27688
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-27688,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-3.7,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
Juan Campero. Torre de la Iglesia de Santa María Magdalena. Torrelaguna.

JUAN CAMPERO

 

Maestro de obras y cantero. Retuerto (Cantabria), segunda mitad del siglo XV – Antes de 1547.

 

Juan Campero fue un maestro de obras y cantero, en activo entre fines del siglo XV y principios del XVI. También se le conoce como Juan del Campo[1] o Juan Campero el Viejo. Poco se sabe de su biografía[2]. Su origen es cántabro, como muchos de los canteros que se asentaron en Castilla durante ese periodo. Era de la merindad de Trasmiera, de Retuerto[3]. Con su mujer, María de Aliaga, tuvo varios hijos: se conoce la identidad de Juan, Elvira, Diego, Sebastián y Hernán[4], estos dos últimos siguieron su oficio, aunque el más conocido es el llamado Juan Campero el Mozo[5]. Su actividad estuvo vinculada tanto a la conformación de la Alcalá de Henares renacentista y universitaria, como al círculo de canteros montañeses que trabajaron en Castilla.

 

Formó parte del equipo de profesionales de Pedro Gumiel[6], el arquitecto en quien Cisneros depositó su confianza para la reforma de la capital del arzobispo de Toledo, Alcalá de Henares. Trabajó como ayudante[7], siendo denominado “maestro del Cardenal de España”, tal y como expresa un documento de 1512[8]. Este grupo, al que pertenecían Pedro de Villarroel, albañil, Alonso de Quevedo, carpintero de lo blanco, Francisco de San Juan, maestro de yeserías, tuvo una intensa actividad tanto en Toledo como en Alcalá y Sigüenza.

 

En rigor, su trabajo fue de cantero, no de tracista, aunque en algún momento avanzado de su carrera, ya experimentado, pudo realizar algunos diseños. Si bien se formó con Gumiel y ejecutó los proyectos de éste, su actividad no se limitó a este ámbito. Realizó obras de modo independiente, estuvo en contacto con los Egas (autores de varias obras junto a Gumiel) y trabajó con figuras de origen cántabro, como Juan Gil de Hontañón y especialmente su hijo Rodrigo, al que le unió una duradera amistad[9].

 

Fue integrante de un círculo activo en Castilla y León (Segovia, Ávila), que se afianzaría en la zona de influencia de Toledo[10], a la manera de los citados Juan Gil de Hontañón -también relacionado con lo toledano a través de Guas- y su hijo Rodrigo. Ello determinó un gran movimiento geográfico y su avecinamiento en diversos lugares a lo largo de su vida. En 1508 recibió el encargo de la capilla del licenciado Luis Méndez de Parada en el convento de la Merced de Huete[11]. En 1512 era vecino de Carboneras de Guadazaón (Cuenca)[12]. En 1513 aparece como vecino de este pueblo de Cuenca[13] y también de Torrelaguna[14], lo cual pude ponerse en relación con un traslado con motivo de su actividad en la villa de Cisneros. Fue nombrado aparejador de la catedral de Salamanca a fines de 1512, aunque no comenzó a trabajar hasta mayo de 1513, a las órdenes de Juan Gil de Hontañón[15]. En 1515 su radio de acción se extendió a Ávila, donde se avecindó y ejecutó en ese mismo año las obras de ampliación de las iglesias de Santiago, en concreto la torre[16] y San Juan. A partir de 1516 intervendría en la ciudad en determinadas obras públicas[17]. Con Vasco de la Zarza trabajó entre 1517 y 1519 en varios proyectos, como la puerta del Carmen de la muralla[18]. Su principal obra en la capital abulense fue la capilla de Mosén Rubí de Bracamonte, diseñada junto a Juan Gil y terminada hacia 1544[19], lo que confirmaría su actividad como tracista[20]. En 1529 seguía empadronado en Ávila, al igual que su hijo, Juan Campero el Joven[21]. Debió establecer aquí su base operativa, pues no sólo continuó trabajando en la ciudad, sino que también se inició en Segovia y creó un taller familiar en estas fechas, al que pertenecía el aparejador Martín de Lezcano[22]. Su andadura en Segovia, acotada entre 1524 y 1530[23], acompañado de su hijo, supuso su participación a partir de 1524 en el traslado del claustro de Juan Guas, con motivo de las obras de la nueva catedral[24]; varias reparaciones y reformas, como las casas del licenciado Peralta[25] y en 1529 la elevación del último cuerpo de la torre de la cartuja del Parral[26]. En este ámbito castellano leonés se sitúa la posible intervención de padre e hijo en la iglesia de Valviadero (Valladolid), cerca de Olmedo[27]. En 1530 recibía el encargo de la capilla de los Cáceres de la iglesia de San Francisco de Segovia[28]. Retornaría al entorno abulense, construyendo en 1531 unas estancias en el monasterio de la Encarnación, dando trazas y supervisando obras en la catedral en 1536, informando sobre la capilla mayor del monasterio de Gracia en 1538[29].

 

Su actividad está documentada hasta 1534 por Azcárate[30], a propósito de la reclamación de cobros sobre varias obras, entre ellas el convento de Torrelaguna; aunque las noticias de su fallecimiento han sido situadas en un periodo inmediatamente anterior a abril de 1539[31]; parece que su muerte se produjo en la década siguiente, antes de 1547[32]. De hecho, en 1543 y 1544 estaba inmerso en un pleito abierto por Juanes de Irún o Iranzo (cantero guipuzcoano), con quien trabajó en las reformas de la iglesia de Santiago en Ávila[33]. Residente en Medina del Campo o Nava del Rey en 1543 y 1544, según es citado en el expediente de un pleito de Rodrigo Gil de Hontañón con uno de sus clientes[34]. En esta fecha de 1544 se datarían las trazas de las iglesias abulenses de Navalsaúz, Santisteban del Castañar (San Esteban de la Sierra) y Villatoro (Ávila) [35]. El taller paterno debió continuarse con Juan Campero el Joven[36], aunque no debió estar exento de problemas familiares[37].

