María García de Paredes, José Luis Aranguren y Ramón Vázquez Molezún(Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P193).

Proyecto para el Palacio de Congresos y Exposiciones, Paseo de la Castellana, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún y José de la Mata (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P030)

Grupo Escolar en el Poblado de Almendrales, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún, José María García de Paredes y Javier Carvajal (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P072)

Dos grupos escolares en Gran San Blas, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún, Luis Gutiérrez Soto y Julio Cano Lasso (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P073)

14 viviendas de Renta Limitada, calle Muñoz Grandes, 53, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P197)

Ediciones Susaeta, calle Campezo, 13, Madrid (Archivo COAM2662/64)

 

– 1965

 

Casa Huarte en la Colonia Puerta de Hierro, calle Turégano, 1, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún(Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P007).

 

– 1966

 

Viviendas en la calle Balbina Valverde, 11-13 de Madrid, con Ramón Vázquez Molezún

Talleres y oficinas de la empresa SEIDA, Avenida de Burgos, Madrid (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P230 y P231)

 

– 1967

 

Casa Luis Reig, vivienda unifamiliar en la Piovera, calle Ronda de Sobradiel, 18, Madrid (Archivo COAMBA/017420/1967).

Anteproyecto del Hotel Hilton en AZCA, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún(Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P260)

Casa López-Dóriga, Urbanización La Javariega, San Martín de Valdeiglesias (Madrid)

 

– 1968

 

Proyecto de edificio multifuncional para EUROCIS, calle María de Molina, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún(Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P265 y 266)

Casa Corrales “La Viña”, Pelayos de la Presa (Madrid)

 

– 1969

 

Proyecto para el concurso de la Universidad Autónoma de Madrid, con Estanislao Pérez Pita.

Iglesia Parroquial de San Blas, calle Alconera, Madrid (Archivo COAM4161/69)

 

– 1970

 

Bankunión, Paseo de la Castellana, 46, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún.

Edificio Central, almacenamiento y distribución de productos farmacéuticos COFARES, calle Federico Mompou, 8, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún, Rafael Olalquiaga y Javier Olalquiaga (ingeniero) (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P213 a 215).

Casa Miralles, Las Matas

Farmacia, calle Sánchez Preciado, 21, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún y Rafael Olalquiaga (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P212)

 

– 1971

 

Iglesia del Santísimo Cristo de la Misericordia, calle Numancia, 8, Madrid.

Edificio Técnico IBM, Polígono Industrial “Las Fronteras”, calle Mar Mediterráneo, San Fernando de Henares (Madrid), con Ramón Vázquez Molezún.

Proyecto para la Sede Central del Banco de Bilbao, Paseo de la Castellana, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún(Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P271 y P272).

 

– 1972

 

Viviendas, calle Galileo, 44, Madrid, con Francisco Calero (Archivo COAM5622/72)

Estación de Ferrocarril en Chamartín, calle Agustín de Foxá, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún, Rafael Olalquiaga y José Antonio Pruneda.

 

– 1973

 

Proyecto para el Edificio BANIF, Centro AZCA, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún(Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P304)

Banco Pastor, Paseo de Recoletos, 19, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún, Gerardo Salvador Molezún, José de la Mata y Rafael Olalquiaga(Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P290 a P293, P296).

Almacén central de Galerías Preciados, calle Chinchón, San Fernando de Henares (Madrid), con Ramón Vázquez Molezún y Rafael Olalquiaga (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P173).

Casa Martínez Orense, Somosaguas, Madrid

Proyecto para la Casa Alfonso Lantero, La Moraleja, Alcobendas, Madrid

 

– 1974

 

Grupo de viviendas en el Parque de Conde de Orgaz, avenida Los Madroños, 17-19 A-F y calle Silvano, 14, Madrid, con Antonio Cavero (Archivo COAM 2127/74, 1692/76, 7850/77, 7344/77).

