26667
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-26667,qode-social-login-1.1.3,qode-restaurant-1.1.1,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-3.7,ajax_fade,page_not_loaded,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
Real Monasterio de la Encarnación. Trazas de fray Alberto de la Madre de Dios. 1611-1616.
FRAY ALBERTO DE LA MADRE DE DIOS (ALBERTO DE LA PUEBLA COS)

 

Carmelita Descalzo, tracista y arquitecto: Santander, 1575 – Convento de Pastrana, Guadalajara, 27 de diciembre de 1635.

 

Fray Alberto de la Madre de Dios era miembro de la Orden del Carmen Descalzo, y la documentación que se está encontrando nos demuestra que ejerció como tracista y director de obras al servicio de su Orden, pero que trabajó también para miembros de la nobleza y de la realeza española, llegando a ser un arquitecto destacable de la primera mitad del siglo XVII[1].

 

Colaboró con Francisco de Mora, y algunas de sus obras las ejecutó con su sobrino, Juan Gómez de Mora[2] . Seguidor de las enseñanzas y el hacer clasicista, sencillo y austero en lo decorativo de Juan de Herrera, es considerado por algunos autores, como Chueca Goitia, como “el iniciador de las nuevas formas barrocas en Castilla”[3] .

 

Era hijo de Jerónimo de la Puebla e Isabel de Cos, familia hidalga de Santander, y tuvo tres hermanos. Su vocación le llevó a ingresar como novicio en el Convento de Nuestra Señora del Carmen de Segovia en octubre de 1591, tomando hábito de lego por primera vez en 1595, y una segunda vez en el convento de San Pedro de Pastrana, en Guadalajara, el 13 de enero del año 1600.

 

Su conocimiento del arte de la arquitectura pudo deberse a las enseñanzas de otros maestros carmelitas, como fray Francisco de Jesús, fray Jerónimo de la Madre de Dios o fray Tomás de Jesús[4].

 

Respecto a su actividad individual podría haberse iniciado en el año de 1600, cuando habría trazado el convento de Carmelitas de Uclés, en Cuenca, hoy desaparecido. Otras fuentes le ubican en Barcelona, donde en 1603 o en 1605, donde podría estar dirigiendo las obras del convento de San José, de Carmelitas Descalzos[5].

 

En 1606, con 31 años, aparece como “traçador de la Orden Carmelitana” de la iglesia y convento de San José de Madres Carmelitas Descalzas en la localidad de Medina de Rioseco en Valladolid. La iglesia se comenzó a erigir el 31 de marzo de 1606, bajo el patronato doña Vittoria Colonna, viuda del almirante Luis III Enríquez. Actuó como maestro de obras Juan del Valle. Ese mismo año también trazó la iglesia del convento de San José de Yepes, en Toledo, por lo que estaría desplazándose de una obra a otra para supervisar el desarrollo de las mismas.

 

En 1608 trabajó en el convento del Carmen de Burgos, y el 12 de mayo de 1609 se contrataron las obras de la iglesia del convento de La Madre de Dios de Lerma, en Burgos, cuyas trazas estuvieron a cargo de fray Alberto.

 

El proyecto que se estaba desarrollando en la villa ducal de Lerma estaba a cargo de Francisco de Mora desde 1604, y con este artífice colaboró fray Alberto. Cuando falleció don Francisco en agosto de 1610, pasó fray Alberto a dirigir las obras con gran diligencia[6].

 

Tal vez por esa buena labor y el prestigio que le procuró, fray Alberto vino a Madrid ese mismo año, quizá requerido por el valido de Felipe III, don Francisco Sandoval y Rojas, Duque de Lerma. El carmelita va a trabajar en la capital en una de sus obras más significativas, el Real Monasterio de La Encarnación de agustinas recoletas, que se considera como un edificio destacado de la transición del clasicismo al barroco.

 

La impulsora de la creación del monasterio fue la reina Margarita de Austria, esposa de Felipe III, quien, en 1611, y como conmemoración de la ordenanza por la que se expulsaba a los moriscos de España[7].

 

Sobre las trazas del edificio y la dirección de las obras para su fábrica, hay diversidad de opiniones. Si bien la documentación que se conserva en el Archivo Histórico de Protocolos de Madrid indica que el diseño del edificio es de fray Alberto de la Madre de Dios[8], no es descartable la intervención de Juan Gómez de Mora en la dirección de las obras e incluso en algunos añadidos en sus trazas.

 

No será la primera vez en la que veremos que ambos artífices colaboran, trazando y firmando las obras Gómez de Mora, y asumiendo frey Alberto la función más práctica al frente de la construcción. Juan Gómez de Mora confiaba plenamente en quien había trabajado de forma tan eficaz con su tío Francisco de Mora.

 

Virginia Tovar plantea que incluso pudiese deberse una primera traza a Francisco de Mora, que murió apenas un año antes del inicio de las obras de La Encarnación, estando fray Alberto trabajando con él como maestro de obras en Lerma, y que en Madrid colaborase con Gómez de Mora[9].

 

Sin embargo, aunque hay documentos que hablan de Juan Gómez de Mora en relación de la elección de materiales, retablos, y otros aspectos técnicos, es fundamental el papel de fray Alberto en la fábrica del monasterio, y ello nos llevaría a definirle como un gran creador.

 

La primera piedra se colocó con un gran ceremonial entre el 9 y el 11 de junio de 1611, con la presencia de los Reyes 1611, y las obras se prolongaron hasta el 28 de junio de 1616, día en el que se consagró el altar de la iglesia. El 2 de julio siguiente se inauguró el convento, quedando en él instaladas las monjas (algunas de ellas traídas por la Reina desde el convento carmelita de Valladolid), y el Santísimo.

 

El edificio se construyó cerca del Real Alcázar, en un lugar donde estuvieron las casas de los Marqueses de Pozas, y se hizo un pasadizo para que los Reyes pudiesen acceder al monasterio desde el Alcázar, especialmente la Reina, quien no pudo ver la obra terminada, ya que murió el 3 de octubre de 1611 en El Escorial[10].

 

Fray Alberto de la Madre de Dios trabajó en el edificio junto a maestros como Alonso Carbonell o Pedro de Lizargarate[11].