 

La obra de Juan Campero se puede articular en dos fases, una primera vinculada al foco toledano de influencia del arzobispo, iniciada en Huete. Tras un breve periodo de compatibilidad de trabajos en Alcalá de Henares y en Ávila en 1513, se desplazaría al ámbito castellano de las catedrales y edificios religiosos tardogóticos. Este periodo intermedio supuso un conflicto con el cardenal Cisneros[38], pues Campero se había comprometido con las obras de la iglesia y convento de San Francisco de Torrelaguna pero intuyó el porvenir de la cantera de la nueva catedral de Salamanca; no obstante, obligado por la autoridad arzobispal, retornó a Alcalá de Henares para cumplir con su compromiso[39]. Desde luego, el fallecimiento del cardenal en 1517 debió ser determinante en el definitivo movimiento geográfico profesional.

 

Las obras de Juan Campero en el territorio madrileño se inician en 1511 y se focalizan en las iniciativas de Cisneros tanto en su archidiócesis como en su señorío de Alcalá de Henares. El hecho de que fuese ayudante de Pedro Gumiel, el arquitecto del cardenal, explica la división de los trabajos, Gumiel asumiendo tareas conceptuales, redactor de condiciones técnicas, tasador y supervisor de las obras y Campero como ejecutor, aunque en ocasiones realizó peritajes.

 

Un capítulo, el de las torres parroquiales, lo abre su primera obra conocida, el campanario de la iglesia de la Magdalena de Torrelaguna, portante de las armas de Cisneros, hijo de la villa[40]. Fue tasado por Gumiel y construido por Campero entre 1511 y 1514[41]. La torre, de tres cuerpos, con aristas y muros articulados por pilastras y rematados por pináculos de evocadores rasgos flamencos, destaca por su chapitel piramidal escamado, con figurillas en sus ángulos, las cornisas de bolas a la manera de Juan Guas y vanos de arcos rebajados o de medio punto. Ejemplifica la combinación de lo gótico con las primeras novedades renacentistas.

 

Campero y Gumiel “maestro e tasadores de oficio” valorarían en 1512 la torre de la iglesia de Miraflores[42], que sería erigida por García Pérez de Gibaja[43]. Estas primeras experiencias explicarían cómo en la fecha tan tardía de 1529 –coincidiendo con su intervención en la torre del Parral- Campero padre e hijo tasasen y construyesen la torre de la iglesia de San Juan Bautista de Guadalix de la Sierra[44]. Este campanario consta de tres cuerpos, los dos inferiores rematados por cornisas de bolas al estilo de Guas y a su interior configurados como estancias de bóvedas de crucerías y un tercer cuerpo de remate de pináculos y gárgolas con un espacio interior unificado con el chapitel piramidal octogonal de pizarra escamada de ascendencia flamenca, con pequeñas esculturas proyectadas en las aristas; se ubica a los pies del templo y posee un acceso propio exterior, mediante puerta de arco apuntado con alfiz rematado por un arco de medio punto. Su factura conecta estilísticamente no sólo con la de Torrelaguna sino también y en mayor medida con la torre de la iglesia (hoy basílica) de Nuestra Señora de la Asunción de Colmenar Viejo, hecho que lleva a la atribución de ésta a los Campero[45]. Estos campanarios del gótico tardío tienen en común los pináculos, los chapiteles piramidales escamados y los peculiares frisos de bolas de Guas.

 

Algunas de estas actuaciones al sur de Guadarrama y Somosierra coincidieron en el tiempo con la actividad de Campero en Alcalá de Henares y Torrelaguna, que discurrió entre 1511 y 1515. Todas compartieron la característica fusión del gótico con las primeras formas renacentistas de las dos primeras décadas del siglo XVI.

 

Campero se hizo cargo de la construcción del ya citado convento franciscano de la Madre de Dios de Torrelaguna[46], iniciada en 1512 sobre diseño der Enrique Egas y dirección de Pedro Gumiel[47]. De esta fundación cisneriana, destruida en la Guerra de la Independencia[48], de la que destacaba su claustro y fachada del templo, sólo pervive el cerramiento de la iglesia con vanos de proporción gótica aunque rematados por arcos de medio punto, así como el arranque de algunas bóvedas nervadas. Expresamente le fue encomendado el claustro alto y bajo, la portada, el campanario, las bóvedas de las capillas, los pilares del corredor sobre la huerta y el trabajo de talla de botareles[49].

 

Este convento ha sido considerado como la obra más importante de Campero[50]. En ella se manifiestan las tipologías góticas estructurales y también los modelos decorativos de este estilo, como el patio conventual porticado, que volverían a verse en otra obra erigida por él, la Aldehuela. Las proporciones del claustro y de los órdenes de las columnas, sin embargo, fueron objeto de debate en 1513, durante el proceso de construcción en el que Campero demostró, crítico con las trazas que debía ejecutar, su conocimiento de las proporciones y la medida de la arquitectura clásica[51]. Se apunta a Juan Campero como constructor del acueducto que abastecía de agua al convento, conformado tanto por tramos subterráneos como de arcos, salvando la orografía[52]. Esta creación de ingeniería hidráulica no sería excepcional en la trayectoria de Juan Campero si se tiene en cuenta sus trabajos en puentes y otras obras públicas en Ávila y Salamanca.

