27459
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-27459,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-3.7,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
DOMINGO DE AGUIRRE JIMÉNEZ

 

Ingeniero militar. Orán (Argelia) 13-5-1741 – Madrid, 1804

 

Domingo Antonio de Aguirre Jiménez fue un ingeniero militar cuya trayectoria profesional discurrió entre los diversos destinos a que fue comisionado y su presencia en la Corte. Su nombre resulta conocido por los numerosos estudios históricos que se han servido de su interesante producción gráfica como fuente documental, sin embargo, son escasas las investigaciones que han tenido por objeto su obra y su biografía[1], en ocasiones con datas contradictorias entre sí o adscripciones erróneas[2].

 

Nació en Orán, el destino donde su padre Carlos ejercía de contador general y se había casado con María Jiménez. Descendía de una familia militar oriunda de Galicia, de la villa de la Puebla del Deán de Santiago (hoy Puebla de Caramiñal), aunque afincada desde finales del siglo XVII en Madrid[3]. Su posición social le permitió acceder como cadete a la Compañía de Artilleros minadores de Orán el 20 de mayo de 1757[4], en calidad de ingeniero voluntario, formándose en la escuela de matemáticas que se había fundado en la plaza en 1732 y combatiendo hasta en seis ocasiones en tierra africana. Cinco años después, el 28 enero de 1762 pasó a la Real Brigada de Carabineros, donde fue ascendido a alférez y reconocido como ingeniero distinguido, para posteriormente ser nombrado subteniente con el empleo de ayudante de ingeniero. En dicho año de 1762 participó en la campaña de Portugal, teniendo bajo su responsabilidad el plano de operaciones, campamentos y marchas en la sucesiva ocupación militar de pueblos y enclaves. El 17 de mayo de 1766, ingresó con el empleo de teniente e ingeniero extraordinario en el Real Cuerpo de Ingenieros; tuvo comisiones especialmente en el campo de caminos, también le fueron encomendadas tareas en el alcázar de Toledo, caballerizas de Córdoba, Priorato de San Juan[5]. Promocionó a capitán de Infantería e ingeniero ordinario de los Reales Ejércitos, Plazas y Fronteras, el 20 de abril de 1772. El 20 de mayo, poco después del encargo por Carlos III de sus reconocidas vistas y Topografía de Aranjuez, fue destinado por Real Orden a Madrid, al servicio del secretario de Estado, el marqués de Grimaldi. En 1773 ya era capitán de Infantería. En 1774 fue adscrito al ramo de Caminos, Puentes, Edificios de Arquitectura civil y Canales de Riego y Navegación, dirigido por Francisco Sabatini y creado en ese mismo año, fruto de la necesidad de especialización en secciones del cuerpo de ingenieros militares y fuera del influjo de la academia de Bellas Artes y de las propias academias militares. Fue entonces destinado a Aranjuez, donde continuó sus trabajos topográficos. Hubo de esperar al 7 de marzo de 1777 para alcanzar la graduación de teniente coronel. En 1776 viajó a Murcia, comisionado en el Canal, de donde pasó a Extremadura para regresar a Madrid. Aunque no está documentado, pudo estar destinado al asedio de Gibraltar iniciado en 1779. Obtenidos los permisos requeridos el 27 de marzo de 1782 se casó con Antonia Van der Leppe, en la madrileña iglesia de San Ginés[6], con quien tuvo un hijo[7]. Ascendió a ingeniero segundo en 28 de julio de 1783. Por Real Orden de 7 de mayo de 1785 fue destinado al ministerio de Guerra. Su carrera continuó con el nombramiento de coronel en 14 enero de 1789. Ascendió a brigadier en 16 abril de 1792 para a continuación lograr el empleo de ingeniero en jefe en la Comandancia de Ingenieros del Reino el 18 junio de 1792, a propuesta de Sabatini y en sustitución de Miguel Juárez. Por Real Orden de 23 de junio de 1794 fue destinado a Menorca. De vuelta a Madrid, alcanzó el cargo de ingeniero director y de mariscal de campo en 25 marzo de 1797. En este mismo año fue destinado a Galicia como director de sus fortificaciones, para regresar definitivamente a la Corte.

 

Al final de su vida, había llegado a director subinspector tras sucesivos y paralelos ascensos en su graduación y oficio y cambios de adscripciones ministeriales. Su itinerante vida le había llevado a numerosos lugares, si bien tuvo cierto asiento en Madrid[8] y a la postre en Aranjuez, donde estaba al cuidado de su hijo, quien tramitó el traslado del ingeniero a la capital por su estado de demencia en 1803, dos años antes de fallecer en 1805. En su biografía subyace un carácter complicado y beligerante, como evidencian tanto ciertos problemas documentados en 1791, 1794 y 1797, que le llevaban de vuelta al destino de Madrid y los reales sitios, como el pleito que mantuvo durante años para reclamar su condición nobiliaria, que terminó con el reconocimiento de su condición de caballero hijosdalgo[9].

 

La producción de Domingo de Aguirre, no siempre ceñida al ámbito de lo militar, puede clasificarse en varios grupos. Un primer bloque abarca el ejercicio del comisionado en su vertiente más pragmática y directa. En un segundo apartado se integran las tareas acometidas por propia iniciativa -algunas para autoridades ajenas al ejército-, trabajos, ensayos, que trascendieron la temática militar y en los que dejó muestra de su erudición. Una tercera sección abarca sus dibujos y cartografías cuya finalidad trasciende el propio ámbito de la ingeniería y la gestión territorial, para adentrarse en el de la propaganda de la España ilustrada de Carlos III por Europa.

 

DOMINGO DE AGUIRRE, COMISIONADO

 

En 1762, en la guerra de Portugal, tuvo bajo su responsabilidad -como ingeniero distinguido- el dibujo de los planos de operaciones, campamentos y marchas en la sucesiva ocupación militar de pueblos y enclaves. A partir de 1766, en que fue nombrado ingeniero extraordinario, trazó planos del estado de relevantes construcciones, como el Alcázar de Toledo[10] y las caballerizas de Córdoba y sus dehesas[11].

 

Como ingeniero ordinario, cargo al que ascendió en 1772, participó en obras de caminos en Madrid[12] y en intervenciones varias en Aranjuez[13], ya en el marco del ramo de caminos, puertos, arquitectura civil, canales de riego y navegación. En 1776 estuvo comisionado en el canal de Murcia o de Carlos III[14], proyecto de conexión de las aguas béticas desde Huéscar hasta Cartagena, frustrado por motivos económicos y por su gran dificultad técnica. Aguirre estuvo en Huéscar en calidad de superintendente de las obras, auxiliado por Lorenzo Filpó como segundo, supervisando al ingeniero director Francisco Boizot y a su prácticamente inviable empresa. Del canal de Murcia fue destinado a Extremadura, posiblemente para el reconocimiento de las defensas frente a Portugal. Regresó a Madrid, al servicio del rey.

 

Fue en la década de los 90 en la que tuvo dos importantes misiones, por Real Orden de 23 de junio de 1794 se desplazó a Menorca para el reconocimiento de sus fortificaciones y del lazareto de Mahón. Una nueva salida de Madrid tuvo lugar en abril de 1797, destinado a El Ferrol[15] como interino al frente de la Dirección de Ingenieros de Galicia, donde fue miembro de la Junta de Defensa que tres meses antes, el 21 de enero de 1797, había redactado el plan estratégico frente al ejército británico. Su actuación fue controvertida, pues tras el reconocimiento de El Ferrol y las defensas cercanas a cuyos planos dio visto bueno[16], y a pesar del diseño que realizó de maniobras de artillado y ubicación de cañones de algunas baterías, elaboró en julio una memoria que elevó al capitán general de Galicia, Galcerán de Villalba-Meca, en la que expresaba su desacuerdo con el plan, desestimando la posibilidad de desembarco en algunos puntos[17]. Pronto sería sustituido por Miguel de Hermosilla, quien acusó a Aguirre de la suspensión de obras proyectadas, de falta de profundidad en sus estudios y de ligereza en sus decisiones.

 

Estas actividades no fueron sino salidas puntuales de Madrid, donde trabajó en obras no militares al servicio directo de la Corona. De este modo se ejemplificaba el debate acerca de la potestad de los ingenieros para construir obra civil: por una parte respecto de las competencias de la Real Academia de Bellas Artes, por otra, respecto de la misma ingeniería militar. El proceso culminaría con la creación por Real Orden de 12 de junio de 1799 de la Inspección General de Caminos, Canales y Puertos, así como del primer cuerpo facultativo de ingenieros de este ramo. Esta hábil y pragmática maniobra de Sabatini supuso que dicho ramo pasase de depender de la secretaría de Guerra para adscribirse a la secretaría de Estado.

 

En Madrid, Aguirre colaboró con Francisco Sabatini en la construcción del camino entre los puentes de Toledo y Segovia, iniciada en marzo de 1775 como parte de la política de embellecimiento y comunicación extramuros de la ciudad a lo largo de la ribera del Manzanares[18]. Es posible que también participase en la planificación y replanteamiento de los accesos a la capital, lo que explicaría sus representaciones gráficas de las obras del nuevo camino a Alcalá[19] (donde se detallan empleados, materiales y el avance de los trabajos), la vista del Norte de Madrid desde San Bernardino[20] (aún con difusas sendas); y las de Madrid desde el Retiro, custodiadas en el Museo de Historia de Madrid[21], si se confirma para ambas la atribución a Aguirre.

 

Por otra parte, siempre a las órdenes de Sabatini, debió formar parte de la inspección y mantenimiento de la ciudad, tarea rutinaria que circunstancias excepcionales desvelaría, como el famoso incendio en agosto de 1790 de la Plaza Mayor, cuya extinción y prevención de derribos dirigió[22].

 

El proyecto de la cartografía y vistas de Aranjuez que Carlos III encomendó a Aguirre en 1772[23], favoreció que en 1774 fuese destinado al real sitio en calidad de ingeniero ordinario del ramo de Caminos, Puentes y Arquitectura Civil -dirigido por Sabatini- que además incluía los canales de riego y navegación. Aranjuez era escenario propicio para poner en práctica todas estas especialidades. El conocimiento técnico en caminos y el trabajo de campo, medición y cartografía para el minucioso y preciso plano fue especialmente importante para los trabajos de pavimentación en las calles arboladas de Aranjuez.

 

A toda esta experiencia en el tiempo hace referencia un impreso de 1796, Observaciones hechas sobre los motivos de llevarse tan repetidas veces el Río Tajo el Puente de Barcas en el Real Sitio de Aranjuez[24], en el que de modo expreso manifiesta “de años que van pasados desde que conozco y he evacuado diferentes comisiones en este Real Sitio”. La ancestral lucha con el cauce del Tajo en Aranjuez, las riadas y temporales que arrasaban jardines y destruían puentes, debieron ocupar buena parte de las jornadas y desvelos de Aguirre. De modo concreto estudió el Puente de Barcas, el acceso con mayor movimiento del Real Sitio, cuya vulnerabilidad atribuyó, sobre el conocimiento de la tratadística de Andrea Palladio, al número impar de sus barcas. Ahora bien, el documento ofrece más lecturas. En concreto destacan algunas de sus observaciones. Por un lado, su insistencia en que el Puente de Barcas por su factura y ubicación resulta “poco decoroso al poder y a la magnificencia de tal real sitio tan frecuentado de extranjeros” y sobre todo, por otro, su prevención sobre “que quien haga la obra esté bien formado en arquitectura hidráulica”, pues se refiere a la intervención como necesaria “obra maestra” por la dificultad del paso. A lo largo del texto, demostrando su amplia y actualizada formación, insiste en la necesidad de analizar los proyectos contemporáneos europeos, así como en conocer y hacer buen uso de la amplia tratadística existente. La propuesta argumentada de Aguirre es la de un puente de fábrica, pero todo hace pensar que no fue a él a quien se había encargado el proyecto. El hecho de que el documento fuese llevado a imprenta y el cariz de determinados comentarios sobre los facultativos del sitio, hacen pensar de nuevo en el tema del enfrentamiento entre los ingenieros militares autorizados para construir obra civil y de arquitectos formados en la Real Academia de Bellas Artes que asumían tareas de ingeniería hidráulica; también recuerda a las quejas de Agustín de Betancourt, el fundador del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, sobre la escasa formación ingenieril y actualización científica ofrecida en la academia. De modo concreto, el debate se personificó entre Aguirre y Villanueva; en consideración de la afirmación de Álvarez de Quindós sobre la reducción a tres que Juan de Villanueva en 1795 realizó de las barcas de puente[25], parece claro hacia quién se dirigen los ataques de Aguirre en su observación IV, cuando critica precisamente el número impar de embarcaciones, ajena a las pautas de la tratadística renacentista.

 

En este sentido, se hace necesario revisar ciertas atribuciones de obras acometidas en Aranjuez durante este periodo. Domingo de Aguirre dejó en Aranjuez huella de su preparación en fortificaciones y puertos, si bien con una finalidad y escala muy distinta a la militar. En 1803 estaba dirigiendo la edificación del castillo[26], próxima a los pabellones del Jardín del Príncipe, llamada en los documentos “obra del caballero y plaza redonda”, en relación a su ubicación junto a una glorieta hoy desaparecida en el extremo de un meandro del río Tajo, dibujada por Pablo Boutelou en 1784[27]. El castillo nunca se concluyó, con el tiempo los sillares de piedra berroqueña y de Colmenar que cubrían el núcleo de ladrillo desaparecieron para ser usados en otras construcciones. De hecho la intervención ya había conocido un paralización en 1794[28], data que obliga a adelantar la cronología post 1795 defendida hasta el momento[29]. Hoy en día sólo existe el volumen de una gran estancia cubierta con bóveda de cañón en ladrillo y dos accesos al exterior a oeste y norte, rematados con sillería de piedra de Colmenar y un primer piso también abovedado, de menor tamaño, al que se accede mediante una escalera interior. Los documentos[30] permiten reconstruir el proyecto original, un caballero o baluarte rodeado de baterías orientadas al río, cuya planta baja se refuerza con torretas en los ángulos, aislado por un canal a modo de foso y con muralla en ligero talud sobre el rio. A las baterías, alta y baja, con parapeto de barbeta y cresta, rematado con albardillas de ladrillo, se accedía desde el caballero mediante tres puertas de austera decoración rematadas con ménsulas. El conjunto amurallado sobre el río se completaba con garitas y con un cuerpo de guardia de acceso apilastrado y adintelado con mochetas.

 

Esta configuración lleva a plantear la posible autoría de Domingo de Aguirre para el proyecto del adyacente embarcadero del jardín del Príncipe[31]. La conexión y continuidad espacial del castillo con el conjunto abaluartado en el que Carlos IV organizaba batallas navales, hacen pensar en una única autoría de Aguirre para todo el conjunto de la orilla norte del Sotillo. Conceptualmente, la misma denominación de caballero lleva a entenderlo como parte elevada de un espacio fortificado mayor. El embarcadero, datado entre 1775-1784[32], aparece representado en el plano de Pablo Boutelou del Jardín del Príncipe[33]. Está levantado con piedra de Colmenar y ladrillo, se articula simétricamente a partir de una escalinata central, con dos fuertes o baterías laterales, con garitas en sus extremos y muro de baluarte en talud hacia el río. El conjunto se completaba con un cuartel anejo para los artilleros, hoy desaparecido. Un óleo de Brambilla, Vista del embarcadero en el Jardín del Príncipe, ofrece la imagen del conjunto del baluarte, el cuartel y el inconcluso castillo en tiempos de Fernando VII[34].

 

LITERATURA: ENSAYOS Y MANUALES

 

La primera obra escrita de Aguirre de la que se tiene constancia data de 1781. Aguirre se presentaba en el texto como “teniente coronel de infantería ingeniero ordinario de los reales exercitos, plazas y fortificaciones”. Se trata de Modo práctico para dirección y construcción de caminos[35], que ha sido considerado como el primer manual de caminos[36] y que se conoce a través de una copia de 1808, que prueba su utilidad práctica, pese a no editarse. Su cronología está muy cercana a la de la actividad de Aguirre en Madrid en el camino junto al Manzanares y a sus vistas de los caminos de Alcalá y San Bernardino, lo que hace entender de alguna manera el manual como traducción de la experiencia del propio Aguirre como ingeniero de caminos en la capital. El tema del documento remite indiscutiblemente a las políticas de fomento y desarrollo de la red viaria de Carlos III.

 

El innovador manual estaba destinado a profesionales, como aparejadores de caminos y cargos medios, en gran medida sostenido en los tratados de Gautier, con una parte dedicada a la planificación, reconocimiento de terrenos y demarcación y replanteo de caminos y otra a reglas e instrumentos específicos de medición y construcción[37]. Aguirre ejemplifica su discurso en la geografía y topografía española. Destaca la definición de las habilidades matemáticas y cartográficas para el trazado de caminos que deben poseer los profesionales de esta rama de la ingeniería, un discurso heredero de la tradición ingenieril militar renacentista de la exactitud y precisión técnica en la construcción y representación gráfica de sus obras. Además, realiza una propuesta modelo de corografía para la traza y construcción de caminos, basada en “la oculta”, la recta entre dos puntos, como base para la salvación de los accidentes geográficos. El texto atiende también a la gestión y administración, incluyendo los procedimientos de elaboración y contratación de proyectos: memorias, planos, presupuestos, plazos de ejecución y medios humanos.

 

En 1796 llevó a imprenta el estudio al que se ha hecho mención Observaciones hechas sobre los motivos de llevarse tan repetidas veces el Río Tajo el Puente de Barcas en el Real Sitio de Aranjuez[38] . Más bizarro resultó su documento de 1799 Descubrimiento de un error filosófico…[39], cuyo íncipit nada insinúa de que se trate de un ensayo sobre un nuevo método o sistema musical de notación por el teclado, que Aguirre presentó a Carlos IV sin éxito alguno.