 

– 1976

 

Proyecto de Vivienda en el Parque del Conde Orgaz, con Antonio Rolando

 

– 1977

 

Casa Corrales en la Colonia Diplomáticos, calle Fuente del Rey, 13 bis, Aravaca, Madrid

Concurso para la Fundación Martínez Escudero en la Avenida de Brasil, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún

 

– 1978

Viviendas en 12 bloques en el Polígono 3 de Orcasur, Usera, Madrid, con Antonio Rolando.

 

Proyecto para la Casa Diego Sánchez en Fuente el Saz, Madrid

Iglesia de Santa María Inmaculada y San Vicente, avenida del Brasil, 25, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún

 

– 1979

 

Proyecto para la ampliación del Banco de España, calle Alcalá, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún, Rafael Olalquiaga, Gerardo Salvador Molezún y Antonio Rolando (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P117 y P409)

 

– 1980

 

Grupo de viviendas para la EMV, calle Sierra Elvira, 33-35, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún.

Proyecto para la Casa Toledano, Pozuelo de Alarcón

 

– 1983

 

Edificio auxiliar del Banco de España, calle Alcalá, 522-526, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún y Leandro Silva (paisajista) (Archivo COAM2639/82, 17728/83 y 22533/83)

 

– 1984

 

Concurso Operación Atocha, Madrid, con Ramón Vázquez Molezún.

 

– 1985

 

Obras complementarias en el Poblado de Almendrales, Madrid.

 

– 1986

 

Concurso para los Recintos Feriales, Olivar de la Hinojosa, Madrid (Servicio Histórico COAM, Legado Ramón Vázquez Molezún, VM/P430)

 

– 1987

 

Proyecto para la Casa Valdés, Torrelodones (Madrid)

 

– 1995

 

Grupo 300 de viviendas en Valdebernardo para SEGISA, con Mateo Corrales Lantero, Marcos Corrales Lantero y María Jesús Fernández

 

– 1997

 

Casa Silva, Urbanización Prado Largo, Pozuelo de Alarcón (Madrid)

 

– 2000

 

Casa Vila, Somosaguas, Pozuelo de Alarcón (Madrid)

 

BIBLIOGRAFÍA

 

AA.VV. ,Arquitectura y Desarrollo Urbano. Comunidad de Madrid, zonas Centro y Norte, tomos I, II y III, Madrid: Comunidad de Madrid, Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid y Fundación Caja Madrid, 1991-1993.

 

AA. VV., Arquitectura del Movimiento Moderno. Registro DOCOMOMO Ibérico, Barcelona: Mies, Docomomo, 1996.

 

AA. VV, Corrales y Molezún: Medalla de Oro de la Arquitectura 1992, Madrid: Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España, 1993.

 

AA. VV., Guía de Arquitectura. Madrid: 1960/1989, Madrid: Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, 1989.

 

AA. VV., José Antonio Corrales, Ramón Vázquez Molezún, Almería: Colegio Oficial de Arquitectos de Almería, 1996.

 

AGUILAR, JOSÉ MANUEL DE, P. “Centro parroquial de Santa María Inmaculada en Madrid”, ARA, 56, abril-junio, 1978, 50-55.

 

ÁLAMO GÓMEZ, Mª ISABEL DEL, “El arte y la razón. Corrales y Molezún, medalla de oro de la Arquitectura 1992”, MOPT. Revista del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, 405, enero, 1993, 85-87.

 

Aspectos, “Aspectos de la instalación del Pabellón de España en el Recinto Ferial del Campo de Madrid», Nueva Forma, 21, octubre, 1967, 35-36.

 

BALDELLOU SANTOLARIA, MIGUEL ÁNGEL, “Corrales y Molezún, esa extraña pareja. 1952-1993. Resumen de una obra magistral”, Diseño interior, 32, febrero 1994, 50-63.

 

“El Edificio “Profidén” en peligro”, Arquitectura, 314, 1998, 68-73.

 

CAPITEL, ANTÓN, “Arquitectura Española del siglo XX” en: Summa Artis. Historia General del Arte. Madrid: Espasa Calpe, 1995, tomo XL.

 

Banco, “Banco Pastor en la Avenida de Calvo Sotelo”, Arquitectura, 218, mayo-junio 1979, 52-54.