 

La granja de la Aldehuela fue construida entre 1512 y 1515[53], posiblemente sobre un monasterio anterior del que heredaría el nombre por el que era conocida, Aldehuela de san Tuy[54] . Ubicada cerca de Torrelaguna, formaba parte del programa conceptual universitario de Cisneros, concebida como explotación agropecuaria y casa de retiro dependiente del colegio mayor de San Ildefonso. En esta empresa Campero fue recibiendo encargos de mayor relevancia, lo que hace pensar que fue para el artífice un laboratorio de experiencia y conocimiento. Si la dirección de ejecución corrió a cargo de Campero[55], no se sabe con certeza quien fue el tracista, posiblemente Pedro Gumiel[56]. A partir de 1514 contó con el apoyo de otros profesionales, como Pedro Gutiérrez de Balmaseda y Juan Martínez Ambrosero, que continuaron las obras bajo sus órdenes[57], posiblemente por el desplazamiento definitivo de Campero a Ávila. Los vestigios evidencian una obra de gran envergadura, de buena calidad material y constructiva[58]. Debió poseer palomar y torre y un gran volumen de dos pisos, con patio porticado interior de dos alturas y con columnas características del primer renacimiento, que se han puesto en relación con algunos elementos del colegio de San Ildefonso, como la fachada y la sacristía de su iglesia[59]. La sencillez clásica de los soportes, propios de la arquitectura castellana del momento, se aproximan a los modelos de los edificios promovidos por los Mendoza a fines del siglo XV, columnas que por otra parte anticipan, pese a su arcaísmo, a los diseños recogidos en las Medidas del Romano de Diego de Sagredo[60]. Un elemento más medievalizante es la torre, que alojaba una capilla[61], cubierta con dos tramos de bóveda de falsa crucería con nervadura de terceletes en yeso, vinculable al gótico nórdico que ya entró en España en el siglo XV y fue muy difundido precisamente por Guas y los Egas en las postrimerías del siglo XV, tal vez diseñadas en ese entorno o por el mismo Campero. La superposición de estancias cabe ser relacionada con la estructura interna de los campanarios mencionados en los que Campero intervino. El recurso de la capilla alojada en una torre es muy representativo de la arquitectura medieval militar y presente en las villas del arzobispo, en ejemplos tan cercanos con el castillo de Brihuega y el propio palacio arzobispal de Alcalá de Henares[62]. La Aldehuela, sobre todo en los soportes del patio, es un ejemplo de la experimentación de Campero con el primer renacimiento, que apuntaría a su futura trayectoria formal próxima a Rodrigo Gil de Hontañón, con quien coincidiría en Segovia, Salamanca y posiblemente en Colmenar Viejo[63]. El edificio es una muestra de la fusión de estas innovaciones con el gótico hispanoflamenco en sus últimas fases.

 

En la Magistral de Alcalá de Henares, terminada en 1514, el montañés participó junto con Pedro Gumiel, tras la salida de Juan y Antonio Egas[64]. En 1512 las obras iban muy avanzadas, según informe del propio Campero dirigido a Cisneros[65].

 

Respecto del colegio de San Ildefonso, ya inaugurado en 1507, se ha señalado las relaciones de las columnas de su patio con las de la Aldehuela. De estas columnas “a la antigua” [66] del claustro colegial, están documentadas como obra de Campero las de la portada y la sacristía, ambas desaparecidas[67]. A fines de 1515 Gumiel, tracista y director de la obra de la sacristía, contrató a Campero para su ejecución, obras que se prolongaron durante 1516[68]. En ella se incorporaron pilares clásicos inspirados en las basas usadas en la fachada del colegio, dando muestras de esa característica compatibilidad formal y funcional entre lo gótico y lo renacentista ejercida por Campero[69]. Como maestro cantero tuvo para este trabajo un equipo de oficiales a su cargo[70], que le permitió compatibilizar estas últimas intervenciones en Alcalá de Henares con su compromiso con el cabildo salmantino; es posible que esta actividad simultánea supusiese la aplicación en Alcalá de Henares del conocimiento adquirido junto a Juan Gil de Hontañón en la catedral castellana.

 

Queda así trazada la trayectoria de Juan Campero como un maestro de cantería, que desarrolló su vida profesional en contacto con artífices como Pedro Gumiel, los Egas y sobre todo Juan y Rodrigo Gil de Hontañón, lo que le permitió avanzar hacia perfiles como el de aparejador e incluso tracista, asimilando y dando respuesta a las contradicciones estilísticas propias del momento. Fue conocedor de las formas a la antigua y la tratadística de los órdenes clásicos, si bien en escasas ocasiones pudo materializarlas. Sus trabajos en territorio madrileño forman parte en su mayoría de su obra más temprana.

 

 

 

CATÁLOGO DE OBRAS MADRILEÑAS

 

– Torre de la iglesia de Santa María Magdalena en Torrelaguna (1512).

RODRÍGUEZ MARÍN (1921). AZCÁRATE (1970). CHICO Y MOMPLET (1979). ESTELLA (1985). MORENA (1986).

 

– Torre de la iglesia de Santa María la Mayor en Miraflores de la Sierra (1512). (Supervisión, tasación)

A.H.N., Universidades, 748, N. 175. A.H.N., Clero. Porquerizas. Libro 19208, XL y 55.

MORENA (1976). ESTELLA (1985).

 

– Convento franciscano de la Madre de Dios en Torrelaguna (Traza junto a Enrique Egas). (1512).

A.H.N., Universidades, 747, N. 3, hojas 89-90.

PONZ (1787), t. X, pp. 39-41. LLAGUNO (1829), t. I, p. 146. CHUECA (1953). CASTILLO (1985). ESTELLA (1985). MORENA (1986). MARÍAS (1989). GONZALEZ RAMOS (2007). GONZALEZ RAMOS (2016).