 

OBRA GRÁFICA

 

Los trabajos gráficos de Domingo de Aguirre se inscriben en la larga trayectoria que, como corógrafos y geógrafos, trazaron los ingenieros desde el Renacimiento, apoyada en la ciencia, la técnica y el conocimiento directo de los lugares.

 

En 1769, durante su comisión en Consuegra como alférez de la brigada de Carabineros, Aguirre escribió la Descripción histórica del Gran Priorato de San Juan Bautista de Jerusalén en los reinos de Castilla y León[40]. No queda claro si fue un encargo del gran prior de la orden, el infante de España don Gabriel de Borbón, a quien Aguirre llama mecenas, o una obra voluntaria para adentrarse en la corte[41]. El texto, cuyas letras capitales están decoradas con elementos arquitectónicos, se ilustra con numerosas imágenes, en las que Aguirre demuestra su pericia como agrimensor en el empleo de la plancheta para la exactitud de las mediciones en los trabajos de campo. Además del valor geográfico de la obra, que complementa con convencionalismos de representación como las cartelas, cabe destacar la faceta erudita e ilustrada del ingeniero, quien se adentra en la arqueología (ciencia impulsada por Carlos III) y demuestra su sensibilidad hacia el arte y las ciencias desde el manejo de las fuentes documentales (evidente en el catálogo de los priores que incluye en el texto) y el conocimiento de la cultura clásica y de los autores españoles.

 

Esta experiencia fue determinante para que Carlos III, por orden de 2 de mayo de 1772 le encomendase a Domingo de Aguirre su obra más conocida, la Topografía y las ocho vistas del Real Sitio de Aranjuez[42], muestra del dominio de los métodos de representación del espacio tanto matemáticos y geométricos como visuales y plásticos. Aguirre, quien también se encargó del proceso de estampación, recurrió para el grabado de sus dibujos a los mejores profesionales de la Academia de Bellas Artes[43].   El trabajo se prolongó hasta 1775. Se desconoce la fecha de la primera tirada de las vistas, si bien pudo coincidir con la incorporación de dos nuevos dibujos en 1775 (el de la Casa de Vacas y el de los cuarteles de guardias Walonas y Españolas) y las modificaciones realizadas sobre los ocho dibujos ya realizados[44]. La segunda tirada fue asumida en 1789 por la Real Calcografía Nacional, fecha que viene a coincidir con la llegada de Carlos IV al trono; para esta edición Domingo de Aguirre junto a Juan Antonio Salvador Carmona actualizaron la representación del caserío de Aranjuez conforme a su ampliación desde 1775, tanto en el plano como en las dos vistas desde el camino de Ocaña grabadas por Fabregat y Moreno Tejada[45].

 

Este encargo a Domingo de Aguirre, promovido por el primer secretario de Estado, Jerónimo Grimaldi, tenía una misión más allá de la mera descripción del real sitio. La revitalización del lugar, en sintonía con aquellos espíritu productivo y racionalización del espacio conferidos por Felipe II, estaba detrás de estas representaciones visuales de Aranjuez destinadas a ensalzar los avances de la ciencia al servicio de los súbditos, bajo las tesis ilustradas. Dibujos y vistas se convirtieron así en soporte propagandístico de un Aranjuez prototipo del progreso borbónico. En este sentido, cabe recordar los testimonios de algunos viajeros (Talbot Dillon, Conca, Nicolás de la Cruz[46]), que mencionan las representaciones de Aguirre. Carlos III había ordenado enviar esta imagen de una España moderna, ejemplificada en Aranjuez, a todas las cortes europeas[47].

 

Los trabajos de Aguirre han sido utilizados recurrentemente para el estudio de la historia urbana y arquitectónica del sitio[48], pero no ha sido hasta fechas recientes que han sido abordados respecto de su valor iconográfico y artístico[49].

 

La Topografía del Real Sitio de Aranjuez fue dibujada en 1773 y grabada por Juan Antonio Salvador Carmona. Está compuesta por dieciséis hojas, que se reproducen en otro dibujo conjunto a escala más reducida. El trabajo cartográfico asimila los valores de la utilidad pública, del pragmatismo fisiocrático y de la difusión de la política borbónica, que se subrayan con el dibujo de José del Castillo (1737-1793) del ángulo inferior derecho, la alegoría de España[50] en un paisaje identificable con el mismo Aranjuez (valle, río, soto de ribera), a modo de rúbrica de esa identificación entre el real sitio y la nación.

 

Las diez vistas cubren la práctica totalidad del Aranjuez de Carlos III reflejado en la Topografía, gracias a una cuidadosa selección de los emplazamientos más ilustrativos de la novedosa imagen que se quiere proyectar. Esto permite interpretar los grabados a la luz de criterios espaciales y funcionales. En primer lugar, un grupo de láminas corresponden a las entradas a Aranjuez (Norte y Sur) del siglo XVIII, marcadas por la travesía del camino Real abierto por Carlos III hacia Andalucía. En segundo lugar, otras imágenes representan los puntos estructurales de la ciudad: el Tridente hacia el Este, la plaza de San Antonio y el Palacio Real, con sus dos vistas desde el este y el oeste. En tercer lugar, las imágenes de las arquitecturas funcionales: los cuarteles de Guardias Walonas y Guardias Españolas, y los referentes de la ciudad rústica sintetizados en la Casa de Vacas.

 

Esta cobertura gráfica queda establecida con el manejo de distintos focos, desde la amplitud de perspectivas de las tres vistas hasta los primeros planos de los edificios, pasando por los planos medios de la ciudad. Prácticamente todas ellas presentan figuras humanas y animales en primer término, que contribuyen a definir la escala y la profundidad de campo y a dotar de vida, de veracidad, las escenas. Es uno de los rasgos más destacados de la obra de Aguirre: la capacidad de representar simultáneamente la urbs y la civitas.

 

Las vistas abren nuevos y espectaculares (en el sentido literal del término) panoramas del lugar, que acentúan su emplazamiento en el fondo del valle y subrayan los valores perceptivos del paisaje. Hay ciertamente recursos propios del panorama, como la deformación del foco que se aproxima al gran angular. Ello es especialmente evidente en Sitio real de Aranjuez: visto desde los altos de Mira el Rey junto a la Casa de la Montaña, grabado por Juan Barcelón, elevaciones cuyo nombre confirman su función contemplativa, posiblemente con orígenes en los tiempos de Felipe II. Desde un foco orientado al Sur, el territorio se despliega ante los ojos, resaltando la ordenación del territorio acometida por Carlos III a partir de las Doce Calles de tal modo que los trazados filipinos de Picotajo quedan diluidos en el horizonte. En un plano más cercano, forzado el ángulo visual, aparecen el camino Real, dirección Madrid, y las calles nuevas abiertas en dirección al Cortijo de San Isidro.

 

Otras dos vistas muestran el panorama de Aranjuez desde las elevaciones al Sur, mirando hacia el Norte. José Joaquín Fabregat grabó la que apunta hacia el Noroeste, desde la zona hoy conocida como Mirador: Real Sitio de Aranjuez visto desde el Camino de Ocaña. La titulada Sitio Real de Aranjuez: Visto desde el arca del agua junto el Camino de Ocaña (grabada por Juan Moreno Tejada) se realiza desde el emplazamiento original de la singular obra hidráulica.

 

Otra mirada elevada, desde un balcón de palacio, muestra la apertura de la ciudad desde el inicio del Tridente que se abre hacia el este, junto a la Plaza de San Antonio: Sitio Real de Aranjuez: Visto desde un balcon del Palacio de S. M. en la fachada que mira al Oriente (grabada por Fernando Selma).

 

La actividad cotidiana del paseo del que se hacen eco los viajeros aparece en Las Calles de la Reyna Principe è Infantas en el Real Sitio de Aranjuez: Vistas desde la entrada por el Puente de Barcas (grabado de Joaquín Ballester). El punto de vista es ligeramente elevado, pero lo suficientemente cercano al suelo para con un solo golpe de vista apreciar los detalles del ocio cortesano y la infinitud de las calles que se despliegan en forma de tridente desde la explanada que da acceso al Real Sitio. Iconográficamente esta presentación del trazado barroco hacia el este desde el Puente de Barcas no tuvo éxito[51].

 

En La Plaza de S.Antonio en el R. Sitio de Aranjuez: vista desde la entrada por el Puente de Barcas, grabada por Antonio Gil, el punto de vista baja prácticamente a ras de suelo. Las figuras humanizan el lugar, confirmando una escala real. Las ondulaciones del Monte Parnaso y sus vecinos rematan una bajísima línea de horizonte. El primer plano corresponde al foso que rodea el Parterre. En cualquier caso, la vista del lugar desde la entrada de Madrid se consolida y perpetúa, en detrimento de la vista desde la entrada original a Aranjuez por los caminos de Toledo y Madrid.

 

Frontal y simétrica es la vista del Palacio en su fachada oeste: Palacio Real de Aranjuez: visto desde la calle del medio que pasa entre los quarteles de Guardias de Infantería, (grabado de Manuel Salvador Carmona). La residencia -abrazada por las masas de árboles- subraya la horizontalidad de la composición. Es la primera representación del edificio con las alas añadidas por Sabatini, aun cuando no son sino proyecto en vías de ejecución[52], posiblemente añadidas antes de la impresión de las vistas[53]. Como hicieran sus predecesores en el siglo, Aguirre también representó la fachada hacia el Jardín del Parterre, en el dibujo titulado Real Palacio de Aranjuez: visto desde la entrada por el Puente de Barcas (grabado por Juan Minguet), consolidando la estampa perceptiva del lugar desde el nuevo camino a Madrid. El punto de vista es similar, casi simétrico, al empleado para la Plaza de San Antonio.

 

El último grupo de dibujos tiene por tema las arquitecturas de servicios levantadas en este momento. Son las destinadas a la defensa del monarca, parapetos ante palacio, los cuarteles de Guardias Walonas y Guardias Españolas de Jaime Marquet: Vista de los cuarteles de las compañias de guardias de infanteria en el Real Sitio de Aranjuez vistos desde la Calle de Toledo, grabado de Fernando Selma. El dibujo grabado por Francisco Muntaner que representa la Casa de Vacas, La casa de las vacas en el r. sitio de Aranjuez, junto al camino nuevo de Madrid, tras la pantalla de una nueva calle arbolada, ilustra la componente productiva agropecuaria del regio territorio.

La elevada calidad de estas representaciones queda igualmente manifiesta en los dibujos a la aguada que Aguirre realizó de Madrid[54]. La temática de dos de ellas, ejecutadas ambas en 1780, permiten contextualizarla en los trabajos de renovación viaria de las conexiones con la capital, como se ha comentado. Las vistas dibujan la ciudad como un perfil de línea baja en el horizonte, desde un punto de vista elevado en caballera, combinando los recursos pictóricos paisajísticos de la perspectiva y la profundidad con la minuciosidad topográfica y el detallado y preciso dibujo de los edificios. La primera vista es La Villa y Corte de Madrid vista desde las alturas del camino de San Bernardino junto a la cruz de la 5ª estación, con una escena campestre en primer término, protagonizada por tipos populares madrileños; la segunda representación es La Villa y Corte de Madrid vista desde una altura pequeña entre los viejo y nuevo caminos de Alcalá, donde en primer plano se muestra el oficio de los empleados encargados del trazado de los caminos y del transporte de materiales. Se atribuyen a Domingo de Aguirre dos dibujos más del Museo de Historia de Madrid: Merienda campestre junto a la plaza de toros y la puerta de Alcalá, y Vista de Madrid por el Este desde los altos del Retiro. Resulta más plausible la atribución de esta última, por los recursos de representación, y el estilo de la redacción del título, que sigue la metódica descripción usual de Aguirre: lugar que se dibuja y punto desde el que se dibuja. El carácter más costumbrista, el punto de vista sin perfil de la ciudad y el mismo título (tal vez adjudicado por el Museo) no parecen avalar con tanta seguridad la atribución a Aguirre de la primera.

 

Más orientadas al ensalzamiento de un real sitio que de la ciudad, son las dos vistas realizadas del Buen Retiro, datadas en 1778. Una es la llamada El jardín del Cavallo en el Buen Retiro visto desde el balcon que cae al de los reynos. La expresión que lo acompaña en el título “delineado y dibujado por” subraya la conjunción de los métodos matemáticos y plásticos en estas representaciones. La otra representa el jardín de San Pablo en el Buen Retiro con la fuente ornamental de Narciso[55].

 

Todas estas imágenes clásicas, por el equilibrio entre los recursos plásticos del paisaje y la exactitud cartográfica, terminan de cerrar el retrato de Domingo de Aguirre como un ingeniero ilustrado de amplia formación y actividad técnica, edificatoria, cultural y artística.

 

BIBLIOGRAFÍA DE CONSULTA Y REFERENCIA

 

AGUIRRE, DOMINGO de, Ficha personal. https://viaf.org/viaf/86845046/

 

AGUIRRE, DOMINGO de, Descripción histórica del Gran Priorato de San Juan Bautista de Jerusalén en los reinos de Castilla y León. Origen de esta sagrada milicia en la santa ciudad y su antigüedad en España / por Domingo de Aguirre, alférez de la Real Brigada de Carabineros. Consuegra, 12 h 238 pp. 4 lams. Dedicado al infante Don Gabriel. 1769, Firmado 28 febrero 1770. BNE, Mss. 20, 551.

 

AGUIRRE, DOMINGO de, Descripción histórica del Gran Priorato de San Juan Bautista de Jerusalén en los reinos de Castilla y León. Origen de esta sagrada milicia en la santa ciudad y su antigüedad en España… y dos catálogos, uno de los grandes maestres de la Orden y otro de los grandes Comendadores y Priores que ha habido en España hasta el presente. Madrid, 1772. BR, 2-K-5, VII-H-G Ms. II-1541

 

AGUIRRE, DOMINGO de, Modo práctico para dirección y construcción de caminos dividido en dos partes la primer contiene: máximas y advertencias generales para reconocimiento de la dirección, elección y demarcación de caminos. La segunda prescribe las reglas y cosas más esenciales sobre al construcción y modo de hacerlos venciendo los obstáculos que se presenten en las diferentes class de terrenos que se encuentren. Dispuesto por D. Domingo de Aguiire teniente coronel de infantería ingeniero ordinario de los reales exercitos, plazas y fortificaciones en Madrid año de 1781. Copiado del original por D. Juan Thomas de Mariategui, Aparejador facultativ del Real camino de San Ildefonso en Cercedilla año de 1808. 1781 (copia de 1808), Madrid, Centro Cultural de los Ejércitos, cat. 101.

 

AGUIRRE, DOMINGO de, Observaciones hechas sobre los motivos de llevarse tan repetidas veces el Río Tajo el Puente de Barcas en el Real Sitio de Aranjuez. 1796, XVI h. Sevilla, Sociedad Económica, 43-152-13.

 

AGUIRRE, DOMINGO de, Descubrimiento de un error filosófico, que presenta a los pies de S. M. el Brigadier de Ingenieros, Director de los Reales Ejércitos, D. Domingo de Aguirre: en el qual hace ver al mundo quánto el hombre yerra y se alucina en sus máximas cualesquiera que sean, si se aparta en ellas de aquel orden natural que dió el Supremo Hacedor, de peso y medida a quanto crió sobre la faz de la tierra, y que es imposible que nadie le trastorne sin que le cueste aumentar la fatiga del sudor del rostro con la maldición primera que nos dejó Adám por herencia, pecando con Eva en el Paraíso Terrenal. Madrid, 1799. AHN, leg. 2940.

 

AGUILAR PIÑAL, FRANCISCO, Bibliografía de autores españoles del siglo XVIII, Madrid: CSIC, 1981, vol. I, pp. 78-79, entradas 411-415.

 

ÁLVAREZ DE QUINDÓS, JUAN ANTONIO, Descripción histórica del Real Bosque y Casa de Aranjuez. Madrid, 1804. Ed. fac.Aranjuez: Doce Calles, 1993.

 

ÁLVAREZ SOLAR-QUINTES, NICOLÁS, “Un madrileño prefolklorita y un nuevo método de música”, Anales del Instituto de Estudios Madrileños, II (1967), pp. 206-301.

 

CARTOGRAFÍA histórica de Aranjuez. Cinco siglos de ordenación del territorio. (SANCHO, JOSÉ LUIS, MARTÍNEZ-ATIENZA, JAVIER, ed.), Col. Riada, Estudios sobre Aranjuez, 3, Aranjuez: Doce Calles, 1992.

 

BALDUQUE MARCOS, LUIS MIGUEL, El Ejército de Carlos III: extracción social, origen geográfico y formas de vida de los Oficiales de S.M. Dirigida por José Cepeda Gómez Madrid, UCM, 2002.

 

BARCIA Y PAVÓN, ÁNGEL MARÍA de, Catálogo de la colección de dibujos originales de la Biblioteca Nacional, Madrid: Biblioteca Nacional, 1906. BOIX, FÉLIX, Exposición de dibujos originales, 1750-1850. Catálogo guía, Madrid: Blass, 1922.

 

BARBEITO, JOSÉ MANUEL, Dibujos de arquitectura y ornamentación de la Biblioteca Nacional. Tomo II, Siglo XVIII. (Ed. Isabel Clara García-Toraño Martínez), Madrid: Biblioteca Nacional de España, 2009

 

CANALS I RUERA, MARIA, Francesc Muntaner i Moner, un gravador mallorquí del segle XVIII. Tesis doctorial (dir. Marià Carbonell i Buades). Universitat Autònoma de Barcelona, 2016.

CAPEL, HORACIO, Los Ingenieros militares en España, siglo XVIII: repertorio biográfico e inventario de su labor científica y espacial, Barcelona: Universidad, 1983.

 

CAPEL, HORACIO; SÁNCHEZ, JOAN EUGENI; MONCADA, OMAR, De Palas a Minerva. Los ingenieros militares del siglo XVlll, Madrid: Ed. Serbal, CSIC, 1988.

