25342
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-25342,qode-social-login-1.1.3,qode-restaurant-1.1.1,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-3.7,ajax_fade,page_not_loaded,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
Retrato de Anibal Álvarez Bouquel. Juan Antonio de Ribera, 1830-1840, Meadows Museum - Southern Methodist University
ANÍBAL ÁLVAREZ BOUQUEL

 

Arquitecto. Roma (Italia), 1 de diciembre de 1809 – Madrid, 5 de abril de 1870.

 

El arquitecto fue una de las figuras más relevantes de la arquitectura isabelina madrileña. Nació en el seno de una familia vinculada a las artes. Pasó su infancia y adolescencia en Roma, donde inició su formación en dibujo y matemáticas a instancias de su padre, el escultor José Álvarez Cubero. Continuó sus estudios, tras llegar a España en 1827, en la Real Academia de San Fernando, siendo alumno del arquitecto Isidro Velázquez. Esta maestría recibida sería esencial para su producción primera, en la línea del clasicismo académico abierta por Juan de Villanueva.

 

Volvió a Roma para permanecer becado por la academia entre 1832 y 1835. A su regreso a España, tras un periplo por Francia, obtuvo el título de arquitecto (23 de agosto de 1835).Una nueva pensión en 1836 le permitió conocer más enclaves italianos, franceses y alemanes. En 1837 y 1838 trabajó en Francia y se desplazó a Bélgica e Inglaterra, para definitivamente establecerse en Madrid en agosto de 1838.

 

Aquí termina su inicial etapa de formación, en la que coincidió con artistas españoles (los Madrazo, Espalter y los nazarenos, Ponciano Ponzano) y conoció de primera mano las corrientes europeas volcadas tanto en el estudio de la tradición clásica, como en la reivindicación del arte gótico.

 

A partir de la fecha en que se afincó en Madrid, su biografía profesional puede articularse en tres periodos, uno primero desde 1839 en que fue nombrado académico de mérito hasta 1844, cuando asumió la dirección de la sección de Arquitectura de la misma academia: uno segundo, desde 1844 hasta 1857, en el que compaginó su labor proyectista con la teórica, docente, y de conservación patrimonial, en el marco de la academia y de la escuela de arquitectura, y un tercero, que transcurrió entre sus nombramientos como arquitecto de mérito y Arquitecto Mayor de la casa real hasta su fallecimiento. Toda esta trayectoria profesional le fue reconocida en vida con numerosos honores y distinciones.

 

En 1839 obtuvo el grado de académico de mérito por la Arquitectura, que logró con su proyecto para una biblioteca real (tipología a la que volverá en 1858 por un encargo de biblioteca nacional), organizada en planta de cuatro patios, ciertamente un manifiesto de intenciones reivindicativo del pasado, que remitía al modelo renacentista hospitalario italiano tan exitoso en España, y con orden gigante, de clara influencia italiana, vía la obra de Juvarra para el Palacio Real.

 

Sus primeros trabajos ya anunciaban las pautas arquitectónicas del XIX español, especialmente en lo que a adecuación de estilos a las nuevas tipologías se refiere, rompiendo el monopolio del paradigma clásico a favor del reconocimiento de todas las etapas de la historia de la arquitectura y favoreciendo la introducción de materiales como el cristal y el hierro. Así se entiende el proyecto de construcción del Congreso de los Diputados que presentó en 1842, y que fue desestimado a favor del clasicista de Pascual y Colomer. En el mismo Álvarez recurría al arte medieval como símbolo, del modo en que ya se estaba empleando en otras arquitecturas civiles europeas, como reivindicación nacionalista sostenida en las cortes castellanas y leonesas, los orígenes y la construcción de España en vísperas de la Edad Moderna.

 

No obstante habría de aparcar este sesgo medievalista, que no parecía encajar en la imagen del Madrid isabelino. Así, bajo la inspiración italianizante, comenzó a recibir encargos, para llegar a convertirse en uno de los arquitectos preferidos de la capital. Las reformas de dos edificios le sirvieron de laboratorio para ir configurando su estilo más exitoso: el palacio de Abrantes y el colegio-convento de María de Aragón, para su transformación en sede del Senado. El duque de Abrantes encomendó a Álvarez la renovación de un antiguo palacete del siglo XVII, que se produjo bajo una mirada mesurada al renacimiento italiano. Conservó los originales torreones de esquinas tan característicos de la arquitectura civil española, aunque una reforma de fin de siglo no sólo los eliminaría, sino que también borraría toda la intervención de Álvarez de 1844, de la que hoy sólo perdura la escalera interior. En 1844 diseñó la fachada del Senado (luego transformada por Jerónimo de la Gándara) bajo la inspiración simbólica de los arcos triunfales romanos y las decoraciones de guirnaldas. Estos elementos serían recurrentes en sus construcciones particulares futuras, especialmente visibles en el Chalet de Narciso Bruguera.

 

Este año de 1844 fue una fecha crucial. A raíz de su nombramiento como director de la sección de Arquitectura de la Academia de San Fernando se posicionó en el nuevo cuadro teórico y docente de la Escuela de Arquitectura, creada en ese mismo año, constituyendo el eslabón esencial entre ambas instituciones junto con Laviña y Narciso Pascual y Colomer, y favoreciendo la transición estilística entre los presupuestos clásicos y las tendencias resurgentes medievales y la adaptación a las nuevas tipologías que la ciudad decimonónica demanda.

 

En cualquier caso sus construcciones de la década de los 40 estuvieron determinadas por la demanda y los gustos neorrenacentistas de sus clientes privados, las adineradas nueva nobleza y alta burguesía madrileñas (el banquero Bernar, el Marqués de Casa Gaviria, los empresarios propietarios del efímero Banco de Fomento y Ultramar), a las que satisfizo con su profundo conocimiento de la arquitectura cuatrocentista.