 

“El Banco Pastor, en la zona antigua del Paseo de Recoletos”, Architecture Interieure, 179, septiembre – octubre 1980, 84-95.

 

Bankunión, «Bankunión Madrid (España), Arquitecturas Bis, 23-24, julio-septiembre 1978, 10-15.

 

«Bankunión (1972-1975). Madrid (España), Arquitectura, 222, enero-febrero 1980, 45-47.

 

«Bankunión proyecto de nuevo edificio en el Paseo de la Castellama. Madrid (España), T.A. Temas de Arquitectura y Urbanismo, 203, mayo 1976, I-X.

 

Barrio,»Barrio de San Blas de 7.484 viviendas para una población de 30.000 habitantes. Madrid (España), Hogar y Arquitectura, 22-23, mayo-agosto 1959, 55.

 

BAYÓN ÁLVAREZ, MARIANO, “El strip de Madrid. José Antonio Corrales, Ramón Vázquez Molezún”, El Croquis, nº 13-14, nov.-ene. 1983-1984, 64-65

 

BERLINCHES ACÍN, AMPARO (dir), Arquitectura de Madrid, Madrid: Fundación COAM, 2003, vols. 1 y 2.

 

BERTEL, AMADEUS, «La arquitectura en la exposición de Bruselas», Goya, 25, julio-agosto 1958, 24-31.

 

Bruselas, «Bruselas 58″, Revista Nacional de Arquitectura, 200, agosto 1958, 32-33.

 

BUCHANAN, PETER, “La Casa Corrales. Madrid”, Arquitectura, nº 309, I trimestre 1997, 54-57.

 

CAPITEL, ANTÓN, “El concurso “Allá por el año 1971. La Torre del Banco de Bilbao en el Centro Azca de Madrid”, Arquitectura, 228, enero-febrero 1981, 11-31.

 

CARRO CELADA, JOSÉ ANTONIO, “Corrales y Molezún en busca de una poética de los materiales”, E. I. Estudios e Investigación, 9, enero 1978, 25-35.

 

Casa, “Casa Corrales en Aravaca (Madrid)”,Arquitectura, nº 229, mar.-abr. 1981, 60-64.

 

“Casa Corrales en Aravaca, Madrid”,AV monografías, nº 60, jul.-ago. 1996, 38-39.

 

“Casa Huarte en Ciudad Puerta de Hierro. Madrid (España)», Hogar y Arquitectura, 69, marzo-abril 1967, 56-60.

 

“Casa Huarte en Madrid”, Arquitectura, 94, octubre 1966, 1-10.

 

«Casa Huarte. Madrid (España)», L’Architecture d’Aujourd’hui, 136, febrero-marzo 1968, 76-78.

 

«Casa Huarte en Puerta de Hierro, 1965-1966 = Huarte House al Puerta de Hierro. Madrid, 1965-1966″, AV. Monografías, 60, julio agosto 1996, 26-27.

 

“Casa prefabricada en madera laminada [Ramón Vázquez Molezún, José Antonio Corrales Gutiérrez y Daniel Fullaondo Cabaña]”, Arquitectura, 110, febrero, 1968, 43.

 

“Casa prefabricada en madera laminada», Nueva Forma, 22, noviembre 1967, 42-44.

 

CASTRO, CARMEN, «Los arquitectos critican su obra. José Antonio Corrales y Ramón Vázquez Molezún», Arquitectura, 154, octubre 1971, 25-30.

 

Centro, «El Centro recreativo del nuevo poblado de Los Almendrales. Madrid, Hogar y Arquitectura, 67, noviembre-diciembre 1966, 30.

 

Cerramientos, «Cerramientos del edificio anexo al edificio social del Banco Unión S. A. en el Paseo de la Castellana, 46. Madrid», Boden, 21, otoño, 1980.

 

Chalet, “Chalet en Madrid. Corrales – Vázquez de Molezún. Arquitectos [Casa Huarte en Puerta de Hierro]”, Nuevo Ambiente, 18, 1973.

 

Cl. P., “Maison Huarte, près de Madrid. José Antonio Corrales et Ramón Vázquez”, Architecture d’Aujourd’hui, 136, febrero-marzo 1968, 76-78.