 

CAPEL, HORACIO, “Los proyectos del ingeniero militar Sebastián Feringan (1741) y de Francisco Boizot (1774) para el trasvase de los ríos Castril y Guardal con la construcción de un canal navegable y para el riego de los campos de Lorca, Totana, Cartagena y Murcia”, Biblio 3W Revista bibliográfica de geografía y ciencias sociales. Universidad de Barcelona, (2001), 310.

 

CARLOS III alcalde de Madrid: 1788-1988 [cat. exp.], (Carlos Sambricio, coord.), Madrid: Ayuntamiento de Madrid, 1988.

 

CARRETE JUAN; VILLENA, E., Joaquín José Fabregat. Valencia, Madrid, México, Valencia: Generalitat Valenciana, 1990, n. 23, p. 144.

 

CATÁLOGO del gabinete de estampas del Museo Municipal de Madrid. Estampas españolas, Madrid: Ayuntamiento, 1985.

 

CLEMENTE BARRERA, JAVIER BLAS; CARRETE JUAN; MEDRANO, JOSÉ MIGUEL, Calcografía Nacional: catálogo general, Madrid: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Calcografía Nacional, 2004, vol I, pp. 13-25, 138.

 

CONCA, ANTONIO, Descrizione odeporica della Spagna in cui spezialmente si da notizia della cose spettanti alle belle arti degne dell attenzione del curioso viagiatore. Parma: Stampeia reale, 1793-1797. 4 vols., Vol I, 1793.

 

CORELLA SUÁREZ, PILAR, “Los trabajos preparatorios para el mapa topográfico y vistas de Aranjuez, 1775, por Don Domingo de Aguirre”, Anales del Instituto de Estudios Madrileños, XXVII (1989), pp. 257-284.

 

CORELLA SUAREZ, PILAR, “Aportaciones a la “Descripción del Gran Priorato” de Domingo de Aguirre”, Anales Toledanos, 29 (1992), pp. 133-181.

 

CORELLA SUÁREZ, PILAR, “Barcas de río en la geografía madrileña de los siglos XVI a XIX», Anales del Instituto de Estudios Madrileños, XVIII (1998), pp. 221-260, p. 251.

 

CRESPO DELGADO, DANIEL; CORONADO TORDESILLAS, JOSÉ MARÍA; RUIZ FERNÁNDEZ, RITA, “El primer manual de Caminos español: Domingo de Aguirre, 1781”, Sueño e ingenio. Libros de ingeniería civil en España: del Renacimiento a las Luces. (Daniel Crespo Delgado, coord.) Madrid: Biblioteca Nacional de España y Fundación Juanelo Turriano, 2020, pp. 243-250.

 

CRUZ Y BAHAMONDE, NICOLÁS de la (Conde de Maule), Viage de España, Francia e Italia, en el qual se describen Valsain, La Granja, Segovia, Escorial, Aranjuez y los pueblos de la carrera de Andalucia dando la vuelta por Jaen y Granada hasta Cadiz, Vol XII, Cádiz: Imprenta de Manuel Bosch, 1812.

 

DIARIO de Madrid, 30-8-1790, pp. 971-973.

EXPOSICIÓN el Madrid de Carlos III (1759-1788), Madrid: Ayuntamiento y Museo Municipal de Madrid, 1960.

 

FLORIDABLANCA, la sombra del rey [cat. exp.]; Francisco Javier Guillamón Álvarez (dir.), Murcia: Instituto de las Industrias Culturales y las Artes, 2019.

 

EXPOSICIÓN del Antiguo Madrid. Catálogo guía. Madrid: Sociedad Española de Amigos del Arte, 1926.

 

GOITIA CRUZ, JESÚS AITOR, Transformaciones urbanas en torno a las reales puertas de la Villa de Madrid (1656-1860). Tesis Doctoral (dir. Javier Ortega Vidal). Madrid: ETS Arquitectura, UPM, 2015.

 

El GRABADO a buril en la España ilustrada: Manuel Salvador Carmona [cat. exp.], (Juan Carrete Parrondo, comisario), Madrid: Museo Casa de la Moneda, 1989.

 

JORDÁN DE URRÍES Y DE LA COLINA, JAVIER, La Real Casa del Labrador de Aranjuez, Madrid: Patrimonio Nacional, 2009, p. 148.

 

LASSO DE LA VEGA ZAMORA, MIGUEL; SANZ HERNANDO, ALBERTO; RIVAS QUINZAÑOS, PILAR, Palacios de Madrid, Madrid: Consejería de Cultura y Turismo, 2010.

 

LÁZARO, José. Colección Lázaro. Dibujos originales, Serie III. Madrid: Fototipia Hauser y Menet, 1915[ca], nº 15, Serie III.

 

LÓPEZ Y MALTA, CÁNDIDO, Historia Descriptiva del Real Sitio de Aranjuez escrita en 1868 por…sobre lo que escribió en 1804 D. Juan Alvarez de Quindós, Aranjuez, 1876. Ed. fac. Aranjuez: Doce Calles, 1988.

 

LOPEZOSA APARICIO, CONCEPCIÓN, El Paseo del Prado de Madrid. Arquitectura y desarrollo urbano en los siglos XVII y XVIII, Madrid: Fundación de Apoyo a la Historia del Arte Hispánico, 2005.

 

MADRID hasta 1875, Testimonios de su historia [cat. exp.], Madrid: Museo Municipal, 1979.

 

MADRID. Tres siglos de Cartografía. Ciudad y Comunidad en la Biblioteca Regional [cat, exp], (Javier Ortega Vidal com.), Madrid: Comunidad, 2019, p. 109.

 

MARTÍNEZ MEDINA, ÁFRICA, “Urbanización de los paseos del sur de Madrid”, Francisco Sabatini 1721-1797. La arquitectura como metáfora del poder. Madrid: Electa, 1993 p. 428.  

MADOZ, PASCUAL, Diccionario geográfico-estadístico-historico de España y sus posesiones de ultramar, Vol. 10, Madrid: Establecimiento tipográfico de P. Madoz y L. Sagasti, 1847, pág. 689.

 

MARTÍN-LANUZA MARTÍNEZ, ALBERTO, Diccionario biográfico del generalato español. Reinado de Carlos IV y Fernando VII (1788 – 1833), Villatuerta (Navarra): Foro para el Estudio de la Historia Militar de España, 2012, p. 21.

 

MEMORIA de Madrid (http://www.memoriademadrid.es/)

 

MERLOS ROMERO, MAGDALENA, ”Imagen de Aranjuez: Lord Grantham en la corte de Carlos III”, Enlaces, Revista del CES Felipe II, Universidad Complutense de Madrid, 15 (2013). (http://www.cesfelipesegundo.com/revista/)‎

 

MERLOS ROMERO, MAGDALENA, Aranjuez imagen de un mito romántico, Tesis Doctoral (dir. Victoria Soto Caba), Madrid: UNED, 2014.

 

MERLOS ROMERO, MAGDALENA, De lo clásico y lo romántico. Imagen de Aranjuez en el siglo de Carlos III, Aranjuez: Ayuntamiento, 2016.

 

MERLOS ROMERO, MAGDALENA, “Aranjuez: la imagen de España en tiempos de Carlos III”, Madrid Histórico, 66 (2016), pp. 74-79.

 

MERLOS ROMERO, MAGDALENA, “Imagen de Aranjuez durante el reinado de Carlos III. De Domingo de Aguirre a Lord Grantham”, III Centenario del Nacimiento de Carlos III. XLV Ciclo de Conferencias, Madrid. Instituto de Estudios Madrileños, 2018, pp. 385-410.

 

MERLOS ROMERO, MAGDALENA, “Imagen festiva de Aranjuez: los cambiantes escenarios del rey”, El Rey festivo: Palacios, Jardines, Mares y Ríos como escenarios cortesanos (siglos XVI-XIX).   Valencia: Universidad, 2019, pp. 175-208.

 

MOLEÓN GAVILANES, PEDRO, Juan de Villanueva, Madrid: Akal, 1989

 

MOLEÓN GAVILANES, PEDRO, La arquitectura de Juan de Villanueva: el proceso del proyecto, Madrid: Colegio Oficial de Arquitectos, Servicio de Publicaciones, 1988.

 

MUÑOZ VILLARREAL, JOSÉ, «Consabura: algunas observaciones en torno a la obra de Domingo de Aguirre: El Gran Priorato de San Juan de Jerusalén en Consuegra, en 1769». Hispania Antiqua, 21, (1997), pp. 571-598.

 

NÚÑEZ IGLESIAS, INDALECIO y FERNÁNDEZ NÚÑEZ, PEDRO, El coloquio de Brión, Madrid: CSIC- Instituto Histórico de la Marina, 1977, p. 86.

 

PÁEZ RÍOS, ELENA, Repertorio de Grabados Españoles, Madrid: Ministerio de Cultura, 1982, III, pp.134-41.

PÉREZ SÁNCHEZ, ALFONSO EMILIO, Historia del dibujo en España de la Edad Media a Goya. Cuadernos de Arte, Madrid: Cátedra, 1986.

 

PONZ, ANTONIO, Viage de España, en que se da noticia de las cosas más apreciables y dignas de saberse, que hay en ella, Madrid: Vda. de Ibarra, hijos y cía, 1787, VI.

 

PONZ, ANTONIO, Viaje de España, vol. I, Madrid: Aguilar, 1988.

 

PRIEGO, CARMEN (ed.), Dibujos en el museo de historia de Madrid. Vistas de los siglos XVIII, XIX y XX. Madrid: Museo de Historia de Madrid, 2007, pp. 64-65.

 

El REAL Sitio de Aranjuez y el Arte Cortesano del siglo XVIII. [Cat. exp. Palacio Real, Aranjuez]. Antonio Bonet Correa (comisario). Madrid: Comunidad Autónoma de Madrid – Patrimonio Nacional, 1987.

 

REYERO, CARLOS, Alegoría, Nación y Libertad: el olimpo constitucional de 1812, Madrid: Siglo XXI de España, 2001.

 

SAINZ DE ROBLES, FEDERICO CARLOS, Historia y estampas de la Villa de Madrid, Madrid; Giner, 1984. t. 2, p. 402.

 

SAN-ANTONIO-GÓMEZ CARLOS; CRISTINA VELILLA; FRANCISCO MANZANO-AGUGLIARO, “Similarities between L’Enfant’s Urban Plan for Washington, DC, and the Royal Site of Aranjuez, Spain”, Journal of Urban Planning and Development. 145 -2 (2019). DOI: 10.1061/(ASCE)UP.1943-5444.0000495

 

SANCHO GASPAR, JOSÉ LUIS, La arquitectura de los Sitios Reales. Catálogo Histórico de los Palacios, Jardines y Patronatos Reales del Patrimonio Nacional. Madrid: Editorial Patrimonio Nacional, 1995.

 

SANCHO GASPAR, JOSÉ LUIS, El Palacio Real de Aranjuez. Cuadernos de restauración de Iberdrola, VII. Madrid: PN Iberdrola, 2003.

(www.fundacioniberdrola.org/webfund/gc/…/palacio_arajuez.pdf)

 

SANCHO, ‎JOSÉ LUIS y ORTEGA VIDAL, JAVIER (eds.), Una corte para el rey: Carlos III y los Sitios Reales, Dirección General de Patrimonio Cultural, 2016, pp. 133-141.

 

SANZ JIMENO, ALBERTO, “Jardín del Príncipe”, Arquitectura y desarrollo urbano. T IX Comunidad de Madrid, Aranjuez. Madrid: Comunidad de Madrid, 2004, pp. 284-295.   (SANZ 2004), 284-295.

 

TALBOT DILLON, JOHN Sir, Travels through Spain: with a view to illustrate the natural history and physical geography of that kingdom, in a series of letters. Interspersed with historical anecdotes; adorned with copper-plates and a new map of Spain; written in the course of a late tour through that kingdom, London: S. Price [et. al.], 1781.

 

TORRE CASAPONSA, RAFAEL de la, “El arenal de Doniños y la defensa de Ferrol: controversias y precisiones sobre la batería de Nuestra Señora del Carmen”, Revista de Historia Militar, 126 (2019), pp. 45-90.

 

VEGA, JESUSA, Catálogo de estampas, Madrid: Museo del Prado, 1992.

 

VELARDE FUENTES, JUAN; NUÑEZ DE LAS CUEVAS, RODOLFO; GONZÁLEZ GARCÍA, ANTONIO, “Ingenieros militares y la real sociedad geográfica”, Boletín de la Real Sociedad Geográfica, CXLVIII, 2012, pp. 9-22.

 

VIERA y Clavijo: de isla en continente [cat.exp. Madrid, BNE], Santa Cruz de Tenerife: Ed. Idea, 2019.

 

VILLENA E. et al, Fernando Selma. El grabado al servicio de la cultura ilustrada, Barcelona: Fundación la Caixa, 1993.

 

FUENTES DOCUMENTALES

 

ARCHIVO GENERAL DE PALACIO (AGP), Adminisitrativa, Cª 15/7.

ARCHIVO GENERAL DE SIMANCAS (AGS). Mapas, Planos y Dibujos,19-252.

 

ARCHIVO HISTÓRICO MILITAR (AHM), Colección Aparici, Indice de los Ingenieros Militares, siglo XVIII. T 56-57 (microfilm pp. 208, 227, 246, 540, 580, 626, 846, 1604, 1608 y 1893)

ARCHIVO HISTÓRICO NACIONAL (AHN), Consejos, leg. 11278, n. 22.

 

ARCHIVO MILITAR GENERAL DE SEGOVIA (AMGS). 1/440ª EXP. 03. carpeta 1. 1757 – dic 1799. Domingo de Aguirre. Expediente personal.

ARCHIVO DE LA REAL CHANCILLERÍA DE VALLADOLID (ARCV), Sala de Hijosdalgo, caja 999,46. 1791, Pleito de Domingo de Aguirre, coronel de ingenieros, vecino de Madrid.

 

ARCHIVO GENERAL MILITAR DE MADRID (AGMM).

 

ARCHIVO DE LA REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE SAN FERNANDO (ARABASF), A-777, A-778, A-779.

 

BIBLIOTECA HISTÓRICA MARQUÉS DE VALDECILLA

 

BIBLIOTECA HISTÓRICA DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID (BHUCM)

 

BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA (BNE)

 

BRITISH MUSEUM https://www.britishmuseum.org/collection/term/BIOG16955

 

CALCOGRAFIA NACIONAL

 

CENTRO CULTURAL DE LOS EJÉRCITOS (MADRID). Biblioteca.

 

CENTRO GEOGRÁFICO DEL EJÉRCITO DE TIERRA (CEGET)

 

MUSEO DE HISTORIA DE MADRID

 

MUSEO DEL PRADO

 

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA (RAH). 1850. CASTILLO Y ALBA, Enrique del, Idea de la obra de D. Domingo de Aguirre titulada “histórica descripción del Gran Priorato de San Juan de Jerusalén en Castilla y León, Madrid. Mss. 11-2-7-9, 9-6514.

 

REAL BIBLIOTECA (RB)

 

SERVICIO GEOGRÁFICO DEL EJÉRCITO (SGE)

 

CRONOLOGÍA DE SUS OBRAS RELEVANTES EN MADRID, CON INCLUSIÓN DE REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA Y REFERENCIA DOCUMENTAL RESPECTIVA

 

MADRID

Camino del Puente de Toledo al Puente de Segovia. 1775-1780

Referencia Bibliográfica

Referencia Documental

AGP 18232, 18233.

 

ARANJUEZ

 

Obra hidráulica

Referencia Bibliográfica

CORELLA (1998), 251

AGUIRRE (1796)

Referencia Documental

AGP, AP, Aranjuez, Caja 14.268, XVI hojas, 8°. AGUIRRE, DOMINGO de, Observaciones hechas sobre los motivos de llevarse tan repetidas veces el Río Tajo el Puente de Barcas en el Real Sitio de Aranjuez

 

Obra de fortificación y defensa

Embarcadero del Jardín del Príncipe, -1784

Referencia Bibliográfica

ÁLVAREZ DE QUINDÓS (1804), 403-404.

JORDÁN (2009), 43.

LÓPEZ Y MALTA (1876), 291

PONZ (1787), PP.

SANCHO (1995), 388

SANZ (2004), pp. 285-286

El Castillo o Caballero. Aranjuez. 1794.

Referencia Bibliográfica

ÁLVAREZ DE QUINDÓS (1804), 403-404.

Referencia Documental

AGP 14260. 1794, 5 de junio Obras en Aranjuez. Sillería, obras Caballero y Plaza Redonda.

 

OBRA GRÁFICA

 

Topografía del Real Sitio de Aranjuez, 1773. (dibujo). Josef Castillo (Orla y figura). Juan Antonio Salvador Carmona (grab.) (16 lám.) escala ca. 1:4.100.

Referencia Bibliográfica

CARTOGRAFÍA (1992)

CONCA (1793), 306

CRUZ (1812)

MADRID (2019),109

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

TALBOT DILLON (1781), 90

PONZ (1787), 295, 302

REAL Sitio (1987), 134

SAN-ANTONIO-GÓMEZ, VELILLA, MANZANO-AGUGLIARO (2019)

Referencia Documental

BNE MV/12

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2477. R. 2626 a 2641.

BRM, Mp.VI/31, 56 a

RAH, Sección de Cartografía y Artes Gráficas — Signatura: C-057-001

CEGET

 

Sitio Real de Aranjuez: visto desde los altos de Mira el Rey junto a la Casa de la Montaña, 1773 (dibujo). Juan Barcelon (grab.)

Referencia Bibliográfica

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

Referencia Documental

BNE, INVENT/23142

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2483. R. 2621.

BHUCM. GRA 5

BRITISH MUSEUM , 1017, 1208.468

 

Real Sitio de Aranjuez visto desde el Camino de Ocaña, 1773 (dibujo). José Joaquín Fabregat (grab.)

Referencia Bibliográfica

CARRETE, VILLENA (1990), 144, n. 23.