 

– Acueducto en Torrelaguna (1512-1515).

LLAGUNO (1829), t. I, p. 146. PONZ (1787), t. X, pp. 39-41. PARRADO (s. f.).

 

 

– Granja y casa de retiro del Colegio Mayor de San Ildefonso y Universidad de Alcalá. La Aldehuela. Torrelaguna (1514).

A.H.N. Universidades, 744, fol. 326v., 747, N. 3, hojas 91-92.

GONZÁLEZ RAMOS (2016).

 

– Fachada original y sacristía del Colegio Mayor de San Ildefonso. Alcalá de Henares (1515-1516).

A.H.N., UNIVERSIDADES, libro 747, N. 3, hoja 72.

CASTILLO (1986). GONZÁLEZ RAMOS (2007). GONZÁLEZ RAMOS (2016).

 

Iglesia Magistral de Alcalá de Henares (1497-1508).

A.H.N., Universidades, 748, N. 110.

CASTILLO (1979). MORENA (1979). MORENA (1999). MORENA (2017)

 

– Torre de la iglesia de San Juan Bautista de Guadalix de la Sierra. 1529.

A.F.COAM. A.A.U. P05/B9-1.

VILLALPANDO y VERA (1952). ESTELLA (1985). GONZÁLEZ RAMOS (2016).

 

– Torre de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Colmenar Viejo (Atribución).

VILLALPANDO y VERA (1952). MORENA (1989)

 

BIBLIOGRAFÍA

 

ALONSO RUIZ, BEGOÑA, Arquitectura tardogótica en Castilla: los Rasines, Santander: Universidad de Cantabria, 2003, pp. 167-168.

 

ALONSO CORTÉS, NARCISO, «Datos para la biografía artística de los siglos XVI y XVII», Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, separata (1922).

 

AZCARATE RISTORI, JOSÉ MARÍA, Inventario artístico de la provincia de Madrid, Madrid: Dirección General de Bellas Artes, 1970.

 

AZCÁRATE RISTORI, JOSÉ MARÍA, «Datos artísticos», en Colección de documentos para la historia del arte en España, Madrid-Zaragoza: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y Museo e Instituto de Humanidades «Camón Aznar», 1982.

 

BONET COREA, ANTONIO, «La capilla de Mosén Rubí de Bracamonte y su interpretación masónica», Ars Longa, 2 (1991), pp. 7-14.

 

CASTILLO OREJA, MIGUEL ÁNGEL, «Documentos relativos a la construcción de la Iglesia Magistral de Alcalá de Henares», Anales del Instituto de Estudios Madrileños, XVI (1979) pp. 69-84.

 

CASTILLO OREJA, MIGUEL ÁNGEL, «La proyección del arte islámico en la arquitectura de nuestro primer Renacimiento: el ‘Estilo Cisneros’», Anales del Instituto de Estudios Madrileños, XXII (1985), pp. 55-63.

 

CASTILLO OREJA, MIGUEL ÁNGEL, «La eclosión del Renacimiento: Madrid entre la tradición y la modernidad», en Madrid en el Renacimiento (cat. exp.), Alcalá de Henares-Madrid: Comunidad de Madrid, 1986, pp. 135-170.

 

CHICO, MARÍA VICTORIA y MOMPLET, ANTONIO, El arte religioso en Torrelaguna, Madrid: Academia de San Dámaso, 1979.

 

CHUECA GOITIA, FERNANDO, Arquitectura del siglo XVI. Ars Hispaniae, vol. XI, Madrid: Plus Ultra, 1953.

 

CORTÓN DE LAS HERAS, MARÍA TERESA, La construcción de la catedral de Segovia (1525-1607), Segovia: Caja de Ahorros y Monte de Piedad, 1997.

 

ESTELLA, MARGARITA, «Noticias artísticas de Torrelaguna», Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología, 51 (1985), pp. 305-317.

 

GÓMEZ MORENO, MANUEL, Catálogo monumental de la provincia de Ávila (MORENA BARTOLOMÉ, AUREA DE LA y PÉREZ HIGUERA, MARÍA TERESA, eds.), Ávila: Ediciones Institución Gran Duque de Alba, 1983.

 

GONZÁLEZ ECHEGARAY, MARÍA DEL CARMEN, ARAMBURU-ZABALA, MIGUEL ÁNGEL, ALONSO, BEGOÑA y POLO SÁNCHEZ, JULIO JUAN, Artistas cántabros de la Edad Moderna, Santander: Universidad de Cantabria, 1991.

 

GONZÁLEZ RAMOS, ROBERTO, «La Aldehuela de Torrelaguna. La construcción de una granja y casa de retiro del Colegio Mayor de San Ildefonso y Universidad de Alcalá», Anales de Historia del Arte, 26 (2016), pp. 45-72.

 

GONZÁLEZ RAMOS, ROBERTO. La Universidad de Alcalá de Henares y las artes. El patronazgo artístico de un centro del saber. Siglos XVI-XIX, Alcalá de Henares: Universidad, 2007.

 

LLAGUNO Y AMIROLA, EUGENIO, Noticias de los arquitectos y de la arquitectura en España, Madrid: Imprenta Real, 1829, 4 vols., t I.

 

MARÍAS, FERNANDO, El largo siglo XVI. Los usos artísticos del Renacimiento español, Madrid: Taurus, 1989.

 

MARTÍ Y MONSÓ, JOSÉ, «La capilla del deán D. Diego Vázquez de Cepeda en el monasterio de San Francisco de Zamora», Boletín de la Sociedad Castellana de Excursiones, III (1907-1908).