 

Se trata de una iglesia de cruz latina, con crucero corto y cúpula, y en la que sin duda destaca la fachada, sencilla y elegante. Ésta es heredera de los tipos de Francisco de Mora, con tripórtico o triple arco en la entrada, y un juego de ventanas y escudos en una alternancia de huecos y llenos, y remate en frontón con óculo. Este modelo se repetirá en diversas fachadas de la arquitectura religiosa española del siglo XVII[12].

 

Otra obra de relieve que se va a hacer en Madrid en 1611 es el convento de religiosas agustinas descalzas de Santa Isabel[13]. Se erigió en memoria de la Infanta Isabel y bajo la advocación de la Reina de Hungría, fue fundación de Patronato Real en el reinado de Felipe II. Las primeras religiosas llegaron a Madrid en año de 1589 procedentes del convento de Gracia de la ciudad de Ávila. Se establecieron provisionalmente en unas casas de la calle del Príncipe, donde permanecieron hasta que la reina Margarita y el rey Felipe III, ya en el año 1610, procuraron su traslado a la llamada “Casilla”, que era el nombre que recibía el palacete y jardines que ocupó Antonio Pérez, ministro de Felipe II[14].

 

Sobre el extenso terreno que comprendía jardín y huerta, emplazado en la calle que se llamaría desde entonces de Santa Isabel, se edificó en 1611 el convento nuevo bajo proyectos de fray Alberto de la Madre de Dios, aprovechando sin duda, algunas dependencias de la construcción existente. Al mismo tiempo se incorporó a él un Colegio de Niñas-Casa-Recogimiento de Santa Isabel, con objeto de proveer de sustento y educación a huérfanos desvalidos.

 

Aunque se dice que Felipe III destinó maderas y mármoles para darle mayor empaque al convento, debió ser una construcción muy modesta, pues no la refleja Texeira en su plano de Madrid de 1656.

 

Tal vez por ello se había pensado en reedificar todo el conjunto de convento, colegio e iglesia y de hecho, se concertó el 10 de noviembre de 1640 que las trazas las hiciese Juan Gómez de Mora y lo realizase Jerónimo Lázaro Goiti[15]. Sin embargo, y como señala Tormo, la obra parece de un arquitecto muy distinto a los Mora[16].

 

También en 1611 va a intervenir fray Alberto en una arquitectura doméstica madrileña. Se trata de la casa del Duque del Infantado, que se empezó a construir en octubre de ese año de la mano de Sebastián Díaz[17].

 

El 17 de septiembre de 1611 se concertaron en La Bañeza (León), las obras de la iglesia del convento de Nuestra Señora del Carmen según las trazas de fray Alberto.

 

El 16 de febrero de 1612 el Rey concedió el título de Marqués de Povar a don Enrique Dávila, Guzmán y Toledo, Virrey de Valencia, Caballero de la Orden de Alcántara. Casi dos meses más tarde, el 30 de abril, se firmó la escritura en Madrid reflejando las condiciones para la ejecución de sus casas principales[18] para residir en la Corte.

 

En dichas condiciones se especificaba que las trazas del palacio (hoy desaparecido), estarían a cargo de Juan Gómez de Mora, mientras que los contratos de cantería, albañilería y carpintería irían redactados por fray Alberto de la Madre de Dios[19]. Así lo corrobora un informe del maestro de cantería Felipe Alvarado, y la memoria de precios y condiciones de la obra de carpintería, a cargo de Jerónimo Hernández Hurtado, también van firmadas por fray Alberto[20].

 

El 2 de mayo de 1612 se inició, con trazas de Gómez de Mora, la reforma del testero y el coro alto del convento de las Descalzas Reales de Madrid, para trasladarlo a los pies del templo. La dirección de las obras, en las que trabajaron el conocido Francisco de Mendizábal y Francisco de Buega, así como su tasación, estarían a cargo de fray Alberto[21]. Esta obra del coro, en el que había que darle mayor altura, incorporando nuevas ventanas y arcos, es un nuevo ejemplo de la colaboración que solía haber entre ambos maestros, y del prestigio y conocimiento de la labor técnica en la arquitectura que poseía el carmelita.

 

El 17 de enero de 1613 tasó junto con Pedro de Lizargárate, el refectorio labrado por Pedro de Mexía en el Noviciado de los Jesuitas de Madrid[22]. Ese mismo año diseñará los nichos funerarios de don Álvaro de Bazán y su esposa, que estarían ubicados en el convento de la Concepción de El Viso del Marqués, en Ciudad Real.

 

En Ocaña se cree que diseñó dos conventos de la orden Carmelita: el de San José, terminado en 1613, y el de San Alberto, finalizado en 1623.

 

Fray Alberto visitó ocasionalmente Lerma a partir del mes de mayo de 1613 para realizar una serie de trabajos. Algunos se habían iniciado años antes bajo la dirección de Francisco de Mora, que como ya señalamos, murió en agosto de 1610. Se trata de las trazas para la reforma de la Colegiata de San Pedro (que se terminará en 1617), y los diseños para los conventos de Santo Domingo y el de San Blas.

 

También realizará trazas para algunas partes del palacio ducal que estaban por hacer tras la muerte de Mora, y cuya fábrica se extendió hasta 1618[23].

 

El convento de Santo Domingo o de la Madre de Dios, estudiado por Luís Cervera Vera con detalle[24], se creó para albergar a hermanos Dominicos por deseo del Duque de Lerma. Aquí también intervino en él Juan Gómez de Mora, proyectando el retablo mayor de la iglesia. Se trataba de una construcción sencilla, austera y con aire de las lecciones de Herrera a través de Francisco de Mora, pero sin alcanzar la serena belleza de La Encarnación.

 

Casi se podría hacer una lectura muy parecida del convento de San Blas, también trazado por el maestro Carmelita[25].

 

En la villa de Uceda en Guadalajara, y con el patronato del primer Duque de Uceda, don Cristóbal de Sandoval y Rojas, fray Alberto trazó y se encargó de las condiciones técnicas para la obra del convento de San Francisco en abril de 1613[26].

 

En rigor, la contratación de la obra se había estipulado el 20 de abril de 1612[27], pero la construcción empezó a avanzar casi un año después. La documentación nos indica que en ese proyecto trabajaron los maestros de cantería Juan de Razola y Juan Lezcano entre otros trabajadores, y que se contrató la tarea en la cantidad de 13.000 ducados[28].