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

Referencia Documental

BNE 231400001

BRITISH MUSEUM , 1917, 1208.469

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2482. R. 2620

 

Las Calles de la Reyna Principe è Infantas en el Real Sitio de Aranjuez: Vistas desde la entrada por el Puente de Barcas, 1773 (dibujo). Joaquín Ballester (grab.)

Referencia Bibliográfica

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

Referencia Documental

BRITISH MUSEUM , 1917, 1208.467

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2484. R. 2623.

BNE Dib/15/85/4 B 783.

http://bibliotecadigitalhispanica.bne.es///exlibris/dtl/d3_1/apache_med

 

La Plaza de S. Antonio en el R. Sitio de Aranjuez: vista desde la entrada por el Puente de Barcas, 1773 (dibujo). Jerónimo Antonio Gil (grab.)

Referencia Bibliográfica

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

Referencia Documental

BRITISH MUSEUM , 1917, 1208.470.

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2480. R. 2617.

 

Palacio Real de Aranjuez. Visto desde la Calle del medio que pasa entre los Quarteles de Guardias de Infantería, 1773 (dibujo). Manuel Salvador Carmona (grab.)

Referencia Bibliográfica

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

PÁEZ (1982), III, 1969-41.

Referencia Documental

BRITISH MUSEUM , 1949,0601.13.

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2481. R. 2619.

GRABADO (1989), 105, n. 140.

MUSEO DE HISTORIA DE MADRID, 5012

 

Real Palacio de Aranjuez: visto desde la entrada por el Puente de Barcas, 1773. (dibujo). Juan Minguet (grab.)

Referencia Bibliográfica

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

Referencia Documental

BNE 23135

BRITISH MUSEUM , 1917, 1208.471

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2485. R. 2624.

 

Sitio Real de Aranjuez. Visto desde el arca del agua junto al Camino de Ocaña, 1773. (dibujo). Juan Moreno Tejada (grab.)

Referencia Bibliográfica

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

Referencia Documental

BRITISH MUSEUM , 1917, 1208.473

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2486. R. 2625.

 

Sitio Real de Aranjuez: Visto desde un balcon del Palacio de S. M. En la fachada que mira al Oriente, 1773. (dibujo). Fernando Selma (grab.)

Referencia Bibliográfica

CATÁLOGO, (1985) 106-4.
MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

VILLENA et al. (1993), 44, n. 15.

Referencia Documental

BRITISH MUSEUM , 1917, 1208.

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2487. R. 2622.

MUSEO DE HISTORIA DE MADRID, 5012

 

Los Quarteles de las Compañias de Guardias de Infanteria en el Real Sitio de Aranjuez Vistos desde la Calle de Toledo, 1775. (dibujo). Fernando Selma (grab.)

Referencia Bibliográfica

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

PÁEZ (1982), III,134-141
VEGA (1992), n. 1103, p. 215.

VILLENA et al. (1993), 44, n. 14.

Referencia Documental

BNE INVENT/23142

BRITISH MUSEUM , 1917, 1208.466

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2489. R. 2616.

MUSEO DE HISTORIA DE MADRID, 5020

 

La Casa de las Bacas en el R. Sitio de Aranjuez. Vista desde el Camino nuevo de Madrid, 1775. (dibujo). Francisco Muntaner (grab.)

Referencia Bibliográfica

CANALS (2016)

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

PÁEZ (1982), III, 1458-7
REAL (1987), 134

VEGA (1992), n. 1104, p. 215.

Referencia Documental

BNE, INVENT/23143

BRITISH MUSEUM , 1017, 1208.465

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2488. R. 2618.

LÁZARO (1915), [ca]. nº 15, Serie III.

MUSEO DEL PRADO. Catálogo de estampas, 1104

NATIONAL GALLERY OF ART, Washington DC.

 

El jardin del Cavallo en el Buen Retiro visto desde el balcon que cae al de los reynos ‏ 1778.

Referencia Documental

BNE, dib/14/48/49

Referencia Bibliográfica

FLORIDABLANCA (2019), 468

 

El jardín de San Pablo en el Buen Retiro visto desde la parte de la derecha junto la fuente o estanque pequeño circular. 1778.

Referencia Documental

BNE, dib/14/48/48

Referencia Bibliográfica

FLORIDABLANCA (2019), 468

 

Villa y Corte de Madrid vista desde las alturas del camino de San Bernardino. 1780

(tinta, aguada parda, gouache)

Referencia Bibliográfica

BARCIA (1906), p. 149 n. 779.
BOIX (1922), 11, n. 1.
BOIX (1922), 89, n. 1.
CARLOS III (1988), 640, n. 204.
EXPOSICIÓN (1922)

FLORIDABLANCA (2019), 88.
GOITIA (2015), 195.

MADRID (1979), 216, N. 507.
BARBEITO (2009), n. 2.
VIERA (2019), 30.

Referencia Documental

BNE dib 14/48/46

 

La Villa y Corte de Madrid vista desde el camino de Alcalá. 1780 (tinta, aguada de colores, gouache).

Referencia Documental

BNE dib 14/48/47

Referencia Bibliográfica

BARBEITO (2009), 3.

BARCIA (1906), p. 149 n. 780.

BOIX (1922), p. 11, n. 2.

BOIX (1922), p. 89, n. 2.

CARLOS III (1988) 640, n. 203.

EXPOSICIÓN (1926) 277 n. 52.

EXPOSICIÓN (1960), 44, n. 17.

FLORIDABLANCA (2019), 454.

GOITIA (2015), 196.

LOPEZOSA (2005), 449.

MADRID (1979) 215, n. 506.

SAINZ (1984), t. 2, 402.

VIERA (2019), 30.

 

Vista de Madrid por el Este desde los altos del Retiro (atribuido) Hacia 1790. (Óleo)

Referencia Documental

Museo de Historia de Madrid, inv. 2016/21/1

Referencia Bibliográfica

FLORIDABLANCA (2019), 105

 

Merienda campestre junto a la plaza de toros y la puerta de Alcalá (atribuido) Último tercio del siglo XVIII.(Temple sobre papel).

Referencia Documental

Museo de Historia de Madrid, inv. 4457

Referencia Bibliográfica

PRIEGO (2007), pp. 64-65.

 

 

MARÍA MAGDALENA MERLOS ROMERO

FECHA DE REDACCIÓN. 20 DE DICIEMBRE 2020

FECHA DE REVISIÓN.

 

NOTAS

[1] PILAR CORELLA SUÁREZ, “Los trabajos…”, 1989; PILAR CORELLA SUÁREZ, “Aportaciones…”, 1992.

[2] Como algunos dibujos de la ciudad de Burgos del siglo XIX custodiados en la Biblioteca Nacional de España.

[3] Archivo de la Real Chancillería de Valladolid, (ARCV), Sala de Hijosdalgo, caja 999,46.

[4] Su trayectoria militar en Archivo Militar General de Segovia (AMGS), 1/440ª EXP. 03. carpeta 1.

[5] AMGS, 1/440ª EXP. 03. carpeta 1.

[6] ARCV, Sala de Hijosdalgo, caja 999,46. Aguirre contaba 41 años cuando se casó, una edad avanzada, pero habitual en la profesión, por los sucesivos cambios de destino.

[7] En 1784, fecha del nacimiento de Tiburcio Carlos, vivía la familia en la calle Fuencarral, 2. ARCV, Sala de Hijosdalgo, caja 999,46.

[8] En 1791 vivía en la parroquia de Santiago. ARCV, Sala de Hijosdalgo, caja 999,46.

[9] ARCV, Sala de Hijosdalgo, caja 999,46.

[10] DOMINGO DE AGUIRRE, Planos que manifiestan el estado en que se halla el Alcazar de Toledo… 1-4,   BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA (BNE), Dibujos, 14/13/1, 14/13/2, 14/13/3, 14/13/4.

[11] AMGS, 1/440ª EXP. 03. carpeta 1.

[12] JESÚS AITOR GOITIA CRUZ, Transformaciones…¸2015, pp. 187, 195-196; ÁFRICA MARTÍNEZ MEDINA, “Urbanización…”, 1993 p. 428.

[13] PILAR CORELLA SUÁREZ, “Barcas…”, 1998, p. 251.

[14] HORACIO CAPEL, JOAN EUGENI SÁNCHEZ, OMAR MONCADA, Los Ingenieros…, 1983; HORACIO CAPEL, De Palas…, 1988, HORACIO CAPEL, “Los proyectos…”, 2001.

[15] RAFAEL DE LA TORRE CASAPONSA, “El arenal…”, 2019, pp. 45-90.

[16] ARCHIVO GENERAL DE SIMANCAS (AGS). Mapas, Planos y Dibujos,19-252).1797, sept, 1. “Plano y perfil de la Batería de Nra. Señora del Carmen de Doniños”. AGMM, Cartografía. C-30/15 .Plano y perfil de Nuestra Señora del Carmen de Doniños conforme se halla hoy día de la fecha. Blas Gil de Bernabé, 1797, sept, 11. Gil de Bernabé con visto bueno de Domingo de Aguirre.

[17] ARCHIVO GENERAL MILITAR DE MADRID. AGMM. CGD, 3-1-9-15. Caja 6814. “Sobre lo conveniente a la defensa del Departamento de El Ferrol (La Coruña)”. Domingo Aguirre a Galcerán de Villabla. Coruña, 22 de julio de 1797; fol. 1.

[18] JESÚS AITOR GOITIA CRUZ, Transformaciones…¸2015, pp. 187, 195-196; ÁFRICA MARTÍNEZ MEDINA, “Urbanización…”, 1993 p. 428.

[19] BNE, Dibujos, 14/48/47

[20] BNE, Dibujos, 14/48/46

[21] Museo de Historia de Madrid (MHM), inv. 2016/21/1 y 4457.

[22] DIARIO de Madrid, 30-8-1790, pp. 971-973.

[23] PILAR CORELLA SUÁREZ, “Los trabajos…”, 1989, pp. 257-284.

[24] ARCHIVO GENERAL DE PALACIO (AGP), Administraciones Patrimoniales, Aranjuez, Caja 14.268, XVI hojas, 8°; DOMINGO DE AGUIRRE, Observaciones …, 1796.

[25] JUAN ANTONIO ÁLVAREZ DE QUINDÓS, Descripción, 1804, p. 277. Autoría de Villanueva para el puente de Barcas en PEDRO MOLEÓN, Juan de Villanueva, 1989.

[26] JUAN ANTONIO ÁLVAREZ DE QUINDÓS, Descripción, 1804, p. 277. PEDRO MOLEÓN GAVILANES, Juan de Villanueva, 1989, atribuye el castillo llamado “de Godoy” a Juan de Villanueva.

[27] Real biblioteca (RB), cat. Car. Ms, 103. PABLO BOUTELOU, 1784, Plano del jardin del Sermo. Señor Principe de Asturias en el Rl. Sitio de Aranjuez.

[28] AGP, Administraciones Patrimoniales, Aranjuez, Caja 14.260. En 1794 Aguirre disponía sillería para la Plaza Redonda y el Patio de Caballeros, si bien planteó en otros casos el enladrillado. El documento, que menciona dos proyectos, el inventario de la sillería de esta obra de Aguirre y los materiales empleados por Juan de Villanueva en la Casa del Labrador confirman una actividad simultánea de ingeniero y arquitecto en el sitio, pero en distintas obras.

[29] PEDRO MOLEÓN GAVILANES, Juan de Villanueva, 1989; ALBERTO SANZ JIMENO, “Jardín del Príncipe”, 2004, pp. 284-295.

[30] AGP, Administraciones Patrimoniales, Aranjuez, Caja 14.260. En 1794 Aguirre disponía sillería para la Plaza Redonda y el Patio de Caballeros, si bien planteó en otros casos el enladrillado. El documento, que menciona dos proyectos, el inventario de la sillería de esta obra de Aguirre y los materiales empleados por Juan de Villanueva en la Casa del Labrador confirman una actividad simultánea de ingeniero y arquitecto en el sitio, pero en distintas obras.

[31] Sugerida por ALBERTO SANZ JIMENO, “Jardín del Príncipe”, 2004, pp. 284-295, aunque sin argumentación. Por su parte PEDRO MOLEÓN GAVILANES, “La arquitectura…”, 1989, incluye el embarcadero y las obras del Sotillo entre las obras de Juan de Villanueva.

[32] Se adelanta la data tradicional de 1787-1791 dada por JOSÉ LUIS SANCHO GASPAR, La arquitectura…, 1995, p. 388; ALBERTO SANZ JIMENO, “Jardín del Príncipe”, 2004, pp. 284-295; PEDRO MOLEÓN GAVILANES, “La arquitectura…”, 1989, p 46). Se argumenta sobre diversas referencias cronológicas, que se suman a su representación en el plano de Pablo Boutelou de 1784. En primer lugar, el jardín se había iniciado por Real Orden de 3 de octubre de 1772; en segundo lugar, Aguirre no detalló ninguna construcción en la zona que denomina “embarcadero del Príncipe” en su muy precisa topografía de Aranjuez, impresa en 1775. Por otra parte, Ponz describe el embarcadero en 1786, fecha de su actualización al viaje primero por España para la edición de 1787 ( ANTONIO PONZ, Viaje…1988, vol I. pp. 295, 302). Sobre este dato, cabe recordar que Aguirre había sido comisionado a Aranjuez en 1774, lugar del que no se desvinculó en su trayectoria profesional. Del mismo modo, en 1786 Juan de Villanueva aún no había comenzado sus relaciones con el real sitio, que iniciaría en la década de los noventa. Manuel Serrano, el arquitecto destinado al real sitio de Aranjuez y director de las obras del príncipe e infantes, desempeñó este puesto hasta su fallecimiento en 1785.

[33] RB, cat. Car. Ms, 103. PABLO BOUTELOU, 1784, Plano del jardin del Sermo. Señor Principe de Asturias en el Rl. Sitio de Aranjuez.

[34] PATRIMONIO NACIONAL, Madrid. FERNANDO BRAMBILLA, Vista del embarcadero en el Jardín del Príncipe, Óleo sobre lienzo. H. 1830.

[35] DOMINGO DE AGUIRRE, Modo práctico…, 1781.

[36] Recientemente dado a conocer y estudiado por DANIEL CRESPO DELGADO, JOSÉ MARÍA CORONADO TORDESILLAS, RITA RUIZ FERNÁNDEZ, “El primer manual…”, 2020.

[37] DANIEL CRESPO DELGADO, JOSÉ MARÍA CORONADO TORDESILLAS, RITA RUIZ FERNÁNDEZ, “El primer manual…”, 2020.

[38] AGP, Administraciones Patrimoniales, Aranjuez, Caja 14.268.

[39] DOMINGO DE AGUIRRE, Descubrimiento… 1799.

[40] La edición de 1769 lleva firma de 28 de febrero de 1770 (BNE. Mss. 20, 551). La edición de 1772 se custodia en la Biblioteca Real (BR, 2-K-5, VII-H-G, Ms. II-1541. Destacan los estudios de PILAR CORELLA SUÁREZ, “Aportaciones…”, 1992 y JOSÉ MUÑOZ VILLARREAL, “Consabura…”, 1997.

[41] “ofresco esta obra trabajada en las oras vacantes que me han dejado las faenas y obligación de mi empleo”

[42] El proceso de elaboración en PILAR CORELLA SUÁREZ, “Los trabajos…”, 1989.

[43] Manuel Salvador Carmona, Francisco Muntaner, José Joaquín Fabregat, Juan Barcelón, Joaquín Ballester, Jerónimo Antonio Gil, Juan Minguet, Fernando Selma, Moreno Tejada. Las matrices de 1789 se conservan en la Calcografía Nacional. Existen copias en numerosas instituciones, entre ellas la Biblioteca Nacional de España.

[44] El número total de vistas es de diez, dos de ellas añadidas en 1775, si bien la historiografía no siempre las ha computado correctamente.

[45] AHN, Consejos, leg. 11278, n. 22. Cfr. JAVIER BLAS CLEMENTE BARRERA, JUAN CARRETE, JOSÉ MIGUEL MEDRANO, Calcografía Nacional, 2004, vol. I, p. 119-138.

[46] SIR JOHN TALBOT DILLON, Travels… L1781, p. 90; ANTONIO CONCA, Descrizione…, 1793, p. 306; NICOLÁS DE LA CRUZ Y BAHAMONDE, Viage…, 1812.

[47] Ello explica la presencia de ejemplares de estos grabados desde fechas tempranas en instituciones internacionales.

[48] Cabe destacar JOSÉ LUIS SANCHO GASPAR, La arquitectura…, 1995; JOSÉ LUIS SANCHO GASPAR, Javier Ortega Vidal, Una corte…, 2016, pp. 133-141; CARLOS SAN-ANTONIO, CRISTINA VELILLA, FRANCISCO MANZANO-AGUGLIARO, “Similarities…”, 2019.

[49] A partir de la tesis doctoral de MAGDALENA MERLOS ROMERO, Aranjuez imagen de un mito romántico, 2014, la autora lo aborda en “Aranjuez, la imagen de España…,” 2016, De lo clásico y lo romántico…, 2016, “Imagen de Aranjuez durante…”, 2018.

[50] CARLOS REYERO, Alegoría… , 2001.

[51] En este punto, lo habitual es que el espectador vire su mirada hacia el palacio, 180º al Oeste.

[52] Indica Sancho (2003) El Palacio Real de Aranjuez. Cuadernos de restauración de Iberdrola, VII. Madrid: PN Iberdrola, 2003 (www.fundacioniberdrola.org/webfund/gc/…/palacio_arajuez.pdf)

que esta vista refleja el proyecto de Sabatini, apenas iniciado en 1773.

[53] De hecho, las alas del palacio no aparecen en la vista desde el camino de Ocaña. Sí aparecen en la Topografia…

[54] FEDERICO CARLOS SAINZ DE ROBLES, Historia…, 1984.