 

MERLOS ROMERO, MAGDALENA, «Arquitectura militar en las villas medievales del Arzobispo de Toledo. Función y significado», Espacio, Tiempo y Forma. Revista de la Facultad de Geografía e Historia, UNED. Serie VII, Historia del Arte, 13 (2000), pp. 27-50.

 

MERLOS ROMERO, MAGDALENA, «Pedro Gumiel», en Artífices de Madrid. Guía de arquitectos, ingenieros, paisajistas, alarifes y maestros de obras, Madrid: Instituto de estudios Madrileños, 2021. https://xn--institutoestudiosmadrileos-4rc.es/portfolio_page/g-5-pedro-de-gumiel/

 

MORENA BARTOLOMÉ, ÁUREA DE LA, Catálogo monumental de Madrid: Partido Judicial de Colmenar Viejo, Madrid: Instituto Diego Velázquez, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1976.

 

MORENA BARTOLOMÉ, ÁUREA DE LA, «Nueva obra documentada de Antón: y Enrique Egas: la iglesia magistral de Alcalá de Henares», Anales del Instituto de Estudios Madrileños, XVI (1979), pp. 65-67.

 

MORENA BARTOLOMÉ, ÁUREA DE LA, «El gótico madrileño al finalizar la Baja Edad Media y su proyección en el Siglo XVI», en Madrid en el Renacimiento (cat. exp.), Alcalá de Henares-Madrid: Comunidad, 1986, pp. 95-134.

 

MORENA BARTOLOMÉ, ÁUREA DE LA, «La torre campanario de la iglesia parroquial de Colmenar Viejo (Madrid)», Anales de Historia del Arte, 1 (1989), pp. 39-71.

 

MORENA BARTOLOMÉ, ÁUREA DE LA, Castilla-La Mancha, 2. Toledo, Guadalajara y Madrid, La España gótica, vol. 13, Madrid: Encuentro, 1998.

 

MORENA BARTOLOMÉ, ÁUREA DE LA, «La Catedral-Magistral de Alcalá de Henares: reflexiones en torno a su espacio», en La Catedral Magistral de Alcalá de Henares (MORENA BARTOLOME, ÁUREA DE LA, CLEMENTE SAN ROMÁN, CARLOS, HOZ MARTÍNEZ, JUAN DE DIOS DE LA. coords.), Alcalá de Henares: Diócesis, 1999, pp. 79-87.

 

MORENA BARTOLOMÉ, ÁUREA DE LA, «La Iglesia Magistral de Alcalá de Henares», XLVI Ciclo de Conferencias El Cardenal Cisneros en Madrid, Madrid: Instituto de Estudios Madrileños, 2017, pp. 13-30.

 

PARRADO DEL OLMO, JESÚS MARÍA, Los escultores seguidores de Berruguete en Ávila, Ávila: Caja Central de Ahorros y Préstamos, 1981.

 

PARRADO DEL OLMO, JESÚS MARÍA, «La capilla de Mosén Rubí de Bracamonte», Boletín del Seminario de Arte y Arqueología, XLVII (1981), pp. 285-306.

 

PARRADO DEL OLMO, JESÚS MARÍA, «Campero, Juan. El Viejo», Diccionario Biográfico electrónico (DB~e) de la Real Academia de la Historia, s. f.

https://dbe.rah.es/biografias/42239/juan-campero

 

PONZ, ANTONIO, Viage de España: en que se da noticia de las cosas mas apreciables y dignas de saberse que hay en ella. Provincia de Madrid, Segovia, tomo X, Madrid: Viuda de Ibarra e hijos, 1787.

 

RODRÍGUEZ MARÍN, FRANCISCO, Catálogo Monumental de la Provincia de Madrid, Madrid, C.S.I.C., 1921, t. II, pp. 405-412.

 

RUIZ-AYÚCAR ZURDO, MARÍA JESÚS, Juan Campero. Maestro de cantería. Papeles de Arquitectura, vol. 8, Ávila: Fundación Cultural Santa Teresa, 2006.

 

VILLALPANDO, MANUELA, y VERA, JUAN DE, «Notas para un diccionario de artistas segovianos del siglo XVI», Estudios Segovianos, IV (1952), pp. 74-76.

 

MARÍA MAGDALENA MERLOS ROMERO

FECHA DE REDACCIÓN: 9 DE DICIEMBRE DE 2021

FECHA DE REVISIÓN:

 

NOTAS

[1] ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela de Torrelaguna. La construcción de una granja y casa de retiro del Colegio Mayor de San Ildefonso y Universidad de Alcalá», Anales de Historia del Arte, 26 (2016), pp. 45-72, esp. 51-53.

[2] Compilados recientemente estos datos de filiación por ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela…»; MARÍA DEL CARMEN GONZÁLEZ ECHEGARAY, MIGUEL ÁNGEL ARAMBURU-ZABALA, BEGOÑA ALONSO y JULIO JUAN POLO SÁNCHEZ, Artistas cántabros de la Edad Moderna, Santander: Universidad de Cantabria, 1991, p. 120. Sobre Juan Campero el mozo, pueden consultarse diversas publicaciones, como: MANUELA VILLALPANDO y JUAN DE VERA, «Notas para un diccionario de artistas segovianos del siglo XVI», Estudios Segovianos, IV (1952), pp. 74-76; MANUEL GÓMEZ MORENO, Catálogo monumental de la provincia de Ávila (AUREA DE LA MORENA BARTOLOMÉ y MARÍA TERESA PÉREZ HIGUERA, eds.), Ávila: Ediciones Institución Gran Duque de Alba, 1983, p. 87; JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, Los escultores seguidores de Berruguete en Ávila, Ávila: Caja Central de Ahorros y Préstamos, 1981, doc. 89; MARGARITA ESTELLA, «Noticias artísticas de Torrelaguna», Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología, 51 (1985), pp. 305-317, esp. 306.