 

Club, “Club Náutico en Madrid Arquitecto: J. A. Corrales”, Arquitectura (Madrid), nº 28, abril 1961, pp. 15-19.

 

COCA, JOSÉ DE, «El enigma de Bruselas”, Metalocus, 11, marzo 2003, 84-90.

 

Concurso, «Concurso edificio Peugeot, Buenos Aires», Nueva Forma, 22, noviembre 1967, 34-36.

 

“Concurso de ideas para la Cruz de los Caídos en la Plaza de la Moncloa de Madrid Proyectos premiados: Julio Cano, Víctor d’Ors y Javier Oyarzabal, Rafael Aburto, José A. Corrales”, Gran Madrid, nº 8, 1949, p. 16.

 

“Concurso Nacional de Arquitectura: proyecto de ermita de montaña con hospedería aneja en tierras de La Mancha Arquitecto: José Antonio Corrales”, Revista Nacional de Arquitectura (Madrid), nº 96, diciembre 1949, pp. 509-512.

 

“Concurso Pabellón Español en la Feria Internacional de Bruselas”, Revista Nacional de Arquitectura, 175, junio 1956, 13-22.

 

“Concurso Palacio de Congresos y Exposiciones 1965. Madrid (España)», Nueva Forma, 23-24, diciembre-enero 1967-1968, 89-91.

 

“Concurso de Palacio de Exposiciones en Madrid”, Arquitectura, 71, noviembre 1964, 9-11.

 

«Concurso Palacio de la Ópera en Madrid», Nueva Forma, 22, noviembre 1967, 29.

 

“Concurso planeamiento urbanístico de la Huerta del Rey [Ramón Vázquez Molezún y José Antonio Corrales, Manuel María Valdés]”, Arquitectura, 12, diciembre 1959, 15-18.

 

“Concurso de anteproyectos para la construcción de la Casa Sindical en Madrid: segundo premio: anteproyecto de José A. Corrales y Luis Cabrera, arquitectos”, Revista Nacional de Arquitectura (Madrid), nº 97, enero 1950, pp. 9-10.

 

CORRALES, «Corrales y Molezún (5)», Nueva Forma, 25, febrero 1968, 43-64.

 

«CORRALES Y MOLEZÚN (6)», Nueva Forma, 26, marzo 1968, 39-58.

 

CORRALES Y MOLEZÚN, Arquitectura, Madrid: Xarait, 1983.

 

CORRALES Y MOLEZÚN. Catálogo de la exposición, Madrid: Ministerio de Fomento, 1996.

 

CORRALES Y MOLEZÚN. Pabellón de España en la Exposición Universal de Bruselas 1958. Madrid 1959, Catálogo de la Exposición, Madrid: Rueda, Ministerio de Vivienda, 2004.

 

“José Antonio Corrales-RamónVázquez Molezún”, Boden, 18, verano, 1978, 22-25.

 

“José Antonio Corrales Gutiérrez y Antonio Rolando Ayuso. Polígono p-3. La remodelación de Orcasur”, Arquitectura, nº 216, ene.-feb. 1979, 42-44.

 

CORRALES, JOSÉ ANTONIO, “Centro Parroquial del Santísimo Cristo de la Misericordia. Madrid”, ARA. Arte Religioso Actual, nº 43, enero-marzo 1975, pp. 4-7.

 

CORRALES, JOSÉ ANTONIO, “Ramón Vázquez Molezún”, Arquitectura, 296, noviembre 1993, 87.

 

CORRALES, JOSÉ ANTONIO, ELÍAS TORRES, ANDRÉS PEREA, JOSÉ ANTONIO CORRALES: Premio Nacionalde Arquitectura, 2001, Madrid: Ministerio de la Vivienda, 2007.

 

VÁZQUEZ MOLEZÚN, RAMÓN, “Proyecto para Unión Industrial Bancaria. 1970”, Nueva Forma, 53, junio 1970, 32-35.

 

Dos,“Edificios edificios de viviendas, Madrid” ,El Croquis, nº 13-14, nov.-ene. 1983-1984, 59-64.