[55] Diseñada por Juan Gómez de Mora

DOMINGO DE AGUIRRE JIMÉNEZ

 

Ingeniero militar. Orán (Argelia) 13-5-1741 – Madrid, 1804

 

Domingo Antonio de Aguirre Jiménez fue un ingeniero militar cuya trayectoria profesional discurrió entre los diversos destinos a que fue comisionado y su presencia en la Corte. Su nombre resulta conocido por los numerosos estudios históricos que se han servido de su interesante producción gráfica como fuente documental, sin embargo, son escasas las investigaciones que han tenido por objeto su obra y su biografía[1], en ocasiones con datas contradictorias entre sí o adscripciones erróneas[2].

 

Nació en Orán, el destino donde su padre Carlos ejercía de contador general y se había casado con María Jiménez. Descendía de una familia militar oriunda de Galicia, de la villa de la Puebla del Deán de Santiago (hoy Puebla de Caramiñal), aunque afincada desde finales del siglo XVII en Madrid[3]. Su posición social le permitió acceder como cadete a la Compañía de Artilleros minadores de Orán el 20 de mayo de 1757[4], en calidad de ingeniero voluntario, formándose en la escuela de matemáticas que se había fundado en la plaza en 1732 y combatiendo hasta en seis ocasiones en tierra africana. Cinco años después, el 28 enero de 1762 pasó a la Real Brigada de Carabineros, donde fue ascendido a alférez y reconocido como ingeniero distinguido, para posteriormente ser nombrado subteniente con el empleo de ayudante de ingeniero. En dicho año de 1762 participó en la campaña de Portugal, teniendo bajo su responsabilidad el plano de operaciones, campamentos y marchas en la sucesiva ocupación militar de pueblos y enclaves. El 17 de mayo de 1766, ingresó con el empleo de teniente e ingeniero extraordinario en el Real Cuerpo de Ingenieros; tuvo comisiones especialmente en el campo de caminos, también le fueron encomendadas tareas en el alcázar de Toledo, caballerizas de Córdoba, Priorato de San Juan[5]. Promocionó a capitán de Infantería e ingeniero ordinario de los Reales Ejércitos, Plazas y Fronteras, el 20 de abril de 1772. El 20 de mayo, poco después del encargo por Carlos III de sus reconocidas vistas y Topografía de Aranjuez, fue destinado por Real Orden a Madrid, al servicio del secretario de Estado, el marqués de Grimaldi. En 1773 ya era capitán de Infantería. En 1774 fue adscrito al ramo de Caminos, Puentes, Edificios de Arquitectura civil y Canales de Riego y Navegación, dirigido por Francisco Sabatini y creado en ese mismo año, fruto de la necesidad de especialización en secciones del cuerpo de ingenieros militares y fuera del influjo de la academia de Bellas Artes y de las propias academias militares. Fue entonces destinado a Aranjuez, donde continuó sus trabajos topográficos. Hubo de esperar al 7 de marzo de 1777 para alcanzar la graduación de teniente coronel. En 1776 viajó a Murcia, comisionado en el Canal, de donde pasó a Extremadura para regresar a Madrid. Aunque no está documentado, pudo estar destinado al asedio de Gibraltar iniciado en 1779. Obtenidos los permisos requeridos el 27 de marzo de 1782 se casó con Antonia Van der Leppe, en la madrileña iglesia de San Ginés[6], con quien tuvo un hijo[7]. Ascendió a ingeniero segundo en 28 de julio de 1783. Por Real Orden de 7 de mayo de 1785 fue destinado al ministerio de Guerra. Su carrera continuó con el nombramiento de coronel en 14 enero de 1789. Ascendió a brigadier en 16 abril de 1792 para a continuación lograr el empleo de ingeniero en jefe en la Comandancia de Ingenieros del Reino el 18 junio de 1792, a propuesta de Sabatini y en sustitución de Miguel Juárez. Por Real Orden de 23 de junio de 1794 fue destinado a Menorca. De vuelta a Madrid, alcanzó el cargo de ingeniero director y de mariscal de campo en 25 marzo de 1797. En este mismo año fue destinado a Galicia como director de sus fortificaciones, para regresar definitivamente a la Corte.

 

Al final de su vida, había llegado a director subinspector tras sucesivos y paralelos ascensos en su graduación y oficio y cambios de adscripciones ministeriales. Su itinerante vida le había llevado a numerosos lugares, si bien tuvo cierto asiento en Madrid[8] y a la postre en Aranjuez, donde estaba al cuidado de su hijo, quien tramitó el traslado del ingeniero a la capital por su estado de demencia en 1803, dos años antes de fallecer en 1805. En su biografía subyace un carácter complicado y beligerante, como evidencian tanto ciertos problemas documentados en 1791, 1794 y 1797, que le llevaban de vuelta al destino de Madrid y los reales sitios, como el pleito que mantuvo durante años para reclamar su condición nobiliaria, que terminó con el reconocimiento de su condición de caballero hijosdalgo[9].

 

La producción de Domingo de Aguirre, no siempre ceñida al ámbito de lo militar, puede clasificarse en varios grupos. Un primer bloque abarca el ejercicio del comisionado en su vertiente más pragmática y directa. En un segundo apartado se integran las tareas acometidas por propia iniciativa -algunas para autoridades ajenas al ejército-, trabajos, ensayos, que trascendieron la temática militar y en los que dejó muestra de su erudición. Una tercera sección abarca sus dibujos y cartografías cuya finalidad trasciende el propio ámbito de la ingeniería y la gestión territorial, para adentrarse en el de la propaganda de la España ilustrada de Carlos III por Europa.

 

DOMINGO DE AGUIRRE, COMISIONADO

 

En 1762, en la guerra de Portugal, tuvo bajo su responsabilidad -como ingeniero distinguido- el dibujo de los planos de operaciones, campamentos y marchas en la sucesiva ocupación militar de pueblos y enclaves. A partir de 1766, en que fue nombrado ingeniero extraordinario, trazó planos del estado de relevantes construcciones, como el Alcázar de Toledo[10] y las caballerizas de Córdoba y sus dehesas[11].

 

Como ingeniero ordinario, cargo al que ascendió en 1772, participó en obras de caminos en Madrid[12] y en intervenciones varias en Aranjuez[13], ya en el marco del ramo de caminos, puertos, arquitectura civil, canales de riego y navegación. En 1776 estuvo comisionado en el canal de Murcia o de Carlos III[14], proyecto de conexión de las aguas béticas desde Huéscar hasta Cartagena, frustrado por motivos económicos y por su gran dificultad técnica. Aguirre estuvo en Huéscar en calidad de superintendente de las obras, auxiliado por Lorenzo Filpó como segundo, supervisando al ingeniero director Francisco Boizot y a su prácticamente inviable empresa. Del canal de Murcia fue destinado a Extremadura, posiblemente para el reconocimiento de las defensas frente a Portugal. Regresó a Madrid, al servicio del rey.

 

Fue en la década de los 90 en la que tuvo dos importantes misiones, por Real Orden de 23 de junio de 1794 se desplazó a Menorca para el reconocimiento de sus fortificaciones y del lazareto de Mahón. Una nueva salida de Madrid tuvo lugar en abril de 1797, destinado a El Ferrol[15] como interino al frente de la Dirección de Ingenieros de Galicia, donde fue miembro de la Junta de Defensa que tres meses antes, el 21 de enero de 1797, había redactado el plan estratégico frente al ejército británico. Su actuación fue controvertida, pues tras el reconocimiento de El Ferrol y las defensas cercanas a cuyos planos dio visto bueno[16], y a pesar del diseño que realizó de maniobras de artillado y ubicación de cañones de algunas baterías, elaboró en julio una memoria que elevó al capitán general de Galicia, Galcerán de Villalba-Meca, en la que expresaba su desacuerdo con el plan, desestimando la posibilidad de desembarco en algunos puntos[17]. Pronto sería sustituido por Miguel de Hermosilla, quien acusó a Aguirre de la suspensión de obras proyectadas, de falta de profundidad en sus estudios y de ligereza en sus decisiones.

 

Estas actividades no fueron sino salidas puntuales de Madrid, donde trabajó en obras no militares al servicio directo de la Corona. De este modo se ejemplificaba el debate acerca de la potestad de los ingenieros para construir obra civil: por una parte respecto de las competencias de la Real Academia de Bellas Artes, por otra, respecto de la misma ingeniería militar. El proceso culminaría con la creación por Real Orden de 12 de junio de 1799 de la Inspección General de Caminos, Canales y Puertos, así como del primer cuerpo facultativo de ingenieros de este ramo. Esta hábil y pragmática maniobra de Sabatini supuso que dicho ramo pasase de depender de la secretaría de Guerra para adscribirse a la secretaría de Estado.

 

En Madrid, Aguirre colaboró con Francisco Sabatini en la construcción del camino entre los puentes de Toledo y Segovia, iniciada en marzo de 1775 como parte de la política de embellecimiento y comunicación extramuros de la ciudad a lo largo de la ribera del Manzanares[18]. Es posible que también participase en la planificación y replanteamiento de los accesos a la capital, lo que explicaría sus representaciones gráficas de las obras del nuevo camino a Alcalá[19] (donde se detallan empleados, materiales y el avance de los trabajos), la vista del Norte de Madrid desde San Bernardino[20] (aún con difusas sendas); y las de Madrid desde el Retiro, custodiadas en el Museo de Historia de Madrid[21], si se confirma para ambas la atribución a Aguirre.

 

Por otra parte, siempre a las órdenes de Sabatini, debió formar parte de la inspección y mantenimiento de la ciudad, tarea rutinaria que circunstancias excepcionales desvelaría, como el famoso incendio en agosto de 1790 de la Plaza Mayor, cuya extinción y prevención de derribos dirigió[22].

 

El proyecto de la cartografía y vistas de Aranjuez que Carlos III encomendó a Aguirre en 1772[23], favoreció que en 1774 fuese destinado al real sitio en calidad de ingeniero ordinario del ramo de Caminos, Puentes y Arquitectura Civil -dirigido por Sabatini- que además incluía los canales de riego y navegación. Aranjuez era escenario propicio para poner en práctica todas estas especialidades. El conocimiento técnico en caminos y el trabajo de campo, medición y cartografía para el minucioso y preciso plano fue especialmente importante para los trabajos de pavimentación en las calles arboladas de Aranjuez.

 

A toda esta experiencia en el tiempo hace referencia un impreso de 1796, Observaciones hechas sobre los motivos de llevarse tan repetidas veces el Río Tajo el Puente de Barcas en el Real Sitio de Aranjuez[24], en el que de modo expreso manifiesta “de años que van pasados desde que conozco y he evacuado diferentes comisiones en este Real Sitio”. La ancestral lucha con el cauce del Tajo en Aranjuez, las riadas y temporales que arrasaban jardines y destruían puentes, debieron ocupar buena parte de las jornadas y desvelos de Aguirre. De modo concreto estudió el Puente de Barcas, el acceso con mayor movimiento del Real Sitio, cuya vulnerabilidad atribuyó, sobre el conocimiento de la tratadística de Andrea Palladio, al número impar de sus barcas. Ahora bien, el documento ofrece más lecturas. En concreto destacan algunas de sus observaciones. Por un lado, su insistencia en que el Puente de Barcas por su factura y ubicación resulta “poco decoroso al poder y a la magnificencia de tal real sitio tan frecuentado de extranjeros” y sobre todo, por otro, su prevención sobre “que quien haga la obra esté bien formado en arquitectura hidráulica”, pues se refiere a la intervención como necesaria “obra maestra” por la dificultad del paso. A lo largo del texto, demostrando su amplia y actualizada formación, insiste en la necesidad de analizar los proyectos contemporáneos europeos, así como en conocer y hacer buen uso de la amplia tratadística existente. La propuesta argumentada de Aguirre es la de un puente de fábrica, pero todo hace pensar que no fue a él a quien se había encargado el proyecto. El hecho de que el documento fuese llevado a imprenta y el cariz de determinados comentarios sobre los facultativos del sitio, hacen pensar de nuevo en el tema del enfrentamiento entre los ingenieros militares autorizados para construir obra civil y de arquitectos formados en la Real Academia de Bellas Artes que asumían tareas de ingeniería hidráulica; también recuerda a las quejas de Agustín de Betancourt, el fundador del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, sobre la escasa formación ingenieril y actualización científica ofrecida en la academia. De modo concreto, el debate se personificó entre Aguirre y Villanueva; en consideración de la afirmación de Álvarez de Quindós sobre la reducción a tres que Juan de Villanueva en 1795 realizó de las barcas de puente[25], parece claro hacia quién se dirigen los ataques de Aguirre en su observación IV, cuando critica precisamente el número impar de embarcaciones, ajena a las pautas de la tratadística renacentista.

 

En este sentido, se hace necesario revisar ciertas atribuciones de obras acometidas en Aranjuez durante este periodo. Domingo de Aguirre dejó en Aranjuez huella de su preparación en fortificaciones y puertos, si bien con una finalidad y escala muy distinta a la militar. En 1803 estaba dirigiendo la edificación del castillo[26], próxima a los pabellones del Jardín del Príncipe, llamada en los documentos “obra del caballero y plaza redonda”, en relación a su ubicación junto a una glorieta hoy desaparecida en el extremo de un meandro del río Tajo, dibujada por Pablo Boutelou en 1784[27]. El castillo nunca se concluyó, con el tiempo los sillares de piedra berroqueña y de Colmenar que cubrían el núcleo de ladrillo desaparecieron para ser usados en otras construcciones. De hecho la intervención ya había conocido un paralización en 1794[28], data que obliga a adelantar la cronología post 1795 defendida hasta el momento[29]. Hoy en día sólo existe el volumen de una gran estancia cubierta con bóveda de cañón en ladrillo y dos accesos al exterior a oeste y norte, rematados con sillería de piedra de Colmenar y un primer piso también abovedado, de menor tamaño, al que se accede mediante una escalera interior. Los documentos[30] permiten reconstruir el proyecto original, un caballero o baluarte rodeado de baterías orientadas al río, cuya planta baja se refuerza con torretas en los ángulos, aislado por un canal a modo de foso y con muralla en ligero talud sobre el rio. A las baterías, alta y baja, con parapeto de barbeta y cresta, rematado con albardillas de ladrillo, se accedía desde el caballero mediante tres puertas de austera decoración rematadas con ménsulas. El conjunto amurallado sobre el río se completaba con garitas y con un cuerpo de guardia de acceso apilastrado y adintelado con mochetas.

 

Esta configuración lleva a plantear la posible autoría de Domingo de Aguirre para el proyecto del adyacente embarcadero del jardín del Príncipe[31]. La conexión y continuidad espacial del castillo con el conjunto abaluartado en el que Carlos IV organizaba batallas navales, hacen pensar en una única autoría de Aguirre para todo el conjunto de la orilla norte del Sotillo. Conceptualmente, la misma denominación de caballero lleva a entenderlo como parte elevada de un espacio fortificado mayor. El embarcadero, datado entre 1775-1784[32], aparece representado en el plano de Pablo Boutelou del Jardín del Príncipe[33]. Está levantado con piedra de Colmenar y ladrillo, se articula simétricamente a partir de una escalinata central, con dos fuertes o baterías laterales, con garitas en sus extremos y muro de baluarte en talud hacia el río. El conjunto se completaba con un cuartel anejo para los artilleros, hoy desaparecido. Un óleo de Brambilla, Vista del embarcadero en el Jardín del Príncipe, ofrece la imagen del conjunto del baluarte, el cuartel y el inconcluso castillo en tiempos de Fernando VII[34].

 

LITERATURA: ENSAYOS Y MANUALES

 

La primera obra escrita de Aguirre de la que se tiene constancia data de 1781. Aguirre se presentaba en el texto como “teniente coronel de infantería ingeniero ordinario de los reales exercitos, plazas y fortificaciones”. Se trata de Modo práctico para dirección y construcción de caminos[35], que ha sido considerado como el primer manual de caminos[36] y que se conoce a través de una copia de 1808, que prueba su utilidad práctica, pese a no editarse. Su cronología está muy cercana a la de la actividad de Aguirre en Madrid en el camino junto al Manzanares y a sus vistas de los caminos de Alcalá y San Bernardino, lo que hace entender de alguna manera el manual como traducción de la experiencia del propio Aguirre como ingeniero de caminos en la capital. El tema del documento remite indiscutiblemente a las políticas de fomento y desarrollo de la red viaria de Carlos III.

 

El innovador manual estaba destinado a profesionales, como aparejadores de caminos y cargos medios, en gran medida sostenido en los tratados de Gautier, con una parte dedicada a la planificación, reconocimiento de terrenos y demarcación y replanteo de caminos y otra a reglas e instrumentos específicos de medición y construcción[37]. Aguirre ejemplifica su discurso en la geografía y topografía española. Destaca la definición de las habilidades matemáticas y cartográficas para el trazado de caminos que deben poseer los profesionales de esta rama de la ingeniería, un discurso heredero de la tradición ingenieril militar renacentista de la exactitud y precisión técnica en la construcción y representación gráfica de sus obras. Además, realiza una propuesta modelo de corografía para la traza y construcción de caminos, basada en “la oculta”, la recta entre dos puntos, como base para la salvación de los accidentes geográficos. El texto atiende también a la gestión y administración, incluyendo los procedimientos de elaboración y contratación de proyectos: memorias, planos, presupuestos, plazos de ejecución y medios humanos.

 

En 1796 llevó a imprenta el estudio al que se ha hecho mención Observaciones hechas sobre los motivos de llevarse tan repetidas veces el Río Tajo el Puente de Barcas en el Real Sitio de Aranjuez[38] . Más bizarro resultó su documento de 1799 Descubrimiento de un error filosófico…[39], cuyo íncipit nada insinúa de que se trate de un ensayo sobre un nuevo método o sistema musical de notación por el teclado, que Aguirre presentó a Carlos IV sin éxito alguno.

 

OBRA GRÁFICA

 

Los trabajos gráficos de Domingo de Aguirre se inscriben en la larga trayectoria que, como corógrafos y geógrafos, trazaron los ingenieros desde el Renacimiento, apoyada en la ciencia, la técnica y el conocimiento directo de los lugares.