 

Estos elegantes palacios y viviendas, dotados del alma renacentista, dejaban atrás los postulados fríos y depurados del neoclasicismo. Así se evidencia en el Palacio Gaviria (1846), en primer lugar en la tipología adoptada de palacio urbano de dos patios, generalmente de tres plantas jerarquizadas, en segundo lugar en el tratamiento de las fachadas (almohadillado en planta baja, órdenes clásicos, preferentemente el jónico, la inclusión de girnaldas decorativas, el empleo de pilastras, las proporciones –hoy desvirtuadas por un ático añadido al proyecto original-, frontones curvos, vanos diferenciados jerárquicamente en tamaño y ornamentación, con balcones de frontones curvos en el piso principal y ventanas en el piso superior), en tercer lugar, en el diseño interior, en el que destacan la escalera y las decoraciones pictóricas a candelieri, que remiten a los presupuestos italianos del Quattrocento y del Quinquecento. Por otra parte, rasgos como la combinación piedra y ladrillo o los remates de aristas y esquinas con cadenas de sillares, entroncaban con la tradición constructiva española, manifiesta en la arquitectura renacentista y barroca de la capital.

 

Rasgos presentes en este edificio como el cuerpo bajo almohadillado de clara reminiscencia florentina y romana, o la ubicación descentrada de la portada reaparecerían en otros palacios y casas de vecindad de su autoría en esta década de los cuarenta, como en el desaparecido palacio del banquero Bernar, la casa de José Canga Argüelles, la de Ginés Bruguera –con toda la fachada almohadillada- , la de Ramón de Mesonero Romanos, la de la calle de la Cruz (posiblemente su propia vivienda), las casas de la calle Fuencarral y la calle Angosta de Majaderitos–ambas muy similares, casa de vecindad con tres pisos de balcones sobre el piso bajo almohadillado. Destacan la desaparecida fachada del jardín del palacio del marqués de Casa Riera, de 1846, centrada por una portada serliana de profusa decoración, flanqueada por reja y lienzos tripartitos, con dos accesos laterales y balaustrada superior. En esta línea, de villa extramuros, se sitúa el chalet para Narciso Bruguera, protagonizado por arcos de medio punto, y articulado con cuerpos laterales tripartitos a modo de miradores, loggia, ático y balaustrada.

 

El modelo del Palacio Gaviria se prolongó en los años cincuenta, como en la casa conocida hoy como del marqués de Perinat y en las viviendas de la calle Prado.

Si bien las residencias de tinte italianizante representan la tipología y estilo más conocidos de Álvarez Bouquel, no es menos importante su aportación en el campo de la renovación formal de la arquitectura de servicios, de la adopción de nuevos tipos hijos de nuevas necesidades y de la adaptación estilística a la función, proyectos que aunque no siempre ejecutados, fueron indicadores de tendencia y reflejo de la modernidad española. Los primeros se anunciaban ya en los años treinta y cuarenta, aunque la mayor aportación llega en los cincuenta, década en la que se incrementa la demanda por parte de instituciones públicas y privadas.

 

El Banco de Fomento siguió el modelo de los palacios, si bien en este caso se prescindió de los arcos de medio punto, se recurrió a los vanos adintelados, la fachada se articuló mediante el empleo de pilastras, y la ornamentación se limitó al almohadillado y al remate de cornisa abalaustrada.

 

Más novedoso resultó su diseño para un pasaje comercial, uno de los temas de la arquitectura del XIX de las grandes ciudades europeas, que el autor había conocido durante su estancia en Francia e importado en la España isabelina como signo de modernidad y de bienestar burgués. De aquellos años era un primer diseño (1838) para Antonio Jordá que acabó materializándose en 1846 en la Nueva Galería que, bajo una simetría de corte italiano, con vanos tripartitos, arcos de medio punto, pilastras, ofreció a la capital una de las primeras estructuras de hierro y cristal.

 

La preocupación por los espacios comerciales determinará parte de su producción a fines de la década de los cincuenta, como la casa de de cinco alturas de la Administración del Hospital del Buen Suceso en la Carrera de San Jerónimo, caracterizada por el tratamiento luminoso y unificado de pisos bajos y entresuelo, por otra parte, influido por el modelo de la puerta del Sol.

 

Más alejado del referente historicista, y pautado por las necesidades funcionales e industriales, fue el taller de Coches de Mariano Carsí(1845), una construcción diáfana de gran modernidad, de planta cuadrada, definida por la combinación de madera y metal y por su cubierta con una airosa bóveda.

 

En 1839, en el marco de las mejoras del sistema carcelario madrileño diseñó un proyecto de cárcel de gran repercusión tipológica nacional e internacional, basada en el panóptico de Bentham pero resuelta mediante el escalonamiento de las celdas.

 

Años después, en 1846, una comisión ex profeso le encargaba el diseño de un manicomio modelo. Otro ejemplo de arquitectura de interés público social fue la construcción en 1852 de una casa de baños de beneficencia.

 

No obstante el ámbito de servicios más importantes en el que participó fue en el de la arquitectura hospitalaria. Álvarez, arquitecto del Ministerio de la Gobernación desde 1848, se hizo cargo de los cuatro proyectos para Madrid que en 1852 el gobierno de la nación encargó a la Academia. En el Hospital de la Princesa, el único que fue levantado, se perciben las novedades tipológicas francesas: por esas fechas Martin-Pierre Gathier estaba construyendo el Hospital Lariboisière de París, modulado mediante pabellones aislados, patrón que por otra parte ya había planteado infructuosamente Hermosilla en Madrid para el Hospital de San Carlos en el siglo XVIII. En el mismo se combinaban elementos clásicos y medievales, como las galerías de medio punto de los pabellones.