[3] JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, «Campero, Juan. El Viejo», Diccionario Biográfico electrónico (DB~e) de la Real Academia de la Historia, s. f.

 https://dbe.rah.es/biografias/42239/juan-campero

[4] JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, «La capilla de Mosén Rubí de Bracamonte», Boletín del Seminario de Arte y Arqueología, XLVII (1981), pp. 285-306, esp. 292.

[5] JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, «Campero…».

[6] MERLOS ROMERO, MAGDALENA, «Pedro Gumiel», en Artífices de Madrid. Guía de arquitectos, ingenieros, paisajistas, alarifes y maestros de obras, Madrid: Instituto de estudios Madrileños. 2021. https://xn--institutoestudiosmadrileos-4rc.es/portfolio_page/g-5-pedro-de-gumiel/

[7] MARGARITA ESTELLA, «Noticias…», p. 305; MANUELA VILLALPANDO y JUAN DE VERA, «Notas…».

[8] FERNANDO CHUECA GOITIA, Arquitectura del siglo XVI. Ars Hispaniae, vol. XI, Madrid: Plus Ultra, 1953, p. 29.

[9] JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, «La capilla…», p. 295.

[10] MARGARITA ESTELLA, «Noticias…», p. 307.

[11] 1513-1520. Pleito de Juan Campero, vecino de Carboneras de Guadazaón (Cuenca), con Juan Francés y Juana Gómez de Gómara, vecinos de Toledo, sobre el pago a Juan Campero, cantero, de los 135.000 maravedíes que Juan Francés, maestro rejero, acordó pagarle si hacía en su lugar la capilla del licenciado Luis Méndez de Parada en el convento de la Merced de Huete (Cuenca). Archivo de la Real Chancillería de Valladolid (A.R.CH.V.) Pleitos civiles, PÉREZ ALONSO (F), Caja 1135,1. 1520-04-02. Ejecutoria del pleito litigado por Juan Campero, cantero, vecino de Carboneros de Guadazón (Cuenca), con el maestre Juan, rejero, vecino de Toledo, sobre el pago a Juan Campero de la obra que hizo por el maestre Juan, rejero, en la capilla del licenciado Parada del convento de la Merced de Huete (Cuenca) A.R.CH.V., Ejecutorias, Caja 343,29. Familia Peralta para NARCISO ALONSO CORTÉS, «Datos para la biografía artística de los siglos XVI y XVII», Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, separata (1922), p. 33.

[12] A.R.CH.V., Pleitos civiles, PÉREZ ALONSO (F), Caja 1135,1. Fiador de un vecino de Tarancón (JOSÉ MARÍA AZCÁRATE RISTORI, «Datos artísticos», en Colección de documentos para la historia del arte en España, Madrid-Zaragoza: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y Museo e Instituto de Humanidades «Camón Aznar», 1982, doc. 61.)

[13] A.R.CH.V., Pleitos civiles, PÉREZ ALONSO (F), Caja 1135,1.

[14] ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela…», p. 56.

[15] ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela…», p. 56; EUGENIO LLAGUNO Y AMIROLA, Noticias de los arquitectos y de la arquitectura en España, Madrid: Imprenta Real, 1829, 4 vols., t. I, pp. 146, 150, 293 y 300; FERNANDO CHUECA GOITIA, Arquitectura …, p. 225.

[16] 1543-1544. Pleito sobre las obras Pleito de la viuda e hijos de Joanes de Lascoain, también llamado Juanes de Irún Iranzo, cantero, vecinos de Fuenterrabía (Guipúzcoa), con Juan Campero, también cantero, vecino de Ávila, sobre reclamación a Juan Campero, del cumplimiento del contrato que hizo con Joanes al llevarse la parte del dinero que le correspondía a éste por la realización conjunta de la obra de la torre de la iglesia de Santiago de Ávila. A.R.CH.V., Pleitos civiles, FERNANDO ALONSO (F), Caja 979, 4. 1544-09-25. Ejecutoria del pleito litigado por la mujer e hijos de Juanes de Irún Iranzo, vecinos de Fuenterrabía (Guipúzcoa), con Juan Campero, vecino de Ávila, sobre cierta obra de cantería en la iglesia de Santiago de Ávila. A.R.CH.V., Ejecutorias, Caja 594, 26.

[17] ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela…», p. 56. Parece haber asumido las responsabilidades de arquitecto de la villa, supervisando en 1516 la construcción de un puente, e informando en 1517 sobre la reparación de la muralla, obra en la que trabajó en

compañía de Vasco de la Zarza (MARÍA JESÚS RUIZ-AYÚCAR ZURDO, Juan Campero. Maestro de cantería. Papeles de Arquitectura, vol. 8, Ávila: Fundación Cultural Santa Teresa, 2006, pp. 14-26).

[18] JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, «Campero…».

[19] JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, «La capilla…»; ANTONIO BONET CORREA, «La capilla de Mosén Rubí de Bracamonte y su interpretación masónica», Ars Longa, 2 (1991), pp. 7-14; BEGOÑA ALONSO RUIZ, Arquitectura tardogótica en Castilla: los Rasines. Santander: Universidad de Cantabria, 2003, pp. 167-168, esp. 167; JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, «Campero…».

[20] ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela…», p. 59.

[21] Cfr. MARGARITA ESTELLA, «Noticias…», p. 306; MANUELA VILLALPANDO y JUAN DE VERA, «Notas…», pp. 74-76.