 

El 5 de mayo de 1613 se firma el contrato correspondiente con Miguel de la Riva, maestro de albañilería, y señala que “la obra de albañilería del Monasterio de San Francisco que haze y funda ahora de nuevo el Sr. Duque de Uceda conforme a las trazas y condiciones y el precio y forma que se le ordenare y mandare por el Padre Fray Alberto de la Madre de Dios”, por lo que podemos confirmar el papel de fray Alberto en esta fábrica[29].

 

La misma idea se reflejó cuando se firmó una escritura con el maestro carpintero Francisco de la Vega el 18 de mayo[30].

 

Este convento estaba en activo al menos en 1783, pero hoy prácticamente ha desaparecido[31].

 

En marzo de 1613, fray Alberto se encargó de concretar las condiciones para trazar o dirigir las obras del convento de San Francisco en Valdemoro, donde trabajó con Pedro de Lizargárate. Para algunos autores, las trazas de esta edificación serían de Gómez de Mora[32].

 

En Madrid, fray Alberto realizó trabajos que se estaban realizando para encontrar lugares con agua para conducirlos a la villa. En el caso de la Junta de Obras y Bosques, el Duque de Lerma encomendó los trabajos directamente al secretario de la Junta, Tomás de Angulo, que a su vez lo encargó al maestro carmelita descalzo fray Alberto de la Madre de Dios. Trabajó en el verano de 1613 con el vizcaíno Pedro de Lizagarate, aparejador de las obras reales de Madrid, y encontraron zonas de agua en el valle de Valdezarza, cerca del pueblo de Fuencarral, y en la heredad de Amaniel, con enormes posibilidades de conducir el agua a Madrid. Pero el mérito del hallazgo se lo atribuyó Tomás Angulo en carta a Lerma del 18 de septiembre de 1613, por lo que la labor de fray Alberto quedó eclipsada[33].

 

En 1614, y siguiendo las disposiciones testamentarias de la reina Margarita de Austria, Felipe III ordenó la fundación del Real Colegio del Espíritu Santo en Salamanca. Las primeras trazas de la enorme construcción las hizo fray Alberto, que consistían en una iglesia central con patios simétricos, no se realizó porque el Rey no dio su aprobación. Las nuevas trazas las hizo Juan Gómez de Mora, y se aprobaron en 1617[34].

 

En 1614 entregó las trazas del convento del Corpus Christi o de Afuera, de descalzas, de Alcalá de Henares, con el patronazgo de doña Beatriz Dietrischstein, marquesa de Mondéjar[35]. Parece ser que la Marquesa también fue patrona del convento de Nuestra Señora de Constantinopla, cuyas trazas se atribuyen también a fray Alberto. Esta construcción se debe al abandono de las monjas del edificio de la localidad de Rejas para venir a Madrid, en abril de 1616. En el contrato de la obra se inserta un pliego con las condiciones firmadas por fray Alberto de la Madre de Dios para la ejecución de las plantas[36].

 

La actual iglesia del Santuario de la Vera Cruz, en Murcia, que forma parte del conjunto de la fortaleza, debe su traza y a fray Alberto. La intención de hacer el nuevo templo ya venía de 1606, y tal vez la intervención de fray Alberto se pudo deber a la relación del arquitecto carmelita con el Duque de Uceda, que era Comendador de Caravaca y valido de Felipe III. Comenzaron las obras el 16 de julio de 1617.

 

En la ciudad de Cuenca, fray Alberto diseñó en 1613 el desaparecido convento del Santo Ángel de padres carmelitas, y desde entonces permaneció ligado a esta ciudad a través del obispo don Andrés Pacheco. Dos obras destacan de su labor en esa ciudad: la iglesia del convento de carmelitas y especialmente la Capilla del Sagrario de la Catedral de Cuenca. Fue trazada en 1629 y se encuentra en el periodo de transición del clasicismo al barroco[37].

 

También por la confianza que tenía en fray Alberto el citado obispo de Cuenca, don Andrés Pacheco, se le encargaron las trazas de la iglesia del monasterio de Santo Domingo de Guzmán, en Huete. Según los protocolos notariales que se custodian en el Archivo Municipal de Huete, las obras comenzaron en 1621, siendo su director el maestro Antonio Mazas, y se prolongaron hasta 1641, pues a la muerte de Mazas en 1629, continuó la fábrica Pedro del Valle, también fallecido en 1638[38].

 

Es muy probable que fray Alberto fuese también el autor de las trazas de la iglesia del convento de carmelitas descalzos de San José, cuyas obras se iniciaron en 1626 a cargo de Pedro de Villarroel y Alonso Miguélez.

 

En 1627, los carmelitas descalzos fundaron en Huesca el Colegio de Teología San Alberto, y según un estudio de Mª. Celia Fontano, sus trazas se debieron a fray Alberto, que las diseñaría en 1629. Lamentablemente, esa construcción ha desaparecido[39].

 

Uno de los últimos proyectos de fray Alberto fue para la iglesia del Carmen en la ciudad de Guadalajara, que trazó en 1632. El carmelita creó un bello espacio arquitectónico, ya que la fachada de la iglesia aparece al fondo de un atrio compuesto por los edificios del convento de los Santos Reyes de la Epifanía.

 

La intensa actividad de este arquitecto finalizó en el convento carmelitano de Pastrana, donde murió el 27 de diciembre de 1635. Fue sepultado en su iglesia, que seguramente él mismo trazó[40].

 

En la actualidad siguen apareciendo documentos en los que se demuestra la autoría o la intervención de fray Alberto en diversas construcciones[41], o que se cree que pueden ser de él, como es el caso de la iglesia de Villaconejos[42]. Todo ello nos ayuda a completar la figura de este magnífico arquitecto y sus aportaciones a la arquitectura de transición entre el clasicismo y el barroco.

 

BIBLIOGRAFÍA DE CONSULTA Y REFERENCIA

 

AA.VV., Los viajes de agua de Madrid durante el Antiguo Régimen, Madrid, Fundación Canal de Isabel II, 2010.

 

AGULLÓ Y COBO, M., “Noticias de algunos artistas que trabajaron en el Real Monasterio de la Encarnación de Madrid”, Villa de Madrid, nº 41 (1973), pp. 67-74.

 

ANTONIO, Trinidad de, “Nuevos datos para el estudio del Monasterio de la Encarnación”, Anales del Instituto de Estudios Madrileños, t. XXIV, Madrid (1987), pp. 53-56.

 

ATIENZA, J. de, Nobiliario español, Madrid, 1959.