 

Hay que esperar hasta 1857 a que la evolución estilística y el amplio abanico tipológico de la arquitectura de Aníbal Álvarez alcancen otro hito importante. Ese año fue un punto de inflexión en su carrera, con dos fundamentales nombramientos, fruto de su prestigio: académico de número y como arquitecto mayor de la Real Casa, Patrimonio y Sitios Reales.

 

Su conocimiento de la arquitectura de cristal y hierro y su adscripción a la Casa Real sostienen la atribución del proyecto para invernadero en la crujía Este del Patio de Armas del Palacio Real, a modo de mirador sobre la Casa de Campo. Esta apuesta evidenciaba que Álvarez conocía el recién inaugurado pabellón londinense de 1851, obra de Praxton, en el paisaje arbolado mediante su otra función de mirador. Se data entre 1857 y 1859.

 

De 1857 es la adecuación de áticos del Museo del Prado, para uso expositivo. En 1858 proyectó un modelo de plaza ajardinada semicircular para la Puerta del Sol, inspirada en las plazas italianas de trazas curvas y porticadas, presididas por una arquitectura religiosa, pero también en las plazas mayores españolas y en su sistema de integración mediante arcos de las calles convergentes. Este proyecto se encuadraba en la colaboración de Álvarez en materia de construcción con la policía urbana de Madrid, iniciada en 1852.

 

Es en 1859 cuando retorna a la arquitectura hospitalaria, con el proyecto para el Hospital del Buen Suceso, con un vocabulario medieval, donde combina el románico (la iglesia) y el gótico (las dependencias), entendiendo éste no en su expresión ornamental, sino a la manera racionalista de Violet-le-Duc. En 1860, inspirado en los modelos romanos, diseñó el panteón de los marqueses de Espeja en la sacramental de San Luis.

 

Pero aquellos nombramientos, a los que se suma en el mismo año de 1857 el de director de la Escuela de Arquitectura, le llevan a una nueva etapa de su carrera, en la que parece relegar su faceta proyectista y decantarse por aquellos otros ámbitos de la docencia, la teoría y la conservación patrimonial. En este sentido puede señalarse la alegación de incompatibilidad por la que renunció en 1859 a su puesto en la casa real.

 

La labor teórica y docente de Aníbal Álvarez fue relevante en el debate que centró la enseñanza y la teoría de la arquitectura española de los años centrales del siglo XIX. Esta vocación estaba latente desde su primera época de aprendizaje y de viajes de estudio por Europa, impactado especialmente por Roma, Paestum, y por el arte medieval francés. Mientras residió en Francia, pudo ser testigo del debate estilístico allí planteado. En 1839 estaba estudiando la evolución del arte medieval (presentó unos dibujos de secuencias cronológicas en 1939 en la exposición del Liceo Artístico y Literario). Ya en España defendió la expansión de la arquitectura más allá de la disciplina académica, con base en la ampliación de los conocimientos científicos y la aceptación de los diferentes estilos, definiendo un eclecticismo fruto de la fusión de lo italiano con lo medieval.

 

Como docente, Álvarez tuvo por objetivo formar al arquitecto precisamente en este eclecticismo, frente al estilo único. Junto con Antonio Zabaleta fue clave en la renovación de la enseñanza, tanto defensor del estudio de la Historia de la Arquitectura como crítico con el clasicismo de la academia. Fue pieza esencial en la transición desde la formación académica -pese a que la institución ya manifestaba un incipiente aperturismo- hacia las pautas de la nueva Escuela de Arquitectura, creada en 1844. Fue profesor de Teoría del Arte y Decoración de Edificios desde su fundación. En 1848 obtendría la cátedra de Teoría General del Arte y Decoración. Fue nombrado vicedirector de la escuela en 1853, y entre 1857 y 1864 director, periodo este último en que impartió Proyectos e Historia de la Arquitectura. En 1868 volverá a ser subdirector, de modo interino, coincidiendo con la revolución y la salida al exilio de Isabel II.

 

Su labor docente fue influyente en las sucesivas generaciones de arquitectos, al llevar a las aulas los cambios teóricos del siglo XIX: la crisis del paradigma clásico y la irrupción de los historicismos. Los alumnos se iniciaban en la aplicación crítica, razonada y versátil de todos los estilos arquitectónicos, frente a la preponderancia de los parámetros del clasicismo griego y romano. Además, propició la creatividad frente a la imitación. Prueba de ello es el monumento diseñado por sus alumnos, bajo su dirección, en 1852 para conmemorar el nacimiento de la infanta Isabel. En el mismo se combinaban elementos clásicos (etruscos y romanos) como el modelo de mausoleo, con la decoración medieval, así como con la heráldica de tradición tardo gótica y renacentista (los escudos de las provincias españolas), empleada en su dimensión más simbólica, remitiendo al reinado de los reyes católicos, los creadores de España como nación. Desde estos presupuestos y como figura eslabón, el legado de Álvarez se materializaría en la finisecular arquitectura neo de la restauración alfonsina.

 

Esta tarea didáctica tuvo su correlato en la producción teórica literaria, con la edición de textos como Exposición del sistema adoptado para la enseñanza de las teorías del arte arquitectónico (1846) o las colaboraciones en las revistas El Renacimiento o del Boletín Español de Arquitectura.