[22] A quien Juan Campero el Joven da un poder sobre un puente que está levantando en Salamanca.

[23] EUGENIO LLAGUNO Y AMIROLA, Noticias… ,t. I, p. 145.

[24] EUGENIO LLAGUNO Y AMIROLA, Noticias…, t. I, pp. 146 y 333; MARÍA TERESA CORTÓN DE LAS HERAS, La construcción de la catedral de Segovia (1525-1607), Segovia: Caja de Ahorros y Monte de Piedad, 1997, pp. 248-250.

[25] JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, «Campero…».

[26] EUGENIO LLAGUNO Y AMIROLA, Noticias…, t. I, p. 146; ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela…», p. 56.

[27] Cfr. MARGARITA ESTELLA, «Noticias…», p. 306; MANUELA VILLALPANDO y JUAN DE VERA, «Notas…»; JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, «Campero…».

[28] JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, «La capilla…», p. 294; JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, «Campero…».

[29] JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, «Campero…».

[30] JOSÉ MARÍA AZCÁRATE RISTORI, «Datos artísticos», t. II, doc. 504. Cfr. MARGARITA ESTELLA, «Noticias…», p. 306.

[31] MARÍA JESÚS RUIZ-AYÚCAR ZURDO, Juan Campero…, p. 6.

[32] JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, «Campero…».

[33] 1543-1544. A.R.CH.V., Pleitos civiles, FERNANDO ALONSO (F), Caja 979, 4.

[34] MARTÍ Y MONSÓ, JOSÉ, «La capilla del deán D. Diego Vázquez de Cepeda en el monasterio de San Francisco de Zamora», Boletín de la Sociedad Castellana de Excursiones, III (1907-1908), p. 117, Cfr. JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, «La capilla…», p. 294.

[35] JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, «Campero…».

[36] Ciertas noticias permiten trazar una trayectoria, como su participación en la iglesia de Cebreros en 1552 (MANUEL GÓMEZ MORENO, Catálogo… p. 87). Debió ser Juan Campero el Joven (si no una tercera generación) y no el Viejo quien fue llamado a las obras a destajo del monasterio de El Escorial en 1575 que citan algunos historiadores (MARGARITA ESTELLA, «Noticias…», p. 306; ANDRÉS, GREGORIO, Inventario de documentos sobre la construcción y ornato del Monasterio del Escorial, Madrid: Instituto Diego Velázquez, 1972, doc. 49; NARCISO ALONSO CORTÉS, «Datos…», p. 45).

[37] Viuda según un poder que da junto a su hijo Diego Campero contra Juan Campero el Mozo.

JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, «Campero…».

[38] EUGENIO LLAGUNO Y AMIROLA, Noticias…, pp. 145-146. ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela…», p. 93.

[39] (s. f.). Carta de Francisco de San Juan de parte de Pedro de Gumiel a Francisco Jiménez de Cisneros sobre el coste de las obras del convento de Torrelaguna y lo que se debe a Juan Campero, maestro de cantería “obras de las casas de la huerta y a la ponte en escuadra” Archivo Histórico Nacional (A.H.N.), Universidades, 747, N.3, hojas 89-90. 1513-10-13. Testimonio de obligación de Pero Gutiérrez y Juan Martínez de hacer las tapias de mampostería de la Aldehuela de Torrelaguna, según las directrices de Juan Campero, maestro de cantería A.H.N., Universidades, 747, N.3. hoja 91.

[40] MARGARITA ESTELLA, «Noticias…», pp. 305-307; ÁUREA DE LA MORENA, «El gótico madrileño al finalizar la Baja Edad Media y su proyección en el Siglo XVI», en Madrid en el Renacimiento (cat. exp.), Alcalá de Henares-Madrid: Comunidad de Madrid, 1986, pp. 95-134.

[41] MARGARITA ESTELLA, «Noticias…», p. 306. Antes de la adscripción a Campero por Estella ya había sido atribuida al mismo por diversos historiadores: FRANCISCO RODRÍGUEZ MARÍN, Catálogo Monumental de la Provincia de Madrid, Madrid, C.S.I.C., 1921, t. II, pp. 405-412; JOSÉ MARÍA AZCARATE RISTORI, Inventario artístico de la provincia de Madrid. Madrid: Dirección General de Bellas Artes, 1970, pp. 277-279; MARÍA VICTORIA CHICO, y ANTONIO MOMPLET, El arte religioso en Torrelaguna, Madrid: Academia de San Dámaso, 1979.

[42] 1512. A.H.N., Clero, Porquerizas, Libro 19208, XL y 55. Cfr. MARGARITA ESTELLA, «Noticias…», p. 307.

[43] ÁUREA DE LA MORENA BARTOLOMÉ, Catálogo monumental de Madrid: Partido Judicial de Colmenar Viejo, Madrid: Instituto Diego Velázquez, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1976, pp. 151-152.

[44] MARGARITA ESTELLA, «Noticias…», p. 306. MANUELA VILLALPANDO y JUAN DE VERA, «Notas…». 1994-1945. Alberto de Acha y Urioste. Iglesia parroquial de Guadalix de la Sierra. Proyecto de reconstrucción y reforma. Archivo Fundación Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (A.F.C.O.A.M.). Fondo Alberto de Acha y Urioste (A.A.U.) P05/B9-1.

[45] MANUELA VILLALPANDO y JUAN DE VERA, «Notas…». Otros autores no descartan a Campero aunque apuntan a Rodrigo Gil de Hontañon: ÁUREA DE LA MORENA BARTOLOMÉ, «La torre campanario de la iglesia parroquial de Colmenar Viejo (Madrid)», Anales de Historia del Arte, 1 (1989), pp. 39-71.