 

En 1769, durante su comisión en Consuegra como alférez de la brigada de Carabineros, Aguirre escribió la Descripción histórica del Gran Priorato de San Juan Bautista de Jerusalén en los reinos de Castilla y León[40]. No queda claro si fue un encargo del gran prior de la orden, el infante de España don Gabriel de Borbón, a quien Aguirre llama mecenas, o una obra voluntaria para adentrarse en la corte[41]. El texto, cuyas letras capitales están decoradas con elementos arquitectónicos, se ilustra con numerosas imágenes, en las que Aguirre demuestra su pericia como agrimensor en el empleo de la plancheta para la exactitud de las mediciones en los trabajos de campo. Además del valor geográfico de la obra, que complementa con convencionalismos de representación como las cartelas, cabe destacar la faceta erudita e ilustrada del ingeniero, quien se adentra en la arqueología (ciencia impulsada por Carlos III) y demuestra su sensibilidad hacia el arte y las ciencias desde el manejo de las fuentes documentales (evidente en el catálogo de los priores que incluye en el texto) y el conocimiento de la cultura clásica y de los autores españoles.

 

Esta experiencia fue determinante para que Carlos III, por orden de 2 de mayo de 1772 le encomendase a Domingo de Aguirre su obra más conocida, la Topografía y las ocho vistas del Real Sitio de Aranjuez[42], muestra del dominio de los métodos de representación del espacio tanto matemáticos y geométricos como visuales y plásticos. Aguirre, quien también se encargó del proceso de estampación, recurrió para el grabado de sus dibujos a los mejores profesionales de la Academia de Bellas Artes[43].   El trabajo se prolongó hasta 1775. Se desconoce la fecha de la primera tirada de las vistas, si bien pudo coincidir con la incorporación de dos nuevos dibujos en 1775 (el de la Casa de Vacas y el de los cuarteles de guardias Walonas y Españolas) y las modificaciones realizadas sobre los ocho dibujos ya realizados[44]. La segunda tirada fue asumida en 1789 por la Real Calcografía Nacional, fecha que viene a coincidir con la llegada de Carlos IV al trono; para esta edición Domingo de Aguirre junto a Juan Antonio Salvador Carmona actualizaron la representación del caserío de Aranjuez conforme a su ampliación desde 1775, tanto en el plano como en las dos vistas desde el camino de Ocaña grabadas por Fabregat y Moreno Tejada[45].

 

Este encargo a Domingo de Aguirre, promovido por el primer secretario de Estado, Jerónimo Grimaldi, tenía una misión más allá de la mera descripción del real sitio. La revitalización del lugar, en sintonía con aquellos espíritu productivo y racionalización del espacio conferidos por Felipe II, estaba detrás de estas representaciones visuales de Aranjuez destinadas a ensalzar los avances de la ciencia al servicio de los súbditos, bajo las tesis ilustradas. Dibujos y vistas se convirtieron así en soporte propagandístico de un Aranjuez prototipo del progreso borbónico. En este sentido, cabe recordar los testimonios de algunos viajeros (Talbot Dillon, Conca, Nicolás de la Cruz[46]), que mencionan las representaciones de Aguirre. Carlos III había ordenado enviar esta imagen de una España moderna, ejemplificada en Aranjuez, a todas las cortes europeas[47].

 

Los trabajos de Aguirre han sido utilizados recurrentemente para el estudio de la historia urbana y arquitectónica del sitio[48], pero no ha sido hasta fechas recientes que han sido abordados respecto de su valor iconográfico y artístico[49].

 

La Topografía del Real Sitio de Aranjuez fue dibujada en 1773 y grabada por Juan Antonio Salvador Carmona. Está compuesta por dieciséis hojas, que se reproducen en otro dibujo conjunto a escala más reducida. El trabajo cartográfico asimila los valores de la utilidad pública, del pragmatismo fisiocrático y de la difusión de la política borbónica, que se subrayan con el dibujo de José del Castillo (1737-1793) del ángulo inferior derecho, la alegoría de España[50] en un paisaje identificable con el mismo Aranjuez (valle, río, soto de ribera), a modo de rúbrica de esa identificación entre el real sitio y la nación.

 

Las diez vistas cubren la práctica totalidad del Aranjuez de Carlos III reflejado en la Topografía, gracias a una cuidadosa selección de los emplazamientos más ilustrativos de la novedosa imagen que se quiere proyectar. Esto permite interpretar los grabados a la luz de criterios espaciales y funcionales. En primer lugar, un grupo de láminas corresponden a las entradas a Aranjuez (Norte y Sur) del siglo XVIII, marcadas por la travesía del camino Real abierto por Carlos III hacia Andalucía. En segundo lugar, otras imágenes representan los puntos estructurales de la ciudad: el Tridente hacia el Este, la plaza de San Antonio y el Palacio Real, con sus dos vistas desde el este y el oeste. En tercer lugar, las imágenes de las arquitecturas funcionales: los cuarteles de Guardias Walonas y Guardias Españolas, y los referentes de la ciudad rústica sintetizados en la Casa de Vacas.

 

Esta cobertura gráfica queda establecida con el manejo de distintos focos, desde la amplitud de perspectivas de las tres vistas hasta los primeros planos de los edificios, pasando por los planos medios de la ciudad. Prácticamente todas ellas presentan figuras humanas y animales en primer término, que contribuyen a definir la escala y la profundidad de campo y a dotar de vida, de veracidad, las escenas. Es uno de los rasgos más destacados de la obra de Aguirre: la capacidad de representar simultáneamente la urbs y la civitas.

 

Las vistas abren nuevos y espectaculares (en el sentido literal del término) panoramas del lugar, que acentúan su emplazamiento en el fondo del valle y subrayan los valores perceptivos del paisaje. Hay ciertamente recursos propios del panorama, como la deformación del foco que se aproxima al gran angular. Ello es especialmente evidente en Sitio real de Aranjuez: visto desde los altos de Mira el Rey junto a la Casa de la Montaña, grabado por Juan Barcelón, elevaciones cuyo nombre confirman su función contemplativa, posiblemente con orígenes en los tiempos de Felipe II. Desde un foco orientado al Sur, el territorio se despliega ante los ojos, resaltando la ordenación del territorio acometida por Carlos III a partir de las Doce Calles de tal modo que los trazados filipinos de Picotajo quedan diluidos en el horizonte. En un plano más cercano, forzado el ángulo visual, aparecen el camino Real, dirección Madrid, y las calles nuevas abiertas en dirección al Cortijo de San Isidro.

 

Otras dos vistas muestran el panorama de Aranjuez desde las elevaciones al Sur, mirando hacia el Norte. José Joaquín Fabregat grabó la que apunta hacia el Noroeste, desde la zona hoy conocida como Mirador: Real Sitio de Aranjuez visto desde el Camino de Ocaña. La titulada Sitio Real de Aranjuez: Visto desde el arca del agua junto el Camino de Ocaña (grabada por Juan Moreno Tejada) se realiza desde el emplazamiento original de la singular obra hidráulica.

 

Otra mirada elevada, desde un balcón de palacio, muestra la apertura de la ciudad desde el inicio del Tridente que se abre hacia el este, junto a la Plaza de San Antonio: Sitio Real de Aranjuez: Visto desde un balcon del Palacio de S. M. en la fachada que mira al Oriente (grabada por Fernando Selma).

 

La actividad cotidiana del paseo del que se hacen eco los viajeros aparece en Las Calles de la Reyna Principe è Infantas en el Real Sitio de Aranjuez: Vistas desde la entrada por el Puente de Barcas (grabado de Joaquín Ballester). El punto de vista es ligeramente elevado, pero lo suficientemente cercano al suelo para con un solo golpe de vista apreciar los detalles del ocio cortesano y la infinitud de las calles que se despliegan en forma de tridente desde la explanada que da acceso al Real Sitio. Iconográficamente esta presentación del trazado barroco hacia el este desde el Puente de Barcas no tuvo éxito[51].

 

En La Plaza de S.Antonio en el R. Sitio de Aranjuez: vista desde la entrada por el Puente de Barcas, grabada por Antonio Gil, el punto de vista baja prácticamente a ras de suelo. Las figuras humanizan el lugar, confirmando una escala real. Las ondulaciones del Monte Parnaso y sus vecinos rematan una bajísima línea de horizonte. El primer plano corresponde al foso que rodea el Parterre. En cualquier caso, la vista del lugar desde la entrada de Madrid se consolida y perpetúa, en detrimento de la vista desde la entrada original a Aranjuez por los caminos de Toledo y Madrid.

 

Frontal y simétrica es la vista del Palacio en su fachada oeste: Palacio Real de Aranjuez: visto desde la calle del medio que pasa entre los quarteles de Guardias de Infantería, (grabado de Manuel Salvador Carmona). La residencia -abrazada por las masas de árboles- subraya la horizontalidad de la composición. Es la primera representación del edificio con las alas añadidas por Sabatini, aun cuando no son sino proyecto en vías de ejecución[52], posiblemente añadidas antes de la impresión de las vistas[53]. Como hicieran sus predecesores en el siglo, Aguirre también representó la fachada hacia el Jardín del Parterre, en el dibujo titulado Real Palacio de Aranjuez: visto desde la entrada por el Puente de Barcas (grabado por Juan Minguet), consolidando la estampa perceptiva del lugar desde el nuevo camino a Madrid. El punto de vista es similar, casi simétrico, al empleado para la Plaza de San Antonio.

 

El último grupo de dibujos tiene por tema las arquitecturas de servicios levantadas en este momento. Son las destinadas a la defensa del monarca, parapetos ante palacio, los cuarteles de Guardias Walonas y Guardias Españolas de Jaime Marquet: Vista de los cuarteles de las compañias de guardias de infanteria en el Real Sitio de Aranjuez vistos desde la Calle de Toledo, grabado de Fernando Selma. El dibujo grabado por Francisco Muntaner que representa la Casa de Vacas, La casa de las vacas en el r. sitio de Aranjuez, junto al camino nuevo de Madrid, tras la pantalla de una nueva calle arbolada, ilustra la componente productiva agropecuaria del regio territorio.

La elevada calidad de estas representaciones queda igualmente manifiesta en los dibujos a la aguada que Aguirre realizó de Madrid[54]. La temática de dos de ellas, ejecutadas ambas en 1780, permiten contextualizarla en los trabajos de renovación viaria de las conexiones con la capital, como se ha comentado. Las vistas dibujan la ciudad como un perfil de línea baja en el horizonte, desde un punto de vista elevado en caballera, combinando los recursos pictóricos paisajísticos de la perspectiva y la profundidad con la minuciosidad topográfica y el detallado y preciso dibujo de los edificios. La primera vista es La Villa y Corte de Madrid vista desde las alturas del camino de San Bernardino junto a la cruz de la 5ª estación, con una escena campestre en primer término, protagonizada por tipos populares madrileños; la segunda representación es La Villa y Corte de Madrid vista desde una altura pequeña entre los viejo y nuevo caminos de Alcalá, donde en primer plano se muestra el oficio de los empleados encargados del trazado de los caminos y del transporte de materiales. Se atribuyen a Domingo de Aguirre dos dibujos más del Museo de Historia de Madrid: Merienda campestre junto a la plaza de toros y la puerta de Alcalá, y Vista de Madrid por el Este desde los altos del Retiro. Resulta más plausible la atribución de esta última, por los recursos de representación, y el estilo de la redacción del título, que sigue la metódica descripción usual de Aguirre: lugar que se dibuja y punto desde el que se dibuja. El carácter más costumbrista, el punto de vista sin perfil de la ciudad y el mismo título (tal vez adjudicado por el Museo) no parecen avalar con tanta seguridad la atribución a Aguirre de la primera.

 

Más orientadas al ensalzamiento de un real sitio que de la ciudad, son las dos vistas realizadas del Buen Retiro, datadas en 1778. Una es la llamada El jardín del Cavallo en el Buen Retiro visto desde el balcon que cae al de los reynos. La expresión que lo acompaña en el título “delineado y dibujado por” subraya la conjunción de los métodos matemáticos y plásticos en estas representaciones. La otra representa el jardín de San Pablo en el Buen Retiro con la fuente ornamental de Narciso[55].

 

Todas estas imágenes clásicas, por el equilibrio entre los recursos plásticos del paisaje y la exactitud cartográfica, terminan de cerrar el retrato de Domingo de Aguirre como un ingeniero ilustrado de amplia formación y actividad técnica, edificatoria, cultural y artística.

 

BIBLIOGRAFÍA DE CONSULTA Y REFERENCIA

 

AGUIRRE, DOMINGO de, Ficha personal. https://viaf.org/viaf/86845046/

 

AGUIRRE, DOMINGO de, Descripción histórica del Gran Priorato de San Juan Bautista de Jerusalén en los reinos de Castilla y León. Origen de esta sagrada milicia en la santa ciudad y su antigüedad en España / por Domingo de Aguirre, alférez de la Real Brigada de Carabineros. Consuegra, 12 h 238 pp. 4 lams. Dedicado al infante Don Gabriel. 1769, Firmado 28 febrero 1770. BNE, Mss. 20, 551.

 

AGUIRRE, DOMINGO de, Descripción histórica del Gran Priorato de San Juan Bautista de Jerusalén en los reinos de Castilla y León. Origen de esta sagrada milicia en la santa ciudad y su antigüedad en España… y dos catálogos, uno de los grandes maestres de la Orden y otro de los grandes Comendadores y Priores que ha habido en España hasta el presente. Madrid, 1772. BR, 2-K-5, VII-H-G Ms. II-1541

 

AGUIRRE, DOMINGO de, Modo práctico para dirección y construcción de caminos dividido en dos partes la primer contiene: máximas y advertencias generales para reconocimiento de la dirección, elección y demarcación de caminos. La segunda prescribe las reglas y cosas más esenciales sobre al construcción y modo de hacerlos venciendo los obstáculos que se presenten en las diferentes class de terrenos que se encuentren. Dispuesto por D. Domingo de Aguiire teniente coronel de infantería ingeniero ordinario de los reales exercitos, plazas y fortificaciones en Madrid año de 1781. Copiado del original por D. Juan Thomas de Mariategui, Aparejador facultativ del Real camino de San Ildefonso en Cercedilla año de 1808. 1781 (copia de 1808), Madrid, Centro Cultural de los Ejércitos, cat. 101.

 

AGUIRRE, DOMINGO de, Observaciones hechas sobre los motivos de llevarse tan repetidas veces el Río Tajo el Puente de Barcas en el Real Sitio de Aranjuez. 1796, XVI h. Sevilla, Sociedad Económica, 43-152-13.

 

AGUIRRE, DOMINGO de, Descubrimiento de un error filosófico, que presenta a los pies de S. M. el Brigadier de Ingenieros, Director de los Reales Ejércitos, D. Domingo de Aguirre: en el qual hace ver al mundo quánto el hombre yerra y se alucina en sus máximas cualesquiera que sean, si se aparta en ellas de aquel orden natural que dió el Supremo Hacedor, de peso y medida a quanto crió sobre la faz de la tierra, y que es imposible que nadie le trastorne sin que le cueste aumentar la fatiga del sudor del rostro con la maldición primera que nos dejó Adám por herencia, pecando con Eva en el Paraíso Terrenal. Madrid, 1799. AHN, leg. 2940.

 

AGUILAR PIÑAL, FRANCISCO, Bibliografía de autores españoles del siglo XVIII, Madrid: CSIC, 1981, vol. I, pp. 78-79, entradas 411-415.

 

ÁLVAREZ DE QUINDÓS, JUAN ANTONIO, Descripción histórica del Real Bosque y Casa de Aranjuez. Madrid, 1804. Ed. fac.Aranjuez: Doce Calles, 1993.

 

ÁLVAREZ SOLAR-QUINTES, NICOLÁS, “Un madrileño prefolklorita y un nuevo método de música”, Anales del Instituto de Estudios Madrileños, II (1967), pp. 206-301.

 

CARTOGRAFÍA histórica de Aranjuez. Cinco siglos de ordenación del territorio. (SANCHO, JOSÉ LUIS, MARTÍNEZ-ATIENZA, JAVIER, ed.), Col. Riada, Estudios sobre Aranjuez, 3, Aranjuez: Doce Calles, 1992.

 

BALDUQUE MARCOS, LUIS MIGUEL, El Ejército de Carlos III: extracción social, origen geográfico y formas de vida de los Oficiales de S.M. Dirigida por José Cepeda Gómez Madrid, UCM, 2002.

 

BARCIA Y PAVÓN, ÁNGEL MARÍA de, Catálogo de la colección de dibujos originales de la Biblioteca Nacional, Madrid: Biblioteca Nacional, 1906. BOIX, FÉLIX, Exposición de dibujos originales, 1750-1850. Catálogo guía, Madrid: Blass, 1922.

 

BARBEITO, JOSÉ MANUEL, Dibujos de arquitectura y ornamentación de la Biblioteca Nacional. Tomo II, Siglo XVIII. (Ed. Isabel Clara García-Toraño Martínez), Madrid: Biblioteca Nacional de España, 2009

 

CANALS I RUERA, MARIA, Francesc Muntaner i Moner, un gravador mallorquí del segle XVIII. Tesis doctorial (dir. Marià Carbonell i Buades). Universitat Autònoma de Barcelona, 2016.

CAPEL, HORACIO, Los Ingenieros militares en España, siglo XVIII: repertorio biográfico e inventario de su labor científica y espacial, Barcelona: Universidad, 1983.

 

CAPEL, HORACIO; SÁNCHEZ, JOAN EUGENI; MONCADA, OMAR, De Palas a Minerva. Los ingenieros militares del siglo XVlll, Madrid: Ed. Serbal, CSIC, 1988.