 

Una última faceta profesional subyacía bajo el conocimiento y también la experiencia de Aníbal Álvarez: la preocupación por la conservación de las obras arquitectónicas en todos sus estilos. Parte del abandono había sido consecuencia del desprecio a otros estilos y del academicismo clasicista imperante entre los arquitectos. El interés de Álvarez por la puesta en valor del patrimonio artístico y arqueológico ya se había mostrado en la década de los treinta, cuando seguía muy de cerca la labor de sus colegas franceses, con quienes colaboró en 1833 como correspondiente del Comité Historique des Arts et Monuments de France. Así se entiende su calidad de miembro vocal de la Comisión Central de Monumentos, desde que fuese creada en 1844 en el seno de la Academia, y su implicación en la edición en 1859 de Monumentos Arquitectónicos de España.

 

BIBLIOGRAFÍA DE CONSULTA Y REFERENCIA

 

ÁLVAREZ BOUQUEL, ANÍBAL, “Exposición del sistema adoptado para la enseñanza de las teorías del arte arquitectónico por el profesor de esta asignatura de la Escuela especial de Arquitectura”, Boletín Español de Arquitectura, 13 (1846).

 

ÁLVAREZ BOUQUEL, ANÍBAL, Amador de los Ríos, J., Assas, N de., Monumentos Arquitectónicos de España, Madrid: Imprenta y Calcografía Nacional, 1859.

 

ÁLVAREZ RODRÍGUEZ, MARÍA VICTORIA, El pensamiento arquitectónico en España en el siglo XIX a través de las revistas artísticas del reinado isabelino, Salamanca: Universidad de Salamanca, 2016.

 

Arquitectura de Madrid, Madrid: Fundación COAM, 2003.

 

ARRECHEA MIGUEL, JULIO, Arquitectura y romanticismo. El pensamiento arquitectónico en la España del XIX, Valladolid: Universidad de Valladolid, 1989.

 

AZORÍN F. Y GEA, MARÍA ISABEL, La Castellana, escenario de poder. Del Palacio de Linares a la Torre de Picasso, Madrid: Ediciones La Librería, 1990.

 

BUSTOS JUEZ, CARLOTA, “La obra arquitectónica de Aníbal Álvarez Bouquel en el panorama del Madrid isabelino”, P+C, proyecto y ciudad: revista de temas de arquitectura, 1 (2010), págs. 45-56.

 

FERNÁNDEZ LÓPEZ, R., JOSÉ Álvarez Cubero. Figura cumbre de una saga de alarifes, escultores (José Álvarez Bouquel) y arquitectos (Aníbal Álvarez Bouquel, Manuel Aníbal Álvarez Amoroso y Ramón Aníbal Álvarez y García de Baeza), Córdoba: Diputación de Córdoba – Ayuntamiento de Priego – Fundación Provincial de Artes Plásticas Rafael Botí, 2011.

 

GARCÍA SÁNCHEZ, J., “Arquitectos españoles del siglo XIX en Grecia y Egipto”, Academia, 98-99 (2004), págs. 53-72.

 

HEREU PAYET, P., “Sobre las lecciones de Historia de la Arquitectura dictadas por Aníbal Álvarez Bouquel y recogidas por Elías Rogent y Amat”, en VV. AA., Actas del II Congreso Español de Historia del Arte, Valladolid: Universidad de Valladolid, 1978, págs. 74-81.

 

HERNANDO, J., Arquitectura en España 1770-1900, Madrid: Cátedra, 1989.

 

LÓPEZ OTERO, Modesto, “Don Aníbal Álvarez Bouquel”, Revista Nacional de Arquitectura, 83 (1948), pág. 465.

 

MATHET Y COLOMA, M., “Estudio biográfico sobre el Ilmo. Sr. D. Aníbal Álvarez y Bouquet (sic)”, El Eco de los Arquitectos, 7 (1870), págs. 48-50.

 

MARTÍNEZ DÍAZ, ÁNGEL, El entorno urbano del Palacio Real Nuevo de Madrid, 1735/1885, tesis doctoral, (dir. javier ortega vidal), Madrid: Universidad Politécnica, 2004.

 

MOLEÓN GAVILANES, PEDRO, (ed.) Isidro Velázquez (1765-1840), Arquitecto del Madrid Fernandino, Madrid: Ayuntamiento, 2009, págs. 121-122.

 

NAVARRETE MARTÍNEZ, ESPERANZA, “El ministerio de la Gobernación y la Comisión Central de Monumentos Artísticos ”, Boletín de ANABAD, 57 (2007), págs. 427-448.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, Arquitectura y arquitectos del siglo XIX, Madrid: Instituto de Estudios Madrileños, CSIC, 1973.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, Arquitectura Española (1808-1814), Summa Artis: Historia General del Arte, vol. XXXV, Madrid: Espasa Calpe, 1993.

 

ORDIERES DÍEZ, ISABEL, Historia de la Restauración Monumental en España (1835-1836), Madrid: Instituto de Conservación y Restauración de Bienes Culturales, 1995.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, Los estilos medievales en la arquitectura madrileña del siglo XIX (1780-1868), tesis doctoral,(dir. José María de Azcárate Ristrori), Madrid: Universidad Complutense, 1992.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

PICÓN, J., “Biografía del Ilmo. Sr. D. Aníbal Álvarez Bouquet (sic)”, El Eco de los Arquitectos, 9 (1870), págs. 61-64.

 

PRIETO GONZÁLEZ, JOSÉ MANUEL, Aprendiendo a ser arquitectos: Creación y desarrollo de la Escuela de Arquitectura de Madrid (1844-1914), Madrid: Editorial CSIC, 2004.

 

Las propuestas para un Madrid soñado: de Texeira a Castro, Madrid: Consorcio para la Organización de Madrid Capital Europea de la Cultura, 1992;

 

FUENTES DOCUMENTALES

 

ARCHIVO DE LA REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE SAN FERNANDO

 

A.R.A.B.A.S.F., leg. 2-4-5. 1835. Maestros arquitectos, expedientes personales.(ARABASF) Leg. 1-44-4.1838, Madrid. Acceso a título de arquitecto de mérito de Aníbal Álvarez Bouquel.