 

Edificio, «Edificios para la Revista Selecciones del Reader’s Digest. Madrid (España), Hogar y Arquitectura, 44, enero-febrero 1963, 15-19.

 

«Edificio Bankunión”, Arquitectura, 293, 1993, 91-96.

 

«Edificio Bankunión», Arquitectura, 296, noviembre 1993, 91-93.

 

«Edificio Bankunión. 1971. Madrid (España)”, Nueva Forma, 110, abril-mayo 1975, 165-188.

 

«Edificio Bankunión. Madrid (España), Jano. Arquitectura, decoración y Humanidades, 35, marzo – abril 1976, 49-54.

 

«Edificio para el Reader’s Digest. Madrid (España)», Baumeeister, junio 1967, 709-711.

 

«Edificio Selecciones en Madrid», Nueva Forma, 22, noviembre 1967, 32-33.

 

“Edificios Selecciones [calle Torrelaguna c/v Av. de América en Madrid]”, Arquitectura, 94, octubre 1966, 11-14.

 

“Un edificio singular para la revista de mayor difusión en el mundo Reader’s Digest. Madrid (España)”, Obras, 107, 1966, 48-50.

 

Escuela, “Escuela e internado. Herrera de Pisuerga. Palencia (España)”, Werk, 49, junio 1962, 204-206.

 

Expo, “Expo 58”, Domus, 305, agosto 1958, 1-8.

 

“Expo 1958. Bruselas (Bélgica)”, Cuadernos de Arquitectura, 32, 1958, 36-40.

 

“Expo 1958. Pabellón de España. Bruselas (Bélgica)”, Informes de la Construcción, 106, diciembre 1958, 149-156.

 

Exposición,“I Exposición Internacional de las Telecomunicaciones [Madrid] [Ramón Vázquez Molezún, José Antonio Corrales y Francisco Javier Carvajal]”, Revista Nacional de Arquitectura, 169, enero 1956, 21-25.

 

“I Exposición de las Telecomunicaciones [Madrid] [Ramón Vázquez Molezún, José Antonio Corrales y Francisco Javier Carvajal]”, Revista Nacional de Arquitectura, 139, julio 1953, 20-26.

 

Exposición del Arte Español Actual, Santiago de Chile: Empresa Zigzag, 1953.

 

“Exposición de Arte Religioso Español de los siglos XI al XVII [Ramón Vázquez Molezún, Amadeo Gabino y Manuel Suárez Molezún]”, Revista –     Nacional de Arquitectura, 139, julio 1953, 20-26.

 

“Exposición Universal e Internacional de Bruselas 1955 [Pabellón Español. Arquitectos Ramón Vázquez Molezún y José Antonio Corrales]”, Revista Nacional de Arquitectura, 188, agosto 1957, 7-13.

FERNÁNDEZ ALBA, ANTONIO, “De la belleza del construir y del saber del arquitecto”, Corrales y Molezún, Arquitectura, Madrid: Xarait, 1983.

 

FERNÁNDEZ-TRAPA DE ISASI, JUSTO, (ed), Legado 01. Ramón Vázquez Molezún, Madrid: Fundación COAM, 2006.

 

FISAC SERNA, MIGUEL, “Exposición Universal de Bruselas”, Blanco y Negro, 424, octubre 1958.

 

“El pabellón español en Bruselas”, Blanco y Negro, 19 de abril de 1958.

 

FLORES, CARLOS, Arquitectura Española Contemporánea, Madrid: Aguilar, 1961.

 

FLORES, CARLOS Y AMANN, EDUARDO, Guía de Arquitectura de Madrid, Madrid, 1967.

 

FONTANA, J.M., «El pabellón español en Bruselas», Ya, 21 de mayo de 1958.

 

FULLAONDO, JUAN DANIEL, “Corrales y Molezún: Agnósticos arquitectónicos”, Nueva Forma, 20, septiembre 1967, 37-40.

 

FULLAONDO, JUAN DANIEL, “Corrales y Molezún: en torno a la casa patio [Casa Huarte]”, Nueva Forma, 20, septiembre 1967, 41-98.