 

BARRIO MOYA, J. L., “El arquitecto cántabro fray Alberto de la Madre de Dios y la capilla de Nuestra Señora del Sagrario en la catedral de Cuenca”, Altamira, XLVIII Santander (1989), págs. 91-119.

 

BARRIO MOYA, J. L.,Arquitectura Barroca en Cuenca, Cuenca, Editorial de la Universidad Complutense, 1991.

 

BARRIO MOYA, J. L., “El arquitecto fray Alberto de la Madre de Dios y el convento de carmelitas descalzos de Cuenca”, Monte Carmelo, XCIX, Burgos (1991), págs. 27-50.

 

BORNGÄSSER, Bárbara, “Arquitectura barroca en España y Portugal”, en El Barroco, arquitectura, escultura, pintura, Colonia, Könemann, 1997, pp. 1-12.

 

BUSTAMANTE GARCÍA, Agustín, «Los artífices del Real Convento de la Encarnación de Madrid», Boletín del Seminario de Arte y arqueología, Tomos XL-XLI, Valladolid (1975), pp. 369-388.

 

BUSTAMANTE GARCÍA, Agustín, Clasicismo y barroco, Madrid, 1991.

 

BUSTAMANTE GARCÍA, Agustín, La arquitectura clasicista del foco vallisoletano (1561-1640), Valladolid, 1975, p. 40.

 

CASILLAS GARCÍA, J. A., El monasterio de San Blas de la Villa de Lerma. Una historia inmóvil, Salamanca, Editorial San Esteban, 2008.

 

CERVERA VERA, L., El conjunto palacial de la villa de Lerma, Valencia, 1967.

 

CERVERA VERA, L., El señorío de Valdemoro y el convento de franciscanos fundado por el Duque de Lerma, 1954.

 

CERVERA VERA, L., – El Convento de Santo Domingo en la villa de Lerma, Valencia, 1969.

 

CERVERA VERA, L., El monasterio de la Madre de Dios en la villa de Lerma, Valencia, Castalia, 1973.

 

CERVERA VERA, L., La iglesia colegial de San Pedro de Lerma, Burgos, Caja de Ahorros Municipal, 1981.

 

CHUECA GOITIA, Fernando, y otros autores, Historia general del Arte, Arquitectura, Vol. III, Madrid, Ediciones del Prado, 1994, vol. III, P. 72.

 

CRUZ VALDOVINOS, José Manuel, “Arquitectura barroca del siglo XVII”, Historia de la arquitectura española, IV, Madrid, D.L. 1985.

 

FALCÓN, M., Salamanca artística y monumental ó Descripción de sus principales monumentos, Salamanca, 1867.

 

FONTANA CALVO, Mª C., “El desaparecido Colegio de San Alberto de Huesca y la Arquitectura Carmelitana”, Argensola, nº 121, Huesca (2011), pp. 207-272.

 

GARCÍA MARTÍNEZ, J. L., La Iglesia del monasterio de Santo domingo de Guzmán de Huete y el arquitecto fray Alberto de la Madre de Dios, Primer Premio de Investigación Juan Giménez de Aguilar. Cuenca: asociación de amigos del archivo Histórico Provincial, 1998.

 

GARCÍA MARTÍNEZ, J. L., Arquitectura barroca en Huete y su tierra, un enclave arquitectónico en el obispado de Cuenca, Tesis doctoral, Universidad de Castilla-La Mancha, 2015.

 

GARCÍA MARTÍNEZ, J. L., “El arquitecto Fray Alberto de la Madre de Dios y su influencia en la arquitectura conquense. La Capilla del Sagrario de la catedral”, Lope de Barrientos: Seminario de Cultura, nº 4 (2011), pp. 27-50.

 

GARCÍA SAINZ DE BARANDA, J.; CARDAVIAS, L., Guía arqueológica y de término de la provincia de Guadalajara, Guadalajara, 1929.

 

GONZÁLEZ ECHEGARAY, Mª. C. Y OTROS, Artistas cántabros de la Edad Moderna: su aportación al arte hispánico (diccionario biográfico-artístico), Universidad de Cantabria, 1991.

 

IBÁÑEZ MARTÍNEZ, Pedro Miguel, “Arquitectura, clima y topografía: el carmelita fray Alberto en Cuenca”, Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, LXXXIV, Zaragoza (2001), pp. 81-106.

 

JARA FUENTE J. A.; GARCÍA MARTÍNEZ, J. L.; RUIZ LÓPEZ, J. F., La iglesia del antiguo monasterio de Santo Domingo de Huete y el arquitecto Fray Alberto de la Madre de Dios, Colección Estudios y Monografías nº 1, Asociación de Amigos del Archivo Histórico de Cuenca, Cuenca, 1998.

 

LLAGUNO Y AMIROLA, E., Noticias de los arquitectos y arquitectura de España desde su restauración, ils., notas, adiciones y docs. de J. A. Ceán Bermúdez, vol. III y vol. IV, Madrid, Imprenta Real, 1829 (ed. facs., Madrid, Turner, 1977), p. 346 y p         p.6-7, respectivamente.

 

MARAÑÓN, G., Antonio Pérez, Madrid, Espasa, 2002.

 

MARTÍNEZ RUÍZ, Javier, «Cuerpo y torres de la iglesia de Villaconejos ¿una nueva obra de fray Alberto de la Madre de Dios?», Archivo Español de Arte, nº 87, Madrid, (2014), pp. 64-74.

 

MUÑOZ JIMÉNEZ, José Miguel, Fray Alberto de la Madre de Dios, arquitecto, 1575-1635, ed. Santander: Tantín, 1990.

 

MUÑOZ JIMÉNEZ, José Miguel, La arquitectura del manierismo en Guadalajara, Guadalajara, Institución Provincial de Cultura Marqués de Santillana, 1987, pp. 101-107.

 

MUÑOZ JIMÉNEZ, José Miguel, “El estilo carmelitano de arquitectura: las vías de formación de los artífices en la descalsez española”, Monte Carmelo, 122 (2014), pp. 341-489.

 

MUÑOZ JIMÉNEZ, José Miguel, “Fray Alberto de la Madre de Dios y la arquitectura cortesana: urbanismo en la villa de Lerma”, Goya, 211-212, Madrid (1989), págs. 52-59.