 

A.R.A.B.A.S.F. 3-308-1. 1838, Madrid. Comisión de Arquitectura. Pruebas de acceso al título de académico de mérito, arquitecto, etc. ANÍBAL ÁLVAREZ, Indicación de los materiales de primera necesidad, y modo de construir de los antiguos romanos.

 

A.R.A.B.A.S.F. 5-69-5.1852, junio, 3, Madrid. Juan de Madrazo, Antonio Conde

 

GONZÁLEZ Y ANÍBAL ÁLVAREZ, Principios y leyes de perspectiva aérea aplicables al dibujo arquitectónico y topográfico tanto al claroscuro como al colorido y de la elección y composición de las tintas en este último caso / por.

 

A.R.A.B.A.S.F. 3-181. 1844-1850, Libros de actas de las sesiones celebradas por la Comisión Central de Monumentos Históricos y Artísticos.

 

A.R.A.B.A.S.F. 3-339. 1851-1867, Libros de actas de las sesiones celebradas por la Comisión Central de Monumentos Históricos y Artísticos.

 

A.R.A.B.A.S.F. 3-182. 1867-1886, Libros de actas de las sesiones celebradas por la Comisión Central de Monumentos Históricos y Artísticos.

 

A.R.A.B.A.S.F. 3-183 y 3-184. 1852-1855, Libro copiador de oficios y comunicaciones de la Comisión Central de Monumentos Históricos y Artísticos.

 

ARCHIVO GENERAL DE PALACIO (AGP), Expedientes personales (PER), Cª 63, Exp. 03. Aníbal Álvarez Bouquel. Expediente personal.

 

CRONOLOGÍA DE SUS OBRAS RELEVANTES EN MADRID, CON INCLUSIÓN DE REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA Y REFERENCIA DOCUMENTAL RESPECTIVA

 

PROYECTO DE REAL BIBLIOTECA (CONCURSO GENERAL DE LA ACADEMIA),1831.

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

ARBAIZA BLANCO-SOLER, S. Y HERAS CASAS, C.,“Inventario de los dibujos arquitectónicos (de los siglos XVIII y XIX) en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (IV)”, Academia, 96-97 (2003), págs. 141-280.

 

BUSTOS JUEZ, CARLOTA, “La obra arquitectónica de Aníbal Álvarez Bouquel en el panorama del Madrid isabelino”, P+C, proyecto y ciudad: revista de temas de arquitectura, 1 (2010), págs. 45-56.

 

MARTÍNEZ DÍAZ, ÁNGEL. El entorno urbano del Palacio Real Nuevo de Madrid, 1735/1885, tesis doctoral, (dir. javier ortega vidal), Madrid: Universidad Politécnica, 2004.

 

Moleón GAvilanes, Pedro, De Pasadizo a palacio. Las casas de la Biblioteca Nacional, Madrid: Biblioteca Nacional de España, 2017.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, Arquitectura Española (1808-1814), T. XXXV,2 de Summa Artis. Madrid: Espasa Calpe, 1993, pp. 19-20.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

REFERENCIA DOCUMENTAL

 

A.R.A.B.A.S.F., A-777, A-778, A-779.

 

EMBOCADURA DEL ESCENARIO DEL TEATRO DEL LICEO ARTÍSTICO Y LITERARIO, MADRID, 1839. 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

MERCADO DEL CABALLERO DE GRACIA, (DESAPARECIDO),(DIRECCIÓN DE OBRA JUNTO A NARCISO PASCUAL Y COLOMER), 1840. 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

MADOZ, PASCUAL, Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de ultramar, Vol. 10, Madrid: Establecimiento tipográfico de P. Madoz y L. Sagasti, 1847, pág. 689.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

PROYECTO DE PRISIÓN CELULAR, 1840

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

SAGRA, RAMÓN DE LA, Atlas carcelario ó colección de láminas de las principales cárceles de Europa y de América, Madrid: imprenta del Colegio de Sordo-Mudos y Ciegos, 1843.

 

FRAILE, P., Un espacio para castigar. La cárcel y la ciencia penitenciaria en España (siglos XVIII-XIX), Barcelona: Ediciones del Serbal, 1987.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

TEATRO DEL PRÍNCIPE (TEATRO ESPAÑOL) (REFORMA Y EMBOCADURA DE ESCENARIO), 1840-1841

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

PROYECTO DE CONGRESO DE LOS DIPUTADOS, 1842

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, Los estilos medievales en la arquitectura madrileña del siglo XIX (1780-1868),Tesis doctoral. (dir. José María de Azcárate Ristrori). Madrid, Universidad Complutense, 1992, pág. 769.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

PALACIO DEL SENADO (FACHADA), 1844 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

BUSTAMANTE, J., MONJO, R. Y ALONSO DE LA CALLE, M.“Las modificaciones del la fachada principal del palacio del Senado de España”, XXXVII IAHS, World Congresson Housing, October 26–29, 2010, Santander, 10 págs.

 

CHUECA GOITIA, FERNANDO, “El palacio del Senado”, El palacio del Senado, Madrid: Senado, 1980.

 

VIVIENDA DE MANUEL ÁLVAREZ, CALLE DE LA CRUZ, 1844

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

BUSTOS JUEZ, CARLOTA, “La obra arquitectónica de Aníbal Álvarez Bouquel en el panorama del Madrid isabelino”, P+C, proyecto y ciudad: revista de temas de arquitectura, 1 (2010), págs. 45-56.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, Arquitectura y arquitectos del siglo XIX. Madrid: Instituto de Estudios Madrileños, CSIC, 1973.