 

 

FULLAONDO, JUAN DANIEL, “Corrales y Molezún (2)”, Nueva Forma, 21, octubre 1967, 25-40.

 

FULLAONDO, JUAN DANIEL, “Corrales y Molezún (3)”, Nueva Forma, 22, noviembre 1967, 29-44.

 

FULLAONDO, JUAN DANIEL, “Corrales y Molezún (4) Situación histórica”, Nueva Forma, 23-24, diciembre-enero 1967-1968, 77-94.

 

GARCÍA DE PAREDES, ÁNGELA, “El poblado de Almendrales”, en AA. VV.: Un siglo de vivienda social: 1903-2003. Catálogo de la Exposición, Madrid: Ministerio de Fomento, 2003, 116-117.

 

Gran, “El poblado San Blas: (7.484 viviendas de las unidades vecinales G.G y E.D. terminado. Madrid”, Hogar y Arquitectura, 40, mayo-junio 1962, 3-8.

 

“Poblado San Blas. Parcela G. Madrid”, Nueva Forma, 72-73, 1972, 32-36.

 

Grupo, “Grupo Escolar en Herrera de Pisuerga”, Revista Nacional de Arquitectura, 203, noviembre, 1958, 11-22.

 

“Grupo escolar, Herrera de Pisuerga (Palencia)”, NA: Nueva Arquitectura en Arcilla Cocida, 11, marzo 2000, 18-20.

 

Instituto, “Instituto Nacional de la Vivienda: Poblado de los Almendrales”, Hogar y Arquitectura, 61, noviembre – diciembre 1966, 12-20.

 

Laboratorios, “LaboratoriosI.T.T. de Standard Eléctrica S. A. [Avenida de América. Premio Nacional de Arquitectura]”, Arquitectura, 172, abril, 1973, 1-4.

 

“Laboratorios Profidén [calle de las Islas Malucas]”, Arquitectura, 94, octubre 1966, 15-20.

 

Madrid, “Madrid (España) Cerramientos del edificio anexo al edificio social del Banco Unión S.A., en el Paseo de la Castellana, 46”, Boden, 21, otoño, 1980.

 

MARTÍN DOMÍNGUEZ, NICOLÁS, “José Antonio Corrales. Cartas de América”, ZARCH 13, diciembre 2019, pp. 148-

 

MONEO, RAFAEL, “Corrales y Molezún: claves de una trayectoria: optimismo racionalista”, Arquitectura Viva, 28, enero – febrero 1993, 72-73.

 

MOYA GONZÁLEZ, LUIS, Barrios de promoción oficial. Madrid 1939-1976. La política de promoción pública de vivienda. Madrid: Colegio Oficial de Arquitectos, 1983.

 

Nuevo, “Nuevo pabellón del Ministerio de Agricultura en la Feria del Campo de Madrid en Madrid Fernández del Amo, Corrales Gutiérrez y Vázquez Molezún]”, Arquitectura, 121, enero 1969, 59-63.

OLALQUIAGA BESCÓS, PABLO, Casa Huarte: José Antonio Corrales y Ramón Vázquez Molezún. El concepto de lo experimental en el ámbito doméstico, Tesis Doctoral. Universidad Politécnica deMadrid. E.T.S. Arquitectura, 2014.

 

Pabellón, “El Pabellón de España. Bruselas (Bélgica)”, Casabella, 221, noviembre 1958, 16-17.

 

“El Pabellón de España en la Exposición de Bruselas [Arquitectos Ramón Vázquez Molezún y José Antonio Corrales]”, Revista Nacional de Arquitectura, 198, junio 1958, 1-10.

 

Pabellón de España. Expo-92, Madrid: Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, 1991.

 

“El pabellón España en la Exposición Universal. Bruselas (Bélgica)”, Arkitektur DK, 5, octubre 1958, 176-180.

 

“El pabellón español en Bruselas”, ABC, 23 de mayo de 1958.

 

“Pabellón español. Bruselas (Bélgica)”,Techniques et Architecture, 5, septiembre 1959, 137-139.