 

CAPEL, HORACIO, “Los proyectos del ingeniero militar Sebastián Feringan (1741) y de Francisco Boizot (1774) para el trasvase de los ríos Castril y Guardal con la construcción de un canal navegable y para el riego de los campos de Lorca, Totana, Cartagena y Murcia”, Biblio 3W Revista bibliográfica de geografía y ciencias sociales. Universidad de Barcelona, (2001), 310.

 

CARLOS III alcalde de Madrid: 1788-1988 [cat. exp.], (Carlos Sambricio, coord.), Madrid: Ayuntamiento de Madrid, 1988.

 

CARRETE JUAN; VILLENA, E., Joaquín José Fabregat. Valencia, Madrid, México, Valencia: Generalitat Valenciana, 1990, n. 23, p. 144.

 

CATÁLOGO del gabinete de estampas del Museo Municipal de Madrid. Estampas españolas, Madrid: Ayuntamiento, 1985.

 

CLEMENTE BARRERA, JAVIER BLAS; CARRETE JUAN; MEDRANO, JOSÉ MIGUEL, Calcografía Nacional: catálogo general, Madrid: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Calcografía Nacional, 2004, vol I, pp. 13-25, 138.

 

CONCA, ANTONIO, Descrizione odeporica della Spagna in cui spezialmente si da notizia della cose spettanti alle belle arti degne dell attenzione del curioso viagiatore. Parma: Stampeia reale, 1793-1797. 4 vols., Vol I, 1793.

 

CORELLA SUÁREZ, PILAR, “Los trabajos preparatorios para el mapa topográfico y vistas de Aranjuez, 1775, por Don Domingo de Aguirre”, Anales del Instituto de Estudios Madrileños, XXVII (1989), pp. 257-284.

 

CORELLA SUAREZ, PILAR, “Aportaciones a la “Descripción del Gran Priorato” de Domingo de Aguirre”, Anales Toledanos, 29 (1992), pp. 133-181.

 

CORELLA SUÁREZ, PILAR, “Barcas de río en la geografía madrileña de los siglos XVI a XIX», Anales del Instituto de Estudios Madrileños, XVIII (1998), pp. 221-260, p. 251.

 

CRESPO DELGADO, DANIEL; CORONADO TORDESILLAS, JOSÉ MARÍA; RUIZ FERNÁNDEZ, RITA, “El primer manual de Caminos español: Domingo de Aguirre, 1781”, Sueño e ingenio. Libros de ingeniería civil en España: del Renacimiento a las Luces. (Daniel Crespo Delgado, coord.) Madrid: Biblioteca Nacional de España y Fundación Juanelo Turriano, 2020, pp. 243-250.

 

CRUZ Y BAHAMONDE, NICOLÁS de la (Conde de Maule), Viage de España, Francia e Italia, en el qual se describen Valsain, La Granja, Segovia, Escorial, Aranjuez y los pueblos de la carrera de Andalucia dando la vuelta por Jaen y Granada hasta Cadiz, Vol XII, Cádiz: Imprenta de Manuel Bosch, 1812.

 

DIARIO de Madrid, 30-8-1790, pp. 971-973.

EXPOSICIÓN el Madrid de Carlos III (1759-1788), Madrid: Ayuntamiento y Museo Municipal de Madrid, 1960.

 

FLORIDABLANCA, la sombra del rey [cat. exp.]; Francisco Javier Guillamón Álvarez (dir.), Murcia: Instituto de las Industrias Culturales y las Artes, 2019.

 

EXPOSICIÓN del Antiguo Madrid. Catálogo guía. Madrid: Sociedad Española de Amigos del Arte, 1926.

 

GOITIA CRUZ, JESÚS AITOR, Transformaciones urbanas en torno a las reales puertas de la Villa de Madrid (1656-1860). Tesis Doctoral (dir. Javier Ortega Vidal). Madrid: ETS Arquitectura, UPM, 2015.

 

El GRABADO a buril en la España ilustrada: Manuel Salvador Carmona [cat. exp.], (Juan Carrete Parrondo, comisario), Madrid: Museo Casa de la Moneda, 1989.

 

JORDÁN DE URRÍES Y DE LA COLINA, JAVIER, La Real Casa del Labrador de Aranjuez, Madrid: Patrimonio Nacional, 2009, p. 148.

 

LASSO DE LA VEGA ZAMORA, MIGUEL; SANZ HERNANDO, ALBERTO; RIVAS QUINZAÑOS, PILAR, Palacios de Madrid, Madrid: Consejería de Cultura y Turismo, 2010.

 

LÁZARO, José. Colección Lázaro. Dibujos originales, Serie III. Madrid: Fototipia Hauser y Menet, 1915[ca], nº 15, Serie III.

 

LÓPEZ Y MALTA, CÁNDIDO, Historia Descriptiva del Real Sitio de Aranjuez escrita en 1868 por…sobre lo que escribió en 1804 D. Juan Alvarez de Quindós, Aranjuez, 1876. Ed. fac. Aranjuez: Doce Calles, 1988.

 

LOPEZOSA APARICIO, CONCEPCIÓN, El Paseo del Prado de Madrid. Arquitectura y desarrollo urbano en los siglos XVII y XVIII, Madrid: Fundación de Apoyo a la Historia del Arte Hispánico, 2005.

 

MADRID hasta 1875, Testimonios de su historia [cat. exp.], Madrid: Museo Municipal, 1979.

 

MADRID. Tres siglos de Cartografía. Ciudad y Comunidad en la Biblioteca Regional [cat, exp], (Javier Ortega Vidal com.), Madrid: Comunidad, 2019, p. 109.

 

MARTÍNEZ MEDINA, ÁFRICA, “Urbanización de los paseos del sur de Madrid”, Francisco Sabatini 1721-1797. La arquitectura como metáfora del poder. Madrid: Electa, 1993 p. 428.  

MADOZ, PASCUAL, Diccionario geográfico-estadístico-historico de España y sus posesiones de ultramar, Vol. 10, Madrid: Establecimiento tipográfico de P. Madoz y L. Sagasti, 1847, pág. 689.

 

MARTÍN-LANUZA MARTÍNEZ, ALBERTO, Diccionario biográfico del generalato español. Reinado de Carlos IV y Fernando VII (1788 – 1833), Villatuerta (Navarra): Foro para el Estudio de la Historia Militar de España, 2012, p. 21.

 

MEMORIA de Madrid (http://www.memoriademadrid.es/)

 

MERLOS ROMERO, MAGDALENA, ”Imagen de Aranjuez: Lord Grantham en la corte de Carlos III”, Enlaces, Revista del CES Felipe II, Universidad Complutense de Madrid, 15 (2013). (http://www.cesfelipesegundo.com/revista/)‎

 

MERLOS ROMERO, MAGDALENA, Aranjuez imagen de un mito romántico, Tesis Doctoral (dir. Victoria Soto Caba), Madrid: UNED, 2014.

 

MERLOS ROMERO, MAGDALENA, De lo clásico y lo romántico. Imagen de Aranjuez en el siglo de Carlos III, Aranjuez: Ayuntamiento, 2016.

 

MERLOS ROMERO, MAGDALENA, “Aranjuez: la imagen de España en tiempos de Carlos III”, Madrid Histórico, 66 (2016), pp. 74-79.

 

MERLOS ROMERO, MAGDALENA, “Imagen de Aranjuez durante el reinado de Carlos III. De Domingo de Aguirre a Lord Grantham”, III Centenario del Nacimiento de Carlos III. XLV Ciclo de Conferencias, Madrid. Instituto de Estudios Madrileños, 2018, pp. 385-410.

 

MERLOS ROMERO, MAGDALENA, “Imagen festiva de Aranjuez: los cambiantes escenarios del rey”, El Rey festivo: Palacios, Jardines, Mares y Ríos como escenarios cortesanos (siglos XVI-XIX).   Valencia: Universidad, 2019, pp. 175-208.

 

MOLEÓN GAVILANES, PEDRO, Juan de Villanueva, Madrid: Akal, 1989

 

MOLEÓN GAVILANES, PEDRO, La arquitectura de Juan de Villanueva: el proceso del proyecto, Madrid: Colegio Oficial de Arquitectos, Servicio de Publicaciones, 1988.

 

MUÑOZ VILLARREAL, JOSÉ, «Consabura: algunas observaciones en torno a la obra de Domingo de Aguirre: El Gran Priorato de San Juan de Jerusalén en Consuegra, en 1769». Hispania Antiqua, 21, (1997), pp. 571-598.

 

NÚÑEZ IGLESIAS, INDALECIO y FERNÁNDEZ NÚÑEZ, PEDRO, El coloquio de Brión, Madrid: CSIC- Instituto Histórico de la Marina, 1977, p. 86.

 

PÁEZ RÍOS, ELENA, Repertorio de Grabados Españoles, Madrid: Ministerio de Cultura, 1982, III, pp.134-41.

PÉREZ SÁNCHEZ, ALFONSO EMILIO, Historia del dibujo en España de la Edad Media a Goya. Cuadernos de Arte, Madrid: Cátedra, 1986.

 

PONZ, ANTONIO, Viage de España, en que se da noticia de las cosas más apreciables y dignas de saberse, que hay en ella, Madrid: Vda. de Ibarra, hijos y cía, 1787, VI.

 

PONZ, ANTONIO, Viaje de España, vol. I, Madrid: Aguilar, 1988.

 

PRIEGO, CARMEN (ed.), Dibujos en el museo de historia de Madrid. Vistas de los siglos XVIII, XIX y XX. Madrid: Museo de Historia de Madrid, 2007, pp. 64-65.

 

El REAL Sitio de Aranjuez y el Arte Cortesano del siglo XVIII. [Cat. exp. Palacio Real, Aranjuez]. Antonio Bonet Correa (comisario). Madrid: Comunidad Autónoma de Madrid – Patrimonio Nacional, 1987.

 

REYERO, CARLOS, Alegoría, Nación y Libertad: el olimpo constitucional de 1812, Madrid: Siglo XXI de España, 2001.

 

SAINZ DE ROBLES, FEDERICO CARLOS, Historia y estampas de la Villa de Madrid, Madrid; Giner, 1984. t. 2, p. 402.

 

SAN-ANTONIO-GÓMEZ CARLOS; CRISTINA VELILLA; FRANCISCO MANZANO-AGUGLIARO, “Similarities between L’Enfant’s Urban Plan for Washington, DC, and the Royal Site of Aranjuez, Spain”, Journal of Urban Planning and Development. 145 -2 (2019). DOI: 10.1061/(ASCE)UP.1943-5444.0000495

 

SANCHO GASPAR, JOSÉ LUIS, La arquitectura de los Sitios Reales. Catálogo Histórico de los Palacios, Jardines y Patronatos Reales del Patrimonio Nacional. Madrid: Editorial Patrimonio Nacional, 1995.

 

SANCHO GASPAR, JOSÉ LUIS, El Palacio Real de Aranjuez. Cuadernos de restauración de Iberdrola, VII. Madrid: PN Iberdrola, 2003.

(www.fundacioniberdrola.org/webfund/gc/…/palacio_arajuez.pdf)

 

SANCHO, ‎JOSÉ LUIS y ORTEGA VIDAL, JAVIER (eds.), Una corte para el rey: Carlos III y los Sitios Reales, Dirección General de Patrimonio Cultural, 2016, pp. 133-141.

 

SANZ JIMENO, ALBERTO, “Jardín del Príncipe”, Arquitectura y desarrollo urbano. T IX Comunidad de Madrid, Aranjuez. Madrid: Comunidad de Madrid, 2004, pp. 284-295.   (SANZ 2004), 284-295.

 

TALBOT DILLON, JOHN Sir, Travels through Spain: with a view to illustrate the natural history and physical geography of that kingdom, in a series of letters. Interspersed with historical anecdotes; adorned with copper-plates and a new map of Spain; written in the course of a late tour through that kingdom, London: S. Price [et. al.], 1781.

 

TORRE CASAPONSA, RAFAEL de la, “El arenal de Doniños y la defensa de Ferrol: controversias y precisiones sobre la batería de Nuestra Señora del Carmen”, Revista de Historia Militar, 126 (2019), pp. 45-90.

 

VEGA, JESUSA, Catálogo de estampas, Madrid: Museo del Prado, 1992.

 

VELARDE FUENTES, JUAN; NUÑEZ DE LAS CUEVAS, RODOLFO; GONZÁLEZ GARCÍA, ANTONIO, “Ingenieros militares y la real sociedad geográfica”, Boletín de la Real Sociedad Geográfica, CXLVIII, 2012, pp. 9-22.

 

VIERA y Clavijo: de isla en continente [cat.exp. Madrid, BNE], Santa Cruz de Tenerife: Ed. Idea, 2019.

 

VILLENA E. et al, Fernando Selma. El grabado al servicio de la cultura ilustrada, Barcelona: Fundación la Caixa, 1993.

 

FUENTES DOCUMENTALES

 

ARCHIVO GENERAL DE PALACIO (AGP), Adminisitrativa, Cª 15/7.

ARCHIVO GENERAL DE SIMANCAS (AGS). Mapas, Planos y Dibujos,19-252.

 

ARCHIVO HISTÓRICO MILITAR (AHM), Colección Aparici, Indice de los Ingenieros Militares, siglo XVIII. T 56-57 (microfilm pp. 208, 227, 246, 540, 580, 626, 846, 1604, 1608 y 1893)

ARCHIVO HISTÓRICO NACIONAL (AHN), Consejos, leg. 11278, n. 22.

 

ARCHIVO MILITAR GENERAL DE SEGOVIA (AMGS). 1/440ª EXP. 03. carpeta 1. 1757 – dic 1799. Domingo de Aguirre. Expediente personal.

ARCHIVO DE LA REAL CHANCILLERÍA DE VALLADOLID (ARCV), Sala de Hijosdalgo, caja 999,46. 1791, Pleito de Domingo de Aguirre, coronel de ingenieros, vecino de Madrid.

 

ARCHIVO GENERAL MILITAR DE MADRID (AGMM).

 

ARCHIVO DE LA REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE SAN FERNANDO (ARABASF), A-777, A-778, A-779.

 

BIBLIOTECA HISTÓRICA MARQUÉS DE VALDECILLA

 

BIBLIOTECA HISTÓRICA DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID (BHUCM)

 

BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA (BNE)

 

BRITISH MUSEUM https://www.britishmuseum.org/collection/term/BIOG16955

 

CALCOGRAFIA NACIONAL

 

CENTRO CULTURAL DE LOS EJÉRCITOS (MADRID). Biblioteca.

 

CENTRO GEOGRÁFICO DEL EJÉRCITO DE TIERRA (CEGET)

 

MUSEO DE HISTORIA DE MADRID

 

MUSEO DEL PRADO

 

REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA (RAH). 1850. CASTILLO Y ALBA, Enrique del, Idea de la obra de D. Domingo de Aguirre titulada “histórica descripción del Gran Priorato de San Juan de Jerusalén en Castilla y León, Madrid. Mss. 11-2-7-9, 9-6514.

 

REAL BIBLIOTECA (RB)

 

SERVICIO GEOGRÁFICO DEL EJÉRCITO (SGE)

 

CRONOLOGÍA DE SUS OBRAS RELEVANTES EN MADRID, CON INCLUSIÓN DE REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA Y REFERENCIA DOCUMENTAL RESPECTIVA

 

MADRID

Camino del Puente de Toledo al Puente de Segovia. 1775-1780

Referencia Bibliográfica

Referencia Documental

AGP 18232, 18233.

 

ARANJUEZ

 

Obra hidráulica

Referencia Bibliográfica

CORELLA (1998), 251

AGUIRRE (1796)

Referencia Documental

AGP, AP, Aranjuez, Caja 14.268, XVI hojas, 8°. AGUIRRE, DOMINGO de, Observaciones hechas sobre los motivos de llevarse tan repetidas veces el Río Tajo el Puente de Barcas en el Real Sitio de Aranjuez

 

Obra de fortificación y defensa

Embarcadero del Jardín del Príncipe, -1784

Referencia Bibliográfica

ÁLVAREZ DE QUINDÓS (1804), 403-404.

JORDÁN (2009), 43.

LÓPEZ Y MALTA (1876), 291

PONZ (1787), PP.

SANCHO (1995), 388

SANZ (2004), pp. 285-286

El Castillo o Caballero. Aranjuez. 1794.

Referencia Bibliográfica

ÁLVAREZ DE QUINDÓS (1804), 403-404.

Referencia Documental

AGP 14260. 1794, 5 de junio Obras en Aranjuez. Sillería, obras Caballero y Plaza Redonda.

 

OBRA GRÁFICA

 

Topografía del Real Sitio de Aranjuez, 1773. (dibujo). Josef Castillo (Orla y figura). Juan Antonio Salvador Carmona (grab.) (16 lám.) escala ca. 1:4.100.

Referencia Bibliográfica

CARTOGRAFÍA (1992)

CONCA (1793), 306

CRUZ (1812)

MADRID (2019),109

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

TALBOT DILLON (1781), 90

PONZ (1787), 295, 302

REAL Sitio (1987), 134

SAN-ANTONIO-GÓMEZ, VELILLA, MANZANO-AGUGLIARO (2019)

Referencia Documental

BNE MV/12

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2477. R. 2626 a 2641.

BRM, Mp.VI/31, 56 a

RAH, Sección de Cartografía y Artes Gráficas — Signatura: C-057-001

CEGET

 

Sitio Real de Aranjuez: visto desde los altos de Mira el Rey junto a la Casa de la Montaña, 1773 (dibujo). Juan Barcelon (grab.)

Referencia Bibliográfica

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

Referencia Documental

BNE, INVENT/23142

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2483. R. 2621.

BHUCM. GRA 5

BRITISH MUSEUM , 1017, 1208.468

 

Real Sitio de Aranjuez visto desde el Camino de Ocaña, 1773 (dibujo). José Joaquín Fabregat (grab.)

Referencia Bibliográfica

CARRETE, VILLENA (1990), 144, n. 23.

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

Referencia Documental

BNE 231400001

BRITISH MUSEUM , 1917, 1208.469

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2482. R. 2620

 

Las Calles de la Reyna Principe è Infantas en el Real Sitio de Aranjuez: Vistas desde la entrada por el Puente de Barcas, 1773 (dibujo). Joaquín Ballester (grab.)