 

REFERENCIA DOCUMENTAL

 

AVM. Obras privadas, 4-8-64.

 

CASA PARA GINÉS BRUGUERA, CALLE DE VALVERDE 32, 1844 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

BUSTOS JUEZ, CARLOTA, “La obra arquitectónica de Aníbal Álvarez Bouquel en el panorama del Madrid isabelino”, P+C, proyecto y ciudad: revista de temas de arquitectura, 1 (2010), págs. 45-56.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, Arquitectura y arquitectos del siglo XIX. Madrid: Instituto de Estudios Madrileños, CSIC, 1973.

 

Panadero Peropadre, Nieves, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

REFERENCIA DOCUMENTAL

 

A.V.M. Obras privadas, 4-8-74.

 

CHALET PARA NARCISO BRUGUERA, PASEO DE LA CASTELLANA C/V A CALLE GOYA (DESAPARECIDO), 1844. 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

BUSTOS JUEZ, CARLOTA, “La obra arquitectónica de Aníbal Álvarez Bouquel en el panorama del Madrid isabelino”, P+C, proyecto y ciudad: revista de temas de arquitectura, 1 (2010), págs. 45-56.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, Arquitectura y arquitectos del siglo XIX. Madrid:Instituto de Estudios Madrileños, CSIC, 1973.

 

Panadero Peropadre, Nieves, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

REFERENCIA DOCUMENTAL

 

A.V.M. Obras privadas, 4-8-59.

 

CASA-PALACIO DE JOSÉ CANGA ARGÜELLES, SOLAR DEL CONVENTO DE CAPUCHINOS, (ACTUAL PLAZA DE VÁZQUEZ DE MELLA 1), 1844. 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

BUSTOS JUEZ, CARLOTA, “La obra arquitectónica de Aníbal Álvarez Bouquel en el panorama del Madrid isabelino”, P+C, proyecto y ciudad: revista de temas de arquitectura, 1 (2010), págs. 45-56.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, Arquitectura y arquitectos del siglo XIX. Madrid: Instituto de Estudios Madrileños, CSIC, 1973.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

REFERENCIA DOCUMENTAL

 

AVM. Obras privadas, 4-8-79

 

REFORMA DEL PALACIO DEL DUQUE DE ABRANTES, CALLE MAYOR 86, 1844 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

BUSTOS JUEZ, CARLOTA, “La obra arquitectónica de Aníbal Álvarez Bouquel en el panorama del Madrid isabelino”, P+C, proyecto y ciudad: revista de temas de arquitectura, 1 (2010), págs. 45-56.

 

CORRAL, JOSÉ DEL, El Palacio de Abrantes (1652-1968), Madrid, 1968.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, Arquitectura y arquitectos del siglo XIX. Madrid: Instituto de Estudios Madrileños, CSIC, 1973.

  • Panadero Peropadre, Nieves, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

LASSO DE LA VEGA ZAMORA, MIGUEL, SANZ HERNANDO, ALBERTO, RIVAS QUINZAÑOS, PILAR, Palacios de Madrid, Madrid: Consejería de Cultura y Turismo, 2010, págs. 176-179.

 

REFERENCIA DOCUMENTAL

 

A.V.M. Obras privadas, 4-46-25

 

CASA PROPIEDAD DE ANÍBAL ALVAREZ, CALLE DE FUENCARRAL, 45- 47, MANZANA 346, 1845.

 

REFERENCIA DOCUMENTAL

 

A.V.M. Obras privadas, 4-46-40

 

TALLER DE COCHES DE MARIANO CARSÍ, PASEO DE RECOLETOS (DESAPARECIDO), 1845 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

PALACIO GAVIRIA, CALLE DEL ARENAL, 9, 1846. 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

LASSO DE LA VEGA ZAMORA, MIGUEL, Sanz Hernando, Alberto, Rivas

 

QUINZAÑOS, PILAR, Palacios de Madrid, Madrid: Consejería de Cultura y Turismo, 2010, págs. 292-297.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, Arquitectura y arquitectos del siglo XIX, Madrid: Instituto de Estudios Madrileños, CSIC, 1973.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

REFERENCIA DOCUMENTAL

 

A.V.M. Obras privadas, 4-48-84

 

CASA DE JUAN LARRIPA Y DOMÍNGUEZ, calle Angosta de Majaderitos, 7- 11 manzana 207 (c/v calle Carretas), 1846

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

BUSTOS JUEZ, CARLOTA, “La obra arquitectónica de Aníbal Álvarez Bouquel en el panorama del Madrid isabelino”, P+C, proyecto y ciudad: revista de temas de arquitectura, 1 (2010), págs. 45-56.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, ARQUITECTURA Y ARQUITECTOS DEL SIGLO XIX. MADRID: INSTITUTO DE ESTUDIOS MADRILEÑOS, CSIC, 1973.

 

REFERENCIA DOCUMENTAL

 

A.V.M. Obras privadas,4-48-36.

 

fACHADA DEL JARDÍN DE LA CASA DEL MARQUÉS DE CASA-RIERA (DESAPARECIDA) C/ ALCALÁ C/V CALLE DEL TURCO,1846

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, Arquitectura y arquitectos del siglo XIX. Madrid: Instituto de Estudios Madrileños, CSIC, 1973.

 

REFERENCIA DOCUMENTAL

 

A.V.M. Obras privadas, 4-48-4

 

VIVIENDAS EN LA CALLE DE ESPOZ Y MINA 4-8, 1846 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

PASAJE COMERCIAL “NUEVA GALERÍA” DE ANTONIO JORDÁ, CALLES ESPOZ Y MINA, 17 Y DE LA VICTORIA, 10, MANZANA 207 (DESAPARECIDA), 1846 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

BUSTOS JUEZ, CARLOTA, “La obra arquitectónica de Aníbal Álvarez Bouquel en el panorama del Madrid isabelino”, P+C, proyecto y ciudad: revista de temas de arquitectura, 1 (2010), págs. 45-56.