 

MUÑOZ JIMÉNEZ, José Miguel, Arquitectura carmelitana (1562-1800). Arquitectura de los Carmelitas Descalzos en España, México y Portugal durante los siglos XVI a XVIII, Ávila: Diputación Provincial / Institución Gran Duque de Alba, 1990.

 

MUÑOZ JIMÉNEZ, José Miguel, “Diccionario de artífices del Carmelo Descalzo. Arquitectos y maestros de obras”, Monte Carmelo, Burgos, C (1992), pp. 52-53.

 

MUÑOZ JIMÉNEZ, José Miguel, “El arquitecto carmelita fray Alberto de la Madre de Dios en Guadalajara: nuevos datos documentales”, Monte Carmelo, XCII, Burgos (1984), pp. 429-440.

 

MUÑOZ JIMÉNEZ, José Miguel, “Sobre la formación y significación del arquitecto montañés fray Alberto de la Madre de Dios (1575-1635)”, Altamira, XLVIII, Santander (1989), págs. 65-90.

 

PINELO, A. de., Anales de Madrid (desde el año 447 al de 1658), Madrid, Editorial C.S.I.C., Instituto de Estudios Madrileños, 2001, p.198.

 

RODRÍGUEZ DE CEBALLOS, A., “El antiguo Noviciado de Jesuitas en Madrid”, Archivo Español de Arte, 41, Madrid (1968), pp. 245-265.

 

MUÑOZ SANTOS, Mª E., “Obras maestras en las carmelitas descalzas del Corpus Christi, vulgo de Afuera, de Alcalá de Henares”, La clausura femenina en el Mundo Hispánico. Una fidelidad secular, Actas Simposium, vol. 1 (2011), pp. 235-250.

 

ROMÁN PASTOR, Carmen, Arquitectura conventual de Alcalá de Henares, Alcalá de Henares, Institución de Estudios complutenses/ C.S.I.C, 1994.

RUIZ ALCÓN, Mª T., Real monasterio de la Encarnación, Madrid, Patrimonio Nacional, 1987.

 

RUIZ CALVENTE, M., “El Convento de San José y la Iglesia de Santa María del Cortijo, de Carmelitas Descalzas, de Sabiote (Jaén)”, Cuadernos de Arte Universidad de Granada, nº XXIII (1992), pp. 197-214.

 

SALTILLO, MARQUÉS DE, “El Real Monasterio de la Encarnación y artistas que allí trabajaron (1614-1621)”, Revista de la Biblioteca, Archivo y Museo, nº 50, Madrid (1944), pp. 267-292.

 

SAN JOSÉ, F. B. y SAGRADA FAMILIA, F. E., “Arquitectura Hispano-Carmelitana”, Monte Carmelo, XLIX, Burgos (1948), pág. 146.

 

SANCHEZ HERNÁNDEZ, Mª L., Patronato regio y órdenes religiosas femeninas en el Madrid de los Austrias: Descalzas Reales, Encarnación y Santa Isabel, Madrid, Fundación Universitaria Española, 1997.

 

TARIFA CASTILLA, Mª. J., “Arquitectura para un carisma: carmelitas descalzos y tracistas de la Orden en España”, Hipogrifo. Revista de Literatura y Cultura del Siglo de Oro, vol. 4, 2 (2016), pp. 67-87.

 

TOVAR MARTÍN, V., “Presencia del arquitecto fray Alberto de la Madre de Dios en Madrid y Guadalajara”, Anales del Instituto de Estudios Madrileños, T. XVI, Madrid (1979), pp. 85-96.

 

TORMO, E., Las iglesias del Antiguo Madrid, Instituto de España, 1972, p. 33.

 

TOVAR MARTÍN, V., Arquitectos madrileños de la segunda mitad del S. XVII, Madrid, Instituto de Estudios Madrileños, 1975.

 

TOVAR MARTÍN, V., Arquitectura madrileña del S. XVII: datos para su estudio, Madrid, Instituto de Estudios Madrileños, 1983.

 

TOVAR MARTÍN, V., “Juan Gómez de Mora en el Convento Real de Santa Isabel y en la iglesia de Nuestra Señora de Loreto de Madrid”, Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología, T. XL-XLI (1975), pp. 321-342.

 

VERDÚ BERGANZA, L., La “Arquitectura Carmelitana” y sus principales ejemplos en Madrid (Siglo XVII), Universidad Complutense de Madrid, Madrid, 2001.

 

FUENTES DOCUMENTALES

 

A.H.P.M., ARCHIVO HISTÓRICO PROTOCOLOS MADRID

A.G.P., ARCHIVO GENERAL DE PALACIO, ADMINISTRACIÓN GENERAL

B.N.E., BIBLIOTECA NACIONAL ESPAÑA

 

CRONOLOGÍA DE SUS OBRAS RELEVANTES EN MADRID, CON INCLUSIÓN DE REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA Y REFERENCIA DOCUMENTAL RESPECTIVA

 

1 – 1611-1616. Real Monasterio de la Encarnación

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

AGULLÓ Y COBO, M., “Noticias de algunos artistas que trabajaron en el Real Monasterio de la Encarnación de Madrid”, Villa de Madrid, nº 41 (1973), pp. 67-74

ANTONIO, Trinidad de, “Nuevos datos para el estudio del Monasterio de la Encarnación”, Anales del Instituto de Estudios Madrileños, t. XXIV, Madrid (1987), pp. 53-56

BUSTAMANTE GARCÍA, Agustín, «Los artífices del Real Convento de la Encarnación de Madrid», Boletín del Seminario de Arte y arqueología, Tomos XL-XLI, Valladolid (1975), pp. 369-388

MUÑOZ JIMÉNEZ, J. M., “Diccionario de artífices del Carmelo Descalzo. Arquitectos y maestros de obras”, Monte Carmelo, Burgos, C (1992), pp. 52-53

MUÑOZ JIMÉNEZ, J. M., Arquitectura carmelitana (1562-1800). Arquitectura de los Carmelitas Descalzos en España, México y Portugal durante los siglos XVI a XVIII, Ávila: Diputación Provincial / Institución Gran Duque de Alba, 1990

PINELO, A. de., Anales de Madrid (desde el año 447 al de 1658), Madrid, Editorial C.S.I.C., Instituto de Estudios Madrileños, 2001, p.198

RUIZ ALCÓN, Mª T., Real monasterio de la Encarnación, Madrid, Patrimonio Nacional, 1987; TORMO, E., Las iglesias del Antiguo Madrid, Instituto de España, 1972, p. 33