Referencia Bibliográfica

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

Referencia Documental

BRITISH MUSEUM , 1917, 1208.467

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2484. R. 2623.

BNE Dib/15/85/4 B 783.

http://bibliotecadigitalhispanica.bne.es///exlibris/dtl/d3_1/apache_med

 

La Plaza de S. Antonio en el R. Sitio de Aranjuez: vista desde la entrada por el Puente de Barcas, 1773 (dibujo). Jerónimo Antonio Gil (grab.)

Referencia Bibliográfica

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

Referencia Documental

BRITISH MUSEUM , 1917, 1208.470.

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2480. R. 2617.

 

Palacio Real de Aranjuez. Visto desde la Calle del medio que pasa entre los Quarteles de Guardias de Infantería, 1773 (dibujo). Manuel Salvador Carmona (grab.)

Referencia Bibliográfica

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

PÁEZ (1982), III, 1969-41.

Referencia Documental

BRITISH MUSEUM , 1949,0601.13.

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2481. R. 2619.

GRABADO (1989), 105, n. 140.

MUSEO DE HISTORIA DE MADRID, 5012

 

Real Palacio de Aranjuez: visto desde la entrada por el Puente de Barcas, 1773. (dibujo). Juan Minguet (grab.)

Referencia Bibliográfica

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

Referencia Documental

BNE 23135

BRITISH MUSEUM , 1917, 1208.471

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2485. R. 2624.

 

Sitio Real de Aranjuez. Visto desde el arca del agua junto al Camino de Ocaña, 1773. (dibujo). Juan Moreno Tejada (grab.)

Referencia Bibliográfica

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

Referencia Documental

BRITISH MUSEUM , 1917, 1208.473

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2486. R. 2625.

 

Sitio Real de Aranjuez: Visto desde un balcon del Palacio de S. M. En la fachada que mira al Oriente, 1773. (dibujo). Fernando Selma (grab.)

Referencia Bibliográfica

CATÁLOGO, (1985) 106-4.
MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

VILLENA et al. (1993), 44, n. 15.

Referencia Documental

BRITISH MUSEUM , 1917, 1208.

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2487. R. 2622.

MUSEO DE HISTORIA DE MADRID, 5012

 

Los Quarteles de las Compañias de Guardias de Infanteria en el Real Sitio de Aranjuez Vistos desde la Calle de Toledo, 1775. (dibujo). Fernando Selma (grab.)

Referencia Bibliográfica

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

PÁEZ (1982), III,134-141
VEGA (1992), n. 1103, p. 215.

VILLENA et al. (1993), 44, n. 14.

Referencia Documental

BNE INVENT/23142

BRITISH MUSEUM , 1917, 1208.466

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2489. R. 2616.

MUSEO DE HISTORIA DE MADRID, 5020

 

La Casa de las Bacas en el R. Sitio de Aranjuez. Vista desde el Camino nuevo de Madrid, 1775. (dibujo). Francisco Muntaner (grab.)

Referencia Bibliográfica

CANALS (2016)

MERLOS (2014)

MERLOS, “Aranjuez…” (2016)

MERLOS, “De lo clásico…” (2016)

MERLOS (2018)

PÁEZ (1982), III, 1458-7
REAL (1987), 134

VEGA (1992), n. 1104, p. 215.

Referencia Documental

BNE, INVENT/23143

BRITISH MUSEUM , 1017, 1208.465

CALCOGRAFÍA NACIONAL. Cat. 2488. R. 2618.

LÁZARO (1915), [ca]. nº 15, Serie III.

MUSEO DEL PRADO. Catálogo de estampas, 1104

NATIONAL GALLERY OF ART, Washington DC.

 

El jardin del Cavallo en el Buen Retiro visto desde el balcon que cae al de los reynos ‏ 1778.

Referencia Documental

BNE, dib/14/48/49

Referencia Bibliográfica

FLORIDABLANCA (2019), 468

 

El jardín de San Pablo en el Buen Retiro visto desde la parte de la derecha junto la fuente o estanque pequeño circular. 1778.

Referencia Documental

BNE, dib/14/48/48

Referencia Bibliográfica

FLORIDABLANCA (2019), 468

 

Villa y Corte de Madrid vista desde las alturas del camino de San Bernardino. 1780

(tinta, aguada parda, gouache)

Referencia Bibliográfica

BARCIA (1906), p. 149 n. 779.
BOIX (1922), 11, n. 1.
BOIX (1922), 89, n. 1.
CARLOS III (1988), 640, n. 204.
EXPOSICIÓN (1922)

FLORIDABLANCA (2019), 88.
GOITIA (2015), 195.

MADRID (1979), 216, N. 507.
BARBEITO (2009), n. 2.
VIERA (2019), 30.

Referencia Documental

BNE dib 14/48/46

 

La Villa y Corte de Madrid vista desde el camino de Alcalá. 1780 (tinta, aguada de colores, gouache).

Referencia Documental

BNE dib 14/48/47

Referencia Bibliográfica

BARBEITO (2009), 3.

BARCIA (1906), p. 149 n. 780.

BOIX (1922), p. 11, n. 2.

BOIX (1922), p. 89, n. 2.

CARLOS III (1988) 640, n. 203.

EXPOSICIÓN (1926) 277 n. 52.

EXPOSICIÓN (1960), 44, n. 17.

FLORIDABLANCA (2019), 454.

GOITIA (2015), 196.

LOPEZOSA (2005), 449.

MADRID (1979) 215, n. 506.

SAINZ (1984), t. 2, 402.

VIERA (2019), 30.

 

Vista de Madrid por el Este desde los altos del Retiro (atribuido) Hacia 1790. (Óleo)

Referencia Documental

Museo de Historia de Madrid, inv. 2016/21/1

Referencia Bibliográfica

FLORIDABLANCA (2019), 105

 

Merienda campestre junto a la plaza de toros y la puerta de Alcalá (atribuido) Último tercio del siglo XVIII.(Temple sobre papel).

Referencia Documental

Museo de Historia de Madrid, inv. 4457

Referencia Bibliográfica

PRIEGO (2007), pp. 64-65.

 

 

MARÍA MAGDALENA MERLOS ROMERO

FECHA DE REDACCIÓN. 20 DE DICIEMBRE 2020

FECHA DE REVISIÓN.

 

NOTAS

[1] PILAR CORELLA SUÁREZ, “Los trabajos…”, 1989; PILAR CORELLA SUÁREZ, “Aportaciones…”, 1992.

[2] Como algunos dibujos de la ciudad de Burgos del siglo XIX custodiados en la Biblioteca Nacional de España.

[3] Archivo de la Real Chancillería de Valladolid, (ARCV), Sala de Hijosdalgo, caja 999,46.

[4] Su trayectoria militar en Archivo Militar General de Segovia (AMGS), 1/440ª EXP. 03. carpeta 1.

[5] AMGS, 1/440ª EXP. 03. carpeta 1.

[6] ARCV, Sala de Hijosdalgo, caja 999,46. Aguirre contaba 41 años cuando se casó, una edad avanzada, pero habitual en la profesión, por los sucesivos cambios de destino.

[7] En 1784, fecha del nacimiento de Tiburcio Carlos, vivía la familia en la calle Fuencarral, 2. ARCV, Sala de Hijosdalgo, caja 999,46.

[8] En 1791 vivía en la parroquia de Santiago. ARCV, Sala de Hijosdalgo, caja 999,46.

[9] ARCV, Sala de Hijosdalgo, caja 999,46.

[10] DOMINGO DE AGUIRRE, Planos que manifiestan el estado en que se halla el Alcazar de Toledo… 1-4,   BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA (BNE), Dibujos, 14/13/1, 14/13/2, 14/13/3, 14/13/4.

[11] AMGS, 1/440ª EXP. 03. carpeta 1.

[12] JESÚS AITOR GOITIA CRUZ, Transformaciones…¸2015, pp. 187, 195-196; ÁFRICA MARTÍNEZ MEDINA, “Urbanización…”, 1993 p. 428.

[13] PILAR CORELLA SUÁREZ, “Barcas…”, 1998, p. 251.

[14] HORACIO CAPEL, JOAN EUGENI SÁNCHEZ, OMAR MONCADA, Los Ingenieros…, 1983; HORACIO CAPEL, De Palas…, 1988, HORACIO CAPEL, “Los proyectos…”, 2001.

[15] RAFAEL DE LA TORRE CASAPONSA, “El arenal…”, 2019, pp. 45-90.

[16] ARCHIVO GENERAL DE SIMANCAS (AGS). Mapas, Planos y Dibujos,19-252).1797, sept, 1. “Plano y perfil de la Batería de Nra. Señora del Carmen de Doniños”. AGMM, Cartografía. C-30/15 .Plano y perfil de Nuestra Señora del Carmen de Doniños conforme se halla hoy día de la fecha. Blas Gil de Bernabé, 1797, sept, 11. Gil de Bernabé con visto bueno de Domingo de Aguirre.

[17] ARCHIVO GENERAL MILITAR DE MADRID. AGMM. CGD, 3-1-9-15. Caja 6814. “Sobre lo conveniente a la defensa del Departamento de El Ferrol (La Coruña)”. Domingo Aguirre a Galcerán de Villabla. Coruña, 22 de julio de 1797; fol. 1.

[18] JESÚS AITOR GOITIA CRUZ, Transformaciones…¸2015, pp. 187, 195-196; ÁFRICA MARTÍNEZ MEDINA, “Urbanización…”, 1993 p. 428.

[19] BNE, Dibujos, 14/48/47

[20] BNE, Dibujos, 14/48/46

[21] Museo de Historia de Madrid (MHM), inv. 2016/21/1 y 4457.

[22] DIARIO de Madrid, 30-8-1790, pp. 971-973.

[23] PILAR CORELLA SUÁREZ, “Los trabajos…”, 1989, pp. 257-284.

[24] ARCHIVO GENERAL DE PALACIO (AGP), Administraciones Patrimoniales, Aranjuez, Caja 14.268, XVI hojas, 8°; DOMINGO DE AGUIRRE, Observaciones …, 1796.

[25] JUAN ANTONIO ÁLVAREZ DE QUINDÓS, Descripción, 1804, p. 277. Autoría de Villanueva para el puente de Barcas en PEDRO MOLEÓN, Juan de Villanueva, 1989.

[26] JUAN ANTONIO ÁLVAREZ DE QUINDÓS, Descripción, 1804, p. 277. PEDRO MOLEÓN GAVILANES, Juan de Villanueva, 1989, atribuye el castillo llamado “de Godoy” a Juan de Villanueva.

[27] Real biblioteca (RB), cat. Car. Ms, 103. PABLO BOUTELOU, 1784, Plano del jardin del Sermo. Señor Principe de Asturias en el Rl. Sitio de Aranjuez.

[28] AGP, Administraciones Patrimoniales, Aranjuez, Caja 14.260. En 1794 Aguirre disponía sillería para la Plaza Redonda y el Patio de Caballeros, si bien planteó en otros casos el enladrillado. El documento, que menciona dos proyectos, el inventario de la sillería de esta obra de Aguirre y los materiales empleados por Juan de Villanueva en la Casa del Labrador confirman una actividad simultánea de ingeniero y arquitecto en el sitio, pero en distintas obras.

[29] PEDRO MOLEÓN GAVILANES, Juan de Villanueva, 1989; ALBERTO SANZ JIMENO, “Jardín del Príncipe”, 2004, pp. 284-295.

[30] AGP, Administraciones Patrimoniales, Aranjuez, Caja 14.260. En 1794 Aguirre disponía sillería para la Plaza Redonda y el Patio de Caballeros, si bien planteó en otros casos el enladrillado. El documento, que menciona dos proyectos, el inventario de la sillería de esta obra de Aguirre y los materiales empleados por Juan de Villanueva en la Casa del Labrador confirman una actividad simultánea de ingeniero y arquitecto en el sitio, pero en distintas obras.

[31] Sugerida por ALBERTO SANZ JIMENO, “Jardín del Príncipe”, 2004, pp. 284-295, aunque sin argumentación. Por su parte PEDRO MOLEÓN GAVILANES, “La arquitectura…”, 1989, incluye el embarcadero y las obras del Sotillo entre las obras de Juan de Villanueva.

[32] Se adelanta la data tradicional de 1787-1791 dada por JOSÉ LUIS SANCHO GASPAR, La arquitectura…, 1995, p. 388; ALBERTO SANZ JIMENO, “Jardín del Príncipe”, 2004, pp. 284-295; PEDRO MOLEÓN GAVILANES, “La arquitectura…”, 1989, p 46). Se argumenta sobre diversas referencias cronológicas, que se suman a su representación en el plano de Pablo Boutelou de 1784. En primer lugar, el jardín se había iniciado por Real Orden de 3 de octubre de 1772; en segundo lugar, Aguirre no detalló ninguna construcción en la zona que denomina “embarcadero del Príncipe” en su muy precisa topografía de Aranjuez, impresa en 1775. Por otra parte, Ponz describe el embarcadero en 1786, fecha de su actualización al viaje primero por España para la edición de 1787 ( ANTONIO PONZ, Viaje…1988, vol I. pp. 295, 302). Sobre este dato, cabe recordar que Aguirre había sido comisionado a Aranjuez en 1774, lugar del que no se desvinculó en su trayectoria profesional. Del mismo modo, en 1786 Juan de Villanueva aún no había comenzado sus relaciones con el real sitio, que iniciaría en la década de los noventa. Manuel Serrano, el arquitecto destinado al real sitio de Aranjuez y director de las obras del príncipe e infantes, desempeñó este puesto hasta su fallecimiento en 1785.

[33] RB, cat. Car. Ms, 103. PABLO BOUTELOU, 1784, Plano del jardin del Sermo. Señor Principe de Asturias en el Rl. Sitio de Aranjuez.

[34] PATRIMONIO NACIONAL, Madrid. FERNANDO BRAMBILLA, Vista del embarcadero en el Jardín del Príncipe, Óleo sobre lienzo. H. 1830.

[35] DOMINGO DE AGUIRRE, Modo práctico…, 1781.

[36] Recientemente dado a conocer y estudiado por DANIEL CRESPO DELGADO, JOSÉ MARÍA CORONADO TORDESILLAS, RITA RUIZ FERNÁNDEZ, “El primer manual…”, 2020.

[37] DANIEL CRESPO DELGADO, JOSÉ MARÍA CORONADO TORDESILLAS, RITA RUIZ FERNÁNDEZ, “El primer manual…”, 2020.

[38] AGP, Administraciones Patrimoniales, Aranjuez, Caja 14.268.

[39] DOMINGO DE AGUIRRE, Descubrimiento… 1799.

[40] La edición de 1769 lleva firma de 28 de febrero de 1770 (BNE. Mss. 20, 551). La edición de 1772 se custodia en la Biblioteca Real (BR, 2-K-5, VII-H-G, Ms. II-1541. Destacan los estudios de PILAR CORELLA SUÁREZ, “Aportaciones…”, 1992 y JOSÉ MUÑOZ VILLARREAL, “Consabura…”, 1997.

[41] “ofresco esta obra trabajada en las oras vacantes que me han dejado las faenas y obligación de mi empleo”

[42] El proceso de elaboración en PILAR CORELLA SUÁREZ, “Los trabajos…”, 1989.

[43] Manuel Salvador Carmona, Francisco Muntaner, José Joaquín Fabregat, Juan Barcelón, Joaquín Ballester, Jerónimo Antonio Gil, Juan Minguet, Fernando Selma, Moreno Tejada. Las matrices de 1789 se conservan en la Calcografía Nacional. Existen copias en numerosas instituciones, entre ellas la Biblioteca Nacional de España.

[44] El número total de vistas es de diez, dos de ellas añadidas en 1775, si bien la historiografía no siempre las ha computado correctamente.

[45] AHN, Consejos, leg. 11278, n. 22. Cfr. JAVIER BLAS CLEMENTE BARRERA, JUAN CARRETE, JOSÉ MIGUEL MEDRANO, Calcografía Nacional, 2004, vol. I, p. 119-138.

[46] SIR JOHN TALBOT DILLON, Travels… L1781, p. 90; ANTONIO CONCA, Descrizione…, 1793, p. 306; NICOLÁS DE LA CRUZ Y BAHAMONDE, Viage…, 1812.

[47] Ello explica la presencia de ejemplares de estos grabados desde fechas tempranas en instituciones internacionales.

[48] Cabe destacar JOSÉ LUIS SANCHO GASPAR, La arquitectura…, 1995; JOSÉ LUIS SANCHO GASPAR, Javier Ortega Vidal, Una corte…, 2016, pp. 133-141; CARLOS SAN-ANTONIO, CRISTINA VELILLA, FRANCISCO MANZANO-AGUGLIARO, “Similarities…”, 2019.

[49] A partir de la tesis doctoral de MAGDALENA MERLOS ROMERO, Aranjuez imagen de un mito romántico, 2014, la autora lo aborda en “Aranjuez, la imagen de España…,” 2016, De lo clásico y lo romántico…, 2016, “Imagen de Aranjuez durante…”, 2018.

[50] CARLOS REYERO, Alegoría… , 2001.

[51] En este punto, lo habitual es que el espectador vire su mirada hacia el palacio, 180º al Oeste.

[52] Indica Sancho (2003) El Palacio Real de Aranjuez. Cuadernos de restauración de Iberdrola, VII. Madrid: PN Iberdrola, 2003 (www.fundacioniberdrola.org/webfund/gc/…/palacio_arajuez.pdf)

que esta vista refleja el proyecto de Sabatini, apenas iniciado en 1773.

[53] De hecho, las alas del palacio no aparecen en la vista desde el camino de Ocaña. Sí aparecen en la Topografia…

[54] FEDERICO CARLOS SAINZ DE ROBLES, Historia…, 1984.

[55] Diseñada por Juan Gómez de Mora

X