 

NAVASCUÉS Palacio, Pedro, Arquitectura y arquitectos del siglo XIX. Madrid: Instituto de Estudios Madrileños, CSIC, 1973.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

REFERENCIA DOCUMENTAL

 

A.V.M. Obras privadas,4-48-75.

 

REFORMA DE LA CASA DE JOSÉ BUSCHENTAL, CALLE DE ATOCHA, 1846 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

CASA PARA RAMÓN DE MESONERO ROMANOS, PLAZA DE VÁZQUEZ DE MELLA (DESAPAR.), 1846. 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

BUSTOS JUEZ, CARLOTA, “La obra arquitectónica de Aníbal Álvarez Bouquel en el panorama del Madrid isabelino”, P+C, proyecto y ciudad: revista de temas de arquitectura, 1 (2010), págs. 45-56.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

MANICOMIO MODELO, 1846

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

BANCO DE FOMENTO, CALLE DE ALCALÁ, 12.  (DESAPARECIDA), 1846-1847.

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

BUSTOS JUEZ, CARLOTA, “La obra arquitectónica de Aníbal Álvarez Bouquel en el panorama del Madrid isabelino”, P+C, proyecto y ciudad: revista de temas de arquitectura, 1 (2010), págs. 45-56.

 

NAVASCUÉS PALACIO, PEDRO, Arquitectura y arquitectos del siglo XIX. Madrid: Instituto de Estudios Madrileños, CSIC, 1973.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

REFERENCIA DOCUMENTAL

 

A.V.M. Obras privadas, 4-48-58

 

CASA EN LA PLAZA DE SANTO DOMINGO 12, 1847 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

CASA-PALACIO DEL BANQUERO BERNAR, CARRERA DE SAN JERÓNIMO, 38 (DESAPAR.), 1847 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

CASA CALLE TUDESCOS, 10 (DÉCADA 1840)

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

LÓPEZ OTERO, MODESTO, “Don Aníbal Álvarez Bouquel”, Revista Nacional de Arquitectura, 83 (1948), pág. 465.

 

CASA CALLE PRÍNCIPE, 15 (DÉCADA 1840)

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

LÓPEZ OTERO, MODESTO, “Don Aníbal Álvarez Bouquel”, Revista Nacional de Arquitectura, 83 (1948), pág. 465.

 

CASA DEL CAFÉ SUIZO Y LA GRAN PEÑA, CALLE ALCALÁ C/V CALLE SEVILLA (DESAPARECIDA) (DÉCADA 1840)

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

LÓPEZ OTERO, MODESTO, “Don Aníbal Álvarez Bouquel”, Revista Nacional de Arquitectura, 83 (1948), pág. 465.

 

PALACIO DEL DUQUE DE SEVILLANO (DESAPARECIDO, APERTURA GRAN VÍA) (DÉCADA 1840)

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

LÓPEZ OTERO, MODESTO, “Don Aníbal Álvarez Bouquel”, Revista Nacional de Arquitectura, 83 (1948), pág. 465.

 

CASA-PALACIO DE MARÍA AMALIA DE AGUIRRE Y JOSÉ MARÍA EZPELETA (CONOCIDO COMO PALACIO DEL MARQUÉS DE CAMPO REAL O PALACIO DEL MARQUÉS DE PERINAT) CALLE DEL PRADO, 26 (REFORMA), 1850

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

LASSO DE LA VEGA ZAMORA, MIGUEL, SANZ HERNANDO, ALBERTO, RIVAS QUINZAÑOS, PILAR, Palacios de Madrid, Madrid: Consejería de Cultura y Turismo, 2010, pág. 340.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

VIVIENDAS EN LA CALLE PRADO 22, 1850

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

NAVASCUES PALACIO, PEDRO, Arquitectura y arquitectos del siglo XIX. Madrid: Instituto de Estudios Madrileños, CSIC, 1973.

 

MONUMENTO EFÍMERO EN HONOR DE ISABEL II (DIRECCIÓN), 1852 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

NAVASCUES PALACIO, PEDRO, Arquitectura y arquitectos del siglo XIX. Madrid:Instituto de Estudios Madrileños, CSIC, 1973.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, Los estilos medievales en la arquitectura madrileña del siglo XIX (1780-1868), tesis doctoral, (dir.

 

JOSÉ MARÍA DE AZCÁRATE RISTRORI), Madrid: Universidad Complutense, 1992, págs. 673-683.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Fiestas reales y arquitectura en el Madrid de Isabel II”, Goya, 229-230 (1992), págs.77-88.

 

HOSPITAL DE LA PRINCESA (DESAPARECIDO), 1852 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

ÁLVAREZ-SIERRA, J., Los hospitales de Madrid de ayer y de hoy, Madrid: Artes Gráficas Municipales, 1952.

 

NAVASCUES PALACIO, PEDRO, Arquitectura y arquitectos del siglo XIX. Madrid: Instituto de Estudios Madrileños, CSIC, 1973.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

REFERENCIA DOCUMENTAL

 

A.V.M, Obras privadas, 2-198-2

 

Gaceta de Madrid, 1852, febrero, 12.

 

LAURENT, JEAN, Madrid. Fachada principal del Hospital de la Princesa. ca. 1908. Tarjetas postales Inv. 31267. MUSEO DE HISTORIA DE MADRID.

 

MUSEO DEL PRADO. ACONDICIONAMIENTO DE SALAS EN EL ÁTICO PARA EXPOSICIONES, 1857.