 

Parroquia,“Parroquia de San Blas, Gran San Blas, Madrid”, ARA. Arte Religioso Actual, nº 29, jul.-sep. 1971, 97-101

 

PATÓN, VICENTE, El Pabellón de los Hexágonos: Corrales y Molezún, Madrid: Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, 2000.

 

Poblado, “Poblado Almendrales”, Arquitectura, 62, febrero, 1964, 47-48.

 

“Poblado de Almendrales, cuyo conjunto consta de 1.240 viviendas y los servicios complementarios correspondientes. Madrid (España)”, Hogar y Arquitectura, 67, noviembre-diciembre 1966, 10-31.

 

“Poblado de los Almendrales de Madrid. (2ª fase)”, Hogar y Arquitectura, 108-109, septiembre-diciembre 1973, 13-25.

 

Premio, “Premio Exposición de Bruselas”, Boletín Informativo Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, 5, 1º trimestre 1959, 15-17.

 

Primer, “Primer premio del concurso del plan parcial de ordenación de la Huerta del Rey. Valladolid”, Arquitectura, 62, febrero, 1964, 32.

 

“Primer premio del concurso del plan parcial de ordenación de la Huerta del Rey en Valladolid”, Nueva Forma, 21, octubre, 1967, 37-39.

 

Primera, “Primera solución para el edificio del Selecciones del Reader’s Digest”, Nueva Forma, 21, octubre, 1967, 38-39.

 

Proyecto, “Proyecto de un edificio central para una firma de distribución de productos farmacéuticos. Madrid (España)”, T.A. Temas de Arquitectura y Urbanismo, 176, febrero 1974, 40-50.

 

“Proyecto de edificio Selecciones del Reader’s Digest. Madrid (España)”, T.A. Temas de Arquitectura y Urbanismo, 79, 1965, 34-49.

 

Residencia, “Residencia infantil en Miraflores de la Sierra (Madrid)”, Nueva Forma, 107, diciembre 1974, 18-21.

 

“Residencia infantil de verano en Miraflores de la Sierra”, Arquitectura, 7, julio 1959, 9-15.

 

“Residencia de Jesús Huarte en Madrid. Ciudad Puerta de Hierro”, Arquitectura, 154, octubre 1971, 31-33.

 

“Residencia en Puerta de Hierro. Madrid (España) [Casa Huarte]”, Baumeister, junio 1967, 732-734.

 

RUIZ CABRERO, GABRIEL, “Corrales y Molezún”, Documentos de Arquitectura, 33, 1996, 3-6.

 

SEDE, “Sede de las oficinas de la editorial del Reader’s Digest. Madrid (España)”, The Architectural Review, 819, mayo 1965, 359-364.

 

SOTA, ALEJANDRO DE LA, “Residencia infantil de verano, Miraflores de la Sierra (Madrid)”. Catálogo de la Exposición, Madrid: Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, Ministerio de Obras Públicas, 1988.

 

“Residencia infantil de verano, Miraflores de la Sierra, Madrid”, en Alejandro de la Sota Arquitecto, Madrid: Pronaos, 1989, 58-67.

 

STANDARD, “Standard Eléctrica I.T.T. Centro de investigación. Madrid (España)”, TA. Temas de Arquitectura, 176, febrero 1974, 29-39.

 

TORRES, “Torres de viviendas en la M-30”, Arquitectura, nº 245, nov.-dic. 1983, 25-27.

 

TOUZA RODRÍGUEZ, JULIO, “Nueva arquitectura Castellana arriba. (1) El edificio de Bankunión”, Arquitectura, 6, abril 1977, 94-99.

 

ÁNGEL URRUTIA NÚÑEZ, Arquitectura española siglo XX, Madrid: Cátedra, 1997, 410-413, 448-451.

 

VÁZQUEZ MOLEZÚN, RAMÓN Y JOSÉ ANTONIO CORRALES, JOSÉ ANTONIO, “Bruselas – Expo, 1958 pabellón de España”, Informes de la Construcción, 149, junio 1958.

 

MIGUEL LASSO DE LA VEGA ZAMORA

FECHA DE REDACCIÓN: 20 DE DICIEMBRE 2019

FECHA DE REVISIÓN: 30 DE DICIEMBRE 2019

X