SALTILLO, MARQUÉS DE, “El Real Monasterio de la Encarnación y artistas que allí trabajaron (1614-1621)”, Revista de la Biblioteca, Archivo y Museo, nº 50, Madrid (1944), pp. 267-292

SAN JOSÉ, F. B. y SAGRADA FAMILIA, F. E., “Arquitectura Hispano-Carmelitana”, Monte Carmelo, XLIX, Burgos (1948), pág. 146

SANCHEZ HERNÁNDEZ, Mª L., Patronato regio y órdenes religiosas femeninas en el Madrid de los Austrias: Descalzas Reales, Encarnación y Santa Isabel, Madrid, Fundación Universitaria Española, 1997

TORMO, E, Las iglesias del Antiguo Madrid, Madrid, Instituto de España, 1972

TOVAR MARTÍN, V., “Presencia del arquitecto fray Alberto de la Madre de Dios en Madrid y Guadalajara”, Anales del Instituto de Estudios Madrileños, T. XVI, Madrid (1979), pp. 85-96

VERDÚ BERGANZA, L., La “Arquitectura Carmelitana” y sus principales ejemplos en Madrid (Siglo XVII), Universidad Complutense de Madrid, Madrid, 2001

REFERENCIA DOCUMENTAL

A.H.P.M., Pº 1575, fº 680, “para la obra que se hace del pasadizo desde la Casa del Tesoro al monasterio real de la Encarnación”

B.N.E., Mss. 20.018, fº. 238v-240v Fundaciones de los conventos de Madrid

 

2 – 1611. Convento de religiosas agustinas descalzas de Santa Isabel

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

MARAÑÓN, G., Antonio Pérez, Madrid, Espasa, 2002

SANCHEZ HERNÁNDEZ, Mª L., Patronato regio y órdenes religiosas femeninas en el Madrid de los Austrias: Descalzas Reales, Encarnación y Santa Isabel, Madrid, Fundación Universitaria Española, 1997

TORMO, E, Las iglesias del Antiguo Madrid, Madrid, Instituto de España, 1972

TOVAR MARTÍN, V., Arquitectos madrileños de la segunda mitad del S. XVII, Madrid, Instituto de Estudios Madrileños, 1975

TOVAR MARTÍN, V., “Juan Gómez de Mora en el Convento Real de Santa Isabel y en la iglesia de Nuestra Señora de Loreto de Madrid”, Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología, T. XL-XLI (1975), pp. 321-342

VERDÚ BERGANZA, L., La “Arquitectura Carmelitana” y sus principales ejemplos en Madrid (Siglo XVII), Universidad Complutense de Madrid, Madrid, 2001

REFERENCIA DOCUMENTAL

A.H.P.M., pº nº 5977, fº 719

 

3 – 1611. Casas del Duque del Infantado

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

TOVAR MARTÍN, V., Arquitectura madrileña del S. XVII: datos para su estudio, Madrid, Instituto de Estudios Madrileños, 1983

TOVAR MARTÍN, V., “Presencia del arquitecto fray Alberto de la Madre de Dios en Madrid y Guadalajara”, Anales del Instituto de Estudios Madrileños, T. XVI, Madrid (1979), pp. 85-96

REFERENCIA DOCUMENTAL

A.H.P.M., pº2643 fº 109

 

4 – 1612. Casas del Marqués de Pobar y Virrey de Valencia

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

ATIENZA, J. de, Nobiliario español, Madrid, 1959

TOVAR MARTÍN, V., Arquitectura madrileña del S. XVII: datos para su estudio, Madrid, Instituto de Estudios Madrileños, 1983

TOVAR MARTÍN, V., “Presencia del arquitecto fray Alberto de la Madre de Dios en Madrid y Guadalajara”, Anales del Instituto de Estudios Madrileños, T. XVI, Madrid (1979), pp. 85-96

REFERENCIA DOCUMENTAL

A.H.P.M., pº 2010, fº 1320, abril de 1612

A.H.P.M., pº 2010, fº 1326

 

5 – 1612. Reforma del testero y Coro Alto del convento de las Descalzas Reales

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

TOVAR MARTÍN, V., Arquitectura madrileña del S. XVII: datos para su estudio, Madrid, Instituto de Estudios Madrileños, 1983

TOVAR MARTÍN, V., “Presencia del arquitecto fray Alberto de la Madre de Dios en Madrid y Guadalajara”, Anales del Instituto de Estudios Madrileños, T. XVI, Madrid (1979), pp. 85-96

REFERENCIA DOCUMENTAL

A.H.P.M., pº 1526, fº 668 y 669v

 

6 – 1613. Informe sobre la llevada de aguas a Madrid

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

AA.VV., Los viajes de agua de Madrid durante el Antiguo Régimen, Madrid, Fundación Canal de Isabel II, 2010, pp. 19 y ss.

REFERENCIA DOCUMENTAL

A.G.P., Administración General, leg. 8, exp. 3

A.G.P., Administración General, leg. 15 exp. 1

 

7 – 1614. Convento del Corpus Christi o de Afuera, de Alcalá de Henares

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

MUÑOZ SANTOS, Mª E., “Obras maestras en las carmelitas descalzas del Corpus Christi, vulgo de Afuera, de Alcalá de Henares”, La clausura femenina en el Mundo Hispánico. Una fidelidad secular, Actas Simposium, vol. 1 (2011), pp. 235-250

ROMÁN PASTOR, Carmen, Arquitectura conventual de Alcalá de Henares, Alcalá de Henares, Institución de Estudios complutenses/ C.S.I.C, 1994.

REFERENCIA DOCUMENTAL

En el interior de las obras

 

8 – 1616. Convento de Nuestra Señora de Constantinopla (atrib.)

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

TOVAR MARTÍN, V., Arquitectura madrileña del S. XVII: datos para su estudio, Madrid, Instituto de Estudios Madrileños, 1983

REFERENCIA DOCUMENTAL

A.H.P.M., pº nº 2.659, fº 193

 

CRISTÓBAL MARÍN TOVAR

FECHA DE REDACCIÓN: 20 diciembre 2020

FECHA DE REVISIÓN:

 

NOTAS

[1] TOVAR MARTÍN, V., Arquitectos madrileños de la segunda mitad del S. XVII, Madrid, Instituto de Estudios Madrileños, 1975; Arquitectura madrileña del S. XVII: datos para su estudio, Madrid, Instituto de Estudios Madrileños, 1983.