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

MOLEÓN GAVILANES, Pedro, Proyectos y obras para el Museo del Prado. Fuentes documentales para su historia, Madrid, Museo del Prado, 1996.

 

PALACIO REAL, Jardín Colgado, galería este, plaza de armas (atribuido) entre 1857-1859

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

BUSTOS JUEZ, CARLOTA, “La obra arquitectónica de Aníbal Álvarez Bouquel en el panorama del Madrid isabelino”, P+C, proyecto y ciudad: revista de temas de arquitectura, 1 (2010), págs. 45-56.

 

MARTÍNEZ DÍAZ, ÁNGEL. El entorno urbano del Palacio Real Nuevo de Madrid, 1735/1885, tesis doctoral, (dir. javier ortega vidal). Madrid: Universidad Politécnica, 2004

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

REFERENCIA DOCUMENTAL

 

ARCHIVO GENERAL DE PALACIO (AGP), Plano 5952. Proyecto de jardín colgado, cubierto de cristal, para la galería del Este del Palacio Real. Fachada a la Calle Bailén.

 

A.G.P, Planos, 6111. Proyecto de jardín colgado, cubierto de cristal, para la galería del Este del Palacio Real. Planta

 

A.G.P, Planos, 10519.  Proyecto de jardín colgado, cubierto de cristal, para la galería del Este del Palacio Real. Fachada a la Plaza de Armas.

 

FUENTE DEL ALMENDRO, MONTAÑA DEL PRÍNCIPE PÍO (PROYECTO DE REFORMA), ENTRE 1857-1859

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

MARTÍNEZ DÍAZ, ÁNGEL. El entorno urbano del Palacio Real Nuevo de Madrid, 1735/1885. Tesis doctoral, (dir. javier ortega vidal), Madrid: Universidad Politécnica, 2004.

 

REFERENCIA DOCUMENTAL

 

A.G.P, Planos, 3947, 3948. Proyecto para la reforma de la fuente del Almendro.

 

PUERTA DEL SOL (PROYECTO DE REFORMA), 1858 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

CASA PARA LA ADMINISTRACIÓN DEL REAL HOSPITAL DEL BUEN SUCESO, CARRERA DE SAN JERÓNIMO, 3, 1858-1860. 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

BUSTOS JUEZ, CARLOTA, “La obra arquitectónica de Aníbal Álvarez Bouquel en el panorama del Madrid isabelino”, P+C, proyecto y ciudad: revista de temas de arquitectura, 1 (2010), págs. 45-56.

 

NAVASCUES PALACIO, PEDRO, Arquitectura y arquitectos del siglo XIX. Madrid: Instituto de Estudios Madrileños, CSIC, 1973.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

REFERENCIA DOCUMENTAL

 

A.V.M., Obras privadas, 4-212-8

 

IGLESIA Y HOSPITAL DEL BUEN SUCESO (PROYECTO), 1859. 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, Los estilos medievales en la arquitectura madrileña del siglo XIX (1780-1868), tesis doctoral, (dir. José MarÍa de Azcárate Ristrori), Madrid: Universidad Complutense, 1992, págs. 822-824.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “La iglesia madrileña del Buen Suceso en el siglo XIX: proyectos para su reconstrucción”, en Goya, 240 (1994), págs. 330-341

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018.

http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

SANCHO, J. L. “Real Patronato del Buen Suceso”, La arquitectura de los Sitios Reales. Catálogo Histórico de los Palacios, Jardines y Patronatos Reales del Patrimonio Nacional. Madrid: Editorial Patrimonio Nacional, 1995, págs. 175-182.

 

REFERENCIA DOCUMENTAL

 

A.G.P, planos, 961. Croquis de la distribución.

A.G.P, Planos, 3942. 1859. Planta de la Iglesia y Hospital del Buen Suceso A.G.P, Planos, 4520. 1859. Alzado de la Iglesia del Buen Suceso

A.G.P, Planos, 4535. [1859] Proyecto de una iglesia en el solar del Buen Suceso. Alzado de la fachada que da a la Carrera de San Jerónimo

 

BIBLIOTECA NACIONAL (PROYECTO), 1859

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

MOLEÓN GAVILANES, PEDRO, De Pasadizo a palacio. Las casas de la Biblioteca Nacional, Madrid: Biblioteca Nacional de España, 2017.

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, Los estilos medievales en la arquitectura madrileña del siglo XIX (1780-1868), tesis doctoral, (dir. José MarÍa de Azcárate Ristrori), Madrid: Universidad Complutense, 1992, págs. 822 y ss

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

PANTEÓN DE LOS MARQUESES DE ESPEJA, SACRAMENTAL DE SAN LUIS (DESAPARECIDO), CA. 1860. 

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “Aníbal Álvarez Bouquel”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018.http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

SAGUAR QUER, CARLOS.“Una gran obra olvidada de Narciso Pascual y Colomer: el cementerio de la Sacramental de San Luis”, Academia, 68 (1989), págs. 328-329.

 

CASA-PALACIO, CARRERA DE SAN JERÓNIMO, 30-32, 1866.

 

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

 

PANADERO PEROPADRE, NIEVES, “ANÍBAL ÁLVAREZ BOUQUEL”, Diccionario biográfico español de la Real Academia de la Historia, Madrid, 2009, vol. III, p. 475. Ed. digital, Madrid, 2018. http://dbe.rah.es/biografias/19471/anibal-alvarez-bouquel

 

MARÍA MAGDALENA MERLOS ROMERO.

FECHA DE REDACCIÓN. 15 DE OCTUBRE DE 2019

FECHA DE REVISIÓN. 1 DE NOVIEMBRE DE 2019

X