[46] MARGARITA ESTELLA, «Noticias…», p. 306.

[47] ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela…», p. 55; CASTILLO OREJA, MIGUEL ÁNGEL, «La proyección del arte islámico en la arquitectura de nuestro primer Renacimiento: el ‘Estilo Cisneros’», Anales del Instituto de Estudios Madrileños, XXII (1985), pp. 55-63, esp. 59.

[48] FERNANDO CHUECA GOITIA, Arquitectura…, p. 225.

[49] (s. f.). Carta de Francisco de San Juan de parte de Pedro de Gumiel a Francisco Jiménez de Cisneros sobre el coste de las obras del convento de Torrelaguna y lo que se debe a Juan Campero, maestro de cantería. A.H.N., Universidades, 747, N. 3, hojas 89-90.

[50] ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, La Universidad de Alcalá de Henares y las artes. El patronazgo artístico de un centro del saber. Siglos XVI-XIX. Alcalá de Henares, 2007, p. 93.

[51] MIGUEL ÁNGEL CASTILLO OREJA, «La proyección…», p. 59; FERNANDO MARÍAS, El largo siglo XVI. Los usos artísticos del Renacimiento español. Madrid: Taurus, 1989, p. 265; ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, La Universidad…, p. 27.

[52] Acueducto y convento. ANTONIO PONZ, Viage de España: en que se da noticia de las cosas mas apreciables y dignas de saberse que hay en ella. Provincia de Madrid, Segovia, tomo X, Madrid: Viuda de Ibarra e hijos, 1787, carta III, pp. 14-17; carta III, pp. 39-41; EUGENIO LLAGUNO Y AMIROLA, Noticias…, t. I, p. 146. JESÚS MARÍA PARRADO DEL OLMO, «Campero…».

[53] Entre ambas fechas se acordaron las órdenes de pago por obras. ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela…», pp. 54, 56-58 y 61. A.H.N., Universidades, Libros 744 y 747, N.3, hojas 91-92.

[54] Pagos por destajos “la obra de manposteria del Aldehuela de S. Toyd” (Monasterio de San Tuy) A.H.N., Universidades, Libro 744, fol. 326v.

[55] 1513-10-13. Testimonio de obligación de Pero Gutiérrez y Juan Martínez de hacer las tapias de mampostería de la Aldehuela de Torrelaguna, según las directrices de Juan Campero, maestro de cantería A.H.N., Universidades, Libro 747, N. 3, hoja 91.

[56] ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela…», p. 59.

[57] 1514-10-13. Medida de la tapiería de mampuesto que han hecho Pero Gutiérrez de Balbaseda y Juan Martínez Ambrosero en la Aldehuela de Torrelaguna, y su coste A.H.N., Universidades, Libro 747, N. 3, hoja 92.

[58] Análisis de los vestigios y documentos en ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela…», pp. 65-67.

[59] ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela…», pp. 70-71.

[60] ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela…», p. 70.

[61] A.H.N., Universidades, Libro 740, sin fol. ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela…», p. 67 y 103 y ss.

[62] MAGDALENA MERLOS ROMERO, «Arquitectura militar en las villas medievales del Arzobispo de Toledo. Función y significado», Espacio, Tiempo y Forma. Revista de la Facultad de Geografía e Historia, UNED. Serie VII, Historia del Arte, 13 (2000), pp. 27-50.

[63] ÁUREA DE LA MORENA BARTOLOMÉ, «La torre…».

[64] ÁUREA DE LA MORENA BARTOLOMÉ, «Nueva obra documentada de Antón y Enrique Egas. La Iglesia Magistral de Alcalá de Henares», Anales del Instituto de Estudios Madrileños, XVI (1979), pp. 65-67; MIGUEL ÁNGEL CASTILLO OREJA, «Documentos relativos a la construcción de la iglesia magistral de San Justo y San Pastor de Alcalá de Henares», Anales del Instituto de Estudios Madrileños, XVI (1979), pp. 69-84; ÁUREA DE LA MORENA BARTOLOMÉ, «La Catedral-Magistral de Alcalá de Henares: reflexiones en torno a su espacio», en La Catedral Magistral de Alcalá de Henares (ÁUREA DE LA MORENA BARTOLOME, CARLOS CLEMENTE SAN ROMÁN, JUAN DE DIOS DE LA HOZ MARTÍNEZ, coords.), Alcalá de Henares: Diócesis, 1999, pp. 79-87.

[65] 1512-10-20, Alcalá de Henares. Carta de Juan Campero dirigida a fray Francisco Jiménez de Cisneros, cardenal de España, contándole lo bien que van las obras de la iglesia [con seguridad, la Iglesia de los Santos Justo y Pastor], y que aún no se han podido asentar los telares por la muerte de uno de los oficiales en una caída, pero que están terminados. A.H.N., Universidades, Libro 748, N. 110.

[66] ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela…».

[67] ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela…», pp. 53 y 59. 1516-09-18. Condiciones de Pedro de Gumiel en que se han de hacer los pilares para la sacristía del Colegio Mayor San Ildefonso, otorgamiento de obra a Juan Campero y pagos. A.H.N., Universidades, Libro 747, N. 3, hoja 72.

[68] 1516-09-18. Condiciones… A.H.N., Universidades, 747, N. 3, hoja 72.

[69] MIGUEL ÁNGEL CASTILLO OREJA, «La eclosión del Renacimiento: Madrid entre la tradición y la modernidad», en Madrid en el Renacimiento (cat. exp.), Alcalá de Henares-Madrid: Comunidad, 1986, pp. 135-170, esp. 138.

[70] ROBERTO GONZÁLEZ RAMOS, «La Aldehuela…», p. 54.

X