[2] MUÑOZ JIMÉNEZ, José Miguel, Fray Alberto de la Madre de Dios, arquitecto, 1575-1635, ed. Santander: Tantín, 1990.

[3] CHUECA GOITIA, Fernando, y otros autores, Historia general del Arte, Arquitectura, Vol. III, Madrid, Ediciones del Prado, 1994, vol. III, P. 72; CRUZ VALDOVINOS, José Manuel, “Arquitectura barroca del siglo XVII”, Historia de la arquitectura española, IV, Madrid, D.L. 1985; LLAGUNO Y AMIROLA, E., Noticias de los arquitectos y arquitectura de España desde su restauración, ils., notas, adiciones y docs. de J. A. Ceán Bermúdez, vol. III y vol. IV, Madrid, Imprenta Real, 1829 (ed. facs., Madrid, Turner, 1977), p. 346 y pp.6-7, respectivamente.

[4] MUÑOZ JIMÉNEZ, José Miguel, “Sobre la formación y significación del arquitecto montañés fray Alberto de la Madre de Dios (1575-1635)”, Altamira, XLVIII, Santander (1989), págs. 65-90; – “El estilo carmelitano de arquitectura: las vías de formación de los artífices en la descalsez española”, Monte Carmelo, 122 (2014), pp. 341-489; BUSTAMANTE GARCÍA, A., La arquitectura clasicista del foco vallisoletano (1561-1640), Valladolid, 1975, p. 40.

[5]GONZÁLEZ ECHEGARAY, Mª. C. Y OTROS, Artistas cántabros de la Edad Moderna: su aportación al arte hispánico (diccionario biográfico-artístico), Universidad de Cantabria, 1991; TARIFA CASTILLA, Mª. J., “Arquitectura para un carisma: carmelitas descalzos y tracistas de la Orden en España”, Hipogrifo. Revista de Literatura y Cultura del Siglo de Oro, vol. 4, 2 (2016), pp. 67-87.

[6] CERVERA VERA, L., El conjunto palacial de la villa de Lerma, Valencia, 1967; – El monasterio de la Madre de Dios en la villa de Lerma, Valencia, Castalia, 1973; – La iglesia colegial de San Pedro de Lerma, Burgos, Caja de Ahorros Municipal, 1981; MUÑOZ JIMÉNEZ, José Miguel, “Fray Alberto de la Madre de Dios y la arquitectura cortesana: urbanismo en la villa de Lerma”, Goya, 211-212, Madrid (1989), págs. 52-59.

[7] PINELO, A. de., Anales de Madrid (desde el año 447 al de 1658), Madrid, Editorial C.S.I.C., Instituto de Estudios Madrileños, 2001, p.198; RUIZ ALCÓN, Mª T., Real monasterio de la Encarnación, Madrid, Patrimonio Nacional, 1987; TORMO, E., Las iglesias del Antiguo Madrid, Instituto de España, 1972, p. 33.

[8] BUSTAMANTE GARCÍA, Agustín, «Los artífices del Real Convento de la Encarnación de Madrid», Boletín del Seminario de Arte y arqueología, Tomos XL-XLI, Valladolid (1975), pp. 369-388: En 1611 se dice que «el padre fray Alberto de la Madre de Dios, religioso carmelita descalzo que por mandado de la Reina nuestra señora ha trazado la dicha obra».

[9] TOVAR MARTÍN, V., “Presencia del arquitecto fray Alberto de la Madre de Dios en Madrid y Guadalajara”, Anales del Instituto de Estudios Madrileños, T. XVI, Madrid (1979), págs. 85-96; VERDÚ BERGANZA, L., La “Arquitectura Carmelitana” y sus principales ejemplos en Madrid (Siglo XVII), Universidad Complutense de Madrid, Madrid, 2001; SALTILLO, MARQUÉS DE, “El Real Monasterio de la Encarnación y artistas que allí trabajaron (1614-1621)”, Revista de la Biblioteca, Archivo y Museo, nº 50, Madrid (1944), pp. 267-292; MUÑOZ JIMÉNEZ, J. M., “Diccionario de artífices del Carmelo Descalzo. Arquitectos y maestros de obras”, Monte Carmelo, Burgos, C (1992), pp. 52-53.

[10] A.H.P.M., Pº 1575, fº 680, “para la obra que se hace del pasadizo desde la Casa del Tesoro al monasterio real de la Encarnación”.

[11] AGULLÓ Y COBO, M., “Noticias de algunos artistas que trabajaron en el Real Monasterio de la Encarnación de Madrid”, Villa de Madrid, nº 41 (1973), pp. 67-74; ANTONIO, Trinidad de, “Nuevos datos para el estudio del Monasterio de la Encarnación”, Anales del Instituto de Estudios Madrileños, t. XXIV, Madrid (1987), pp. 53-56; SANCHEZ HERNÁNDEZ, Mª L., Patronato regio y órdenes religiosas femeninas en el Madrid de los Austrias: Descalzas Reales, Encarnación y Santa Isabel, Madrid, Fundación Universitaria Española, 1997.

[12] MUÑOZ JIMÉNEZ, J. M., Arquitectura carmelitana (1562-1800). Arquitectura de los Carmelitas Descalzos en España, México y Portugal durante los siglos XVI a XVIII, Ávila: Diputación Provincial / Institución Gran Duque de Alba, 1990; SAN JOSÉ, F. B. y SAGRADA FAMILIA, F. E., “Arquitectura Hispano-Carmelitana”, Monte Carmelo, XLIX, Burgos (1948), pág. 146; B.N.E., Mss. 20.018, fº. 238v-240v Fundaciones de los conventos de Madrid.

[13] TORMO, op. cit. pp. 223-226; TOVAR MARTÍN, Arquitectos madrileños … pp. 286-287

[14] MARAÑÓN, G., Antonio Pérez, Madrid, Espasa, 2002

[15] A.H.P.M., pº nº 5977, fº 719; TOVAR MARTÍN, V., “Juan Gómez de Mora en el Convento Real de Santa Isabel y en la iglesia de Nuestra Señora de Loreto de Madrid”, Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología, T. XL-XLI (1975), pp. 321-342 .

[16] TORMO, op. cit. p. 224.

[17] TOVAR MARTÍN, Arquitectura madrileña … p. 375; A.H.P.M., pº2643 fº 109.

[18] ATIENZA, J. de, Nobiliario español, Madrid, 1959.

[19] A.H.P.M., pº 2010, fº 1320, abril de 1612.

[20] A.H.P.M., pº 2010, fº 1326.

[21] TOVAR MARTÍN, Arquitectura madrileña … pp. 100 y 262; TOVAR MARTÍN, Presencia … ; A.H.P.M., pº 1526, fº 668 y 669v.

[22] RODRÍGUEZ DE CEBALLOS, A., “El antiguo Noviciado de Jesuitas en Madrid”, Archivo Español de Arte, 41, Madrid (1968), pp. 245-265.

[23] CERVERA VERA, El conjunto palacial

[24] CERVERA VERA, L., El Convento de Santo Domingo en la villa de Lerma, Valencia, 1969.

[25] CASILLAS GARCÍA, J. A., El monasterio de San Blas de la Villa de Lerma. Una historia inmóvil, Salamanca, Editorial San Esteban, 2008.

[26] MUÑOZ JIMÉNEZ, José Miguel, “El arquitecto carmelita fray Alberto de la Madre de Dios en Guadalajara: nuevos datos documentales”, Monte Carmelo, XCII, Burgos (1984), pp. 429-440; – La arquitectura del manierismo en Guadalajara, Guadalajara, Institución Provincial de Cultura Marqués de Santillana, 1987, pp. 101-107.

[27] A.H.P.M., pº 2010. Fº 1279.

[28] A.H.P.M., pº 2010, fº 1279-81.

[29] A.H.P.M., pº 2013 fº 1360.

[30] A.H.P.M., pº 2013, fº 1220: “la obra de carpintería del Monasterio de San Francisco de la villa de Uceda, conforme a la traza y condiciones, y en el tiempo y forma que le ordenare y mandare el Padre fray Alberto de la Madre de Dios, que cumplirá puntualmente la dh obra como se le ordenare y mandare por el dicho Padre Fray Alberto …”

[31] GARCÍA SAINZ DE BARANDA, J.; CARDAVIAS, L., Guía arqueológica y de término de la provincia de Guadalajara, Guadalajara, 1929; A.H.N. Sección Clero, lib. 4449; A.H.P.M., pº 2013, fº 276.

[32] CERVERA VERA, L., El señorío de Valdemoro y el convento de franciscanos fundado por el Duque de Lerma, 1954.

[33] AA.VV., Los viajes de agua de Madrid durante el Antiguo Régimen, Madrid, Fundación Canal de Isabel II, 2010, pp. 19 y ss.; A.G.P., Administración General, leg. 8, exp. 3; Administración General, leg. 15 exp. 1

[34] FALCÓN, M. Salamanca artística y monumental ó Descripción de sus principales monumentos, Salamanca, 1867.

[35] MUÑOZ SANTOS, Mª E., “Obras maestras en las carmelitas descalzas del Corpus Christi, vulgo de Afuera, de Alcalá de Henares”, La clausura femenina en el Mundo Hispánico. Una fidelidad secular, Actas Simposium, vol. 1 (2011), pp. 235-250; ROMÁN PASTOR, Carmen, Arquitectura conventual de Alcalá de Henares, Alcalá de Henares, Institución de Estudios complutenses/ C.S.I.C, 1994.

[36] TOVAR MARTÍN, Arquitectura madrileña … p. 272; A.H.P.M., pº nº 2.659, fº 193.

[37] BARRIO MOYA, J. L., “El arquitecto cántabro fray Alberto de la Madre de Dios y la capilla de Nuestra Señora del Sagrario en la catedral de Cuenca”, Altamira, XLVIII Santander (1989), págs. 91-119; – Arquitectura Barroca en Cuenca, Cuenca, Editorial de la Universidad Complutense, 1991; – “El arquitecto fray Alberto de la Madre de Dios y el convento de carmelitas descalzos de Cuenca”, Monte Carmelo, XCIX, Burgos (1991), págs. 27-50; GARCÍA MARTÍNEZ, J. L., “El arquitecto Fray Alberto de la Madre de Dios y su influencia en la arquitectura conquense. La Capilla del Sagrario de la catedral”, Lope de Barrientos: Seminario de Cultura, nº 4 (2011), pp. 27-50; IBÁÑEZ MARTÍNEZ, Pedro Miguel, “Arquitectura, clima y topografía: el carmelita fray Alberto en Cuenca”, Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, LXXXIV, Zaragoza (2001), pp. 81-106.

[38] GARCÍA MARTÍNEZ, J. L., La Iglesia del monasterio de Santo domingo de Guzmán de Huete y el arquitecto fray Alberto de la Madre de Dios, Primer Premio de Investigación Juan Giménez de Aguilar. Cuenca: asociación de amigos del archivo Histórico Provincial, 1998; – Arquitectura barroca en Huete y su tierra, un enclave arquitectónico en el obispado de Cuenca, Tesis doctoral, Universidad de Castilla-La Mancha, 2015; JARA FUENTE J. A.; GARCÍA MARTÍNEZ, J. L.; RUIZ LÓPEZ, J. F., La iglesia del antiguo monasterio de Santo Domingo de Huete y el arquitecto Fray Alberto de la Madre de Dios, Colección Estudios y Monografías nº 1, Asociación de Amigos del Archivo Histórico de Cuenca, Cuenca, 1998.

[39] FONTANA CALVO, Mª C., “El desaparecido Colegio de San Alberto de Huesca y la Arquitectura Carmelitana”, Argensola, nº 121, Huesca (2011), pp. 207-272.

[40] MUÑOZ JIMÉNEZ, J- M., La arquitectura carmelitana … pp. 160-214; Archivo de los Carmelitas del Espíritu Santo de Toledo, Libro becerro del convento de padres carmelitas de Pastrana, f. 423.

[41] RUIZ CALVENTE, M., “El Convento de San José y la Iglesia de Santa María del Cortijo, de Carmelitas Descalzas, de Sabiote (Jaén)”, Cuadernos de Arte Universidad de Granada, nº XXIII (1992), pp. 197-214.

[42] MARTÍNEZ RUÍZ, Javier, «Cuerpo y torres de la iglesia de Villaconejos ¿una nueva obra de fray Alberto de la Madre de Dios?», Archivo Español de Arte, nº 87, Madrid, (2014), pp. 64-74.

X